Month: November 2020

Trump insiste en que ganó en estados claves y pone fija fecha a su celebración

El presidente Donald Trump se autoproclamó este miércoles ganador en Pennsylvania, Georgia, North Carolina y Michigan pese a que autoridades electorales todavía tienen muchos votos por contar.

En dos tuits, Trump declaró su presunto triunfo en esos cuatro estados clave, mientras Joe Biden se acercaba al umbral de 270 delegados necesarios para lograr la Presidencia y la campaña del mandatario intentaba parar el recuento en Michigan y Pennsylvania.

Twitter etiquetó casi de inmediato el primer tuit de Trump con la advertencia de que “las fuentes oficiales” no habían declarado ganadores en esas contiendas cuando el mandatario emitió el mensaje.

“Nos hemos hecho, para propósitos del voto electoral, con la mancomunidad de Pennsylvania (que no permite observadores legales), el estado de Georgia, y el estado de North Carolina, todos los cuales tienen una GRAN ventaja de Trump”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

“¡Además, por la presente reclamamos el estado de Michigan si, de hecho, hubo un gran número de papeletas desechadas en secreto!”, añadió el presidente, en un mensaje que Twitter también etiquetó como conducente a una posible desinformación sobre las elecciones.

El presidente emitió esos mensajes justo después de que los principales medios de comunicación proyectaran a Biden como ganador en el estado clave de Michigan, que Trump ganó en 2016.

Con esa proyección, Biden ya sumaba 264 delegados en el Colegio Electoral y estaba muy cerca de llegar a los 270 compromisarios que dan las llaves de la Casa Blanca, frente a los 214 que acumulaba Trump.

Sin embargo, la campaña de Trump mantiene que aún tiene opciones de imponerse y ha desafiado el proceso de recuento en los tres estados que le auparon al poder en 2016: Pennsylvania, Michigan y Wisconsin.

Celebración el viernes

En tanto, la campaña de reelección del presidente pronosticó este miércoles que para el viernes podrá proclamar una victoria en las elecciones.

“Para finales de esta semana, quedará claro a todo este país que el presidente Trump y el vicepresidente (Mike) Pence serán reelegidos durante otros cuatro años“, dijo Jason Miller, asesor de la campaña de Trump, durante una llamada con periodistas en la que no admitió preguntas.

Miller pronosticó que “tan pronto como el viernes” quedará claro que Trump ha ganado en Arizona, un estado que las proyecciones de varios medios de comunicación han otorgado ya a su rival, el demócrata Joe Biden.

No importa quién gane las elecciones presidenciales, el dólar seguirá débil

Para el dólar estadounidense, que se ha mantenido débil durante gran parte del gobierno de Donald Trump, el ganador del proceso electoral que está por concluir será irrelevante. Los recortes de impuestos, un déficit mayor y el descenso de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal lo han mantenido a la baja y no parece que la tendencia se revierta con un probable triunfo del demócrata Joe Biden.

El dólar sigue siendo una refugio seguro en tiempos de turbulencia. La economía estadounidense registró un crecimiento inusual en el tercer trimestre luego de una caída récord en el segundo trimestre. Esa es una razón clave de por qué el dólar no caería mucho más, incluso si un candidato impugna el resultado de las elecciones en la Corte, como parece que lo hará Trump, señala un análisis de CNN.

“Dudo que vaya a haber una mayor erosión del dólar, se espera su estabilización”, dijo Phil Toews, director ejecutivo de la firma de gestión de activos Toews Corp., en entrevista con CNN Business.

El dólar subió brevemente este año antes de que el covid-19 frenara de golpe la economía de Estados Unidos. Pero hasta ahora ha bajado un 3% en 2020. La caída del dólar ha contribuido a la fortaleza de las grandes empresas. Un dólar más débil presenta beneficios para empresas como Apple, Coca-Cola y Procter & Gamble porque hace que sus bienes y servicios sean menos costosos de comprar en los mercados extranjeros. También hay un beneficio contable. Las empresas pueden reportar mayores ingresos de los mercados extranjeros cuando traducen las ventas internacionales a dólares en sus publicaciones de ganancias trimestrales.

El gobierno de Biden probablemente presionaría por un estímulo aún mayor para los consumidores y los pequeños negocios, especialmente si los demócratas toman el control del Senado. Este gasto probablemente debilitaría el dólar un poco más o, como mínimo, lo mantendría relativamente aplanado.

Biden es partidario de aumentar el gasto gubernamental en infraestructura, así como invertir en programas de energía solar, eólica y otras energías verdes. El aumento en el gasto podría compensar cualquier ingreso adicional que llegue a las arcas del Gobierno si Biden recupera dinero de algunos de los recortes de impuestos de Trump.

Un gobierno del demócrata probablemente adoptaría una postura más suave sobre los aranceles para aliados como Europa, México y Canadá. Eso sería bueno para el dólar. También sería más diplomático con China para abordar cuestiones económicas más allá del comercio, como el robo de propiedad intelectual.

También debes considerar lo que probablemente hará la Reserva Federal. Hay cada vez más sugerencias para que Biden o Trump designen a Jerome Powell para un segundo mandato como presidente de la Reserva Federal.

El mandato de Powell vence en febrero de 2022. Por esta razón, probablemente tendría que ser designado nuevamente el próximo año para tener suficiente tiempo de obtener la confirmación del Senado.

Si Powell permanece en esa posición, los inversores probablemente esperarán que las tasas se mantengan bajas por más tiempo, lo que ejercerá más presión sobre el dólar.

Reportan protestas y arrestos de manifestantes en varias ciudades de EEUU

Cientos de personas protestaron ayer miércoles en Filadelfia y decenas fueron arrestadas en Nueva York y en Mineápolis, durante manifestaciones en rechazo al gobierno de Donald Trump y para exigir el recuento de todos los votos depositados en las elecciones presidenciales del martes.

La Policía de Nueva York confirmó 20 detenidos y alegó que que “intentaron apropiarse de una protesta pacífica encendiendo fuegos, lanzando basura y huevos en Manhattan”, según la cuenta oficial de Twitter del Cuerpo, que dijo valorar la “libertad de expresión” y priorizar la “seguridad” ciudadana.

Las manifestaciones ocurren cuando todavía no concluye el recuento de votos en algunos estados y mientras las proyecciones de los medios dan ventaja al candidato demócrata a la Presidencia, Joe Biden, sobre el presidente republicano Donald Trump, que busca la reelección.

En Nueva York, los manifestantes recorrieron primero las calles aledañas al parque Washington Square, en la zona suroeste de la Gran Manzana, al grito de “No Trump, No KKK (Ku Klux Klan), No Facist USA” y “No hay justicia, no hay paz. Maldita policía racista”, cuando los agentes, montados sobre bicicletas, arrestaron a varios de ellos por estar ocupando la calzada. 

Tras dispersarse buena parte del grupo, cerca de medio centenar de policías antidisturbios acorralaron a los manifestantes a la altura de la calle West 8 con la Quinta Avenida, donde comenzaron a cargar contra ellos e iniciaron detenciones de los ciudadanos, que participaban en una protesta pacífica. 

Reclamos de libertad

Varios manifestantes fueron arrestados también durante una manifestación en Mineápolis (Minesota), donde según la cadena CBS Local Minnesota, marcharon con varias reivindicaciones. A principios de la semana, los organizadores anunciaron que emplearían lemas como “No permitan que Trump robe las elecciones” y “Una victoria de Biden no dará la libertad que demandamos”.

En ese sentido, señalaron que les gustaría que ganara el ex vicepresidente demócrata, aunque no ven que vaya a suponer un cambio en las vidas de la gente que sufre la pandemia, el racismo y la recesión.

Mineápolis fue escenario de graves disturbios raciales entre finales de mayo y junio, tras el asesinato el 25 del primer mes de George Floyd, un afroamericano que fue asfixiado por un policía blanco.

En tanto, en Filadelfia, centenares salieron a las calles para pedir que se cuenten todos los votos y se respete el proceso democrático que debe finalizar con el recuento de las papeletas enviadas por correo, después de que Trump acusara a los demócratas de pretender “robarse” las elecciones.

Biden triunfa en Michigan y adelanta: “vamos a ganar”

El exvicepresidente Joe Biden logró imponerse en Michigan, lo que lo acerca a los 270 votos electorales camino a la Casa Blanca.

En una conferencia de prensa, el demócrata pidió respetar la decisión de los votantes, luego de que más de 150 millones de personas salieron a emitir su voto.

“Aquí, la gente manda. El poder no se puede tomar ni hacer valer. Proviene de la gente… Y es su voluntad la que determina quién será presidente de los Estados Unidos y sólo su voluntad”, expresó.

El demócrata dio un discurso en Wilmington, Delaware, donde celebró la participación de los votantes, que le dieron el triunfo en el voto popular con más de 70 millones.

Adelantó que ganará, pero no quiso celebrar antes de tiempo.

“No estoy aquí para declarar que hemos ganado. Pero estoy aquí para informar cuando el conteo ha terminado, creemos que vamos a ganar”, expresó.

Al demócrata le fue reconocido el triunfo en Wisconsin y suma 253 votos electorales contra 213 del presidente Donald Trump.

En tanto, la campaña del republicano prepara acciones legales en Wisconsin, Michigan y Pensilvania.

El equipo de Trump pide un recuento en el estado clave de Wisconsin

El candidato demócrata, Joe Biden, podría convertirse en el próximo presidente de EEUU si logra la victoria en los estados clave de Wisconsin y Michigan, después de dar la vuelta a los resultados a última hora. Si consigue vencer también en Nevada y Arizona, donde lidera el escrutinio, sumaría los 43 representantes electorales que ahora mismo necesita para convertirse en el nuevo inquilino de la Casa Blanca. Biden ya cuenta con 227 de los 270 que decantan la balanza, por los 213 del actual presidente.

La campaña de Trump ha pedido el recuento “inmediato” ante la comisión electoral. El resultado oficial otorga el disputado estado a Joe Biden con 0,6% de los votos. En algunos estados, el recuento es automático si la diferencia entre los candidatos es inferior al O,5% o incluso el 1%.

La secretaria de Estado de Wisconsin, Meagan Wolfe, anticipa ya que los resultados allí no se podrán certificar hasta el 1 de diciembre, expone Carlos Fresneda, enviado especial en Nueva York.

“El presidente está dentro del margen para pedir un recuento y lo haremos inmediatamente”, dijo el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien, en un comunicado emitido antes de que ninguna proyección de medios hubiera declarado aún un ganador en ese estado del medio oeste.

“Ha habido informes de irregularidades en varios condados de Wisconsin que plantean serias dudas sobre la validez de los resultados”, expuso Stepien.

19.00. BIDEN MANTIENE UNA VENTAJA MÍNIMA EN WISCONSIN CON EL 99% ESCRUTADO

Joe Biden sigue en cabeza en el estado de Wisconsin cuando se ha escrutado el 99% de los votos. Sin embargo, esta ventaja es mínima: 49,4% contra el 48,8% a favor de Donald Trump.

Esta en Michigan, Biden obtiene el 49,6% de los sufragios y Trump el 48,7%. En este estado el escrutinio ahora mismo es del 94%.

18.50. EL ALCALDE DE NUEVA YORK CALIFICA DE ILEGÍTIMAS LAS DENUNCIAS DE FRAUDE DE TRUMP

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, calificó este miércoles de ilegítimas e injustas las alegaciones de fraude electoral lanzadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y pidió a los neoyorquinos que quieran manifestarse que lo hagan de manera pacífica.

Biden, el candidato más votado en la historia de las elecciones de EEUU

Joe Biden ya se ha hecho un hueco en la historia. El demócrata a la Casa Blanca se ha convertido en el candidato que más votos ha recibido y que estaba en poder de Barack Obama en las elecciones de 2008, en las que obtuvo su primera victoria electoral.

Un reporte de El Correo, diario de Madrid, informó que aunque todavía no está cerrado el recuento de votos, hasta ahora Biden habría conseguido más de 69,77 millones de votos, frente a los 69,49 que obtuvo Obama en 2008, en las que se impuso al republicano John McCain, que recabó 59,94 millones de votos. La estimación de voto apunta a que podría alcanzar los 80 millones de apoyos.

Por su parte, Donald Trump contaría con 67,16 millones de votos, por lo que todo hace indicar que también superará el récord que estableció Obama en sus primeras elecciones.

Sin embargo, ser el candidato más votado no significa ser elegido presidente, puesto que en Estados Unidos lo que votan los ciudadanos es a sus representantes en el Colegio Electoral, que es el que finalmente elige al mandatario del país.

Curiosamente, ha habido cinco candidatos que han llegado a la Casa Blanca sin haber sido los más votados. Bien lo sabe Donald Trump, que en las últimas elecciones de 2016 tuvo casi 2,9 millones de votos menos que la demócrata Hillary Clinton, pero sin embargo superó los 270 delegados necesarios en el Colegio Electoral que le dieron la presidencia de Estados Unidos.

Trump se atribuye la victoria total y trata de parar el recuento acusando a Biden de fraude

Los peores miedos se confirmaron. Pasadas las dos de la madrugada hora local, Donald Trump siguió el guión que se había anticipado al declarar su victoria de forma prematura, pese a que aún faltan por contar 64 millones de sufragios. Con ellos se decidirá la suerte de siete estados y el nombre del ganador. Solo que el presidente no quiere que continúe el recuento. En su intervención desde la Casa Blanca acusó a los demócratas de robarle la victoria y anunció que parará el recuento en el Supremo. «No queremos que encuentren papeletas a las 4 am y las añadan a la cuenta», sugirió.

Nadie pensaba que fuera a aceptar fácilmente una derrota, pero muchos se resistían a pensar que convertiría la noche electoral en un autogolpe de estado para perpetuarse en el poder, en contra de la voluntad popular. «Hemos ganado. Estábamos listos para una gran celebración, y de repente, ¿qué pasó?», se preguntó el presidente frente a las cámaras. «Este es un momento muy triste, es el mayor fraude en la historia de nuestra nación», acusó.

Su rival, Joe Biden, no fue capaz de noquearle con una victoria temprana, pero cuenta con que los estados del cinturón industrial inclinen la balanza a su favor si se les deja contar los votos. Pensilvania, Michigan y Wisconsin tardarán varios días en tener los resultados, abrumados por la ingente cantidad de votos por correo que se han recibido en el año de la pandemia.

Biden lidera con poco Wisconsin y Michigan; campaña de Trump afirma que triunfará

El exvicepresidente Joe Biden ha tomado una estrecha ventaja en los estados clave de Wisconsin y Michigan, lo que podría darle la victoria ante el presidente Donald Trump.

Un reporte del periodista Juan Mesa, de La Opinión, informó que hasta el miércoles en la mañana el demócrata suma 227 votos electorales contra 203 del republicano. Ambos están lejos todavía de los 270 necesarios para declararse triunfador.

Si Biden gana en Michigan y Wisconsin y luego toma Nevada, ganaría la elección.

“Las cosas se están moviendo hacia una conclusión, y hacia una conclusión a nuestro favor”, indicó la campaña del exvicepresidente.

Bill Stepien, jefe de campaña del presidente Trump y su subjefe adjunto, Justin Clark, indicaron en conferencia telefónica que la competencia en esos estados es cerrada, pero acusó a los demócratas de retrasar el conteo.

Agregaron que están cerca de ganar Nevada y eso le aseguraría el triunfo al republicano.

“Tenemos confianza en nuestro camino. Confiamos en nuestras matemáticas. Vemos algunas de estas competencias como ecuaciones matemáticas”, dijo Stepien.

Afirmó sin evidencia que los demócratas presionan por contar votos tardíos, un reclamo similar al del presidente Trump.

“[Los cemócratas están] presionando para contar las papeletas tardías… Si contamos todas las papeletas legales, ganamos”, afirmó.

Agregó que Wisconsin la competencia es una diferencia del uno por ciento, por lo que podría tener que haber un recuento.

Sobre Michigan señaló que hay territorios completamente republicanos que podrían darle la vuelta al estatus actual, además de que Nevada “las matemáticas” que ellos tienen son a su favor.

Aunque Arizona había sido señalada para Biden, la campaña del presidente Trump considera que no debería ser así, ya que hay votos que siguen llegando y, según sus reportes, serían para el republicano.

“Los votos que llegan tarde y que se emiten más cerca del día de las elecciones son los que se cuentan ahora”, dijo Stepien. “[Arizona] se enfila hacia el presidente”.

El presidente Trump enfrenta severas críticas incluso de sus aliados por adelantar su victoria en la madrugada, pedir detener el conteo de votos y afirmar que acudiría a la Corte Suprema.

El PPD apunta a una ínfima mayoría en el Senado de Puerto Rico

Amparados en un amplio dominio de los escaños por distrito, el Partido Popular Democrático (PPD) se encamina a obtener una estrecha mayoría en un Senado que incluirá representación de los cinco partidos, así como del independiente José Vargas Vidot, quien revalidó a un segundo cuatrienio en la Cámara alta.

El PPD, que en 2016 apenas obtuvo uno de los 16 escaños distritales en ese cuerpo, mantenía ventaja en 11 de los puestos en esta ocasión, frente a cinco del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Hasta el momento, el PPD estaría colando a sus dos candidatos en los distritos senatoriales de Arecibo, Mayagüez-Aguadilla, Ponce, Guayama y Humacao. En el caso del distrito de Arecibo, los aspirantes Elizabeth Rosa Vélez y Rubén Soto Rivera sostenían ventajas dentro del margen de recuento sobre los incumbentes novoprogresistas Ángel “Chayanne” Martínez y José “Joíto” Pérez Rosa, tras reportarse el 95.9% de los colegios.

El PNP, en tanto, lograba colocar sus dos candidatos en los distritos de San Juan y Bayamón, que han dominado en la historia reciente. En el distrito de Carolina, el representante popular Javier Aponte Dalmau apuntaba a saltar exitosamente al Senado, mientras Marissa Jiménez, del PNP, ocupaba el segundo escaño, habiéndose reportado el 94% de los colegios.

Amplia presencia de partidos emergentes

El éxito del PPD a nivel distrital no se tradujo a las candidaturas por acumulación, donde hasta el momento solo lograba ubicar a tres de sus seis aspirantes. En contraste, los cuatro candidatos que postularon de forma combinada el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Proyecto Dignidad habían logrado acceder a la Cámara alta.

Con más del 95% de los colegios escrutados, María de Lourdes Santiago, del PIP, superaba por más de 40,000 votos a su más cercana perseguidora en las candidaturas por acumulación, en lo que será su regreso al Senado, donde estuvo entre 2013 y 2016, antes de aspirar a la gobernación. En una cómoda segunda posición quedó Joanne Rodríguez Veve, la candidata del Proyecto Dignidad.

La apuesta del MVC, de postular dos candidatos por acumulación, rindió frutos con la virtual elección de Ana Irma Rivera Lassén y Rafael Bernabe, quienes se colocaban en la séptima y novena posición, respectivamente, al momento de publicación.

Junto a Vargas Vidot, suman cinco los candidatos no provenientes de los partidos tradicionalmente dominantes que desde enero de 2021 ocuparán un escaño senatorial.

Al igual que el PPD, el PNP también logró elegir a tres candidatos por acumulación, en las figuras de William Villafañe, el actual presidente, Thomas Rivera Schatz, y Gregorio Matías. En horas de la madrugada, Villafañe sobrepasó en el escrutinio a Rivera Schatz, quien se encuentra en cuarta posición, a 190 votos de su correligionario.

En el bando popular, el exsecretario de Hacienda Juan Zaragoza era el más votado según los datos divulgados, con 159 sufragios más que José Luis Dalmau, quien luego de 20 años como senador por el distrito de Humacao aspiró a un escaño por acumulación y es mencionado como el favorito para ocupar la presidencia del cuerpo.

Aníbal José Torres, expresidente del PPD, se aferraba al 11mo y último escaño, luego de haber pasado gran parte del día de ayer por debajo de esa posición.

Con 55,715 votos, Torres supera por 2,230 a la también popular Brenda López de Arrarás, quien aspiraba a pasar de la Cámara de Representantes al Senado, y por 2,270 sufragios a la incumbente novoprogresista Keren Riquelme.

Otros que parecían quedar fuera de carrera al momento son los senadores penepés Itzamar Peña y Carlos Rodríguez Mateo, así como los populares Ada Álvarez Conde y el representante Luis Vega Ramos.

De mantenerse los resultados, los 27 escaños del Senado quedarían compuestos de la siguiente manera:

PPD: 14

PNP: 8

MVC: 2

PIP: 1

Proyecto Dignidad: 1

Independiente: 1

Victoria en Pennsylvania sería crucial tanto para Trump como para Biden, pero los resultados tardarán

Los 20 votos electorales de Pennsylvania serían cruciales tanto para que el presidente Donald Trump como para que el demócrata Joe Biden consigan los 270 votos necesarios para ganar la Casa Blanca en estos comicios presidenciales.

Trump ganó allí en 2016, como lo hizo también en los otros dos estados del llamado “muro azul”, Michigan y Wisconsin. Pero Biden, que nació en Scranton, ha mantenido una modesta ventaja en las encuestas.

La clave para el demócrata sería conseguir una buena participación en Philadelphia, sobre todo entre los votantes negros y latinos y en los suburbios aledaños. Trump lo tiene más difícil. Necesita mantenerse o aumentar su margen en las áreas rurales del estado y esperar que su respuesta violenta no juegue en su contra en suburbios y centros urbanos.

Pero los resultados en Pennsylvania se harán esperar. Los pronósticos apuntan que el conteo inicial favorecerá a Trump, aunque la balanza se inclinaría a favor de Biden a medida de que se contabilizan los votos por correos.

La razón que hará que los resultados se demoren es que los votos anticipados no se pueden procesar hasta el día de las elecciones y algunos condados podrían no comenzar con el recuento hasta que cierren las urnas. Algunos de ellos, señala CNN, no empezarán hasta el miércoles, algo que deja claro que no habrá resultados definitivos la noche del martes.

Puerto Rico: estos son algunos de los alcaldes derrotados en las elecciones 2020

Varios alcaldes, incluyendo a algunos que llevaban varios cuatrienios como primeros ejecutivos municipales, fueron derrotados en las elecciones generales del martes, según datos de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

La alcaldesa de Ponce por el Partido Nuevo Progresista (PNP), María ‘Mayita’ Meléndez, aceptó su derrota luego de estar en el cargo por 12 años. Meléndez instó al nuevo alcalde, el doctor Luis Irizarry Pabón, a hacer un buen trabajo “como lo hice yo”.

Mientras que el alcalde de Adjuntas por el PNP, Jaime Barlucea, reconoció su derrota tras estar 16 años al frente de la Ciudad del Gigante Dormido. “Felicito al nuevo alcalde José Hiram Soto Rivera”, dijo Barlucea en un mensaje en sus redes sociales.

El alcalde por 16 años de Santa Isabel por el Partido Popular Democrático (PPD), Enrique “Quique” Questell Alvarado, fue derrotado por Rafael “Billy” Burgos Santiago, del PNP. Mientras que el alcalde de Guayanilla por el PPD, Nelson Torres Yordán, aceptó su derrota frente a Raúl Rivera, del PNP. En Arecibo perdió el alcalde novoprogresista, Carlos Molina Rodríguez, ante Carlos Ramírez Irizarry, del PPD. Mientras que en Aguadilla, Yanitsia Irizarry Méndez perdió la elección ante Julio Roldán Concepción, del PPD.

Biden: “Estamos en camino de ganar la elección”

El candidato demócrata Joe Biden se dirigió a la nación a las 12.30 a.m. del 4 de noviembre aunque los resultados de la elección presidencial aún está en juego, con los estados indecisos.

Biden habló brevemente desde Wilmington, en Delaware, y agradeció al pueblo su participación en estas elecciones y reiteró su confianza en los resultados.

“Creemos que estamos camino de ganar esta elección”, dijo Biden. “Sabíamos por el volumen sin precedente de voto por correo que esto tardaría bastante, pero tenemos que ser pacientes, y esperaremos hasta que se cuenten todos los votos”.

Biden se mostró confiado de ganar Arizona, Wisconsin, Michigan y -cuando se termine de contar- Pennsylvania. Además dijo que estaba “vivo” en Georgia.

Biden cerró su aparición en público con un llamado a la esperanza en los resultados de las elecciones.