Month: November 2020

Trump escribe que “están tratando de robarse la elección”, pero Twitter bloquea el mensaje

Instantes después de que Joe Biden apareció en público y dijo que estaba en camino a ganar la elección presidencial, el presidente Donald Trump lanzó vía Twitter una afirmación tipo infamia diciendo que “ellos están tratando de ROBARSE la elección”, agregando que no se puede votar después de que las casillas han cerrado.

En su tuit, Trump cometió un error de ortografía, por lo que lo borró y volvió a escribirlo, pero su error con la palabra “Poles” (tubos) en lugar de “Casillas” (Polls) no pasó inadvertido.

Pero ese segundo tuit fue tapado por Twitter, que indicó que su contenido era “discutible y podría malinformar al público acerca de la elección”.

Trump aseguró que estaba ganando la elección “en grande”.

Trump y Biden pelean cada voto: tres estados provocan una elección electrizante

El presidente Donald Trump logra mantener Florida, uno de los estados clave, pero la pelea electoral contra el retador Joe Biden continúa en Wisconsin, Michigan y Pensilvania.

El presidente Trump también logró Ohio, una entidad que tradicionalmente obtiene quien gana la elección presidencial.

Hasta el momento, el demócrata Biden suma 223 votos del Colegio Electoral contra 192 del presidente Trump, pero todavía es temprano para cantar una victoria o derrota. La sorpresa ha sido Arizona, reconocida para el demócrata.

“Estamos viendo una contiendan increíblemente cerrada y el margen será muy poco”, consideró Laura Rodríguez, experta en políticas públicas y procesos electorales del Center for American Progress Action Fund.

Saleha Mohsin, de Bloomberg News, indicó que Wisconsin, Michigan y Pensilvania no daría resultados esta noche, según información de los Comités Electorales de esas entidades. El segundo estado necesitaba hasta el viernes

Rodríguez adelantó que Florida había tenido una alta participación de latinos, donde la campaña del presidente Trump enfocó su estrategia en difundir el miedo al “socialismo” y “comunismo”, entre una comunidad de votantes de ascendencia cubana y venezolana, que han padecido régimenes considerados socialistas.

“Era una campaña negativa, de asustarlos con el tema del socialismo de Biden, pero bueno, cualquiera que lo conoce sabe que no lo es… aunque mucha gente le tiene miedo al Partido Demócrata por esa idea”, expuso.

Rodríguez reconoció que al menos en Florida, el presidente Trump podría ganar más voto de latinos, pero descartó que a nivel

nacional se presente el mismo fenómeno. La última encuesta de Telemundo arrojó que Biden recibiría el 62% de esos votantes y el republicano 29%.

Posible batalla en los tribunales

Dados los resultados tan cerrados que se proyectan se acerca la posibilidad de que los equipos legales de ambos equipos enfrenten batallas en tribunales.

“Siento que vamos a estar peleando en varios estados”, indicó Rodríguez. “Vamos a ver a abogados de ambas campañas que van a querer contar votos… algunas batallas tienen mérito y otros no”.

La campaña del presidente Trump envió a sus seguidores por correo peticiones para obtener fondos para “defender la elección”, ya que afirma que los demócratas “no reconocerán” el triunfo.

“Este día ha sido histórico. Vamos a ganar y vamos a ganar en grande”, indicó. “Pero, los medios de noticias falsas y sus socios demócratas se negarán a reconocerlo. Ellos intentarán hacer lo que sea necesario para evitar que ganemos, y es por eso que necesito que des des un paso al frente… ¡Tenemos que luchar!”

Agregó que los resultados finales tardarían más tiempo, aunque la buena noticia es que no hubo movilizaciones violentas en el país, a pesar de que al menos 24 estados desplegaron elementos de Guardia Nacional.

“Por ahora estamos viendo más o menos una elección pacífica, bien organizada”, indicó.

A Biden se le habían reconocido, entre otros, Arizona, California, Connecticut, Massachusetts, Vermont, Nueva York, Nueva Jersey, Virginia, Illinois, Colorado y Nuevo México.

En tanto, el presidente Trump se había impuesto en Florida, Dakota del Norte y Dakota del Sur, Wyoming, Nebraska, Oklahoma, Arkansas, Mississippi, Lousiana, Alabama, Carolina del Sur y West Virginia.

Los demócratas mantendrán el control de la Cámara Baja del congreso americano

Washington, 3 nov (EFE).- La oposición demócrata conquistará los escaños suficientes para mantener el control de la Cámara de Representantes de EE.UU. durante los próximos dos años, según las proyecciones de las cadenas de televisión NBC News y Fox News.

En estas elecciones se renueva la totalidad de los 435 escaños de la Cámara Baja, controlada desde enero de 2019 por los demócratas, que tienen 232 asientos frente a los 197 de los republicanos, el partido del presidente Donald Trump.

Se esperaba que los demócratas retuvieran el control de ese hemiciclo, y el Cook Political Report, una organización no partidista que analiza resultados electorales, pronosticó el lunes que la oposición podía ganar entre 10 y 15 escaños más para ampliar su mayoría actual en la Cámara Baja.

“La combinación de la impopularidad de Trump en los suburbios, una desventaja a la hora de recaudar fondos y los 32 asientos abiertos que los republicanos tienen que defender (frente a la docena de los demócratas) ha hundido las opciones de los republicanos”, indicó entonces el editor de esa organización, David Wasserman.

El control demócrata de la Cámara Baja ha servido como contrapeso al poder de Trump en la segunda mitad de su primer mandato, y fue allí donde comenzó la investigación para someter a un juicio político al mandatario por sus presiones a Ucrania, un proceso que acabó en su absolución en el Senado.

La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, de 80 años, ha expresado su voluntad de presentarse de nuevo a ese cargo si su partido mantenía el control del hemiciclo, y su partido confiaba en conquistar también el Senado, actualmente en manos republicanas.

Alexandria Ocasio-Cortez y el resto de las congresistas demócratas de la llamada “Brigada” -Ilhan Omar, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib-, muy conocidas dentro y fuera de EE.UU. por enarbolar el ala izquierda del partido, consiguieron este martes mantener sin problemas su escaño durante dos años más.

También ganó su escaño Jamaal Bowman, quien protagonizó unas primarias este año en Nueva York que muchos compararon con las de Ocasio-Cortez en 2018 y que también pertenece al ala izquierdista del partido.

“Lo que más me entusiasma es que la gente está acudiendo a votar en grandes números para mostrar al poder establecido en el sistema que ya basta. Es el momento de cambiar”, dijo este martes Bowman en una entrevista con Efe.

Pierluisi se proclama ganador de contienda por la gobernación de Puerto Rico

Al filo de la medianoche, Pedro Pierluisi, candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), se proclamó como vencedor de la contienda a la gobernación con el 32.35% de los votos a su favor.

La Comisión Estatal de Elecciones (CEE) emitió una certificación preliminar de resultados parciales. Pierluisi llegó a las instalaciones del Vivo Beach Club junto a Jenniffer González, comisionada residente y quien revalidó en la contienda electoral.

Pese a que la CEE aún no lo había certificado oficialmente como ganador, Pierluisi se mostró confiado en prevalecer e incluso indicó que su ventaja se ampliará una vez se contabilice el voto adelantado que sobrepasa los 220 mil sufragios.

“A base de lo que se ha contabilizado hasta el momento es claro que yo prevalecí y falta por contar el voto adelantado, por lo menos yo no tengo el resultado, pero sé que cuando se contabilice no tengo duda de que ahí hay una ventaja bien significativa. Sé que prevalecí y por eso es que me estoy expresando ante el pueblo para decirle que estoy disponible para trabajar bien duro durante los próximos cuatro años”, señaló Pierluisi quien celebró su ventaja junto a un grupo de legisladores y González. Asimismo, minimizó que se mantenga en la delantera con un 32% de los votos y que la mayoría del país respaldó a otros candidatos.

En cuanto a una posible división en la Legislatura, Pierluisi comentó que espera que ambas cámaras puedan ser dominadas por el PNP. ““Prefiero tener un gobierno que no sea compartido para que esta obra se haga eficientemente. Así que espero contar con una mayoría PNP en Cámara y Senado. Me alegra que veo muchas caras nuevas en alcaldías y otros que no prevalecieron”, dijo.

“Prefiero que ese sea el escenario”, añadió Pierluisi sobre el escenario legislativo en el que todavía está por verse si el PNP retiene una mayoría.

Carlos ‘Charlie’ Delgado, candidato del Partido Popular Democrático (PPD), se mantiene en un cercano segundo lugar con el 31.47%. Alexandra Lúgaro, candidata del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), le sigue en un tercer lugar con 14.51% de los votos; Juan Dalmau, candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) con 13.73% de los votos; César Vázquez, candidato del Proyecto Dignidad con 7.22% y Eliezer Molina con 0.72%.

Por su parte, González, quien prevaleció con el 40.28% de los votos. A diferencia de la carrera por la gobernación, el contrincante de González, Aníbal Acevedo Vilá —candidato del Partido Popular Democrático (PPD)— concedió la victoria a la comisionada residente.

La comisionada residente, por su parte, indicó que estará comunicándose con los candidatos que no prevalecieron en la contienda.

ASEGURAN “CONTUNDENCIA” A FAVOR DE LA ESTADIDAD

Mientras tanto, Pierluisi aseguró que el resultado del plebiscito representa una cifra contundente que les permite exigir la estadidad ante el Congreso. “Es un mensaje claro que la mayoría absoluta quiere la igualdad como ciudadanos americanos que somos…Pienso que eso va a estar loud and clear”, dijo el ex comisionado residente.

Por su parte, González coincidió con Pierluisi y aseguró que se trata de un mandato contundente a favor de la estadidad y que buscarán que se encamine en el Congreso a partir de enero.

A las 12 de la medianoche, el “sí” —la opción a favor de la estadidad— contaba con el 52.15% de los votos. Mientras que el “no” contaba con un 47.85% de los votos.

Estas son las otras elecciones que se disputan en EE.UU este #supermartes

Como fenómeno de interés global, las elecciones presidenciales en Estados Unidos son el único acontecimiento político equiparable a los Juegos Olímpicos.

Se trata de dos eventos muy costosos, que se repiten cada cuatro años y que atraen una audiencia global masiva que incluye a muchas personas que normalmente no se interesan ni por el deporte ni por la política.

No en vano, en un editorial publicado en diciembre de 2015, la revista The Economist se refirió a los comicios estadounidenses como “el mayor espectáculo sobre la Tierra”.

Este 3 de noviembre, la atención mundial está centrada en la carrera por la Casa Blanca entre el actual mandatario, Donald Trump, y su rival por el Partido Demócrata, Joe Biden.

Sin embargo, en estas votaciones hay mucho más en juego.

Como ocurre cada dos años, también están en disputa los 470 escaños de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, y un tercio del Senadoen manos de los republicanos.

Aunque nada está escrito hasta que se cuenten los votos, estas proyecciones muestran al Partido Demócrata como claro favorito para quedarse con la Cámara de Representantes.

“Creo que luce bastante claro que los demócratas conservarán la Cámara Baja y es probable que aumenten su mayoría un poco. Ciertamente, haría falta un enorme salto para que los republicanos ganen allí este año”, dice Eric Schickler, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de California Berkeley, a BBC Mundo.

Las proyecciones están mucho menos claras en la elección del Senado que, después de la carrera presidencial, es la que está atrayendo más la atención por parte de los analistas.© BBC

El resultado del impeachment impulsado por los demócratas contra el presidente y la confirmación de una nueva jueza nominada por Trump para la Corte Suprema -contando solamente con el voto de los republicanos- son eventos polémicos que han servido para recordar la importancia que tiene la Cámara Alta.

De lo que ocurra en el Senado depende en gran medida la viabilidad del próximo gobierno estadounidense.

¿Por qué?

Aprobación y bloqueo

Conformada por 100 miembros, usualmente la Cámara Alta renueva un tercio de sus miembros de forma bianual, pero este año hay comicios especiales para llenar dos puestos adicionales que quedaron vacantes en Arizona y Georgia. En total son 35 los que se disputan este martes.

Kathryn Dunn Tenpas, investigadora del Brookings Institution y del Centro Miller de la Universidad de Virginia, explica que quien controla la Cámara Alta tiene mucho poder no solamente para determinar cómo estarán conformadas las cortes federales y la propia Corte Suprema, sino además en el nombramiento de muchos altos funcionarios del gobierno.

“El Senado tiene el poder de ‘consulta y aprobación’, lo que quiere decir que ellos son quienes confirman a los nominados por el presidente en cargos importantes en el Ejecutivo así como en el Poder Judicial”, dice Tenpas a BBC Mundo

Más de 1.100 funcionarios que ocupan cargos de rango alto y medio en el gobierno y en decenas de agencias federales requieren el visto bueno de la Cámara Alta para ejercer sus funciones.

Tenpas señala que hasta hace poco las designaciones en estos cargos requerían el voto favorable de tres quintas partes de los miembros del Senado, lo que obligaba a algún tipo de acuerdo entre ambos partidos pues históricamente no ha sido muy frecuente que uno de los dos tenga 60 o más curules.

Esta norma, sin embargo, fue modificada por los demócratas en 2013 para permitir por mayoría de 51 votos la confirmación de jueces en los tribunales inferiores y de funcionarios en el Ejecutivo.

El entonces presidente Obama dijo: “El actual patrón de obstrucción no es normal. No es lo que nuestros fundadores previeron. Un esfuerzo deliberado y decidido de obstruir todo, sin importar sus méritos, solamente para combatir los resultados de una elección no es normal y, por el bien de las generaciones futuras, no podemos dejar que se convierta en algo normal”.

En ese momento, había 59 personas postuladas por la Casa Blanca para cargos en el Ejecutivo y 17 nominados para posiciones en las cortes federales que se hallaban a la espera de ser confirmados por el Senado.

Los republicanos, por su parte, acusaron a los demócratas de dañar de forma irreparable la institucionalidad del Senado, ignorando su prerrogativa constitucional de “consejo y aprobación” de las nominaciones del Ejecutivo.

“Le dijo a mis amigos al otro lado del pasillo, lamentarán esto. Y lo podrán lamentar mucho antes de lo que piensan”, dijo el entonces líder de la minoría republicana Mitch McConnell.

Cuatro años después, convertido en líder de la nueva mayoría republicana Senado, McConnell eliminó el requerimiento de 60 votos para la escogencia de los magistrados del Tribunal Supremo, para así confirmar al juez Neil Gorsuch postulado al cargo por Donald Trump.

Así han confirmado a otros dos magistrados para el más alto tribunal del país.© Getty Images La mayoría republicana en el Senado fue clave para que el impeachment contra Trump no prosperara.

Más allá de su control sobre los nombramientos del Ejecutivo, el Senado es también la Cámara responsable de enjuiciar al presidente en caso de un impeachment en su contra.

Además, tienen poderes de investigación y juegan un papel clave en la aprobación de nueva legislación pues aunque la elaboración de las leyes debe iniciarse en la Cámara de Representantes, estas no pueden ser promulgadas por el Ejecutivo sin el visto bueno del Senado.

¿Gobierno viable?

Schickler considera que el resultado en las elecciones al Senado marcarán el margen de acción del próximo gobierno.

Si Biden gana pero los republicanos conservan el Senado, él no podrá llevar adelante la mayor parte de sus propuestas. Podrá hacer muy poco debido a que los partidos están muy divididos. Si surge alguna vacante en la Corte Suprema no podrá llenarla y tendrá muchas dificultades para nombrar jueces en las cortes inferiores. Se hallará atascado”, apunta.

Dado el clima de elevada polarización en el país, es previsible que un bloqueo similar se presente si Trump permanece en la presidencia pero los demócratas logran el control del Senado.

Schikler afirma que con un Senado a su favor, Biden tendría la oportunidad de llevar adelante algunas de sus principales iniciativas pero deberá establecer prioridades pues la complejidad del sistema estadounidense siempre dificulta la aprobación de nueva legislación.

Preliminar: Puerto Rico, sigue en la delantera el “Sí a la estadidad”

Cuando falta poco para el cierre de los colegios electorales, resultados preliminares muestran que el “sí”a la estadidad lidera el plebiscito.

Con 105,350 votos contabilizados, el “sí” a la estadidad lidera con un 56.1 % (59,112 votos). Mientras que, hasta ahora, el “no” cuenta con un 43.9 % (46,238 votos).

Al momento de esta publicación se reportó un total de 105,350 papeletas plebicitarias ya contabilizadas. De estas, 3,097 estaban en blanco.

Estos números llegan tras contabilizar 928 colegios electorales (de 5,567), lo cual representa casi un 17 % de estos.

plebiscito - preliminar

Los estadounidenses desafiaron la pandemia y acuden a las urnas

Millones de estadounidenses abandonaron este martes la seguridad de sus casas para salir a las calles y, entre abundantes medidas biosanitarias, depositar su voto en las urnas de cara a unas elecciones que presagian una participación histórica.

Las primeras urnas abrieron en la Costa Este del país a las seis de la mañana -una hora antes en Vermont- y desde entonces cientos de miles de ciudadanos se han sumado a los más de cien millones que, según la organización US Election Project, ya habían depositado su voto de manera anticipada.

Aunque apenas se han registrado incidentes relevantes hasta el momento, sí se han producido algunas denuncias de irregularidades. 

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) estaría investigando una serie de misteriosas llamadas automáticas instando a las personas a quedarse en casa el día de las elecciones, reportó la agencia Reuters, citando a un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional. Por otro lado, informa el diario The New York Times, un magistrado ha ordenado a las Fuerzas de Seguridad acudir a doce centros de correos en Washington D.C. donde se estima que aguardan unas 300.000 boletas que no habrían sido procesadas aún.

Ilustración Donald Trump y Joe Biden, cara a cara.

EN VIVO La jornada se desarrolla en calmaEn este blog encontrará información en tiempo real sobre las elecciones presidenciales de Estados Unidos, con una completa cobertura de la histórica jornada electoral este martes 3 de noviembre. 

Sin embargo, más allá de esos dos episodios, por el momento no se han registrado incidentes de gravedad. Autoridades de todo el país se han preparado para posibles choques violentos o actos de intimidación del electorado, algo que no había sucedido a falta de tres horas para que empezaran a cerrar las primeras urnas. 

En cuanto a los candidatos, debido a la nueva realidad impuesta por la pandemia, ninguno de los dos regaló a los reporteros la tradicional imagen en el centro de votación, puesto que ambos lo hicieron de manera anticipada. Sin embargo, ninguno de se quedó cruzado de brazos hoy.

El presidente Trump visitó la sede de su campaña en Arlington, Virginia. Allí, el mandatario comentó a los reporteros que  “todavía no estaba pensando en un discurso de concesión o de aceptación” y apuntó que “perder nunca es fácil”. Desde  el mediodía, su agenda oficial no muestra ningún otro evento previsto.

Por su parte, Joe Biden decidió empezar la jornada en su ciudad natal -Scranton, en Pensilvania- donde visitó el hogar de su infancia y declaró: “Desde esta casa a la Casa Blanca, con la gracia de Dios”. El demócrata, que visitó la tumba de su hijo Beau Biden y fue a misa esta mañana, dijo que pasará el resto de su día en Pensilvania.

Puerto Rico: resultados preliminares ponen a Jenniffer González en la delantera de Comisionado Residente

Los resultados preliminares de la contienda electoral presentaron hoy, martes, en la delantera a la candidata a la Comisaría Residente por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Jenniffer González Colón.

Según los resultados, González Colón contó con 29,410 de votos lo que refleja como un 51.9 por ciento.

Por otro lado, Aníbal Acevedo Vilá candidato por el Partido Popular Democrático (PPD) obtuvo el 36.8 por ciento con 20,874 de los votos.

Sin embargo, la página de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) estuvo teniendo problemas de conexión.

Analistas: gane quien gane las elecciones, las sanciones al régimen de Maduro continuarán


Estados Unidos y Venezuela eran muy buenos amigos hasta que llegó Hugo Chávez al poder en 1999. La relación política desde entonces fue tensa y en 2010 ambos países retiraron sus  embajadores. No obstante seguían siendo socios comerciales, básicamente petroleros. En 2015 el presidente Barack Obama declaró a Venezuela una amenaza para la seguridad de su país, comenzaron las sanciones individuales, pero los buques seguían yendo y viniendo. 

El gran giro se produjo en agosto de 2017, cuando de la mano del presidente Donald Trump se agregaron las sanciones sectoriales y con ellas el colapso definitivo de la relación. Además, la Justicia estadounidense avanzó en casos contra las cabezas del chavismo, poniendo incluso una recompensa por su captura, bajo la acusación de ser integrantes de una red de narcotráfico.

El rentismo petrolero venezolano respiraba gracias a la venta de crudo a Estados Unidos y de comprarle los insumos necesarios para procesarlo, así como gran variedad de mercancías. Esa dinámica se rompió por completo con las sanciones, dándole un la estocada final a una industria petrolera que ya venía en decadencia producto de la mala gerencia y la corrupción. Con ello la economía venezolana terminó de colapsar.

A más de tres años de impuestas las primeras sanciones económicas, la relación política está en un punto muerto, el comercio en mínimos históricos y el país sumergido en una densa crisis humanitaria. Tanto Trump, como Joe Biden, el candidato demócrata a la presidencia, abogan por elecciones libres y la salida de Maduro, lo que no está claro es cuál es la estrategia más efectiva para lograrlo y el rol de las sanciones en ese proceso, sobre el que existe un intenso debate.

¿Qué pasará con las sanciones si gana Joe Biden?

El regreso de los demócratas a la Casa Blanca marcaría un cambio en la forma de acercarse a la crisis venezolana. “Una administración Biden no buscaría desmantelar las sanciones contra Venezuela de inmediato, y ciertamente no sin mayores concesiones del régimen de Maduro”, señala Paul Angelo, exfuncionario del Departamento de Estado y especialista en temas latinoamericanos del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, en inglés), en una comunicación electrónica para El Diario, medio digital venezolano.

Un reporte del New York Times señala que el líder demócrata buscaría establecer negociaciones con Maduro una vez que haya fecha para unas nuevas elecciones y presionarlo a que se comprometa a organizarlas de manera justa.

“El objetivo final de la presidencia de Biden sería utilizar las sanciones y el alivio de las sanciones de una manera inteligente y multilateral para dar paso a elecciones libres y justas en Venezuela”, agrega Angelo.

Una de las preocupaciones que generan las sanciones son sus efectos colaterales, en el sentido de que no solo afectan la capacidad económica del gobierno de facto, sino que  han “aumentado los costos de transacción y han ralentizado la labor tanto del sector privado como de las organizaciones de ayuda humanitaria, cuyas cuentas y transacciones bancarias son frecuentemente bloqueadas”, señalan Moisés Rendón y Claudia Fernández en un artículo del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, en inglés).

Uno de los efectos inmediatos de las sanciones, especialmente a partir de 2019, fue el desplome del comercio entre Venezuela y Estados Unidos. Gracias al boom de los precios del crudo, en 2008, el total de comercio entre ambos países alcanzó su máximo histórico de $64.014 millones, de los cuales $51.402 millones correspondieron a exportaciones venezolanas, de acuerdo con datos de la Oficina de Análisis Económico (BEA, en inglés).

Conforme fue cayendo el precio del crudo y la producción de Pdvsa, las cifras tanto de importaciones como de exportaciones fue en declive. En 2018, año previo a la prohibición de compra y venta de productos petroleros, las estadísticas estadounidenses reflejan un comercio total entre las dos naciones de $19.063 millones, una caída de 70% con respecto a su pico histórico. Entre enero y agosto de 2020 (último dato disponible) el total del comercio es de $794 millones (1,2% del récord de 2008).https://e.infogram.com/0b3d8b8f-9f91-4bec-9b39-193b139b060b?parent_url=https%3A%2F%2Feldiario.com%2F2020%2F11%2F02%2Felecciones-eeuu-sanciones-maduro%2F&src=embed#async_embedComercio EEUU-Venezuela
Infogram

Pero las sanciones son de amplia aplicación y limitan los negocios petroleros que Venezuela puede hacer con otros países con un efecto inmediato en el comercio exterior del país. Una estimación del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) indica que las importaciones totales de Venezuela cerrarán este año en $6.200 millones, una caída de 52%, en comparación con 2019. Mientras, las exportaciones registrarán una baja de 68%, al culminar en $7.500 millones (apenas 7% del total del año 2012, cuando se batió el récord histórico).

¿Qué pasará con las sanciones si gana Donald Trump?

Un segundo mandato de Donald Trump supondría una continuidad de la estrategia de sanciones, aunque el mandatario no descarta reuniones o conversaciones directas para negociar su salida (como de hecho ocurrió en octubre). La permanencia del republicano en la Casa Blanca sí garantizaría un reconocimiento de Guaidó más allá del 5 de enero de 2021, cuando vence el periodo constitucional de la actual Asamblea Nacional, único órgano de poder legítimo en Venezuela.

Sanción
Donald Trump Venezuela

A diferencia de su antecesor, Barack Obama, el presidente Trump ha marcado una línea más dura contra Maduro y se convirtió en el principal aliado internacional de la oposición venezolana y de Guaidó como mandatario interino. Por el lado de las iniciativas que se han presentado en el Congreso estadounidense, principalmente de apoyo económico, han contado con el apoyo de miembros de ambos partidos.

En una audiencia ante el Senado, el enviado especial de Trump para Venezuela, Elliott Abrams, afirmó en agosto que Estados Unidos es el principal donante de ayuda humanitaria para el país con un monto total de $856 millones en asistencia desde el año 2017. 

“En un segundo mandato el presidente puede ir en cualquier dirección: vamos a hablar con él (con Maduro), vamos a sacarlo a patadas, vamos a incrementar la presión… Puede suceder cualquier tipo de cosa, pero algo va a suceder”,  asegura Juan Cruz, director del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, en una entrevista con Infobae.

No obstante, las críticas a la falta de resultados concretos de la estrategia de sanciones es cada vez más intensa, así como los llamados a reformarlas o simplemente levantarlas por completo.

 “El reciente intento de la administración (de Trump) de negociar directamente con el círculo íntimo de Maduro ha expuesto la insuficiencia de las sanciones de la administración como una herramienta punitiva para sacar a Maduro del poder”, señala Angelo.

Un informe del economista Luis Oliveros publicado por la organización Defensa de los derechos humanos en las Américas (WOLA, en inglés), señala que incluso considerando el declive en la producción petrolera que venía arrastrando Pdvsa (antes de 2017), las sanciones le han impedido a la estatal petrolera recibir ingresos estimados en $30.949 millones.

“Las sanciones tienen un efecto directo en la industria petrolera del país, generando una importante disminución en los ingresos fiscales en divisas, trayendo consecuencias negativas en la brecha fiscal, en el nivel de las importaciones y la actividad económica”, concluye Oliveros.

Trump y Biden llegan a la elección en medio de incertidumbre

La mayoría de las encuestas otorgan una ventaja para el exvicepresidente Joe Biden sobre el presidente Donald Trump, pero no tan amplia como para adelantar una victoria este 3 de noviembre.

Los republicanos, en tanto, han enviado mensajes a sus seguidores que adelantan un “triunfo” que podría ser “no ser reconocido” por los demócratas, pero esa certeza tiene un mensaje contrario: incertidumbre.

Real Clear Politics apunta que Biden tiene ventaja entre los 4 y 7 puntos porcentuales, pero considerando el margen de error en sondeos, de entre el 2 y 3 por ciento, la distancia es más corta.

“Nadie sabe lo que va a pasar”, explica Laura Rodríguez, experta en políticas públicas y procesos electorales del Center for American Progress Action Fund. “La cuestión es qué hará Donald Trump: hace las cosas en forma responsable y dice que tenemos que esperar a que todos los votos se cuenten o va a ser irresponsable y a decirle a la gente: ‘Yo soy el que gané y si no me lo dan tienen que salir a las calles’”.

Apuntó que ese sería un escenario extremo que incluso los gobernadores tendrían previsto, en referencia a discusiones que ella y sus colaboradores han tenido con representantes de varios estados.

“Muchos (gobernadores) están preparados para que haya paz en las calles”, indicó la experta, quien reconoció que el estado de Michigan es una entidad donde las irrupciones violentas podrían ser mayores, debido a su historial con el intento de secuestro de la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer, por lo cual el FBI detuvo a 13 personas.

Destacó que es una ventaja que haya casi 100 millones de votos adelantados, lo que podría reducir los momentos de tensión.

Según Elect Project, hasta el cierre de esta edición se habían recibido 97.6 millones de votos, de los cuales 35.4 fueron en persona y 62.1 por correo. Faltan casi 30 millones de boletas por ausencia que no se han recibido.

“Estamos viendo muchísimas más personas saliendo a votar. Hay estados que ya pasaron el número de votantes”, destacó Rodríguez. “Casi siempre cuando vemos números así, ese entusiasmo, es mejor para demócratas”.

La campaña del presidente Trump afirma que son los demócratas quienes buscan deslegitimar la contienda.

“Los agentes políticos de Biden ya han estado distribuyendo temas de conversación e investigación para deslegitimar los resultados del día de las elecciones”, afirmó Justin Clark, subdirector de campaña del mandatario. “La campaña de Biden también cometió el pecado político de no construir un juego terrestre o una operación de campo y ahora están pagando el precio con su incapacidad para atraer seguidores”.

Cuomo cree que el gobierno podría compartir con ICE datos de receptores de la vacuna anti-COVID-19

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, advirtió ayer lunes que la Administración Trump podría usar información de quienes se pongan la vacuna del coronavirus para perseguir a inmigrantes indocumentados.

“El Gobierno federal acaba de enviar un acuerdo de formulario de intercambio de datos a los estados. Este es solo otro ejemplo de cómo intentan extorsionar al estado de Nueva York para obtener información que puedan usar en el Departamento de Seguridad Nacional e ICE y que usarán para deportar personas. Eso es lo que es esto. No lo haré”, dijo el demócrata en una conferencia telefónica.

Según Cuomo, la Administración Trump ha pedido a los estados que reciban la vacuna participar en un acuerdo para compartir datos de quienes se pongan la vacuna.

“Quieren el nombre, quieren la dirección, quieren la fecha de nacimiento, quieren la etnia, quieren la raza, el sexo y quieren el número de identificación“, aseguró el gobernador neoyorquino. Aportar esta información sería necesario para que los estados reciban la vacuna cuando este.

El acuerdo sería que agencias como la red de Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tengan acceso a la información, pero Cuomo dice que teme que agencias de inmigración como ICE también tengan acceso a esos datos.

“Ya he pasado por esto antes”, aseguró el demócrata. “Esta es una administración que ha sido implacable desde el primer día con el muro en su búsqueda de indocumentados”.

El gobernador dice que prefiere establecer un programa público estatal que gestione el programa de vacunación, pero agrega que el Gobierno federal no ha aceptado proporcionar fondos para ello.

Trump desestima encuestas: “Vamos a ganar igualmente”

El presidente Donald Trump desestimó ayer las encuestas de opinión nacionales que lo muestran rezagado respecto a su rival Joe Biden, un día antes de unos comicios marcados por la crispación.

“Un voto por Biden es un voto para ceder el control del gobierno a los globalistas, comunistas, socialistas, los hipócritas liberales ricos que quieren silenciarlos, censurarlos, cancelarlos y castigarlos”, fustigó el mandatario en Fayetteville, Carolina del Norte, durante el primero de los cinco mítines previstos en cuatro estados.

“Vamos a ganar igualmente”, dijo ante una multitud que gritaba en coro “¡cuatro años más!”.

Biden: Trump es “débil” y una “deshonra”

La carrera electoral estuvo marcada por la pandemia de coronavirus, que ha dejado más de 231.000 muertos, atizó el desempleo y puso en relieve las profundas divisiones de la sociedad estadounidense.

En Cleveland, Ohio, Biden atacó el manejo de Trump de la pandemia de coronavirus.

“Mañana tenemos la oportunidad de poner fin a una presidencia que ha dividido a esta nación”, dijo Biden, que calificó a Trump de “débil” y “deshonra”.