Month: September 2020

Trump amenaza con cortar fondos a Nueva York y otras ciudades en donde hay protestas

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este miércoles con recortar fondos federales a ciudades donde se han producido protestas notables contra el racismo, entre ellas Nueva York, Washington, Seattle y Portland (Oregon), que tachó de “jurisdicciones anarquistas”.

Trump firmó un documento distribuido por la Casa Blanca en el que declara que su Gobierno “no permitirá que los dólares de los contribuyentes federales financien ciudades que se han deteriorado hasta ser zonas sin ley”.

El mandatario ordenó al fiscal general de EE.UU., William Barr, que publique en el plazo de dos semanas una lista de “jurisdicciones anarquistas” que han “permitido que persista la violencia y la destrucción de la propiedad, y que se han negado a tomar medidas razonables para contrarrestar esas actividades criminales”.

Aunque esa lista aún está por elaborar, Trump mencionó en concreto cuatro ciudades donde ha habido fuertes protestas contra la violencia policial contra los afroamericanos en los últimos meses: Nueva York, Washington, Seattle y Portland, todas ellas gobernadas por la oposición demócrata.

El presidente instruyó al director de la oficina de presupuesto de la Casa Blanca, Rusell Vought, a recopilar en el plazo de un 30 días detalles sobre “todos los fondos federales proporcionados a Seattle, Portland, Nueva York y Washington, DC”.

A continuación, Vought deberá determinar cómo “restringir o desfavorecer la capacidad de las jurisdicciones anarquistas de recibir subvenciones federales, hasta el grado máximo que permita la ley”.

El gobernador del estado de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, reaccionó al tema desde su cuenta oficial de Twitter, en la que restó importancia a la amenaza de Trump pero denunció que el presidente “se niegue a proporcionar fondos que los estados y ciudades TIENEN que recibir para recuperarse” de la pandemia del COVID-19.

“(Trump) no es un rey. No puede ‘quitar los fondos’ a la ciudad de Nueva York. Es un ardid ilegal”, opinó Cuomo.

Esta no es la primera vez que Trump intenta privar de fondos federales a las localidades que implementan políticas a las que se opone.

En 2017, trató de hacerlo con las llamadas “ciudades santuario”, aquellas que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes indocumentados, pero los tribunales frenaron ese decreto de Trump al considerar que el presidente no puede decidir sobre presupuestos municipales.

En el último mes, Trump ha subido el volumen a su lema de “ley y orden” y lo ha convertido en una bandera electoral de cara a los comicios del 3 de noviembre, e insiste en denunciar a los “anarquistas” y “criminales” que han protagonizado altercados en las manifestaciones contra el racismo, sin distinguirlos de la mayoría que protestaba.

Biden promete un TPS para los venezolanos y suavizará sanciones económicas al régimen castrista

El candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., Joe Biden, señaló este miércoles que de llegar a la Casa Blanca otorgaría a los inmigrantes venezolanos el Estatus de Protección Temporal (TPS) y revertiría políticas del presidente Donald Trump que considera han sido “dañinas” para los cubanos.

El exvicepresidente de EE.UU. aseguró en una entrevista al canal NBC de Miami que la política del presidente Trump hacia Venezuela “es un fracaso abyecto” y criticó que “se ha negado a extender” el alivio migratorio TPS a los venezolanos, “lo que agrava las condiciones en las que se encuentran”.

Señaló que el presidente Nicolás Maduro se “ha fortalecido” desde que Trump asumió el poder.

“El pueblo venezolano está peor, vive en una de las peores crisis humanitarias del mundo y el país no está más cerca de unas elecciones libres”, se lamentó el demócrata.

Para Biden, el enfoque “incoherente” de Trump está alienando a los socios internacionales, socavando la causa de la democracia, y su política no ha logrado aliviar el sufrimiento humano de millones de venezolanos.

El Gobierno de Trump , el primero en reconocer al opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, ha impuesto sanciones contra el Gobierno de Maduro, sus familiares y sus colaboradores políticos más cercanos.

Entre tanto, sobre su política hacia Cuba, el exvicepresidente de Barack Obama (2009-2017) señaló que “revertiría las políticas fallidas de Trump que han causado daño a los cubanos y sus familias”.

El republicano “no ha hecho nada para promover la democracia y los derechos humanos, por el contrario, la represión contra los cubanos por parte del régimen ha empeorado con Trump”, manifestó el demócrata, que se enfrentará al presidente en las elecciones del próximo 3 de noviembre.

“Mi plan es seguir una política que promueva los intereses y empodere al pueblo cubano para que determine libremente su propio resultado, su propio futuro”, subrayó.

Agregó que también revertiría la reciente decisión de Trump de limitar las remesas de las familias cubanas”.

Trump, con una política de “mano dura”, ha dado marcha atrás en el acercamiento a Cuba que impulsó a partir de 2014 el entonces presidente Obama, pero ha mantenido las restricciones migratorias para los isleños.

Policía de Wisconsin quiere reclutar a beneficiarios del DACA

Jóvenes soñadores beneficiados por la Acción Diferida (DACA) podrán ser contratados como policías en Wisconsin, según un proyecto de ley presentado por legisladores republicanos en la Asamblea Legislativa estatal.

La iniciativa, que forma parte de la reforma policial en el estado, permitirá una “mayor diversidad” en los departamentos policiales, declaró este miércoles a medios locales uno de sus autores, el representante estatal Andre Jacque.

En la actualidad, la ley estatal permite que los jóvenes “soñadores” sirvan en la Policía Estatal de Wisconsin, y en las fuerzas armadas, pero al no ser ciudadanos estadounidenses no pueden convertirse en oficiales de policía en el estado o en los condados.

El jefe de policía de la ciudad de Green Bay, Andrew Smith, declaró que su departamento tiene autorizados 194 oficiales y solamente ha podido llenar 179 vacantes por la dificultad de encontrar candidatos adecuados.

“Necesitamos gente dispuesta a tomar los riesgos de un oficial de policía, y que quiera servir a su comunidad”, como pueden ser los DACA, agregó.

Como ejemplo señaló a José del Río, de 21 años, un joven inmigrante que se inició en el programa Exploradores de la Policía, en los últimos cinco años ha trabajado en el servicio comunitario de su departamento y podrá prestar juramento como oficial cuando se apruebe la ley.

“Es un candidato ideal, que no ha podido ser contratado porque la ley actual lo impide”, dijo Smith.

“Es poco probable” que haya una vacuna de COVID-19 en octubre, dice alto funcionario de salud de EE.UU.

El director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, Dr. Francis Collins, señaló este miércoles que es «poco probable» que una vacuna contra el coronavirus esté lista para octubre, a pesar de las pautas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para su distribución.

Sin embargo, Collins indicó que defiende «a los CDC en su esfuerzo por asegurarse de que la gente esté preparada».

Los CDC han dicho a los funcionarios de salud pública de Estados Unidos que se preparen para distribuir una posible vacuna contra el coronavirus a finales de octubre. Además, proporcionaron escenarios de planificación para ayudar a los estados en el proceso.

«Este es como el lema de los Boy Scouts: ‘Estar preparados’», dijo Collins. «Incluso si es muy poco probable, si todo saliera bien y tuviéramos una respuesta para entonces y supiéramos que tenemos una vacuna que es segura y eficaz, ¿no querrían que la gente estuviera lista para descubrir cómo hacer la distribución? Eso es todo lo que los CDC han dicho», añadió.

«Ahora bien, hay que tener en cuenta que la probabilidad de que eso ocurra es bastante baja», enfatizó Collins.

Actualmente, en Estados Unidos hay tres vacunas en ensayos clínicos de fase 3.

Analista: Biden sigue arriba en las encuestas pero Trump puede arrebatarle los colegios electorales

Ya ha llegado la primera ronda de encuestas de calidad en EEUU tras las convenciones de los dos partidos, y el resultado es bastante positivo para el candidato demócrata, Joe Biden, que ha salvado la primera ‘bola de partido’ sin grandes cambios y mantiene su ventaja a nivel nacional. Sin embargo, las encuestas estatales siguen apuntando a la posibilidad de que, como en 2016, el candidato más votado en el país pierda por la mínima un puñado de estados clave y la presidencia, aunque Biden aún tiene algo más de colchón que Hillary Clinton entonces.

Así lo analiza el periodista Víctor Ventura en El Economista,es. Señala que las semanas de convenciones, en las que los candidatos de cada partido reciben cuatro días enteros de propaganda política gratuita en todas las televisiones del país, coinciden siempre con picos de apoyo para cada aspirante en los sondeos, que suelen reducirse al poco tiempo. Lo sorprendente de este año es, de hecho, lo poco que se han movido: antes de las convenciones, Biden lideraba por 8 puntos. En la semana posterior a la convención demócrata, Biden subió ligeramente por encima de los 9 puntos de media. Y la ola de encuestas posterior a la convención republicana sitúa a al exvicepresidente liderando por unos 7 puntos. Por comparar, tras la convención republicana de 2016, Trump adelantó a Clinton en las encuestas por unas décimas.

Los de este año son unos movimientos minúsculos, comparados con los históricos. En las elecciones de 1988, los candidatos llegaron a subir más de 10 puntos cada uno tras su convención. Y hasta el propio Trump logró subir 3 puntos tras su gran evento en 2016. Este año, los dos aspirantes apenas han visto moverse sus números en un solo punto, lo que indica, de nuevo, la histórica estabilidad de la campaña.

Estos datos, además, apuntan a las nulas posibilidades que tiene Trump de conseguir más votos a nivel nacional, algo que tampoco consiguió en 2016. Desde hace más de tres décadas, todos los candidatos se han puesto por delante en la media de encuestas en la semana posterior a sus convenciones, hasta el propio Trump en las anteriores elecciones. Las únicas excepciones -George Bush padre en 1992 y Bob Dole en 1996- fueron seguidas de sendas derrotas contra Bill Clinton. Parece poco probable que Trump pueda remontar esos 8 puntos de margen si, en su mejor semana de todo el año, apenas ha sido capaz de arañar uno.

La media de encuestas de FiveThirtyEight sitúa a Trump unos 4 puntos por detrás de Biden en los estados clave

Por supuesto, la clave es que las elecciones de EEUU se realizan a nivel nacional y Trump no necesita ser el candidato más votado para ser nombrado presidente: le basta con sacar un solo voto más que su rival en estados que sumen 270 escaños al Colegio Electoral, una cámara que se reúne en diciembre por un día únicamente para nombrar al mandatario para los próximos cuatro años.

Y allí las opciones de Trump son algo mejores. La media de encuestas de FiveThirtyEight sitúa a Trump unos 4 puntos por detrás de Biden en los estados que con más seguridad decidirán al vencedor nacional: Pensilvania, Florida y Arizona. Si Biden gana Michigan y Wisconsin -en los que su margen se parece más a la media nacional-, Trump aún podría mantenerse en la Casa Blanca si gana estos tres estados, por minúscula que sea su ventaja. Al fin y al cabo, en 2016 ganó el trío de estados clave -Pensilvania, Michigan y Wisconsin- por menos de un 1% en cada uno. Menos de 80.000 papeletas -de más de 130 millones- en tres estados decidieron al vencedor.

La diferencia es que este año las encuestas están más planas que entonces, los indecisos que auparon a Trump en el último momento han caído a mínimos -cerca de un 6%, y muchos de ellos votarán a partidos minoritarios- y la última vez que hubo elecciones a nivel nacional, las legislativas de 2018, dieron un resultado muy similar al que señalan las encuestas ahora: los demócratas ganaron por 9 puntos y se llevaron Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Arizona, un grupo que bastaría para dar la victoria a Biden. Además, los sondeos de este miércoles indican que los ciudadanos confían más en Biden para mantener el orden por 8 puntos, según Morning Consult, y no creen que las protestas vayan a frenarse si Trump es reelegido, según YouGov. El terreno en el que Trump ha decidido moverse, en otras palabras, no es el mejor para él.

La clave para Biden: cinco puntos

Sea como fuere, el analista de encuestas Nate Silver sitúa en los 5 puntos el margen por el que Biden necesita ganar a nivel nacional para garantizar una victoria en el Colegio Electoral. “Entre 4 y 5 puntos, gana un 89% de las veces. Más de 5 puntos, gana un 99%” según sus cálculos, explicó. Sin embargo, si cae al margen por el que ganó Clinton, entre 2 y 3 puntos, el resultado será igual de ajustado que entonces, con apenas un puñado de papeletas entre uno y otro en los estados decisivos: un 46% de probabilidades para Biden y un 56% para Trump. Cualquier resultado mejor para el republicano -perder por 2 puntos o menos- garantizaría su reelección.

El próximo viernes las urnas se abrirán en Carolina del Norte, donde más de 600.000 personas recibirán una papeleta para votar por correo. Este estado, muy igualado entre ambos, podría ser una ‘opción B’ para Biden si se cae alguno de los otros. Pero, por el momento, las encuestas siguen apuntando a un escenario en el que Biden es el favorito. La pregunta sigue siendo si a Trump le queda alguna carta que jugar para llevarlos a un terreno más favorable para él. Pero el sistema electoral estadounidense hace que la diferencia en votos entre un escenario en el que Trump gane en escaños por la mínima y uno en el que Biden aplaste al presidente con más de 370 escaños sea muy pequeña.

Estudio: el ICE detiene a 70,000 durante la pandemia

Adrián y Yasmani, quienes prefirieron usar otros nombres para proteger su identidad, dicen seguir sin poder asimilar que en el centro de detenciones de Otay Mesa —ubicado en San Diego— un guardia, que después supieron que se había contagiado de COVID-19, se quitaba la mascarilla del rostro para toserle a los migrantes.

Ambos cubanos, quienes forman una pareja gay, explicaron que “fue horrible estar ahí… [Que fue como estar] en como otro mundo”.

La pandemia ya se registraba fuera del centro de detención pero poco tiempo después, una celadora y un primer migrante se contagiaron.

“Cuando empezó el coronavirus, hicimos una huelga de hambre porque no nos daban mascarillas. [Los guardias] empezaron a atacarnos. Se presentaban vestidos de negro con pistolas de gas lacrimógeno y nos amenazaban… Ordenaban que volviéramos a las habitaciones”, platicó Adrián.

Yasmani recuerda que “se llevaron a unas siete personas de nuestra sección, porque un guardia tenía coronavirus”.

Agrega que “[el celador] se quitaba la máscara y andaba tosiendo. Después de que dejó de venir a trabajar por unas dos semanas, pusieron nuestra sección en cuarentena”.

“Todo el mundo se dio cuenta de que nuestra sección tenía COVID-19 y fue cuando empezamos a preocuparnos más. Estábamos atrapados allí, pero ellos [los guardias] no adoptaron ninguna medida… No nos dieron nada y no podíamos mantener ninguna distancia”.

Explicaron que si alguien de la sección enfermara, sacarían a esa persona del área durante una semana y después de eso, traerían a la persona de regreso.

“Como alguien que es VIH positivo, temía no sobrevivir si me enfermaba allí”, dijo Yasmani.

Al salir del centro de detenciones, cerca de la frontera de San Diego con México, “nos sentimos bien al poder respirar aire fresco de nuevo”, platicó.

Pandemia y arrestos

Este relato se basa en lo que platicaron a la ACLU los dos migrantes cubanos que viajaron a Guyana, de ahí a Brasil; y por tierra lograron llegar a Tijuana, México.

En esta última parada, tuvieron que esperar meses hasta conseguir pasar en orden a pedir asilo, solo para ser enviados a la “hielera” de la patrulla fronteriza y luego al centro de detención de Otay Mesa.

Son solo dos de 525 migrantes que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha conseguido liberar de centros de detenciones en lo que va de la pandemia.

Pero la organización legal sin fines de lucro más grande en el país, calcula que en lo que va de la contingencia sanitaria, la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha detenido a una 70,000 personas a nivel nacional.

Las detenciones van desde personas que el ICE busca hasta inmigrantes que están en el lugar del operativo pero terminan capturados —a quienes la agencia llama arrestos ‘colaterales’. Encierran incluso a aquellos, que como Adrián y Yasmani, hacen todo apegados al derecho internacional, al derecho de asilo y aportan evidencias.

Aún ahora, Yasmani dice sentirse mal “porque tengo un monitor electrónico de tobillo puesto y eso te hace sentir que sigues siendo un prisionero”.

Indica que los agentes del ICE “te llaman por la noche, en todo momento y otra vez al amanecer. Durante el proceso, no puedes trabajar. No tenemos trabajo… No somos independientes”.

Conoce las diferencias entre el COVID-19 y la gripe

Aunque en algunos síntomas pueden ser similares, la influenza (gripe) y el COVID-19 son enfermedades causadas por virus diferentes por lo que hay que conocer cómo distinguirlas.

En ambas, se podrían presentar síntomas similares como fiebre, dolor de cuerpo y tos, sin embargo, existen otros síntomas que en conjunto dan cuenta para conocer si se tiene una u otra enfermedad.

La infectóloga Ángeles Rodríguez detalló que “en términos generales la persona que tiene gripe va a tener un desarrollo abrupto de fiebre alta, dolor en el cuerpo, malestar general, tos, pérdida de apetito y síntomas catarrales como gotereo nasal. Esa condición va a ser más severa que un catarro normal, pero no es mortal en la mayoría de los casos”.

En cambio, para el COVID-19 en la mayoría de los casos se trata de una combinación de fiebre, dolor de cabeza intenso, dolor en el cuerpo, y los que desarrollan síntomas respiratorios incluyen tos, dolor de pecho y dificultad respiratoria. No obstante, precisó que algunos particulares del COVID-19 podrían incluir además la pérdida del gusto y olfato, y síntomas neurológicos como pesadillas y hasta alucinaciones.

“No debería haber mucha confusión entre una persona que tiene COVID-19 y una influenza, si es la presentación clásica no se deberán confundir. Lo que pasa es que hay unos casos más leves que solo presentan fiebre, dolor de cuerpo y tos, y ahí puede ser que se confundan”, apuntó Rodríguez, exepidemióloga del Estado.

De acuerdo con el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), otras diferencias incluyen que si una persona tiene COVID-19 puede tardar más en presentar síntomas que si tuviera influenza, ya que por lo general en influenza tarda uno a cuatro días, mientras que el COVID-19 tarda alrededor de cinco días, pero en algunos casos puede ser hasta 14 días. Igualmente, el CDC establece que con el COVID-19 se puede ser contagioso por un periodo más prolongado de tiempo. De hecho, aunque se propagan de forma similar, se establece que el COVID-19 puede ser más contagioso en ciertas poblaciones y grupos de edad.

Otra de las grandes diferencias por las que la población debe prestar atención y protegerse es que en el caso de la influenza los niños son quienes corren más riesgo de enfermarse gravemente, mientras que en el COVID-19 son adultos mayores y personas con ciertas afecciones.

Reportan modesto aumento del empleo en los Estados Unidos

Las empresas estadounidenses crearon una modesta cantidad de empleos el mes pasado, informó el miércoles una firma analítica, indicio de que aunque hay contrataciones apenas están incidiendo en el nivel de desempleo.

La firma procesadora de nóminas ADP informó el miércoles que las empresas añadieron 428.000 puestos en agosto, cifra que habría sido notable antes de la pandemia pero que ahora representa una ínfima proporción de los 12 millones de empleos que se han perdido debido a la crisis de salud.

La mayoría de los puestos creados están en las grandes corporaciones, precisó ADP. Los pequeños negocios con menos de 50 empleados añadieron 52.000 posiciones, mientras que las empresas medianas —de entre 50 y 499 trabajadores— añadieron 79.000.

“Ante las inmensas pérdidas de empleos durante la pandemia del coronavirus, un crecimiento laboral de 400.000 puestos por mes implica que le tardará años al mercado laboral recuperarse de la crisis”, estimó Gus Faucher, economista en PNC.

Las cifras de ADP no incluyen empleados públicos y a veces discrepan con respecto a las cifras oficiales, emitidas por el Departamento de Trabajo y cuyo próximo informe se publicará el viernes. ADP modificó su cálculo de julio aumentándolo a 212.000 puestos creados, mucho menos de los 1,8 millones de puestos adicionales reportados por el gobierno.

Los economistas pronostican que el reporte del viernes reflejará la creación de 1,4 millones de empleos adicionales y una leve disminución de la tasa de desempleo, de 10,2% a 9,8%, según la empresa de análisis FactSet.

Secretario del Tesoro pide acuerdo bipartidista sobre paquete de estímulo

El secretario de Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, aseguró el martes que el gobierno está aún dispuesto a llegar a un acuerdo para aprobar un nuevo paquete de estímulo e inyectar capital a los pequeños comercios en medio de la recesión económica creada por la pandemia del coronavirus.

“Seguiremos trabajando con el Senado y la Cámara de manera bipartidista en la fase cuatro del paquete de estímulo”, dijo Mnuchin en una audiencia en la Cámara de Representantes.

El secretario Mnuchin expresó también que espera que se llegue a un acuerdo entre el partido Demócrata y el Republicano sobre la ayuda gubernamental. “Creo todavía que se debe alcanzar un acuerdo bipartidista” para suministrar “fondos sustanciales para las escuelas, para hacer pruebas diagnósitcas, vacunas” y créditos a los pequeños comercios.

Las conversaciones entre los líderes políticos sobre un nuevo estímulo están estancadas desde principios de agosto, cuando ambas partes se levantaron de la mesa ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo.

EE.UU.: ¿Qué incluye el nuevo paquete de ayuda por COVID-19 de los republicanos?El paquete viene a reemplazar la ayuda federal anterior aprobada en mayo que expira el viernes 31 de julio.

Mientras que los demócratas han rebajado su petición desde los 3,4 billones de dólares hasta los 2,2 billones, según propuso esta semana la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, la Casa Blanca sigue enrocada en su propuesta de 1,3 billones.

Mnuchin comentó sobre la discusión en la audiencia: “No apoyo los 2,2 billones”. El secretario del Tesoro, no obstante, dijo durante la audiencia que está dispuesto a sentarse con la presidenta de la Cámara “en cualquier momento” e incluso prometió llamarla en cuanto se acabara la sesión.

La ayuda de 600 dólares semanales que los millones de estadounidenses desempleados recibieron por cuatro meses expiró el 31 de julio y, a pesar de que Trump emitió un orden ejecutiva para extender los beneficios —reduciendo la ayuda a 400 dólares— los estados están luchando por hacer llegar el dinero a sus ciudadanos.

Por más de 20 semanas consecutivas, más de un millón de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo, mientras que los casos de coronavirus en EE.UU. superan los seis millones y se ha producido un repunte en estados del Medio Oeste.

Trump visitó Kenosha para respaldar a la policía, no a la familia de Jacob Blake

El presidente Donald Trump reclamó que le dieran crédito el martes por traer la calma a Kenosha, Wisconsin, durante una visita a la ciudad donde el tiroteo que realizó la policía contra un hombre negro desarmado desató días de protestas violentas.

Pero Trump no visitó al afroamericano Jacob Blake, quien quedó paralizado de la cintura para abajo después de que un policía blanco le disparara por la espalda siete veces el 23 de agosto.

Tampoco se reunió con la familia de Blake, solamente dos pastores de la iglesia de la madre de Blake pudieron asistir a uno de los eventos con el president

En cambio, prometió reconstruir Kenosha y proporcionar más gastos federales a Wisconsin.

“Para detener la violencia política, también debemos enfrentar la ideología radical… Tenemos que condenar la peligrosa retórica anti-policial”, dijo Trump, y agregó que sin su ayuda Kenosha se habría” quemado hasta los cimientos”.

Aunque Trump sugirió que ayudó a sofocar la violencia enviando la Guardia Nacional, fue Tony Evers, el gobernador de Wisconsin, quien activó la Guardia Nacional del estado y pidió ayuda a Arizona, Michigan y Alabama, que enviaron tropas  a la ciudad.

“Melania and Me” es el nuevo libro-escándalo que pretende afectar a la familia Trump

La salida a la venta de Melania and Me (Melania y yo) este martes abre un nuevo frente de batalla para Donald Trump que, por esta vez, salpica de lleno a su esposa.

Melania and Me es el explosivo libro de memorias de Stephanie Winston Wolkoff, quien se dice examiga de la primera dama, Melania Trump.

El libro revela algunos detalles poco halagadores de la esposa de Trump. Y es que la autora asegura haber sido testigo de “mentiras” y “engaños” a lo largo de su amistad.

La Casa Blanca, que ha denunciado el libro como una “extraña distorsión de la verdad”se encuentra con una nueva piedra en el camino de la reelección de Trump, a dos meses de los comicios.

Pero Melania and Me no es sino uno más de los libros no autorizados por Trump sobre su vida en la Casa Blanca. Entre los más destacados de los últimos tiempos están los de Mary Trump, sobrina del presidente, y el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton.

Una portavoz de la primera dama indicó: “El libro no solo está lleno de falsedades y paranoia, sino que se basa en una necesidad imaginaria de venganza”.

Cuestionan a Nancy Pelosi por acudir a salón de belleza de San Francisco sin controles sanitarios

La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi es centro de una controversia por su visita a un salón de belleza de San Francisco.

De acuerdo con reportes, Pelosi pagó por lavado y secado de cabello en el interior de un negocio de la urbe california pese a que ese tipo de servicios no están permitidos por la pandemia del coronavirus.

Los salones de bellezas fueron autorizados el martes para atender clientes en espacios exteriores. Erica Kious, dueña de eSalon, dijo que uno de los estilistas que alquila una silla en el negocio le avisó el domingo en la noche que tenía la visita de una demócrata de San Francisco. La mujer no explicó por qué autorizó que el estilista prestara los servicios.

En el video de cámara de vigilancia se ve al estilista llevar mascarilla. Pelosi aparece con el cubrebocas en el cuello.

Un vocero de Pelosi dijo que la congresista siempre usa mascarilla y que su presencia en el salón de belleza no violó ninguna ley.

“El negocio ofreció a la presidenta de la Cámara visitar el lunes y aseguraron que la ciudad permitía la presencia de un solo cliente en el negocio”, dijo Drew Hammill, vocero de Pelosi. “La presidenta de la Cámara cumplió con las normas que le presentó el establecimiento”.