Month: January 2021

Republicanos serían “neutrales” sobre candidatura de Trump

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, se rehusó el miércoles a alentar al expresidente Donald Trump a que se postule para la Casa Blanca en 2024, y afirmó que el Partido Republicano se mantendría “neutral” en sus próximas primarias presidenciales.

El Partido Republicano nacional, bajo el liderazgo de McDaniel, pasó los últimos cuatro años enfocado casi por completo en la reelección de Trump en 2020. Pero si el expresidente se vuelve a postular en 2024 —y ha indicado públicamente y en privado que eso desea_, la infraestructura del partido no apoyaría sus ambiciones más que las de otros posibles candidatos, de conformidad con las reglas del partido, señaló McDaniel.

El partido tiene que mantenerse neutral. No le estoy diciendo a nadie que se postule o no en 2024”, comentó McDaniel a The Associated Press cuando se le preguntó si quería que Trump volviera a postularse en las próximas elecciones presidenciales. “Eso va a depender de esos candidatos a partir de ahora. Sin embargo, lo que realmente quiero que él haga es ayudarnos a recuperar las mayorías en 2022”.

Varios prospectos republicanos ya han empezado a maniobrar para posicionarse rumbo a la contienda de 2024. McDaniel está mucho más enfocada en las elecciones legislativas de 2022, cuando los republicanos tendrán una oportunidad de acabar con el monopolio de los demócratas en el Congreso.

Casa Blanca: la pandemia de coronavirus causará aún miles de muertes en EE.UU

En la primera sesión informativa del equipo de respuesta COVID-19 de la Administración Biden realizada el miércoles, el mensaje fue claro: la ciencia y los científicos liderarán la respuesta.

La Administración de Biden inició sus informes de salud de nuevo nivel el miércoles con una proyección de que hasta 90,000 personas más en Estados Unidos morirán por la pandemia de coronavirus en las próximas cuatro semanas, mientras el gobierno se esfuerza por mejorar la entrega e inyección de vacunas.

“Sé que no es una noticia que todos queremos escuchar, pero es algo que debemos decir para que todos estemos conscientes”, dijo la Dra. Rochelle Walensky, la nueva directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). “Si estamos unidos en la acción, podemos cambiar las cosas”.

Walensky dijo que el pronóstico más reciente de su agencia indica que Estados Unidos alcanzará entre 479,000 y 514,000 muertes para el 20 de febrero. 

La pandemia ha causado 428,862 muertes hasta este miércoles, según los datos de la Universidad John Hopkins.

La sesión informativa estuvo a cargo de Jeffrey Zients, coordinador del gobierno de Biden para la respuesta a la pandemia;. Además participaron su adjunto, Andy Slavitt, el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, la Dra. Marcella Nunez-Smith, presidenta del grupo de trabajo de igualdad de COVID-19 de Biden, y la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Cuando se le preguntó cómo se podría usar la Ley de Producción de Defensa para producir más dosis de vacunas más rápido, Zients dijo que no se descartó nada.

“Esta es una emergencia nacional”, dijo Zients, el coordinador de respuesta COVID-19 de la Casa Blanca. “Cuatrocientas mil personas han muerto. Todo está sobre la mesa en toda la cadena de suministro”, dijo. “Y lo ejecutaremos en consecuencia”.

Para aumentar la cantidad de posibles lugares de vacunación y la cantidad de vacunadores disponibles, Zients dijo que el Departamento de Salud y Servicios Humanos ahora permitirá que los médicos y enfermeras que se hayan jubilado recientemente o que hayan quedado inactivos administren inyecciones. Y cualquier persona actualmente autorizada para vacunar en su estado podrá administrar vacunas a través de las fronteras estatales.

La sesión informativa se llevó a cabo de forma remota a través de Zoom, y se transmitió en vivo en el canal de YouTube de la Casa Blanca.

Demócratas se preparan para acelerar los cheques de $1,400

Los demócratas del Senado se están preparando para impulsar rápidamente el paquete de ayuda por el COVID-19 anunciado por el presidente, Joe Biden, de 1.9 billones de dólares, con o sin el acuerdo de los republicanos.

Dicho proyecto incluye, entre otras medidas, fondos para la distribución de las vacunas, un cheque de $1,400 dólares y un incremento del salario mínimo federal de $15 dólares la hora.

El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, advirtió a los senadores que estuvieran preparados para votar tan pronto como la próxima semana un proyecto de ley presupuestario que sentaría las bases para una rápida aprobación del plan de ayuda de Biden.

“El trabajo debe avanzar, preferiblemente con nuestros colegas republicanos, pero (se hará) sin ellos si es necesario“, dijo Schumer luego de una reunión privada de senadores demócratas.

“El tiempo es esencial para abordar esta crisis. Estamos considerando todas las opciones sobre la mesa”, agregó.<

El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, aceptó este lunes buscar un acuerdo con los demócratas para establecer reglas de organización en el Congreso que permitan desbloquear el trabajo legislativo. La decisión llegó luego de cinco días de bloqueo por parte del Partido Republicano que pusieron en riesgo las primeras medidas de Biden.

Asimismo, el senador independiente por Vermont Bernie Sanders, quien preside la Comisión de Presupuesto, dijo que el martes que presentará una ley para aumentar de manera gradual el salario mínimo federal a $15 dólares por hora de aquí a cinco años.

El aumento del salario es una prioridad demócrata desde hace tiempo, que busca duplicar el salario actual de $7.25 dólares por hora establecido la última vez que el partido estuvo en control del Congreso, durante la Administración de Barack Obama. Sus defensores afirman que dicho aumento sacaría de la pobreza a millones de trabajadores a tiempo completo.

“En el país más rico de la historia del mundo, si trabajas 40 horas a la semana, no deberías vivir en la pobreza“, dijo Sander. “El salario mínimo debe ser un salario digno, que permita a la gente vivir con dignidad. Es inaceptable que el Congreso no haya aprobado un aumento del salario mínimo desde 2007, hace 14 años”, agregó.

¿Cómo ha sido la primera semana de Biden en la Casa Blanca?

El demócrata Joe Biden cumplió este miércoles su primera y frenética semana como presidente, en la que ha emitido más de dos docenas de decretos para remodelar la política del país en asuntos clave de inmigración, derechos de las minorías, medio ambiente y asuntos exteriores.

Biden retomó la tradición en política exterior de Washington y fijó un nuevo rumbo para encarar la pandemia del coronavirus, que ha causado más de 400,000 muertes en el país y ha dejado sentir sus efectos en la primera economía del mundo.

Estas son las principales medidas que ha tomado:

Para frenar la pandemia

  • 100 días de mascarilla. Biden dedicó su primera orden ejecutiva al coronavirus. La decisión urge a los estadounidenses a que usen mascarilla -que solo es obligatoria en algunos estados- durante los primeros 100 días de su Presidencia para hacer frente a la pandemia. Se requiere el uso de la mascarilla en las instalaciones federales.
  • Coordinador contra COVID-19. El gobernante creó la figura del coordinador contra la COVID-19, puesto para el que ha nombrado a Jeff Zients, que supervisará el suministro, distribución y administración de vacunas, así como la producción de equipos y las pruebas de coronavirus.
  • Seguridad en viajes nacionales e internacionales. Biden ordenó que se exija llevar mascarilla en medios de transporte público como aviones, trenes y autobuses. Los viajeros que lleguen desde un país extranjero deben presentar la prueba de la COVID-19 negativa.
  • Accceso a la atención y tratamientos para COVID-19. El gobernante aprobó se acelere el desarrollo de terapias contra el coronavirus y ordenó brindar asistencia a las instalaciones de cuidado crítico y las de atención a largo plazo.
  • Reapertura de escuelas. Biden ordenó a la secretaria de Educación que coordine con los estados si requieren ayuda para la reapertura de los centros escolares para impartir clases en persona y para recopilar datos sobre la reapertura segura de las instalaciones educativas.
  • Restricciones a viajeros. El mandatario reimpuso las restricciones a los viajes a EE.UU. desde los países europeos de la zona Schengen, el Reino Unido, Irlanda y Brasil. La orden incluye a Sudáfrica en esta lista de naciones.

Inmigración

  • Apoyo a los “soñadores”. Otra de las órdenes firmadas por Biden salvaguarda el programa Acción Diferida (DACA), que protege de la deportación a unos 650,000 indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.
  • Congelar la construcción del muro fronterizo. El presidente canceló la emergencia nacional que Trump había decretado para desviar fondos y financiar así la construcción del muro fronterizo con México, que por el momento queda en el aire.
  • Revocación de la política de “tolerancia cero. Instruyó al Departamento de Justicia para revocar el programa de “tolerancia cero” de la administración Trump, que en su día llevó a la separación de más de 3,000 familias de inmigrantes indocumentados.
  • Detención de indocumentados. El nuevo mandatario ordenó la revisión de las prioridades del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) a la hora de arrestar a inmigrantes indocumentados, que Trump había instruido ampliar.
  • El censo incluirá a indocumentados. Además, Biden ordenó que los inmigrantes indocumentados estén incluidos en el censo de población, que se lleva a cabo cada 10 años y que sirve para asignar fondos y representación política, después de que Trump intentase dejarlos fuera.

Medio ambiente

  • Regreso al acuerdo de París. Biden anunció el reingreso de Estados Unidos al Acuerdo de París sobre cambio climático, un proceso que tardará 30 días en hacerse efectivo después de que Trump aprobase su salida en 2017.
  • Cancelación del oleoducto Keystone XL. El jefe de Estado canceló el proyecto del oleoducto Keystone XL, convertido en un símbolo de la lucha contra la crisis climática, y ha ordenado revisar más de un centenar de decisiones medioambientales de Trump.
  • Freno a las concesiones. Biden ordenó la suspensión “en la medida de lo posible”, de nuevas concesiones de petróleo y gas natural en áreas federales y aguas territoriales estadounidenses.
  • Protección de los espacios naturales. También se comprometió a conservar al menos el 30 por ciento de los espacios naturales en tierras y océanos para 2030.
  • Establecimiento del consejo asesor en ciencia y tecnología. El Gobierno buscará el mejor asesoramiento posible en materia de ciencia y tecnológica con expertos en cada área.

Derechos de las minorías y otros asuntos

  • Fin de la comisión 1776. Biden puso fin a la Comisión 1776 creada por Trump, que había publicado un informe que, según historiadores, distorsionaba la historia de la esclavitud en Estados Unidos.
  • Protección laboral LGTBQ. La orden firmada por Biden previene de discriminación en el puesto de trabajo por motivo de orientación sexual o identidad de género en el Gobierno federal.
  • Compromiso ético. El presidente ha aprobado una orden que obligará a los cargos de confianza en el Gobierno federal a firmar un compromiso ético prohibiéndoles actual bajo interés personal.
  • Ampliación de la moratoria de alquileres e hipotecas. Biden extendió hasta el 31 de marzo de los desalojos a quienes no puedan pagar su alquiler y de las ejecuciones hipotecarias debido a la crisis económica.
  • Extensión de la pausa al pago de deudas estudiantiles. Por el mismo motivo, el presidente también ha ampliado hasta el 30 de septiembre la pausa al pago de deuda estudiantil en manos del Gobierno federal y de sus intereses.
  • No a cárceles privadas. Biden decidió no renovar los contratos de su Gobierno con las empresas que gestionan cárceles privadas.
  • Revoca el veto a transgéneros. Biden revocó la prohibición impuesta por su predecesor en el cargo a la admisión de personas transgénero en las Fuerzas Armadas del país.
  • Congelar medidas de última hora de Trump. Biden ha congelado la implementación de medidas reguladoras aprobadas por Trump en las últimas horas de su Gobierno para revisarlas con detenimiento.

Política exterior

  • Suspender la salida de la OMS. El presidente suspendió la salida del país de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una medida impulsada por su antecesor, Donald Trump.
  • Fin al “veto musulmán”. Biden anuló el veto que impuso Trump a los viajeros de 11 países de mayoría musulmana (Eritrea, Irán, Kirguistán, Libia, Myanmar, Nigeria, Somalia, Sudán, Siria, Tanzania y Yemen), conocido popularmente como el “veto a los musulmanes”.
  • Suspensión de la venta de armas al extranjero. El gobernante suspendió temporalmente todos los acuerdos de comercio de armas con otros países iniciados por Trump, lo que incluye el compromiso de vender aviones de combate F-35 a los Emiratos Árabes Unidos (EAU).
  • Con información de la agencia EFE

Senado analiza plan para bloquear políticamente a Trump

Aunque el juicio político al expresidente Donald Trump avanzará en el Senado, los demócratas no lograrán los votos suficientes para “sentenciarlo”.

El senador Tim Kaine (Virginia) reconoció que aunque el proceso avance, la votación de los republicanos dejó en claro que no se conseguirán los 67 votos para una condena al exmandatario.

“El voto en la moción Paul de ayer dejó completamente en claro que no estaremos cerca de los 67 votos”, indicó.

Sin embargo, el demócrata dijo que hay un plan para “vetar” al expresidente de que se presente en una nueva elección.

Aunque la votación avanzó para continuar el juicio político con 55 demócratas contra 45 republicanos, el resultado sería la absolución del expresidente.

Kaine indicó que la alternativa es “una censura bipartidista” sin que haya un juicio prolongado, pero lo detendría para competir en una elección.

“Podría ser una alternativa”, dijo a los periodistas.

El demócrata dijo que prefiere que el Senado se concentre en la pandemia y el paquete de estímulo.

“Hacer una prueba sabiendo que obtendrás 55 votos como máximo me parece que no es la prioridad correcta de nuestro tiempo”, indicó.

Hospitales de Puerto Rico cerrarían clínicas de vacunación por falta de dosis

Ante la poca distribución de vacunas en contra del coronavirus COVID-19, algunos de los espacios habilitados en los hospitales para este fin podrían estar cerrando.

Así lo confirmó el presidente de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, Jaime Plá, quien en entrevista en NotiUno detalló que en total se habilitaron 60 estaciones de vacunación.

Se espera que la iniciativa culmine en marzo

“Cada estación de vacunación de los hospitales podría vacunar hasta 200 personas por día, pero lamentablemente no me llegan. Envían algunas una semana y la otra nada”, comentó Plá.

Según Plá, de los hospitales haber administrado la vacunación a la población de adultos mayores, esta se podía haber culminado en pocos meses.

“Si tuviéramos las vacunas, los hospitales podrían vacunar a esa población de 800 mil adultos mayores en 2 meses y medio. Incluso, se habla de reacciones a la vacuna, pues que mejor que un hospital para atenderlos!”,

Sobre esta situación, el doctor Carlos Mellado, designado secretario del Departamento de Salud, comentó en Radio Isla que “aquí al principio se creó una expectativa bien grande. Se hablaba de 500, 000 vacunas semanales y eso quizá les movió a crear centros grandes de vacunación”. Actualmente la Isla recibe 40 mil vacunas semanales.

“Deberían limitarse a la cantidad de vacunas que les podemos proveer. Tenemos que poquito a poco distribuirlas entre todos los sectores del país “, agregó

Guardia Nacional permanecerá en Washington hasta marzo ante “amenazas”

Miles de efectivos de la Guardia Nacional movilizados en Washington para la inauguración presidencial permanecerán en la capital federal de Estados Unidos hasta mediados de marzo debido a persistentes amenazas, dijeron el lunes funcionarios del Pentágono.

Sin embargo, no ofrecieron información específica sobre las amenazas, indicando que la información procedía del Buró Federal de Investigaciones (FBI, policía federal).

Hay preocupación en Washington por posibles nuevos actos de violencia tras la asonada del 6 de enero contra el Congreso por parte de partidarios del entonces presidente Donald Trump y antes del juicio político en su contra, que comienza la semana del 8 de febrero.

El secretario interino del Ejército, John Whitley, dijo que habían sido informados sobre los posibles riesgos de “varios” eventos en Washington durante las próximas semanas.

Funcionarios de seguridad expresaron preocupación de que eventuales protestas “sean utilizadas por actores maliciosos o que generen otros problemas”, dijo.

“Estamos posicionando nuestras fuerzas para poder responder a esas amenazas en caso de que surjan”, explicó.

El ataque contra el Capitolio, que dejó cinco muertos y fue calificado de insurrección, llevó al ejército a aumentar de unos pocos cientos a 25.000 el número de efectivos de la Guardia Nacional desplegados en Washington para la toma de posesión del presidente Joe Biden el 20 de enero.

Buena parte del centro de la ciudad fue bloqueado y se instó a los cientos de miles de personas que normalmente asisten a la toma de posesión a permanecer en casa debido al alto nivel de seguridad, además de la pandemia.

Este lunes, había un contingente de unos 13.000 en la capital.

Unos 7.000 uniformados permanecerán hasta fines de enero, y luego el número seguirá bajando lentamente hasta unos 5.000 a mediados de marzo, dijo Whitley.

Consultado sobre las amenazas específicas, Whitley remitió a los periodistas al FBI, que no respondió a los pedidos de comentarios.

Advierten a empresas constructoras que deben parar las obras del muro fronterizo

Todas las compañías constructoras han sido notificadas de que deben parar la construcción del muro fronterizo este miércoles, siguiendo las pautas establecidas por la orden ejecutiva firmada por el presidente Joe Biden, confirmó este martes a Efe el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE).

La agrupación precisó que las compañías constructoras ya fueron notificadas de la suspensión del trabajo de todos los proyectos de infraestructura fronteriza otorgados por el Departamento de Defensa y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El mismo día que juró como presidente de Estados Unidos, Joe Biden firmó una orden ejecutiva el pasado miércoles suspendiendo la construcción del controversial muro fronterizo con México. La orden otorga un periodo de gracia de siete días, el cual se vence mañana miércoles, para que las constructoras lleven a cabo los preparativos necesarios para detener el proyecto.

En declaraciones escritas, el USACE aclaró que “bajo esta suspensión, los términos de sus contratos aún requieren que los contratistas mantengan un lugar de trabajo seguro y protegido, pero todo el trabajo en el avance de la construcción ha sido suspendido”.

Defensores del medioambiente denunciaron que a pesar de la orden ejecutiva de Biden la construcción del muro fronterizo continuó este fin de semana en partes de Arizona y Texas.

En vídeos que circulan en redes sociales se puede ver maquinaria pesada operando en le Cañón de Guadalupe, en la frontera de Arizona, donde activistas aseguran se siguió utilizando dinamita horas después que Biden asimiera la Presidencia.

La construcción del muro fronterizo se convirtió en uno de los símbolos de la gestión del hoy expresidente Donald Trump. Durante su Presidencia se construyeron 450 millas (720 kilómetros) de muro a lo largo de la frontera con México.

Por otra parte, USACE no garantizó que la construcción del muro fronterizo se detendrá en un 100% mañana.

La orden ejecutiva de Biden permite que los contratistas continúen trabajando en caso de que tengan que hacer trabajos o reparaciones relacionadas con la seguridad de la infraestructura y el sitio donde se llevaba a cabo el proyecto.

En otros sectores en Nuevo México, activistas reportaron que los sitios de construcción ya se encontraban detenidos y que solo se podían ver las pilas de material de construcción y equipo pesado, pero ningún trabajador en el lugar.

Activistas dijeron hoy a Efe que estarán muy pendientes de que las compañías cumplan con la fecha establecida por la orden ejecutiva y ni un metro más de muro sea construido después de mañana.

Policía del Capitolio se disculpa por fallas de seguridad

La jefa interina de la Policía del Capitolio se disculpó el martes por no haber estado preparados para lo que se convertiría en una insurrección violenta a pesar de las advertencias de que supremacistas blancos y otros grupos ultraderechistas atacarían al Congreso.

Yogananda Pittman, en un testimonio preparado ante el Congreso, dijo que la Policía del Capitolio “no cumplió sus propios estándares elevados ni los de ustedes”. Mencionó varios errores: no tener suficientes agentes ni provisiones disponibles, no proseguir con la orden de cierre total que ella emitió durante el sitio y no contar con un plan de comunicaciones suficiente para una crisis.

“Sabíamos que grupos milicianos y de supremacistas blancos iban a asistir”, escribió Pittman. “Sabíamos además que algunos de esos participantes tenían intención de traer armas de fuego y otras al mitin. Sabíamos que era muy posible que hubiera violencia y que el Congreso era el blanco”.

Sus admisiones tienen lugar en momentos en que las agencias federales investigan una serie de amenazas contra miembros del Congreso y cuando se acerca la fecha de inicio del segundo juicio político contra Donald Trump. Un funcionario policial dijo a The Associated Press que las autoridades han detectado conversaciones preocupantes sobre matar a legisladores o atacarlos afuera del Capitolio.

Partidarios de Trump arrancaron cercas e irrumpieron por puertas y ventanas en el Capitolio después de un mitin en el que el ahora expresidente les pidió “luchar” y “parar el robo”. Dentro del Congreso, los legisladores certificaban en ese momento la victoria del presidente Joe Biden. Cinco personas murieron, incluido el policía del Capitolio, Brian Sicknick, que fue golpeado en la cabeza con un extintor de incendios. Un sexto fallecimiento, el de otro policía del Capitolio, fue por suicidio.

El día después de los disturbios, el entonces policía del Capitolio, Steven Sund, dijo que su fuerza “tenía un sólido plan establecido para enfrentar esperadas actividades relacionadas con la Primera Enmienda”. Sund renunció poco después, al igual que los sargentos de armas del Senado y la Cámara de Representantes.

Policías que hablaron con la AP han dicho que se vieron superados por los alzados que en muchos casos estaban mejor armados que ellos. Los agentes dijeron no haber recibido plan alguno por adelantado y tampoco de comunicaciones durante los disturbios.

Acusan a más de 150 personas por asalto al Capitolio de EEUU

Más de 150 personas fueron acusadas por crímenes federales tras el asalto al Capitolio el 6 de enero de parte de seguidores del expresidente Donald Trump, dijo el departamento de Justicia de Estados Unidos el martes.

Los investigadores abrieron pesquisas a más de 400 personas, dijo Michael Sherwin, fiscal federal interino de Washington. El asalto dejó cinco muertos.

Asistido por copioso material de video y registros en las redes sociales, al igual que gran cantidad de denuncias del público, el departamento de Justicia espera que el número de casos siga en aumento.

“Al tiempo que estamos sentados aquí, ahora, la lista sigue creciendo”, dijo Sherwin.

Aunque los cargos iniciales fueron por crímenes menores como el ingreso ilegal al Capitolio o conducta desordenada, el fiscal interino explicó que su equipo agregó ahora cargos “significativos” de delitos graves para la mayoría de los 150 acusados.

Estos incluyen ataque a agentes de policía y obstaculización de un procedimiento federal, ya que los asaltantes interrumpieron la sesión de ambas cámaras del Congreso en la que se iba a certificar el triunfo electoral del ahora presidente Joe Biden.

Dichos cargos pueden acarrear una condena de entre cinco a 20 años de prisión.

Y las autoridades federales también investigan a un grupo de personas por una posible conspiración y sedición, que puede resultar hasta en 20 años de cárcel.

Tres personas ya fueron acusadas bajo esos cargos, dijo Sherwin.

Este aspecto es significativo agregó, “porque demuestra que grupos de milicianos estuvieron involucrados en el planeamiento y posterior ingreso a la fuerza al Capitolio”.

Steven D’Antuono, el agente del FBI a cargo de la investigación, dijo que todavía buscan a la persona o personas que colocaron dos artefactos explosivos -que no estallaron- cerca del Capitolio ese día. 

El FBI ofrece una recompensa de 75.000 dólares por cualquier información.

D’Antuono dijo que el asalto del 6 de enero es uno de los casos más grandes que ha investigado el FBI, y que han recibido más de 200.000 pistas por parte del público.

“Este caso es desafiante, complejo, y es grande”, agregó.

Trump por su parte enfrentará desde el 9 de febrero un juicio político en el Senado, acusado por la Cámara de Representantes de incitación a la insurrección por presuntamente impulsar a sus seguidores a atacar la sede legislativa.

Biden muestra “firmeza” y Putin aboga por la “normalización” en la primera conversación de los presidentes

Joe Biden y Vladimir Putin mantuvieron una primera conversación telefónica de la que la Casa Blanca destaca la “firmeza” que mostró el presidente de EE.UU. y el Kremlin que el mandatario ruso abogó por la “normalización” de las relaciones.

En su diálogo telefónico de ayer martes, los mandatarios abordaron el tema de las protestas de la oposición en Rusia y la posible extensión del tratado de armas nucleares Start, cuya expiración está prevista para inicios de febrero.

Según el gobierno estadounidense, Biden previno al ruso Vladimir Putin en contra de la interferencia electoral.

Putin felicitó a Biden por su triunfo en las elecciones presidenciales de noviembre, según un comunicado del Kremlin.

Ambas partes acordaron mantenerse en contacto en el futuro.

El tema de las relaciones con Moscú ha sido un asunto difícil para los ocupantes de la Casa Blanca.

El expresidente Donald Trump era acusado por sus críticos de no tener una postura suficientemente dura ante Putin, mientras que las agencias de seguridad estadounidenses acusaban a Moscú de esta supuestamente implicado en varios hackeos en Estados Unidos.

Esas agencias denunciaron la supuesta injerencia de Rusia en los comicios presidenciales de 2016 en los que se impuso Trump y, luego, en los comicios de 2020 volvieron a alertar sobre este tema.

El expresidente Barack Obama -que tuvo a Biden como su vicepresidente- también fue acusado de debilidad ante Rusia y de no saber reaccionar cuando el Kremlin decidió anexarse Crimea, invadir el este de Ucrania y convertirse en la potencia de referencia en el conflicto de Siria.

¿Qué dijeron la Casa Blanca y el Kremlin?

Un resumen de la llamada, elaborado por la Casa Blanca, decía que los dos presidentes también discutieron sobre el ciberataque masivo de SolarWinds, los informes sobre las supuestas recompensas ofrecidas por Moscú a quienes mataran a soldados estadounidenses en Afganistán y el envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny.

El resumen del Kremlin de la llamada dijo que Putin “señaló que la normalización de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos satisfaría los intereses de ambos países y, teniendo en cuenta su responsabilidad especial de mantener la seguridad y la estabilidad en el mundo, de toda la comunidad internacional”.

“En general, la conversación entre los líderes de Rusia y Estados Unidos fue de naturaleza seria y sincera”, agregó el comunicado del Kremlin.

Biden no busca un enfrentamiento

Análisis de Barbara Plett-Usher, corresponsal de la BBC en el departamento de Estado

Joe Biden había indicado que sería más duro con Vladimir Putin que Donald Trump, quien se negó a enfrentarse al Kremlin y con frecuencia arrojó dudas sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

En ese asunto, Biden marcó con mayor claridad su ruptura con la postura de Trump y, según se informó, le dijo a Putin que sabía que Rusia había intentado entrometerse en las elecciones de 2016 y 2020.

La futura secretaria de Comercio de EEUU promete ser “agresiva” con China

La nueva secretaria estadounidense de Comercio, que fue interrogada el martes en el Senado con vistas a su confirmación, manifestó su intención de mantenerse firme e incluso “agresiva” con China y lamentó las prácticas desleales del gigante asiático.

Gina Raimondo, primera gobernadora de Rhode Island, declaró que China ha tenido “claramente un comportamiento anticompetencia”, como en el caso del sector del acero y del aluminio, “que perjudicó a los trabajadores estadounidenses”.

“En consecuencia, si soy confirmada, preveo ser muy agresiva, ayudar a los estadounidenses a luchar contra las prácticas desleales de China”, prometió.

No obstante, ha avalado la posición del presidente Joe Biden que prefiere que Estados Unidos no cabalgue en solitario y consultaría a sus aliados para restablecer un comercio justo con Pekín.

Aunque congresistas republicanos y demócratas han señalado que algunas empresas chinas representan un riesgo para la seguridad nacional, Raimondo no se ha comprometido a mantener al gigante Huawei y a otras empresas chinas en la lista negra estadounidense.

Simplemente, ha prometido utilizar los poderes de su departamento de Comercio para “proteger a los estadounidenses y nuestra red contra las interferencias chinas”.

Con la gobierno de Donald Trump, el departamento de Comercio, dirigido por Wilbur Ross, había recurrido frecuentemente a las prerrogativas para tomar medidas enérgicas contra las empresas tecnológicas chinas, sospechosas de espionaje industrial o de comprometer la seguridad nacional de Estados Unidos.

En este sentido, amplió la lista de empresas que no pueden comerciar con empresas estadounidenses sin una licencia previa, con gigantes de las telecomunicaciones como Huawei y ZTE.

En diciembre, unas semanas antes de abandonar la Casa Blanca, la administración de Trump agregó al fabricante chino de tarjetas informáticas Smic, limitando el acceso de la empresa a las tecnologías de alta gama estadounidenses debido a sus supuesto vínculo con el ejército chino.