Month: August 2020

Cayeron en 84% los viajes de taxis en Nueva York, el Coronavirus destruyó a esa industria

Los iconográficos taxistas de NYC dicen que están llegando a su punto de quiebre, ya que la pandemia de COVID-19 ha tenido un efecto catastrófico en un negocio que ya venía en picada por el surgimiento de opciones de transporte que operan con aplicaciones telefónicas.

Con muchos conductores aún ahogados por la crisis que devaluó los medallones, la pandemia no sólo ha matado a más de 60 conductores y enfermado a muchos otros, sino que su impacto económico ha sido muy severo.

La Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) informó que los viajes cayeron hasta 84% desde que empezó la pandemia.

“Estamos terminados, hemos sido destruidos”, dijo Mouhamadou Aliyu, un taxista de la ciudad, a Fox News.

Si bien hubo un ligero aumento en los viajes en taxi en junio, todavía han disminuido en más del 70% en comparación con antes de la pandemia.

“Hay una crisis real en toda esta industria”, dijo Bhairavi Desai, fundadora de la Alianza de Trabajadores de Taxi de Nueva York (NYTWA), que representa a miles de taxistas amarillos y verdes, así como a los conductores de Uber, Lyft y Via.

Según la Alianza, los que más sufren son los conductores propietarios de un medallón clásico de taxi amarillo de la TLC, quienes deben miles de dólares en préstamos bancarios.

Desai dice que la ciudad debería intervenir en nombre de ellos y alentar a los bancos a reducir la deuda.

“La mayoría de los prestamistas, con la excepción de PenFed, están trabajando con sus prestatarios; y la TLC y nuestro Centro de Recursos para Conductores han tenido éxito en ayudar a los propietarios a alcanzar mejores condiciones de endeudamiento”, dijo la Comisión en un comunicado.

El alcalde Bill de Blasio ha dicho que la ciudad no tiene los medios financieros para rescatar a los taxistas, pero reiteró su creencia de que el gobierno federal debería intervenir para ayudar.

Masiva explosión en Beirut mata a más de 70, deja miles de heridos

Una masiva explosión sacudió Beirut el martes, destruyendo gran parte del puerto de la ciudad, dañando edificios alrededor de la capital y enviando hacia el cielo una nube gigante de humo en forma de hongo. 

Más de 70 personas murieron, unas 3.000 resultaron heridas, y hay cuerpos enterrados entre los escombros, dijeron las autoridades.

La explosión golpeó con la fuerza de un terremoto de magnitud 3.5, según el centro de geociencias de Alemania GFZ, y se escuchó y se sintió tan lejos como en Chipre a más de 200 kilómetros de distancia al otro lado del Mediterráneo.

La repentina devastación abruma a un país que lucha contra la pandemia del coronavirus y una crisis económica. 

Horas después, las ambulancias que llegaban apresuradamente desde el Líbano se llevaban a los heridos. Los hospitales se llenaron rápidamente más allá de su capacidad, pidiendo suministros de sangre y generadores para mantener sus luces encendidas.

En las cuadras alrededor del puerto, donde ocurrió la explosión, los residentes ensangrentados se tambaleaban por las calles llenas de autos volcados y de escombros de edificios destrozados. Ventanas y puertas volaron a kilómetros de distancia. Helicópteros del ejército ayudaban a combatir los incendios en el puerto de Beirut.

Se desconoce aún la causa de la explosión, pero informes iniciales sugieren que un incendio puede haber detonado la explosión en un almacén en el puerto.

Abbas Ibrahim, jefe de Seguridad General del Líbano, dijo que podría haber sido causado por material altamente explosivo que fue confiscado de un barco hace algún tiempo y almacenado en el puerto.

El canal local de televisión LBC dijo que el material era nitrato de sodio. 

Testigos informaron haber visto una extraña nube de color naranja como la que aparece cuando se libera gas tóxico de dióxido de nitrógeno después de una explosión que involucra nitratos.

La explosión se produjo en medio de las continuas tensiones entre Israel y el grupo militar de Hezbolá en la frontera sur del Líbano. 

Muchos residentes informaron haber escuchado aviones en el techo justo antes de la explosión, alimentando los rumores de un ataque, aunque los sobrevuelos militares israelíes son comunes. Un funcionario del gobierno israelí dijo que Israel “no tuvo nada que ver” con la explosión. Habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para discutir el asunto con los medios de comunicación.

Los funcionarios israelíes generalmente no comentan sobre “informes extranjeros”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, expresó sus “más profundas condolencias” al pueblo de Beirut y dijo que Estados Unidos está monitoreando de cerca la situación. 

“Nuestro equipo en Beirut me informó sobre el daño extenso a una ciudad y un pueblo que aprecio, un desafío adicional en un momento de crisis ya profunda”, dijo Pompeo en una declaración escrita.

La explosión fue impresionante incluso para una ciudad que ha sido testigo de una guerra civil, atentados suicidas y bombardeos por parte de Israel.

“Fue un verdadero espectáculo de terror. No he visto nada así desde los días de la guerra (civil)”, dijo Marwan Ramadan, que estaba a unos 500 metros del puerto y fue golpeado por el fuerza de la explosión.

El ministro de Salud, Hassan Hamad, dijo que la cifra preliminar era de más de 70 muertos y más de 3.000 heridos. Equipos de emergencia acudieron desde todo el Líbano para ayudar, y los heridos tuvieron que ser trasladados a hospitales fuera de la capital. Hamad agregó que los hospitales tratando de lidiar con el número de lesionados y que han llegado ofertas de ayuda de los estados árabes y amigos del Líbano.

Corte Suprema de Colombia ordena arresto domiciliario a ex presidente conservador Álvaro Uribe Vélez

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó este martes el arresto domiciliario del expresidente y senador Álvaro Uribe.

Uribe está acusado de manipular testigos en un caso que se remonta a una discusión parlamentaria en 2014 en la que el senador izquierdista Iván Cepeda acusó al hermano del expresidente Santiago Uribe de ser partícipe de la creación de movimientos antisubversivos en los años 90.

El lunes, el partido de Uribe, el Centro Democrático, publicó un comunicado adelantándose a la decisión de la Corte: “Los delincuentes que arrasaron la paz nacional y llenaron de lágrimas nuestros hogares, sentados en el congreso, y el hombre que rescató la nación y sacó a Colombia de la oscuridad, pagando un precio insólito por vencerlos”.

La oposición interpretó la comunicación, acompañada de fuerte cobertura mediática, como una forma de presionar a la institución judicial.

En un país donde todos los expresidentes han sido investigados por la justicia, la detención de Uribe marca un hito histórico, y promete un terremoto político, al ser la primera vez que un exmandatario es privado de la libertad.

Tras el debate promovido por Cepeda, el expresidente Uribe pidió a la Corte Suprema de Justicia que investigara al senador izquierdista por haber sobornado y manipulado a los testigos.

Puertorriqueña que sobrevivió la explosión en Beirut cuenta su experiencia: “pensé que iba a morir”

“Eso fue horrible. Yo estaba como a dos kilómetros de la explosión y aún así cuando ocurrió me tiró al piso a más de cuatro pies donde estaba. Pensé que iba a morir”.

Ese fue el relato que compartió con El Nuevo Día, periódico de Puerto Ro, una ciudadana boricua quien pidió que no fuera identificada por seguridad, que desde el 2001 reside en la ciudad de Beirut, capital de Líbano, y que hoy, martes, vivió una de la experiencias más impactantes en su vida y a la que calificó como la más cercana a la muerte.

A eso de las 12:30 del mediodía (hora de Miami) se generó una fuerte explosión en un almacén de explosivos en el puerto de Beirut que produjo una masiva detonación cuyas ondas de energía se expandieron a varios kilómetros de distancia de la ciudad.

Donald Trump: explosión en Beirut fue algún tipo de bomba

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, dijo que generales del país le indicaron que las poderosas explosiones que sacudieron Beirut, Líbano, y que han dejado más de 70 personas muertas, parecen haber sido causadas por algún tipo de bomba.

“Me reuní con nuestros generales y ellos piensan que esto no fue algún tipo de explosión industrial. Parece ser, según ellos, que saben más que yo, ellos creen que fue un ataque”, dijo el mandatario estadunidense.

El presidente reiteró su apoyo al gobierno de Líbano y dijo que estarán para ayudar en el terrible ataque que ha dejado al menos 73 muertos y 3 mil 700 heridos.

“Hemos tenido muy buena amistad con el pueblo de Líbano y estaremos allí para ayudar. Parecen un terrible ataque”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca.

Aumentan casos del virus chino entre trabajadores de hoteles

Después de tres meses de no trabajar a causa de  la pandemia, Nubia Varillas regresó a fines de junio a sus labores como recamarera en un conocido hotel de Los Ángeles, solo para una semana más tarde, contraer el coronavirus.

Trabajé como siete, ocho días cuando me comencé a sentir congestionada de la nariz. No podía respirar. Tenía fiebre, dolor de huesos de las rodillas para abajo. Me sentía diferente. Seguí trabajando cuatro días más. Tomaba pastillas para sentirme mejor y poder funcionar”.

El 18 de julio, Nubia fue a hacerse los exámenes de COVID-19 y salió positiva. Ya no regresó a la limpieza de cuartos de hotel, se quedó en su casa.

Casada y madre de tres hijos de 21, 18 y 17 años, dice que todavía se siente mal. “El 25 de julio, me hice el examen por segunda vez, y volví a salir positiva”, dijo.

Su esposo y su hija de 18 años salieron también positivos al coronavirus.

“Es raro. Hay días que siento que me va a estallar la cabeza, me mareo y comienzo a congestionarme. Otros días, me siento muy bien”.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

“El local 11 del sindicato UNITE HERE tiene conocimiento de que al menos 85 trabajadores y huéspedes de hoteles han salido positivos, o se han puesto en cuarentena, desde que el 12 de junio se reabrió el sector hotelero a turistas y visitantes”, dijo Kurt Peterson, copresidente del local 11 del sindicato UNITE HERE.

Señaló que la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles necesita poner en primer lugar la salud y seguridad de los trabajadores y huéspedes.

l sindicato UNITE HERE estimó que el verdadero número de personas que han contraído el virus, o se han puesto en cuarentena es significativamente mayor del que se conoce. Esto a causa de que los trabajadores están temerosos de reportar sus síntomas o diagnósticos. En tanto, aseguran que los hoteles han fracasado en dar seguimiento adecuado a los trabajadores y visitantes que se han contagiado con el COVID-19.

Durante la protesta, los trabajadores revelaron que algunos hoteles no han informado a sus huéspedes cuando uno de ellos u otro visitante ha adquirido el virus o ha sido forzado a seguir una cuarentena.

Trump pide a sus seguidores que usen mascarilla a través de email de campaña

El presidente Donald Trump envió el lunes pasado a sus seguidores una campaña de correo electrónico, que normalmente se usa para pedir donaciones, en la que les instaba a usar mascarilla.

“Estamos juntos en esto y, aunque sé que ha habido mucha confusión respecto al uso de cubrebocas, creo que es algo que debemos intentar hacer cuando no podemos mantener la distancia social“, se puede leer en el email de campaña, según informó CNN.

Este mensaje llega después de que Trump decidiera cambiar su estrategia ante el coronavirus tras meses de malos datos en las encuestas sobre su gestión de la crisis sanitaria.

Desde el inició de la pandemia, el presidente se negaba a aparecer en público con la cara cubierta hasta que hace dos semanas compartió en Twitter una foto suya con mascarilla y lo consideró un acto “patriótico”.

El mandatario se burló hace dos meses de su rival demócrata, Joe Biden, que apareció en público con tapabocas. Sin embargo, en su correo de este lunes considera que llevarlo puede acelerar la vuelta a la vida normal.

“A mí tampoco me encanta llevarlas. Las mascarillas podrían ser buenas, podrían estar simplemente bien o podrían ser geniales”, continúa el texto del email. “Posiblemente nos pueden ayudar a volver a nuestro estilo de vida estadounidense“, recoge el correo.

El republicano cree que “no tenemos nada que perder y posiblemente todo por ganar, incluido el próximo capítulo de nuestro país y mantener las cosas abiertas, ya sean escuelas o negocios”.

A pesar de la nueva retórica del presidente, la mascarilla tampoco es un consenso dentro del partido republicano y al propio Trump se le ha visto sin ella incluso después del reciente giro en su discurso.

Advierten que 19,000 personas podrían morir de COVID-19 en EE.UU. en los próximos 20 días

Hasta ahora, han muerto en Estados Unidos más de 154,000 personas por COVID-19, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins. Más de 4.6 millones han contraído la enfermedad. Los estudios que evalúa CDC estiman que habrá una media de 1,000 muertes por día duran el próximo mes.

La doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo COVID-19 de la Casa Blanca, advirtió este que el país ha entrado en una nueva fase donde los contagios están aumentando tanto en el ámbito urbano como en el rural e instó a cumplir a rajatabla las recomendaciones de las autoridades sanitarias como lavarse las manos, evitar aglomeraciones, llevar mascarilla y mantener la distancia social.

Aunque la curva de nuevos casos diarios de coronavirus se está aplanado en unos 27 estados, según CNN, los números continúan siendo negativos. La red de Centros para Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) pronostica que el número de muertes alcanzará las 173,000 el 22 de agosto.

Hasta ahora, han muerto en Estados Unidos más de 154,000 personas por COVID-19, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins. Más de 4.6 millones han contraído la enfermedad. Los estudios que evalúa CDC estiman que habrá una media de 1,000 muertes por día duran el próximo mes.

La doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo COVID-19 de la Casa Blanca, advirtió este domingo que el país ha entrado en una nueva fase donde los contagios están aumentando tanto en el ámbito urbano como en el rural e instó a cumplir a rajatabla las recomendaciones de las autoridades sanitarias como lavarse las manos, evitar aglomeraciones, llevar mascarilla y mantener la distancia social.

Birx insistió en que la situación “es diferente a la de marzo y abril” ya que el virus “está extraordinariamente extendido”. El doctor Carlos del Río, decano ejecutivo asociado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory, coincide con la coordinadora del grupo de trabajo en que ahora el coronavirus se está propagando también en las comunidades rurales.

“La epidemia está alcanzando a todas las comunidades de Estados Unidos”, dijo del Río a CNN. “Y es por eso que todos debemos usar mascarillas”, advirtió.

No solo ha aumentado el número de nuevos casos, las hospitalizaciones y las muertes sino que también lo ha hecho la cifra de pruebas que arrojan resultados positivos. Este dato es normalmente un buen indicador de la desenfrenada propagación del virus.

Huracán Isaías toca tierra en Carolina del Norte con vientos de hasta 85 mph

El huracán Isaías tocó la noche de ayer lunes tierra estadounidense en el sur de Carolina del Norte, cerca de Ocean Isle Beach, según confirmó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

La estación nacional de meteorología más cercana, en Oak Island, registró vientos de 76 millas por hora y ráfagas de 87 millas por hora en el momento en el que Isaías llegó a Carolina del norte como categoría 1, sobre las 11:10 de la noche de este lunes 3 de agosto.

Las costas de las dos Carolinas están expuestas a inundaciones debido a la marejada ciclónica y es posible que se produzcan daños menores debido a esos vientos e inundaciones como consecuencias de las fuertes lluvias previstas para la noche de este lunes.

La advertencia por huracán de NHC está vigente desde el área del río South Santee, en Carolina del Sur, hasta Surf City, en Carolina del Norte. Esto supone que se pueden dar condiciones de huracán en cualquier punto de la zona señalada.

Rey emérito Juan Carlos I abandona España ante acusaciones de corrupción

Juan Carlos I abandona España. El continuo goteo de informaciones comprometedoras por sus supuestos negocios opacos, con una fortuna en cuentas suizas, han provocado la salida del rey emérito. Se trata de un gesto de enorme relevancia, después de que Felipe VI, su hijo, le retirase en marzo su asignación y renunciase a su herencia, dando por buenas las sospechas de corrupción. El Gobierno conocía una decisión que llevaba tiempo esperando. Presionaba en público y en privado a la Casa Real para que dejase la Zarzuela, al mismo tiempo que subrayaba la “ejemplaridad” del actual Monarca. Muy preocupado por la crisis institucional que este caso puede traer consigo, y con un partido claramente republicano como Podemos dentro del Ejecutivo, la Moncloa intenta hacer un cortafuegos a Felipe VI, para que no se vea arrastrado en toda esta polémica.

Los destinos del rey emérito serían República Dominicana o Nueva Zelandia. En los próximos días se sabrá cuál fue el destino del ex monarca de los Españoles.

A media tarde de ayer lunes, la Casa Real difundía un comunicado en el que informaba que Juan Carlos I había enviado una carta al jefe del Estado. “Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen”, señala la misiva, en la que el rey emérito ciñe su presunto enriquecimiento ilícito al ámbito “privado” y admite que su presencia en España complica el trabajo del actual Monarca.

“Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España. Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero también con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi 40 años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona”, continúa la carta.

DocumentoComunicado sobre la decisión del rey Juan Carlos I de irse de España

Juan Carlos I, que de momento no está siendo investigado por los tribunales suizos ni por los españoles, aunque quizá lo sea en el futuro, no aclara dónde residirá a partir de ahora. Tampoco si su marcha del país es definitiva. Pero se entiende que lo será. Era una de las posibilidades que barajaba el Gobierno. La Moncloa llevaba tiempo empujando para que el rey emérito abandonase el Palacio de la Zarzuela, donde vive desde hace 58 años, pero no dejaba claro si prefería que se instalase en otro lugar del territorio nacional o directamente en el extranjero, como finalmente hará. La renuncia al título del rey emérito, un paso que no se ha dado, también estaba encima de la mesa.

El Monarca ensalza a su padre

El comunicado de la Casa Real incluye también la posición de Felipe VI. Por un lado, el Monarca no solo siente “respeto” por la decisión de Juan Carlos I, sino también “agradecimiento”. Por otro, “desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional al servicio de España y la democracia; y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que esta se asienta, en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico”.

Resulta difícil encontrar palabras de este tipo en boca de miembros del Gobierno. Pedro Sánchez decidió a principios de julio levantar el cerco de protección que rodeaba a Juan Carlos I. Desde entonces, el presidente ha hablado de las “informaciones inquietantes y perturbadoras” que rodeaban al exjefe del Estado, y también ha pedido a su sucesor que dé “pasos de ejemplaridad”.

Uno de esos pasos ya se ha emprendido con la marcha del rey emérito de España, que se produce incluso antes de lo previsto. Fuentes de la Moncloa señalaban en los últimos tiempos que quizá la Casa Real esperase a un nuevo giro en el proceso judicial, como la decisión del Tribunal Supremo, en principio inminente, sobre si emprende una investigación a Juan Carlos I o guarda en el cajón los presuntos delitos al entender que se produjeron en fechas en que era jefe del Estado y por lo tanto inviolable. En cualquier caso, su abogado, tras conocerse la noticia, emitió otro comunicado en el que señalaba que el rey emérito permanece a disposición del Ministerio Fiscal, pese a su salida de España.  

Frialdad en la Moncloa

Fiel a su actitud en las últimas semanas, el Gobierno fue frío, centrándose en elogiar a Felipe VI. “Respeto a las decisiones comunicadas hoy por la Casa del Rey y reconocimiento del sentido de la ejemplaridad y transparencia que siempre han guiado al rey Felipe VI desde su llegada a la Jefatura del Estado”, señalaron fuentes de la Moncloa.

El PP, en cambio, sí agradeció al monarca emérito su papel “determinante y decisivo” en la llegada de la democracia. Según los conservadores, Juan Carlos I demuestra, con el paso dado, “su lealtad a España, a la monarquía parlamentaria y al rey Felipe VI”. La reacción de Unidas Podemos fue radicalmente distinta. Su líder, Pablo Iglesias, señaló que la “huida al extranjero” del exjefe del Estado era “indigna” y dejaba a la Monarquía en una “posición muy comprometida”. Para el vicepresidente segundo, debería “responder por sus actos en España y ante su pueblo”.

Chávez Denucian que ex enfermera de Chávez robó 250 lingotes de oro

Era 2014 y Claudia Díaz, extesorera de Venezuela, buscaba un refugio seguro para almacenar la riqueza inexplicable que había acumulado a lo largo de los años. El entonces presidente Hugo Chávez, para quien alguna vez trabajó como enfermera, acababa de fallecer y la situación política en la nación sudamericana y las relaciones con los Estados Unidos estaban en un tumulto.

Así que Díaz, presuntamente, recurrió a una de las maneras más antiguas de mover grandes cantidades de dinero de manera anónima: comprar oro.

En una rápida sucesión, una empresa fantasma establecida en la nación insular caribeña de San Vicente y las Granadinas que presuntamente ella controlaba, compró 250 lingotes de oro valorados en más de 9,5 millones de dólares, según registros judiciales de Liechtenstein obtenidos por The Associated Press. Los lingotes, cada uno con un peso de un kilogramo (2,2 libras), fueron presuntamente almacenados en una bóveda privada en el diminuto principado europeo, disponibles para Díaz y su hijo cuando cumpliera 18 años. Pocos años después, un representante de Díaz vendió una cantidad casi idéntica de lingotes y la mayor parte de los ingresos fue aparentemente depositada en un banco suizo.

Esas transacciones están ahora en el centro de una investigación criminal internacional sobre la red de empresas fantasmas y cuestionables banqueros suizos que han ayudado a convertir a Venezuela en uno de los países más corruptos del mundo. Si bien se estima que hasta 300,000 millones de dólares han sido saqueados de las arcas estatales de Venezuela en las dos décadas de gobierno socialista, los investigadores apenas comienzan a entender cómo se lavó el dinero sucio. La transacción física de pesados lingotes de oro —algo no visto anteriormente en registros judiciales— subraya la creatividad de algunos venezolanos para ocultar su riqueza robada.

Con una reputación de secretismo y el ingreso per cápita más alto del mundo, Liechtenstein, el microestado germanoparlante, ha sido desde hace mucho tiempo un imán bancario para los más ricos del mundo. Pero al igual que su vecina Suiza, con quien comparte una unión monetaria y de aduanas, su reputación como centro financiero extraterritorial se ha visto sacudida por el escándalo. Debido a la presión de los Estados Unidos, que ha acusado a numerosos funcionarios venezolanos y sancionado al gobierno de Maduro por delitos financieros en todo el mundo, los dos países hacen ahora todo lo posible para exponer la corrupción en Venezuela.

“Venezuela se ha convertido en un paria virtual”, dijo Michael Levi, experto en delitos financieros en Europa y profesor de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido. “Los muy callados banqueros estuvieron felices de recibir su dinero durante años, pero ahora todos evitan al país cueste lo que cueste no solo para proteger su reputación, sino para evitar sanciones regulatorias e incluso penales”.

Los detalles de la investigación sobre Díaz y cinco presuntos asociados provienen de una solicitud de asistencia judicial de 14 páginas enviada por un tribunal en Liechtenstein el 22 de noviembre de 2019, y la respuesta dos semanas después por fiscales de Ginebra que prometían cooperar. Una copia de la solicitud, traducida al inglés, y la respuesta suiza, fueron entregadas por separado a la AP por dos personas bajo condición de anonimato ya que la investigación sigue en curso. El tribunal estatal en Liechtenstein confirmó la autenticidad de la solicitud. La Fiscalía General de Suiza señaló que transmitió la información solicitada en mayo, pero actualmente no tiene un procedimiento criminal en curso.

Díaz era prácticamente desconocida hasta que ella y su esposo, un exasesor de seguridad de Chávez, aparecieron en 2016 en la filtración de documentos financieros secretos conocidos como los Papeles de Panamá, que proporcionaron una mirada a cómo algunas de las personas más ricas del mundo esconden su dinero. Las autoridades allanaron su casa en Caracas y confiscaron lo que describieron como una colección de autos de lujo, obras de arte y documentos relacionados con propiedades inmobiliarias dentro y fuera de Venezuela controladas a través de empresas fantasmas.

Díaz, de 46 años, quien fuera suboficial en la fuerza naval venezolana, cuidó de un Chávez enfermo antes de que el líder venezolano muriera de cáncer en 2013. En 2011, Chávez la nombró tesorera nacional de Venezuela. Fue reemplazada cuando Maduro, sucesor de Chávez, fue elegido en 2013. Díaz y su esposo, Adrián Velásquez, viven actualmente en Madrid, donde fueron arrestados brevemente en 2018 tras una petición venezolana.

Además de la investigación en Liechtenstein, la pareja ha sido sancionada en los Estados Unidos por su presunta participación en un fraude cambiario por 2.400 millones de dólares, y han sido identificados como coconspiradores no identificados en una acusación federal en Miami contra el predecesor de Díaz como tesorera. Los fiscales españoles también investigan la compra de un departamento de 1,8 millones de dólares.

Ismael Oliver, el abogado tanto de Díaz como de su esposo en Madrid, dijo que sus clientes “no tienen conocimiento, ni oficial ni de otro tipo” sobre la investigación realizada por Liechtenstein.

“(Ella) Niega rotundamente haber tenido lingotes de oro o cuentas bancarias de ningún tipo en Liechtenstein”, dijo Oliver.

Un foco clave de la investigación de Liechtenstein es el banquero suizo Charles-Henry de Beaumont, quien trabajó en la Compagnie Bancaire Helvetique SA (CBH), con sede en Ginebra, al mismo tiempo que Díaz supervisaba las finanzas de la nación sudamericana, integrante de la OPEP. La solicitud de Liechtenstein identifica a Beaumont como la persona “a cargo de transferir los fondos de los miembros corruptos del gobierno venezolano a Suiza”.

Beaumont presuntamente trabajaba con Danilo Diazgranados, un financiero venezolano que llamó la atención en 2017 por ser el dueño de la empresa transnacional que compró el fondo de cobertura de Anthony Scaramucci cuando se unió a la Casa Blanca con Trump.

El CBH, de propiedad familiar, es uno de los bancos más pequeños de Suiza, pero sus activos se han más que duplicado hasta los 10.500 millones de francos suizos (11.400 millones de dólares) desde 2013, en un momento en el que su negocio en Venezuela estaba en auge. Los activos de Latinoamérica representaron un tercio de sus negocios el año pasado comparados con el 12% en 2013, según los estados financieros del banco.

No es claro cómo se relacionan Beaumont y Díaz. Los intentos de hablar con Beaumont no prosperaron. No respondió a los mensajes dejados en el número telefónico y dirección de correo electrónico proporcionados por personas que lo conocen. George Yoss, un abogado en Miami que se cree que lo representó en el pasado, tampoco respondió a varias llamadas telefónicas y correos electrónicos.

Pero la empresa que presuntamente usó Díaz para comprar el oro, Amaze Holding Ltd., fue registrada en junio de 2012 en la misma dirección de San Vicente y las Granadinas y unos días después que otras dos empresas —Greenhill International Ltd. y Amblia Ltd.— que presuntamente Beaumont poseía y controlaba, de acuerdo con el tribunal de Liechtenstein.

El tribunal, en su solicitud, dijo que Díaz controlaba Amaze a través de otra mujer venezolana, Norka Luque, quien es identificada como amiga de la exministra de Defensa Carmen Meléndez y “mujer de paja” para varios políticos y figuras de alto rango en Venezuela. Intentos de la AP para localizar a Luque no tuvieron éxito.

Los fiscales en Miami también apuntan a Beaumont.

En 2018, presentaron su propia solicitud de asistencia judicial a Ginebra y acusaron al ciudadano francés de crear varias empresas fantasmas para lavar hasta 4.500 millones de dólares robados a través de acuerdos fraudulentos con divisas de PDVSA, el gigante petrolero estatal de Venezuela. Las empresas fantasmas le prestaron a PDVSA bolívares presuntamente comprados en el mercado negro, donde son tres veces más baratos. Pero fueron reembolsados en dólares estadounidenses a la tasa oficial inflada, lo que le permitía a cualquiera triplicar su dinero casi de la noche a la mañana con un “contrato falso de préstamo”, según los fiscales estadounidenses.

Los fiscales estadounidenses sostienen que Beaumont se embolsó 22 millones de dólares al cobrar una tarifa de 0,75% sobre todas las transacciones entrantes y salientes a través de CBH a las empresas fantasmas que ayudó a establecer.

“Beaumont también usó a estos corredores de dinero para recibir y mantener sus sobornos”, dijo la solicitud de asistencia judicial. Una parte de los fondos fueron utilizados para comprar una propiedad de 4,6 millones de dólares en Miami, y otra de 1,3 millones de dólares en la República Dominicana.

Mark Pieth, experto en lavado de dinero de la Universidad de Basilea, Suiza, dijo que CBH podría perder su licencia o enfrentar otra medida disciplinaria si se determina que sabía, o debería haber sabido, qué hacía Beaumont para sus clientes venezolanos. Sin embargo, los fiscales estadounidenses sugieren en sus intercambios con las autoridades suizas de 2018 que el mismo banco había sido defraudado por Beaumont.

Pieth dijo que las acciones emprendidas por CBH parecen similares a las de otros bancos suizos que han sido penalizados recientemente por no combatir la corrupción que involucra a sus clientes venezolanos. En febrero, el regulador de los mercados financieros de Suiza ordenó a Julius Baer, con sede en Zurich, a reformar su gestión de asesores de clientes tras descubrir 150 transacciones durante un periodo de nueve años que apuntaban a “fallas sistémicas” con Venezuela. Anteriormente, Credit Suisse también fue reprendido por sus tratos con Venezuela, así como por su papel en el caso de corrupción en el organismo rector de la FIFA y Petrobras, el gigante petrolero de Brasil.

“La pregunta es si CBH es mafioso o una víctima”, dijo Pieth, quien revisó los documentos del caso por petición de la AP.

CBH dijo que Beaumont renunció en 2012 y que se cree que trabajó después con varios bancos como administrador de activos independiente. Negó rotundamente que haya participado, facilitado o tolerado el lavado de dinero.

CBH “siempre ha mantenido rigurosos salvaguardas y controles internos para identificar y prevenir las transacciones ilegales, como ha sido confirmado y aprobado repetidamente por auditores externos”, dijo en un comunicado Christopher Robinson, jefe del departamento legal del banco. CBH no ha sido procesado por ningún crimen y tampoco es un blanco de la investigación de Liechtenstein.

Los lingotes de oro que presuntamente le pertenecen a Díaz representan apenas una pequeña fracción del monto total saqueado de Venezuela. Pero son un símbolo poderoso de la avaricia ilimitada que alimentó a una cantidad de intermediarios, desde administradores de activos de abolengo hasta algunos de los bancos más antiguos de Europa.

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del lunes 24 de septiembre de 2018, Claudia Patricia Díaz Guillén, quien fuera enfermera del fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez, sale de la Audiencia Nacional de España en Madrid.

Los lingotes de oro se mantuvieron dentro de la bóveda privada número G1, en Liemeta AG, que Díaz alquiló en 2014 por unos 20.000 francos suizos (21.700 dólares) al año, según la solicitud del juez Roger Beck del tribunal en Liechtenstein. El acceso a la bóveda estaba restringido a Díaz y su joven hijo después de que cumpliera 18 años.

Pero Díaz autorizó a un financiero de dos generaciones de banqueros suizos a retirar el contenido de la bóveda, lo que presuntamente realizó en dos transacciones —en diciembre de 2014 y noviembre de 2015—, según la solicitud de Beck.

El magistrado dijo que el paradero de las dos pilas de 120 y 130 lingotes “no pudo ser establecido”. Pero señaló que a partir de 2018, el intermediario vendió una cantidad casi idéntica de oro por más de 9,5 millones de euros. La mayor parte de los ingresos de esas ventas fueron depositados en la filial suiza del Banque Internationale à Luxembourg SA. Pero 90 kilogramos de oro fueron recogidos por Daniel Vogt, cuya firma familiar David Vogt & Partners, selló documentos involucrados en las transacciones, según Beck.

Vogt dijo en un correo electrónico que su firma no tenía conocimiento de las transacciones que involucraban a Díaz. Dijo que su firma, que no es objeto de la investigación, no tiene clientes en Venezuela y está cooperando plenamente con las autoridades.

Mientras tanto, Díaz permanece instalada en Madrid e insiste que sus cuantiosos ahorros son el resultado de toda una vida de trabajo honesto y que jamás malversó fondos estatales.

Insiste que sus problemas legales se deben a su negativa a aceptar las órdenes ilegales de Maduro durante las confusas repercusiones de la muerte de Chávez. Por ahora, no está bajo presión para explicar su riqueza. El año pasado, la Corte Nacional de España bloqueó su extradición a Venezuela al considerar creíbles sus temores de que podría enfrentar torturas si era enviada de regreso a su país natal.

Reportan avances en negociación del nuevo paquete de alivio económico para EEUU

Los negociadores de un enorme paquete de alivio económico reportaron cierto progreso luego de reactivarse las pláticas este lunes en el Capitolio, con temas como alimentos para los pobres y ayudas para las escuelas que luchan por reabrir con seguridad para los niños teniendo un mayor peso en las discusiones.

Aún existen múltiples obstáculos, incluyendo un impase sobre la extensión de los pagos por desempleo de 600 dólares semanales, financiamiento para el servicio postal y ayudas para los inquilinos que afrontan un desalojo. Los negociadores demócratas hablaron de avances casi al mismo instante en que el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, los criticaba duramente por asumir una posición inflexible en las pláticas.

Ambos bandos predicen una larga negociación. Se anticipan muchos días de pláticas, mientras los legisladores tratan de aprobar lo que muy posiblemente será la última respuesta legislativa a la pandemia antes de las elecciones de noviembre.

“Estamos realmente entendiendo la postura del uno y del otro. Y estamos teniendo cierto progreso en algunos temas y acercándonos”, dijo el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer. “Hay muchos temas que aún están pendientes. Pero creo que hay un deseo de hacer algo tan pronto como podamos”.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, uno de los jefes negociadores del presidente Donald Trump, dijo después que se estaba produciendo “un poco de progreso” y que la administración no está insistiendo en un enfoque de pequeño impacto centrado en los beneficios ampliados por desempleo y dejando otros temas para más adelante. Los republicanos y su presión para promover un paquete menos generoso han sido un reciente tema de conflicto, ya que los demócratas insisten que se tiene que alcanzar un acuerdo integral.

“Estamos abiertos a la idea de un paquete más grande si se puede alcanzar un acuerdo”, dijo Mnuchin.

En el senado, McConnell, insistió en su queja de que los demócratas estarían asumiendo una postura muy dura. El senador por Kentucky no es un participante directo en las negociaciones, pero es considerado clave a la hora de alcanzar un posible trato.

“La presidenta del Congreso [Nancy Pelosi] y el líder demócrata del senado siguen diciendo que es «a nuestra manera o carretera», con una lista masiva de deseos para cabilderos de izquierda que fue armada hace unas semanas bajo el nombre de Ley Coronavirus, afirmó McConnell.

Hablando con periodistas tras la sesión de negociación de dos horas de duración, los representantes demócratas presionaron por más ayuda alimentaria, fondos para el servicio postal y la renovación de los pagos de 600 dólares semanales adicionales para los desempleados, que vencieron la semana pasada. Los pagos han ayudado a apuntalar la economía y los presupuestos familiares ante la devastación financiera ocasionada por el coronavirus.

La Casa Blanca está buscando oportunidades para mejorar la imagen del presidente Donald Trump, como ofrecer otra ronda de pagos de 1.200 dólares a cada ciudadano o residente legal y extender los pagos ampliados por desempleo y una prohibición parcial a los desalojos por falta de pago de los alquileres de vivienda. Pelosi, la jefa negociadora de los demócratas, parece interesada en un acuerdo, pero ha dejado claro que se necesitaría mucho dinero.

“Fue muy productivo, estamos avanzando en la senda correcta. Aún tenemos nuestras diferencias, estamos tratando de tener un entendimiento más claro sobre cuáles son las necesidades, y las necesidades son que millones de niños en nuestro país no tienen asegurada su alimentación”, dijo Pelosi. “Millones de personas en nuestro país están preocupadas con ser desalojadas de sus viviendas. Decenas de millones están recibiendo pagos de seguro por desempleo”.

La mayoría de los miembros de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, han abandonado Washington por el receso y no tienen previsto regresar mientras no haya un acuerdo que deba ser sometido a votación, mientras los senadores están atrapados en la capital.

Temas que ya han sido acordados incluyen los pagos directos de 1.200 dólares a cada ciudadano y cambios al Programa de Protección de Nominas para permitirle a negocios particularmente impactados que obtengan otro préstamo bajo generosos términos para su posible condonación.

Pero los términos y estructura de los beneficios por desempleo siguen siendo un tema complicado, dijeron los negociadores el domingo, y el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows no ha hecho ninguna concesión sobre el billón de dólares que Pelosi quiere para los gobiernos locales y estatales que afrontan pérdidas de ingresos por la pandemia del coronavirus.

Pelosi dijo que consideraría reducir los pagos por desempleo por 600 dólares semanales para personas en estados con tasas de desempleo más bajas. Los republicanos quieren recortar dichos pagos para incentivar a los beneficiarios a regresar al trabajo y dicen que es una mala política ya que le paga a muchas personas más dinero del que ganaban cuando tenían empleos.