Month: April 2020

Hacer gárgaras con sal no previene ni mata al Coronavirus

¡En 7 días el Peru puede vencer al coronavirus! ¡Sin gastar ni un centavo (sic)”, dice el texto que acompaña a un video publicado en Facebook el 4 de abril pasado, compartido más de 70.000 veces, donde un hombre explica por qué se deben hacer gárgaras con sal para combatir el nuevo coronavirus. Sin embargo, expertos consultados descartan que esta solución sea efectiva contra el nuevo coronavirus. El consejo, que puede aliviar algunos síntomas de la enfermedad, tampoco figura entre las recomendaciones preventivas de la Organización Mundial de la Salud contra el COVID-19.

“Le explicábamos que tenía que hacer gárgaras de sal permanentemente después de lavarse la boca, antes de acostarse y al levantarse, o al salir a la calle y regresar. ¿Por qué le decíamos esto? Porque ya sabíamos el mecanismo de acción de la hidroxicloroquina: que iba al alveolo, modificaba el pH, y el virus moría”, dice el hombre durante el video que en Facebook suma más de 1 millón de reproducciones (12).

La secuencia figura también en YouTube (1234), con al menos 38.000 reproducciones, Instagram  (1234), con unas 64.000, y Twitter (12). A su vez, fue enviado para su análisis al WhatsApp de AFP Factual.

La persona que habla en el video se identifica como Juan Panay Centeno, químico farmacéutico. Sus títulos universitarios están registrados en la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), como se puede ver aquí.

Al buscar su nombre en el registro nacional del Colegio Químico Farmacéutico de Perú, figura como colegiado. Hasta el momento de esta publicación, la AFP no ha conseguido comunicarse con el Colegio para obtener una vocería. Sin embargo, desde la sección de Lima, emitieron un comunicado el 7 de abril donde alertan sobre “supuestos tratamientos que dicen prevenir o curar la infección por el virus COVID-19 (…) Rechazamos cualquier información que induzca a a asumir una decisión terapéutica que no se sustente en evidencia  científica”.

Por otro lado, en el Registro Nacional de Trabajos de Investigación (dependiente de la Sunedu), se puede encontrar su tesis de maestría en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

© Proporcionado por AFPCaptura de pantalla realizada el 6 de abril de 2020 de una publicación en Facebook

En la secuencia, el protagonista del video interpela directamente al presidente de Perú y al Ministerio de Salud (MINSA) para que llamen a la población hacer gárgaras de sal. AFP Factual se contactó con la Dirección General de Comunicaciones del MINSA, quienes aseguraron que las afirmaciones del video sobre la efectividad de hacer gárgaras de sal son falsas. De hecho, dichas afirmaciones no figuran en las recomendaciones entregadas en su sitio web

El protagonista del video menciona como fuente de información este artículo del diario español El País: “Hoy, 3 de abril, el diario El País publicó un trabajo de Alemania, de una prestigiosa universidad alemana, que dice literalmente… ‘Muestra que el virus se replica no solo en los pulmones como el SRAS 2002, si no que también se replica de manera activa en la garganta’”.

La publicación del medio español se refiere al seguimiento que hizo el doctor alemán Clemens Wendtner a nueve de sus pacientes y cuyos resultados publicó en la revista Nature, donde a grandes rasgos, señala que el nuevo coronavirus puede llevar su proceso de replicación invadiendo células presentes en la garganta -y no solo en los pulmones. Sin embargo, como otras  hipótesis relativas al nuevo coronavirus, aún está en estudio y, de todas maneras, el artículo no hace mención a realizar gárgaras con sal.

© Proporcionado por AFP

AFP Factual consultó a la químico farmacéutica Olosmira Correa, docente de la Universidad de Chile. Por escrito, explicó que las gárgaras con mezcla de agua y sal puede aliviar los síntomas del nuevo coronavirus, pero no prevenir. Respecto al efecto sobre el pH, también aseguró que la explicación es errónea: “Es complejo explicarlo, pero el pH es regulado en forma interna y no por usar una solución de sal (…) Que el virus se queda en la garganta también es erróneo. Los virus interactúan con las células, se incorporan a ellas, no quedan flotando”.

En el video viralizado, Juan Panay también asegura lo siguiente: “Le explicábamos que tenía que hacer gárgaras de sal permanentemente (…) ¿Por qué le decíamos esto? Porque ya sabíamos el mecanismo de acción de la hidroxicloroquina: que iba al alveolo, modificaba el pH, y el virus moría. Solo por modificación del pH (…) Entonces, al hacer gárgaras de sal, obviamente iba a cambiar el pH de su  garganta y el virus no iba a reposarse para replicar”. 

Al respecto, desde la Universidad Católica de Chile, el docente de la Facultad de Química y Farmacia Cristian Paredes explicó que la hidroxicloroquina “es un fármaco que nació como tratamiento contra la malaria. Ahora algunos estudios franceses la proponen como una alternativa de tratamiento frente a la COVID-19”. 

Efectivamente, explicó Paredes, la hidroxicloroquina “actúa modificando el pH pero en ciertos compartimentos de la célula, pero el agua con sal no modifica el pH”. 

Además, agregó: “el consumo de sal en la cantidad que se propone en el video puede ser riesgoso para pacientes en tratamiento antihipertensivo o con riesgo de desarrollar presión arterial elevada”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por otro lado, se refiere en su sitio web a los presuntos resultados de enjuagar la nariz con una solución salina: “No hay pruebas que indiquen que esta práctica proteja de la infección por el nuevo coronavirus. Aunque algunas pruebas indican que enjuagarse la nariz regularmente con solución salina puede acelerar la recuperación tras un resfriado común, no se ha demostrado que prevenga las infecciones respiratorias”.

No es la primera vez ni el único idioma en que ha circulado este consejo. Ya en enero pasado, el servicio de verificación de la AFP en Hong Kong publicó este artículo luego de que circularan cientos de publicaciones en Facebook y Weibo (red social de China) asegurando que el médico experto en enfermedades respiratorias Zhong Nanshan recomendaba aplicar esta solución salina en la garganta para evitar el contagio por el nuevo coronavirus.

En aquella ocasión el hospital de la Universidad Médica de Guangzhou, donde trabaja el doctor Zhong Nanshan, aseguró que las publicaciones eran inexactas. En su perfil de Weibo, publicaron lo siguiente: 

“El equipo del académico Zhong en nuestro hospital rechaza oficialmente el rumor: la solución salina ayuda a limpiar la boca y la garganta, y es útil para curar la faringitis. Sin embargo, el nuevo coronavirus invade el tracto respiratorio, que no se puede limpiar con enjuague bucal. En segundo lugar, ningún hallazgo actual ha sugerido que el agua con sal pueda matar al nuevo coronavirus. Por favor, no crea ni difunda el rumor. Gracias”.

Por otro lado, la OMS explicó en ese entonces en un correo electrónico a la AFP que no existe evidencia que respalde este consejo sobre hacer gárgaras con agua y sal. 

Hasta el 7 de abril de 2020, en Perú se registran 2.954 personas contagiadas con el nuevo coronavirus, 107 fallecidos y 1.231 casos dados de alta.

En conclusión, no existe evidencia científica que respalde que las gárgaras de sal ayudan a combatir el contagio por el nuevo coronavirus. Los efectos de la sal tampoco se relacionan con el ingreso del virus a una célula, según especialistas consultados.

Fuente: MSN/AFP

Conozca el detalle que ayudó a Alemania a defenderse del Coronavirus

Durante un almuerzo de enero en una empresa de autopartes, un trabajador le pidió a un colega que le pasara la sal. Además del salero, en ese momento, compartieron el nuevo coronavirus, según la conclusión de los científicos.

El hecho de que su interacción haya sido documentada es el resultado de un intenso escrutinio, parte de una rara historia de éxito en la lucha mundial contra el virus.

Los compañeros de trabajo fueron los vínculos iniciales en lo que fue la primera cadena documentada de múltiples transmisiones de humano a humano fuera de Asia de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus.

Ambos trabajaban para el proveedor de piezas de automóviles Webasto Group de Stockdorf, una ciudad alemana de 4.000 habitantes cerca de Múnich.

La compañía fue puesta bajo el microscopio global después de que reveló que a una de sus empleadas, una mujer china, se le detectó el virus y lo había llevado a la sede de Webasto. Allí lo transmitió a sus colegas, descubrieron los científicos, incluso a una persona que almorzaba en la cafetería y con la que la paciente china no tuvo contacto.

La escena del 22 de enero es una de las decenas de incidentes cotidianos que los científicos han registrado durante una búsqueda médica para rastrear, evaluar y aislar a los trabajadores infectados, para que el gobierno regional de Baviera pueda detener la propagación del virus.

La cacería ha ayudado a Alemania a ganar un tiempo valioso para fortalecer sus defensas contra el COVID-19, la enfermedad que causa el coronavirus.

El tiempo que consiguió Alemania puede haber salvado vidas, dicen los científicos.

El primer brote de COVID-19 transmitido localmente comenzó antes que el de Italia, pero Alemania ha tenido muchas menos muertes.

La primera transmisión local detectada de Italia fue el 21 de febrero. Para entonces, el Ministerio de Salud de Alemania había iniciado una campaña de información y ya había una estrategia del gobierno para abordar el virus que dependería de pruebas generalizadas.

En Alemania, hasta el momento, más de 2.100 personas han muerto por COVID-19. En Italia, con una población más pequeña, el total supera los 17.600.

“Aprendimos que debemos rastrear meticulosamente las cadenas de infección para interrumpirlas”, dijo a Reuters Clemens Wendtner, el médico que trató a los pacientes de Múnich.

Wendtner se asoció con algunos de los principales científicos de Alemania para abordar lo que se conoció como el ‘grupo de Múnich’, y asesoraron al gobierno bávaro sobre cómo responder.

Bavaria abrió el camino con las cuarentenas, que se extendieron al país el 22 de marzo.

Los científicos, incluido el director médico de Inglaterra, Chris Whitty, han reconocido que las pruebas tempranas y generalizadas de Alemania disminuyeron la propagación del virus. “Todos sabemos que Alemania se adelantó en términos de su capacidad para realizar pruebas de detección del virus y hay mucho que aprender de eso”, dijo Witty en televisión a principios de esta semana.

Christian Drosten, el principal virólogo del hospital Charite de Berlín, dijo que Alemania se benefició de que hubiera pronto un grupo con claridad. “Debido a que teníamos esta cohorte de Munich desde el principio (…) quedó claro que con un gran esfuerzo podríamos inhibir esta propagación aún más”, dijo en un podcast diario para la radio NDR en el coronavirus.

Drosten, quien se negó a ser entrevistado para esta historia, fue uno de los más de 40 científicos involucrados en los escrutinios del grupo. Su trabajo fue documentado en forma preliminar en un documento de trabajo a fines del mes pasado. El documento, aún no revisado por pares, fue compartido en el sitio de NDR.

Diarios electrónicos

Fue el lunes 27 de enero cuando Holger Engelmann, CEO de Webasto, dijo a las autoridades que una de sus empleadas había dado positivo por el nuevo coronavirus. La mujer de Shanghái asistió a reuniones en la sede de la empresa.

Los padres de la mujer, de Wuhan, la habían visitado antes de que ella viajara el 19 de enero a Stockdorf, según el registro. Mientras estaba en Alemania, sintió dolores inusuales en el pecho y la espalda y se cansaba durante toda la estadía. Pero ella atribuyó los síntomas al desfase horario.

Se puso febril en el vuelo de regreso a China, dio positivo después del aterrizaje y fue hospitalizada. Sus padres también dieron positivo. Ella les contó a los gerentes el resultado y le enviaron un correo electrónico al presidente ejecutivo.

En Alemania, Engelmann dijo que inmediatamente estableció un equipo de crisis que alertó a las autoridades médicas y comenzó a tratar de localizar a los miembros del personal que habían estado en contacto con su colega china.

El mismo presidente ejecutivo estaba entre ellos. “Solo cuatro o cinco días antes de recibir la noticia, le había dado la mano”, dijo.

Ahora conocido como el “caso cero” de Alemania, la paciente de Shanghai es una “empleada de gestión de proyectos probada y con una larga historia” que Engelmann conoce personalmente, dijo a Reuters.

La compañía no ha revelado su identidad ni la de otras personas involucradas porque, han dicho, el anonimato alienta al personal a cooperar con los esfuerzos de Alemania para contener el virus.

La tarea de encontrar quién tuvo contacto con ella fue más fácil gracias a los calendarios electrónicos de los trabajadores de Webasto; en su mayor parte, todo lo que necesitaban los médicos era consultar las citas del personal.

Accesos cerrados en el Aeropuerto Internacional de Múnich, Alemania, 7 abr 2020 (REUTERS/Andreas Gebert) (Andreas Gebert/)

© Proporcionado por Infobae Accesos cerrados en el Aeropuerto Internacional de Múnich, Alemania, 7 abr 2020 (REUTERS/Andreas Gebert) (Andreas Gebert/)

Fue un golpe de suerte”, dijo Wendtner, el médico que trató a los pacientes de Munich. “Obtuvimos toda la información que necesitábamos del personal para reconstruir las cadenas de infección”.

Por ejemplo, el caso #1, la primera persona en Alemania infectada por la mujer china, se sentó junto a ella en una reunión en una pequeña habitación el 20 de enero, escribieron los científicos.

Cuando los datos del calendario estaban incompletos, dijeron los científicos, a menudo podían usar la secuencia del genoma completo, que analiza las diferencias en el código genético del virus de diferentes pacientes, para mapear su propagación.

Al seguir todos estos enlaces, descubrieron que el caso #4 había estado en contacto varias veces con el paciente de Shanghái. Luego, el caso #4 se sentó de manera consecutiva con un colega en la cafetería.

Cuando ese colega le volvió a pedir la sal, dedujeron los científicos, el virus pasó de uno a otro: se convirtió en el caso #5.

Webasto dijo el 28 de enero que estaba cerrando temporalmente su sitio de Stockdorf. Entre el 27 de enero y el 11 de febrero, se identificaron un total de 16 casos de COVID-19 en el grupo de Munich. Todos menos uno desarrollaron los síntomas.

Todos los que dieron positivo fueron enviados al hospital para que pudieran ser observados y los médicos pudieran aprender de la enfermedad.

Baviera cerró la actividad pública a mediados de marzo. Desde entonces, Alemania ha cerrado escuelas, tiendas, restaurantes, parques infantiles e instalaciones deportivas, y muchas compañías han bajado la cortina para ayudar a la causa.

Fuente: Infobae.com

El COVID-19 ya ha matado a más de 100.000 personas en el mundo

La pandemia del coronavirus ya ha segado la vida de más de 100.000 personas en el mundo y superado los 1,6 millones de contagios. Las cifras, actualizadas este viernes por el centro de datos de la Johns Hopkins University, la principal referencia de ámbito global, supone romper una de esas barreras simbólicas de los números redondos, pero es tan solo una aproximación, ya que expertos de varios países reconocen que muchos pacientes han fallecido sin haber sido diagnosticados y, la transparencia de otros, como China, deja tanto que desear que la información que proporcionan queda en tela de juicio.

La catástrofe comenzó a fraguarse a finales de 2019. El 31 de diciembre, las autoridades chinas notificaron 27 casos de una neumonía de origen desconocido, siete de ellos graves, aparentemente vinculados con un mercado Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes. Apenas 100 días después, un mundo que no reaccionó a tiempo afronta la mayor emergencia sanitaria en un siglo, la mayor sacudida que desde la Segunda Guerra Mundial, con efectos devastadores en la salud, la economía y la cooperación Internacional.

Son 102.126 muertos, según los datos de este viernes a las cinco de la tarde (hora de la costa Este de EE UU) y 1,68 millones de contagiados en un total de 185 países, pero las cifras se quedan caducas enseguida. Estados Unidos se ha colocado a la triste cabeza de la pandemia y concentra casi uno de cada tres contagiados por el Covid-19, un total de 486.994 casos confirmados, pero el ratio de incidencia en términos de población queda muy lejos de España o Italia. EE UU sufre 141 contagiados por cada 100.000 habitantes, mientras que España, con total de 157.053, lidera el ratio con 327 por cada 100.000. Italia acumula 237 por cada 100.000.

Se han levantado hospitales de campaña en centro de convenciones, como el de Ifema, en Madrid; se han abierto dos nuevas fosas en Hart’s Island, Nueva York, el parque donde acaban enterrados normalmente esos a los que nadie reclama; se han cerrado las fronteras y se espera la mayor recesión económica global desde la Gran Depresión de hace casi un siglo.

Ahora, la ralentización en el número de nuevos pacientes -eso que la jerga de esta crisis ya ha denominado “aplanar la curva” de crecimiento- está alimentando las esperanzas y los cálculos sobre cuándo reabrir la economía de los países. España, por ejemplo, ha informado este viernes de 605 nuevos fallecidos, la cifra más baja desde el 24 de marzo. Pero el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, advirtió este viernes contra una suavización prematura de las medidas: “Deseamos como el que más ver el fin de los confinamientos, pero si se hace demasiado deprisa puede producirse un repunte mortal”.

Es la misma alerta que lanzan los epidemiólogos de los países. En Estados Unidos, las medidas de confinamiento implementadas han empezado a surtir efecto y la proyección de víctimas mortales por la pandemia ronda ahora las 60.000, cuando hace poco más de una semana calculaban entre 100.000 y 240.000.

“Dicho esto -advirtió- será mejor que tengamos cuidado y nos digamos ‘ok, nos está yendo tan bien que podemos parar”, dijo el jueves el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y hombre clave en el grupo de trabajo de la Casa Blanca para la crisis. El Estado de Nueva York, epicentro de la crisis en EE UU, ya tiene más casos que toda España, con menos de la mitad de población.

El Covid-19 es un virus nuevo, sin vacuna ni tratamiento específico, que la comunidad científica trata de conocer a marchas forzadas. No está claro cómo puede mutar ni si realmente desaparecerá con el aumento de las temperaturas este verano.

Gobiernos que trataron de minimizar la gravedad del virus han tenido que acabar por aceptar una hibernación de sus economías que no habían imaginado ni en sus peores pesadillas políticas.

Es el caso de Donald Trump, pero también del primer ministro británico. Boris Johnson, que comenzó defendiendo una política favorable a la actividad económica y de menor intervención posible, para acabar sufriendo el Covid-19 en sus propias carnes. Acaba de dejar la unidad de cuidados intensivos.

En Wuhan han tardado 76 días en vivir su primer día de libertad, pero es una libertad frágil, con muchas limitaciones, y temerosa de una segunda ola. Donald Trump quería “reabrir” el país para este domingo, día de Pascua, pues le parecía un buen símbolo. Ya tiene claro que no será así. La ciudad de Los Ángeles, de momento, acaba de extender el confinamiento hasta el 15 de mayo. Italia lo acaba de anunciar hasta el 3.

Y el Gobierno de España ya ha avanzado que pedirá una prórroga del estado de alarma después del 26 abril. Los científicos tienen claro que, después de los primeros 100.000 muertos, vienen muchos miles más.

Fuente: El País.es/Amanda Mars

Reserva federal ofrecerá hasta USD 2.3 billones en préstamos

La Reserva Federal está tomando medidas adicionales para ofrecer hasta 2,3 billones de dólares en préstamos a hogares y empresas estadounidenses, así como gobiernos municipales asediados por la pandemia de coronavirus.

La Fed dijo que activará un programa de préstamos autorizado por la ley CARES, el paquete de rescate económico más grande que haya aprobado el Congreso estadounidense.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que la función del banco central era “proporcionar todo el alivio y estabilidad que podamos durante este período de actividad económica restringida”.

Powell dijo en un webcast de la Brookings Institution que la Fed tiene toda la intención de usar sus poderes “de manera enérgica, proactiva y agresiva hasta tener la certeza de que nos encontramos en camino de la recuperación”.

Dijo que hay “razones para creer que el rebote económico, cuando venga, puede ser robusto” porque la economía funcionaba bien antes del ataque del virus.

En respuestas a las preguntas después de su discurso, Powell no dijo concretamente cuándo cree que comenzaría la recuperación, pero insinuó que podría ser en el segundo semestre de este año.

“Cuando el virus se haya agotado, podemos prever un rebote bastante rápido a medida que la gente regresa al trabajo”, dijo Powell. Pero sostuvo que ese desenlace depende de que la gente “se quede en casa y conserve la salud” por ahora.

Powell dijo no temer por ahora que el dinero inyectado en la economía por la ley CARES y los préstamos de la Fed alimenten la inflación.

Dijo que algunos temían una inflación descontrolada cuando la Fed compraba bonos por valor de miles de millones de dólares para respaldar la economía después de la crisis financiera de 2008. Pero durante más de una década la inflación ha sido muy baja, inferior al blanco de la Fed del 2%.

Entre otras medidas que tomó el jueves, el banco central activó una línea de préstamos para gobiernos municipales y apoyo adicional al programa de protección de salarios, presentado por la Administración de Pequeñas Empresas la semana pasada. El programa otorga préstamos a empresas con menos de 500 empleados.

Fuente: AP


Tribunal: Puertorriqueños tienen derecho al Seguro Social Suplementario

El Tribunal de Primer Circuito de Apelaciones de Boston revalidó la decisión tomada hace un año por el juez presidente del Tribunal federal de Distrito, Gustavo Gelpí, que determina que los puertorriqueños tienen derecho al Seguro Social Suplementario.

“La exclusión de los residentes de Puerto Rico (al derecho de Seguro Social Suplementario) no está relacionada racionalmente con un interés del gobierno”, declaró el Tribunal federal de Apelaciones, en una conclusión impartida por los jueces Juan Torruella, Jeffrey Howard y Ojetta Rogeriee Thompson.

La demanda fue radicada inicialmente por el gobierno de Estados Unidos contra José Luis Vaello Madero quien vivía en los Estados Unidos, pero continuó recibiendo su beneficio de Seguro Social Suplementario luego de haberse mudado a la isla.

De esta forma, el gobierno federal no podría eximir a los puertorriqueños en relación a los beneficios del Seguro Social Suplementario.

Fuente: Metro Puerto Rico

OMS teme “un rebrote mortal” del coronavirus si se levantan confinamientos demasiado rápido

Un levantamiento demasiado rápido de las restricciones de confinamiento impuestas contra la pandemia de COVID-19 podría conducir a un “rebrote mortal” del nuevo coronaviurs, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) este viernes.

“Como todo el mundo, la OMS quiere que se levanten las restricciones. Al mismo tiempo, levantar las restricciones demasiado rápidamente podría conducir a un rebrote mortal. El reflujo [de la pandemia] puede ser tan peligroso como su propagación si no se gestiona de forma adecuada”, declaró el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una rueda de prensa virtual en Ginebra.

A propósito, estas son las principales acciones emprendidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde la aparición del nuevo coronavirus, a finales de diciembre en China, hasta la declaración de la pandemia, el 11 de marzo. Tras haber sido fuertemente criticada por Estados Unidos, que acusó a la organización de no haber previsto el alcance de la epidemia con suficiente celeridad y de haber escondido su gravedad, la OMS divulgó esta cronología el 9 de abril, cien días después de que le informaran del primer caso de la enfermedad de COVID-19.

Primer foco en Wuhan

El 31 de diciembre de 2019, China revela la existencia de un foco de casos de neumonía en Wuhan, en la provincia de Hubei. En total, se informa de 44 casos, 11 de los cuales, graves. El 1 de enero de 2020, la OMS activa en su sede de Ginebra una célula de gestión de crisis, y “coloca a la organización en modo emergencia”. 

El 4 de enero, la OMS anuncia en las redes sociales “la existencia de un foco de neumonía -sin decesos- en Wuhan” y el 5 publica su primer boletín informativo sobre el virus. 

El 10 de enero, la OMS divulga una guía técnica, dirigida a los 194 Estados miembros de la organización, sobre cómo detectar, hacer pruebas y gestionar potenciales casos. En ese momento, los datos científicos apuntan a “una transmisión de humano a humano nula o limitada”, según la OMS.

Primeros casos en el extranjero

El 11 de enero, China transmite a la OMS la secuencia genética del COVID-19. Dos días después, Tailandia anuncia el primer caso importado a su territorio.

El 14 de enero, Maria van Kerkhove, una de las responsables de la gestión de la epidemia, reconoce en una rueda de prensa que podría haber una “transmisión entre humanos limitada” y que existe un riesgo de propagación. Basa su observación en los 41 casos confirmados hasta la fecha, “sobre todo entre familiares”, precisa la OMS.

El 20 y el 21 de enero, expertos de la OMS de China y de la región del Pacífico Oeste visitan Wuhan.

El 22 de enero, constatan la transmisión entre humanos en Wuhan, si hay un contacto próximo, como dentro de una unidad familiar y en el marco de la atención médica, aunque matizan que “se necesitan más investigaciones para entender el mecanismo completo de esta transmisión”. 

El 22 y el 23 de enero, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, convoca un comité de emergencia, constituido por expertos independientes, para saber si hay que declarar una “emergencia sanitaria pública de alcance internacional”. El comité no alcanza el consenso necesario y acuerda volver a reunirse diez días después. 

El 28 de enero, una delegación de la OMS liderada por Tedros sale hacia China. La OMS y el presidente chino, Xi Jinping, acuerdan desplegar sobre el terreno un equipo de científicos internacionales.

De la emergencia a la pandemia

El 30 de enero, la OMS declara que la epidemia del nuevo coronavirus es una “emergencia de salud pública de alcance internacional”.

Del 16 al 24 de febrero, una misión científica con expertos de Estados Unidos, China, Alemania, Japón, Corea del Sur, Nigeria, Rusia, Singapur y Canadá visita Wuhan.

El 24 de febrero, un equipo de expertos de la OMS y del Centro Europeo de Prevención y de Control de Enfermedades viaja a Italia, que se convertirá, después de China, en el epicentro de la epidemia.

El 11 de marzo, la OMS declara la pandemia pese a que, subraya, el “90% de los casos se hayan registrado únicamente en cuatro países, 81 países no hayan registrado ningún caso y 57 países hayan detectado 10 casos o menos”. 

Fuente: MSN.com

¿Quiénes recibirán los $1,200 del gobierno?

Por Ray Cruz:

El Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos ha publicado una guia donde se le indica a las personas quienes son los que pueden recibir el dinero del estimulo dado por el gobierno. El IRS en su pagina de internet indica lo siguiente:

¿Quién es elegible para el pago de impacto económico?


respuesta: Ciudadanos estadounidenses o extranjeros residentes (Green Card) que:

  • Tengan un número de seguro social válido,
  • Que no sea reclamado como dependiente de otro contribuyente.
  • Tener un ingreso bruto por debajo de ciertos límites.

¿Quién recibirá el pago de impacto económico automáticamente sin tomar medidas adicionales?

  • Personas que presentaron un impuesto federal para 2018 o 2019
  • Individuos que reciben beneficios de jubilación, discapacidad (SSDI) o de sobreviviente del Seguro Social
  • Personas que reciben beneficios de jubilación ferroviaria

¿Quienes deben de suministrar información para poder enviarle el dinero?

Ciudadanos estadounidenses elegibles o residentes permanentes que:

Tuvieron ingresos brutos que no superaron los $ 12,200 ($ 24,400 para parejas casadas) para 2019
De lo contrario, no se nos exigió presentar una declaración de impuestos federales para 2019.
Puede proporcionar la información necesaria al IRS de manera fácil y rápida sin costo alguno a través de los no declarantes:

Ingrese la información de pago. Utilizaremos esta información para determinar su elegibilidad y el monto del pago y enviarle un Pago de Impacto Económico. Después de proporcionar esta información, no necesitará realizar ninguna acción adicional.

Información que deberá proporcionar


  1. Nombre completo, dirección postal actual y una dirección de correo electrónico.

  2. Fecha de nacimiento y número de seguro social válido
    Número de cuenta bancaria, tipo y número de ruta.

  3. Número de identificación personal de protección de identidad (PIN de IP) que recibió del IRS a principios de este año, si tiene uno.

  4. Licencia de conducir o identificación emitida por el estado, si tiene una.

  5. Para cada hijo calificado: nombre, número de Seguro Social o número de identificación del contribuyente de adopción y su relación con usted o su cónyuge.

Siga estos pasos para proporcionar su información: ENTRE AQUI

Cree una cuenta proporcionando su dirección de correo electrónico y número de teléfono; y establecer una identificación de usuario y contraseña.


Se lo dirigirá a una pantalla donde ingresará su estado civil (Soltero o Casado que presenten conjuntamente) e información personal.


Nota: Asegúrese de tener un número de Seguro Social válido para usted (y su cónyuge si estaba casado a fines de 2019) a menos que esté presentando “Casado presentando una declaración conjunta” con un miembro militar de 2019.

Asegúrese de tener un número de Seguro Social válido o un Número de identificación de contribuyente de adopción para cada dependiente que desee reclamar para el Pago de impacto económico.


Marque la “casilla” si alguien puede reclamarlo como dependiente o su cónyuge como dependiente.


Complete su información bancaria (de lo contrario, le enviaremos un cheque).


Se lo dirigirá a otra pantalla donde ingresará información personal para verificar su identidad. Simplemente siga las instrucciones. Necesitará la información de su licencia de conducir (o identificación emitida por el estado). Si no tiene uno, déjelo en blanco.


Recibirá un correo electrónico del Servicio de atención al cliente en Free File Fillable Forms que reconoce que ha enviado su información correctamente o que le indica que hay un problema y cómo corregirlo.

Los formularios rellenables de Free File utilizarán la información para completar automáticamente un Formulario 1040 y transmitirlo al IRS para calcular y enviarle un pago.

PARA CORROBORAR LOS DATOS DE ESTA NOTICIA ENTRE AQUI

Diseñadora Carolina Herrera fabrica mascarillas y batas contra el COVID-19

Carolina Herrera fabrica mascarillas y batas contra el COVID-19. La firma de alta costura ha adaptado su línea de producción de sastrería en España.

La iniciativa de esta casa de diseño fue anunciada por el grupo español Puig, propietario de la firma, y de otras reconocidas marcas como Nina Ricci, Paco Rabanne o Jean Paul Gaultier.

Carolina Herrera

El taller en España realiza este tipo de protecciones a través de dos líneas de producción.

Asimismo, la fabricación de mascarillas y batas destinadas al personal sanitario que, una vez esterilizadas, se entregan en hospitales y centros sanitarios.

También se esta llevando a cabo mascarillas para su utilización en la industria alimentaria.

La linea de la venezolana se encargará de colaborar con las autoridades en la fabricación de material de protección; para lo que ha adaptado la producción de Vacarisses Barcelona para elaborar geles hidroalcohólicos.

Puig es una empresa familiar dedicada a la moda y las fragancias, con sede en Barcelona, fundada en 1914 por Antonio Puig.

La compañía, con unas ventas cercanas a los 2.000 millones de euros anuales, se ha convertido en uno de los gigantes mundiales del sector.

Fuente: Agencias

Gobernador Cuomo advierte que habrá segunda ola del coronavirus en Nueva York

Desde que comenzó la crisis del coronavirus en el estado de Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo, ha repetido una y otra vez que el COVID-19 es un virus tan peligroso, que ante la falta de acciones suficientes para frenarlo, desde el primer día tomó la delantera. Las muertes ya suman en todo el estado 7,844, tras 777 ocurridas en las últimas 24 horas. De ellas 4,778 ocurrieron en la Gran Manzana, y los contagios pasaron de 159,937 a 170,812, con casi 11,000 nuevos casos. Estas eran las cifras más actuales hasta el cierre de esta edición.

La buena noticia en medio de días de intenso luto para Nueva York, según el mandatario estatal, es que las hospitalizaciones continúan manteniéndose estables, con 18,569, un incremento de apenas 1% comparado con el día anterior. Y en las unidades de cuidados intensivos, las cifras comenzaron a disminuir: en las últimas 24 horas hubo 17 pacientes menos.

“Como alguien que busca consuelo en todo este dolor, la nivelación de vidas perdidas es una señal algo esperanzadora”, comentó Cuomo este viernes desde Albany. “La curva actual es mucho menor que cualquier pronóstico”.

Y aunque el mandatario aseguró estar “cuidadosamente optimista”, y explicó una vez más que el número de muertes sigue siendo alto, y seguirá así por varios días, debido a que aquellos pacientes que llevan semanas en cuidados intensivos o que han sido entubados, tienen menos chances de sobrevivir.

Cuomo dijo que muy seguramente una vez las cosas se regularicen, habrá una segunda ola de contagios de coronavirus, por lo que pidió a la gente estar preparados para que el resurgimiento del brote no agarre a nadie fuera de base.

“Si no esperamos una segunda ola o una mutación de este virus, entonces no hemos aprendido nada”, dijo Cuomo, manifestando la urgencia de aprender de los errores para que cuando ese momento llegue el manejo de la situación tenga menos impacto.

“Habrá una segunda ola”

“Miremos a los países que han pasado ya por este proceso de reapertura y veamos qué podemos aprender de ellos. Miremos qué funcionó y qué no, porque casos como Hong Kong y Singapur es verdad que pueden pasar aquí”, comentó Cuomo refiriéndose a la segunda propagación del brote que tuvieron esas naciones, por relajar varias medidas en la primera oleada.

“Antes de tomar pasos (para reabrir todo) asegurémonos de que estamos informados y más advertidos de lo que estábamos en el pasado”, agregó el Gobernador. “Si miramos la pandemia de 1918 estuvo durante 10 meses. Luego hubo una segunda ola, que fue peor porque el virus mutó, y luego hubo una tercera subida… no sabemos la respuesta, eso no es lo que el Estado hace, pero sí sabemos las preguntas y debemos responderlas antes de movernos al otro paso”.

Por ello el líder demócrata hizo un nuevo llamado a los neoyorquinos a no aflojar las normas que hasta ahora han mantenido la curva de contagios con tendencia hacia abajo.

Fuente: El Diario de Nueva York.com

Casi 4.000 venezolanos retornados de Colombia se hacinan confinados en albergues militarizados

Los migrantes venezolanos que regresan al país desde Colombia debido a la crisis sanitaria y económica desatada por la pandemia de la COVID-19, permanecerán en albergues militarizados hasta cumplir la cuarentena obligatoria, dijo este viernes 10 de abril el «protector» del Táchira, Freddy Bernal.

A su ingreso a Venezuela las personas son sometidas a un «protocolo estricto» y recluidas en escuelas y liceos habilitados para que cumplan una cuarentena de dos semanas, afirmóBernal, autoridad designada por el presidente Nicolás Maduro para Táchira.

«Cada espacio se transforma en un recinto de estricta seguridad militar, nadie puede salir y nadie puede entrar, no es un centro de vacaciones, ni un centro de spa, es un centro bajo estrictas medidas de seguridad», remarcó Bernal en declaraciones a la televisión gubernamental.

Bernal afirmó además que las instalaciones educativas «no estaban diseñadas para albergar personas», pero han sido adecuadas en «tiempo récord» para atender la contingencia.

Hasta el momento «se han instalado 10 puntos de alojamiento social integral (PASI)» en Táchira, cuya operatividad ha sido cuestionada por la oposición venezolana.

«El régimen de Nicolás Maduro ha instalado en San Antonio y en Tienditas unos campos de concentración. Tienen a nuestros connacionales hacinados, durmiendo en el piso, sin ningún tipo de medida sanitaria, todo para montar un show político«, denunció en Twitter Tomás Guanipa, delegado en Colombia del líder opositor Juan Guaidó, reconocido como mandatario encargado por medio centenar de países.

A la fecha el gobierno ha informado de 171 diagnósticos y nueve muertes desde el 13 de marzo por COVID-19.

Según Bernal, «en los últimos cuatro días han ingresado al país 3.943 venezolanos provenientes fundamentalmente de Colombia y algunos de Ecuador y Perú», países que han recibido la mayor parte de los 4,9 millones de migrantes que han salido desde finales de 2015, según la ONU.

El pasado 6 de abril el gobierno decretó un toque de queda nocturno en las poblaciones donde están los principales pasos fronterizos con Colombia, alegando que grupos violentos intentan cruzarlos mezclándose con los venezolanos que vuelven obligados por la pandemia.

Fuente: Agencia AFP

China y Latinoamérica, ¿se darán la mano después de la COVID-19?

Entre 2009 y 2011 el comercio entre China y América Latina se duplicó, como resultado de la crisis financiera global de 2008.

Situaciones de incertidumbre económica como la que ahora registra el mundo en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, son oportunidades que los expertos califican como imperdibles, para que los países asuman nuevos roles en la pirámide de poder.

Expertos en un panel organizado por el Council of The Americas, una organización empresarial estadounidense cuyo objetivo es promover el libre comercio, la democracia y los mercados abiertos en todo el continente americano, señalan que China tendrá gran influencia sobre la capacidad y el tiempo de mejora en la economía de la región.

“Creo que ya hemos visto algo de la relación debilitada en términos de China y la región […] Creo que hay una oportunidad para que la región tome la COVID-19 como una llamada, una llamada para pasar la página y una llamada para no caer en la trampa de tener que elegir entre Estados Unidos y China”, señala Tatiana Rosito, del Centro Brasileño para las Relaciones Internacionales.

Según destaca el vicepresidente de Council of The Americas, Eric Farnsworth, todo este escenario ha puesto a China en una posición en la que comparándose con las formas en las que otros países hacen política, busca demostrar que puede sacar adelante sus metas, ideales y como lo demostró con la reapertura de Wuhan.

Farnsworth asegura que el gigante asiático puede salir de las crisis de igual forma o incluso más rápido que otros países líderes en el mundo. “Porque si puede mostrar a los mercados emergentes, u otros, que, de hecho, el mercado chino es tan bueno como otros, entre comillas, entonces ¿por qué sería tan difícil vincularse o trabajar estrechamente con Beijing? Creo esta es realmente la estrategia en marcha. El coronavirus quizás ha acelerado eso”.

Tatiana Rosito agrega que, en tiempos como estos, surge una necesidad de cooperación internacional pero que, en el caso específico, se podría generar en medio de un campo de desconfianza.

Fuente: Agencias