Month: January 2021

¿Cómo serán las finanzas de Donald Trump tras dejar la presidencia de Estados Unidos?

Aunque no de manera literal, podría decirse que el expresidente Donald Trump, por voluntad, salió por la puerta trasera de la Casa Blanca. Pero es claro que el magnate tampoco se va como si no tuviera dinero en su cartera tal como si hubiera sido cualquier otro tipo de empleado de Estados Unidos. Decidió irse a Florida desde muy temprano para no asistir a la toma de protesta de Joe Biden. Cuestionable o no su forma de dirigir al país durante 4 años, ahora nos preguntamos: ¿cómo serán sus finanzas tras dejar la presidencia?

En 2005, el periodista Timothy O’Brien publicó el libro “TrumpNation”, afirmando que el patrimonio neto de Trump rondaba entre $150 y $250 millones de dólares. Esto enfureció a Trump, quien lo demandó por difamación. Según Yahoo! Financela mayoría de los observadores interpretaron esa demanda en el sentido de que Trump no era multimillonario.

Nunca ha quedado claro el capital que contiene el expresidente debido a que su principal negocio son las bienes raíces. El sector inmobiliario entre propiedades, edificios y tierras no tienen liquidez, lo que las hace difíciles de valorar.

El año pasado, The New York Times informó que Trump no había pagado impuestos porque registró grandes pérdidas. Los reporteros concluyeron que entre pérdidas comerciales, deudas y una auditoría fiscal que podría costarle $100 millones de dólares, las finanzas del entonces presidente eran precarias.

El “valor neto” son los activos menos los pasivos de una personas. Aunque pudiera ser, de nada le sirve a Donald Trump si tuviera mil millones de dólares en activos, si también tiene mil millones de dólares en pasivos. Así no eres multimillonario, simplemente no tienes nada.

Bill Clinton y Barack Obama son dos exmandatarios que se hicieron más ricos de lo que eran antes de ocupar el cargo; para Trump no se vislumbra el mismo panorama. Si bien Clinton estaba endeudado por costos legales, no debía nada en comparación con los $2.5 mil millones de dólares que se rumorean que la Organización Trump le debe a Deutsche Bank. Al menos $340 millones de eso vencerán en los próximos años, según CNN Business.

Tras los últimos acontecimientos, incluidos la toma del Capitolio el 6 de enero, Trump ha perdido importantes contratos. La PGA anunció que no celebrarían el torneo de la PGA 2022 en el club de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, ni realizaría eventos futuros en propiedades del exmandatario; la ciudad de Nueva York canceló sus contratos con la Organización Trump para administrar dos pistas de patinaje sobre hielo, un carrusel y un campo de golf; las Girl Scouts de la misma ciudad están tratando de salir de su contrato de arrendamiento en un edificio de Trump; y Cushman y Wakefiel anunciaron que ya no manejarían el arrendamiento en las propiedades de Trump.

Si bien Donald Trump no salió como empleado despedido por la puerta trasera de la Casa Blanca siendo pobre, es posible que el futuro cercano del magnate no tenga tanto brillo en sus finanzas como pareciera.

Fuente: Solo dinero.com

Conozca las 17 primeras medidas con las que Biden empieza a revertir políticas de Trump

Diecisiete acciones ejecutivas para empezar.

Con apenas unas pocas horas en el cargo de presidente de Estados Unidos, Joe Biden firmó 17 decretos y directivas para poner en marcha su promesa de revertir con urgencia los cuatro años de políticas de Donald Trump.

Una muestra de que Biden no quiere perder tiempo para encarar las crisis del país es que Trump, en comparación, firmó ocho órdenes ejecutivas en las dos primeras semanas en la Casa Blanca, y Obama, nueve.

Biden firmó, ente otras, la orden del mandato de usar mascarillas y mantener la distancia social en edificios públicos, así como el regreso al Acuerdo de París contra el cambio climático.

Aquí te damos más detalles de los temas que han recibido la atención inmediata del nuevo presidente.

Combatir la pandemia del coronavirus

Coordinación contra la covid-19

Biden firmó una orden nombrando a Jeffrey Zients como coordinador de respuesta contra la covid-19 en un intento de que haya una dirección y una guía desde el gobierno federal.

Máscaras por 100 días

Uno de los primeros pasos de Biden fue la orden ejecutiva que requiere que los estadounidenses usen mascarilla en edificios públicos de todo el país para frenar el contagio de covid-19 y también dio inicio al reto de usar máscara al menos por 100 días para prevenir que el coronavirus siga extendiéndose.

Biden parece haber admitido ese punto y dice que él personalmente tratará de persuadir a los gobernadores para que actúen.

Si no hacen caso, se comprometió a hacer llamadas a alcaldes y funcionarios municipales para reclutarlos para la causa. Tampoco se sabe aún cómo hará cumplir esa orden.

La pandemia de coronavirus, que se había cobrado hasta este miércoles la vida de más de 400.000 personas en EE.UU., será la principal prioridad del nuevo gobierno.

Reencuentro con la OMS

Biden revirtió la decisión del gobierno de Trump de que EE.UU. abandone la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A mitad de 2020, Trump anunció sus planes para que el país abandone la OMS, acusándola de gestionar mal la pandemia de covid-19 después de que surgiera el virus en China y diciendo que no había hecho “reformas muy necesarias”.

Eliminar la prohibición de entrada a EE.UU. desde países musulmanes

Política de inmigración

La prohibición de la entrada a EE.UU. firmada por Trump solo siete días después de asumir el cargo en enero de 2017 fue otra de las primeras políticas en ser eliminadas por el nuevo mandatario.

La prohibición inicialmente afectaba a personas de siete países de mayoría musulmana, pero la lista se modificó tras una serie de impugnaciones judiciales.

Ahora restringe el ingreso a los ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria, Yemen, Venezuela y Corea del Norte.

Un camino hacia la ciudadanía

En otra importante promesa sobre inmigración, Biden envió un proyecto de ley al Congreso que establece un camino hacia la ciudadanía para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados.

“Y todos esos supuestos soñadores, esos niños del programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), serán certificados nuevamente de inmediato para poder permanecer en este país y emprender el camino hacia la ciudadanía“, había dicho a finales de octubre.

Diseñador puertorriqueño es el creador del collar de perlas usado por Kamala Harris en su juramentación

El icónico traje violeta usado por la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en su juramentación y que hizo honor al sufragio femenino, tuvo un tono boricua en la joyería.

Esto pues el collar de perlas que usó Harris fue diseñado por Wilfredo Rosado, nacido en Nueva Jersey de padres puertorriqueños.

Según reseño Vogue, estas perlas tienen también un significado especial para Harris pues hacen referencia a su afiliación a la sororidad Alpha Kappa Alpha, la primera de su clase para afroamericanas fundada en 1908. Para AKA, las perlas representar “refinamiento y sabiduría”.

En su página de Instagram, Rosado aseguró sentirse honrado de que la primera mujer vicepresidenta de Estados Unidos usara una de sus piezas en la ceremonia.

“Un privilegio. Respeto! Señora vicepresidenta Kamala Harris luciendo W. Rosado para la monumental ocasión de su inauguración. Un momento de orgullo para mi y nuestro país”, escribió.

“No hay tiempo que perder”, el primer tuit de Joe Biden como presidente de Estados Unidos

El recién investido presidente de EE.UU., Joe Biden, usó su primer mensaje en Twitter para adelantar algunas de las acciones que tomará este mismo miércoles y afirmó: “No hay tiempo que perder a la hora de resolver las crisis que enfrentamos”.

Biden emitió su mensaje desde su usuario oficial como presidente, @POTUS, las siglas de Presidente de Estados Unidos, en inglés.

No hay tiempo que perder a la hora de resolver las crisis que enfrentamos. Esa es la razón por la que hoy me dirijo al Despacho Oval para ponerme manos a la obra y ofrecer acciones valientes y alivio inmediato para las familias estadounidenses“, dijo Biden en Twitter.

Su mensaje llega 12 días después de que su antecesor, Donald Trump, perdiera para siempre el acceso a su cuenta personal en esa red social tras el violento asalto al Capitolio.

Biden colocó una foto suya sonriente como imagen de perfil y, en la parte dedicada a su biografía, escribió: “46º presidente de Estados Unidos, marido de @FLOTUS (siglas de Primera Dama de Estados Unidos, en inglés), orgulloso padre y abuelito”.

Por su parte, Jill Biden, que ahora tiene la cuenta de @FLOTUS, aún no ha escrito ningún mensaje, aunque se describe a sí misma en la biografía de su perfil como “primera dama de Estados Unidos”, “educadora en centro de estudios superiores”, “madre militar”, “abuela” y “esposa de @POTUS”.

La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, fue más sucinta que Biden en su primer mensaje en esta red social y solo dijo: “Preparada para servir”.

El usuario de Harris es @VP, siglas con las que se conoce el cargo de vicepresidenta.

Conozca algunos aspectos de la reforma migratoria que propondrá Joe Biden

Millones de indocumentados que llevan al menos 10 años en los Estados Unidos, además de ‘dreamers’ y personas con TPS podrían ver cumplido su “Sueño Americano” con la reforma migratoria del presidente electo Joe Biden, titulada “America’s Citizenship Act of 2021” (“Ley de Ciudadanía de EE.UU. del 2021”).

Este miércoles, el primer día de gobierno del demócrata, la iniciativa será enviada al Congreso y los demócratas están listos para impulsarla, en medio de la pandemia de coronavirus y como una forma de reconocer la labor de los indocumentados como trabajadores esenciales.

“El proyecto de ley proporciona a las personas trabajadoras que enriquecen a nuestras comunidades todos los días y que han vivido aquí durante años, en algunos casos por décadas, una oportunidad para obtener la ciudadanía”, indica el plan que pretende modernizar el sistema migratorio. “Crea un camino ganado a la ciudadanía para nuestro inmigrante vecinos, colegas, feligreses, líderes comunitarios, amigos y seres queridos, incluidos los soñadores y los trabajadores esenciales que han arriesgado sus vidas para servir y proteger a las comunidades estadounidenses”.

Uno de los oficiales que presentó el proyecto a periodistas indicó que se mantendrá la regla de revisión de pasado criminal para cualquier proceso, es decir, este beneficio para indocumentados no aplicaría para quienes hayan cometidos delitos que los descalificarían en forma automática, pero cada caso deberá ser revisado por separado.

En caso de aprobarse en el Congreso, las personas protegida con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y de Estatus de Protección Temporal (TPS), podrán aplicar por una “green card” en forma inmediata y, después de tres años, solicitar la ciudadanía.

En el caso de los indocumentados podrán aplicar por la residencia temporal, pero cinco años después podrán solicitar la residencia permanente.

“Crea una hoja de ruta ganada hacia la ciudadanía para personas indocumentadas”, indica el plan. “Permite que las personas indocumentadas soliciten un estatus legal temporal, con la capacidad de solicitar tarjetas de residencia después de cinco años, si aprueban verificaciones de antecedentes penales y seguridad, además de pagar sus impuestos”.

Agrega que después de tres años, todos los titulares de “green card” que aprueben las verificaciones de antecedentes adicionales y demuerstren conocimiento de inglés y educación cívica podrán postularse para convertirse en ciudadanos.

“Los solicitantes deben estar físicamente presentes en los Estados Unidos el 1 de enero de 2021”, indica la propuesta.

Incluso hay una forma de que se pueda eximir el requisito de presencia para aquellos deportados en o después 20 de enero del 2017, pero que estuvieron físicamente en EE.UU. durante al menos tres años.

Un cambio semántico, pero de fondo es que se cambiará la palabra “extranjero” por “no ciudadano” en las leyes migratorias.

Protección de familias

El plan busca priorizar a las familias de inmigrantes, evitar su separación y asegurar que puedan pasar por un sistema de revisión justo para la obtención de visas.

“El proyecto de ley apoya aún más a las familias mediante la inclusión más explícita de asociaciones permanentes y la eliminación de la discriminación frente a familias LGBTQ+”, indica. “También proporciona protección para huérfanos, viudas, niños, y veteranos filipinos que lucharon junto a Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial”.

También se aumentarían las visas para víctimas de la violencia o que colaboren en investigaciones judiciales, además de lineamientos para mejorar el sistema en cortes migratorias.

Más lotería de visas

El proyecto busca desaparecer lineamientos con base en discriminación por religión, además de aumentar el número del Programa Visas de la Diversidad de 55,000 a 80,000.

Aunado a ello pretende promover la integración y ciudadanía de inmigrantes y refugiados.

“La ley proporciona nuevos fondos a los gobiernos estatales y locales, organizaciones privadas, instituciones educativas, organizaciones comunitarias y organizaciones sin fines de lucro organizaciones, para ampliar programas para promover la integración y la inclusión, aumentar instrucción del idioma inglés y brindar asistencia a las personas que buscan convertirse en ciudadanos”, apunta el proyecto.

Refuerza vigilancia y frontera

Aunque se detiene la construcción del muro fronterizo, la reforma migratoria también contempla mejorar los sistemas de vigilancia, a fin de reducir el tráfico de personas, drogas y evitar el ingreso de terroristas.

“La legislación se basa en asignaciones presupuestarias récord para… que el Secretario del DHS desarrolle e implemente un plan para de tecnología para acelerar la detección y mejorar la capacidad para identificar narcóticos y otro contrabando”, indica el proyecto. “Esto incluye tecnologías de escaneo de alto rendimiento para garantizar que todos vehículos comerciales y de pasajeros y tráfico ferroviario de carga que ingresa a los Estados Unidos”.

El uso de la tecnología avanzada sería una proridad, a fin de detectar actividades ilícitas.

Partidarios de Trump lo reciben en Palm Beach tras no asistir a toma de posesión del presidente Biden

Donald Trump dejó calladamente de ser presidente de Estados Unidos este miércoles en su club Mar-a-Lago de Palm Beach (Florida), adonde llegó poco antes de que el demócrata Joe Biden asumiera la Presidencia en una ceremonia en Washington de la que él estuvo ausente por voluntad propia.

Acompañado de su esposa, Melania, su hija Tiffany y el flamante prometido de esta, Michael Boulos, Trump, que aún no concedió la victoria de Biden, llegó a Palm Beach siendo todavía presidente a bordo del Air Force One, que había partido de la base Andrews, en Maryland.

En contra de su costumbre, no hizo declaraciones en el aeropuerto y se dirigió directamente a Mar-a-Lago, la mansión convertida en un club privado donde estableció su domicilio particular desde fines de 2019.

No hubo mítines ni tampoco multitudes para darle la bienvenida a Florida, su nuevo hogar, como se esperaba.

Los canales de televisión, incluido Fox News, que fue su fiel seguidor en los cuatro años de su Presidencia, no cortaron la transmisión de la ceremonia de investidura de Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, primera mujer en llegar a ese cargo en la historia de Estados Unidos, para mostrar la llegada de Trump.

A lo largo del camino que lleva desde el aeropuerto, situado en West Palm Beach, a Palm Beach, una isla plagada de lujosas mansiones y unida al continente por varios puentes, se apostaron partidarios de Trump con banderas, carteles, gorras y camisetas.

La comitiva no se paró en ningún punto del recorrido, que se hace en unos 13 minutos, y Trump solo saludó a sus seguidores desde el interior del vehículo que lo transportaba.

Jennifer López destaca pide justicia y libertad en toma e posesión de Biden

La puertorriqueña Jennifer Lopez también estuvo presente en la toma de posesión de Joe Biden, tras el juramento de Kamala Harris como nueva Vicepresidenta de los Estados Unidos de América.

La cantante llegó con un conjunto en blanco al Capitolio para interpretar “This Land is Your Land”, temas  en los que además aprovechó para hablar un poco en español.

“Una nación indivisible con libertad y justicia para todos”, dijo en español Lopez, quien con esto se convierte en la primera persona que habla en otro idioma durante la ceremonia de toma de posesión.

“This land is your land”, es un tema creado por el cantante de folk Woody Guthrie, la cual critica el capitalismo y la pobreza privada, al tiempo que destaca la falta de vivienda y la inseguridad alimentaria en Estados Unidos.

Explosión en Madrid provocó el derrumbe de un edificio y varios muertos

Al menos dos personas murieron y varias resultaron heridas tras la explosión que provocó este miércoles 20 de enero el derrumbe de parte de un edificio de seis plantas en una calle en el centro de Madrid.

Fuentes policiales habían informado inicialmente que podían haber fallecido tres personas, aunque más tarde el servicio de emergencias confirmó que son dos los fallecidos y al menos un herido grave, otro moderado y seis leves.

Uno de los fallecidos es una mujer de 85 años y el otro es un hombre del que no se han ofrecido más detalles. El suceso, que pudo escucharse a kilómetros de distancia, fue al parecer debido a una explosión de gas, según informaron a Efe fuentes de Emergencias Madrid.

Un joven de 26 años resultó herido moderado-grave con fractura de tobillo y trauma lumbar, fue evacuado a un hospital de Madrid. Mientras que un hombre de 53 años sufrió un traumatismo craneoencefálico leve y fue llevado a otro centro médico de la capital de España.

La explosión afectó completamente a la fachada y el interior del edificio residencial en la calle de Toledo, en pleno centro de la capital española. La construcción estaba al lado de una residencia de ancianos y de un colegio, pero no se ha informado de que haya víctimas entre ambos colectivos. 

Nueve dotaciones de los Bomberos de Madrid y 11 unidades del servicio municipal de atención sanitaria en emergencias (Samur), se desplazaron a la calle Toledo tras la explosión. Numerosos efectivos de Policía Nacional también se encuentran en la zona, que ha sido ampliamente acordonada y se está procediendo a evacuar a las personas que transitan por el lugar, reseñó Efe. 

El alcalde de Madrid, José Luis Rodríguez Almeida, se apersonó en la calle Toledo y realizó una valoración preliminar “con todas las cautelas” desde la zona afectada y apuntó también a la explosión de gas como posible causa.

“Los bomberos van a ver si se han producido daños en el muro colindante que hay entre ese edificio que ha explosionado y el de la residencia de ancianos. Asimismo, han caído cascotes al patio del colegio que está anexo al edificio”, explicó Rodríguez Almeida.

Además, afirmó que el interior del edificio está ardiendo pero «no es prudente intervenir», porque si se apaga el fuego podría producirse un embalsamiento de gas que podría afectar a la estabilidad y estructura de la edificación.

El primer discurso de Joe Biden como presidente de EEUU, en diez frases clave

Hoy ha prevalecido la democracia“. Joe Biden, de la mano de la primera vicepresidenta afroamericana, Kamala Harris, ha jurado el cargo como 46.º presidente de Estados Unidos, dejando atrás los cuatro años de mandato de Donald Trump, cargados de polémicas. Desde la tradicional escalinata del Capitolio, el ya oficialmente nuevo mandatario de país ha pronunciado el que ha sido su primer discurso oficial, cargado de las mismas intenciones que ya venía adelantando desde que fue elegido el pasado 3 de noviembre: la unidad. Su mensaje, además del sentido de la unión entre todos los estadounidenses, también se ha enfocado en la necesidad de “sanar heridas” que quedan por curar en el país, y en todo lo que queda por hacer, como derrotar al coronavirus o acabar con los extremismos que se han venido instalando en los últimos años en la sociedad estadounidense, profundamente dividida. Estas son algunas de las frases más destacadas de su discurso:

  • Hoy prevalece la democracia (…). Somos una nación indivisible y desde hace más de 200 años hemos hecho una transición pacífica del poder, al estilo estadounidense, atrevido, optimista, con la visión de la nación que podemos llegar a ser y que debemos ser.
  • Este virus se ha llevado más vidas en un año que las que se perdieron en toda la Segunda Guerra Mundial, pero también se ha llevado miles de empleos, ha visto miles de negocios cerrados.
  • Tenemos que hacer frente a los supremacistas blancos, a los terroristas nacionales… Los tenemos que enfrentar y los venceremos. A base de unidad, porque la unidad es lo más importante en la democracia.
  • Quiero reconstruir la clase media, garantizar la sanidad a todos… y podemos hacerlo. Al hablar de unidad les puede parecer una tonta fantasía, porque las fuerzas que nos dividen son profundas y reales… pero no son nuevas. En nuestra historia ha habido una lucha constante entre nuestros ideales y la dura realidad.

Tenemos que tratarnos con dignidad… con respeto. Tenemos que vernos no como adversarios sino como vecinos, y caldear los ánimos en aras de la unidad, porque si no no va a haber progreso. Esto trata de agotar esta rabia. Ninguna nación puede avanzar en el caos. Este es un momento histórico y la unidad, el camino hacia adelante.

Vamos a empezar a escucharnos, a mostrarnos respeto. La política no tiene que ser un infierno, destruyendo todo en su camino. Si no estamos de acuerdo no tenemos que ir a la guerra; tenemos que rechazar una cultura en la que los hechos se manipulan o incluso se fabrican.

Así la juramentación de Kamala Harris a la vice presidencia de EEUU

Este miércoles Kamala Harris ha jurado como nueva vicepresidenta de Estados Unidos, convirtiéndose en la primera mujer, la primera afroamericana en llegar a este cargo en el país. 

Poco antes de queJoe Biden hiciese lo mismo como presidente, Harris juro con la ayuda de la jueza Sonia Sotomayor, la primera magistrada latina del Tribunal Supremo federal. “Juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos contra todos los enemigos, extranjeros y domésticos; que mantendré una fe real en esto mismo”, comenzó. El juramento es una fórmula fija que pronuncian todos los vicepresidentes cuando juran el cargo.

Kamala Harris, igual que sus predecesores, terminó su juramento con el compromiso de que cumplirá “bien y fielmente los deberes del puesto”, en la ceremonia que se celebra en la escalinata oeste del Capitolio del país.

La que hasta ahora había sido senadora por California y que el lunes renunció a ese cargo juró el puesto de vicepresidenta, frente al jefe del Tribunal Supremo, el juez conservador John Roberts.

Como es tradición, Harris juró con la mano encima de dos Biblias, una de ellas perteneció a una amiga de su familia, Regina Shelton, y la segunda fue propiedad del fallecido juez Thurgood Marshall, que fue el primer afroamericano que formó parte del Tribunal Supremo y es uno de los grandes referentes de la nueva vicepresidenta.

Joe Biden juramenta como presidente de Estados Unidos

En una ceremonia bajo estrictas medidas de seguridad, Joe Biden juramentó hoy como el nuevo presidente de Estados Unidos.

La juramentación de Biden estuvo a cargo del juez presidente del Tribunal Supremo, John Roberts. Tras la ceremonia de juramentación, Biden se dirigirá al país en su primer discurso como el mandatario número 46 de Estados Unidos.

Mientras que Kamala Harris juramentó hoy como vicepresidenta de Estados Unidos y se convirtió en la primera mujer en asumir el cargo en la historia estadounidense.

La ceremonia de juramentación de Harris estuvo a cargo de la jueza del Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor, quien es de origen puertorriqueño.

Joe Biden releva a Donald Trump en la investidura más tensa desde la Guerra de Secesión

Estados Unidos celebra hoy la transferencia de poderes presidenciales más tensa en 160 años, desde que Abraham Lincoln asumió el cargo rodeado de hombres armados después de que siete estados hubieran declarado unilateralmente la independencia ante el temor de que el nuevo presidente limitara la expansión de la esclavitud hacia los nuevos territorios del Oeste. Cinco semanas después, estalló la guerra civil entre los secesionistas defensores de la esclavitud y los defensores de la unidad nacional opuestos a su expansión. Ése no es el caso de EEUU en 2021. Nadie teme una guerra civil entre los partidarios del presidente saliente, Donald Trump, y el ganador de las elecciones del 3 de noviembre.

En este reporte del periodista Pablo Pardo de El Mundo.com, se señala que la tensión es enorme. De hecho, Lincoln, al menos, tuvo público. Unas 25.000 personas asistieron al acto. Y también tuvo el respeto de su predecesor. El presidente saliente, James Buchanan, cumplió con la tradición y acompañó al presidente electo al Capitolio, el edificio que alberga las dos cámaras del Congreso de EEUU y en el que tiene lugar la ceremonia de jura del cargo o, como se la conoce en Estados Unidos, la inauguración. Buchanan no se había presentado a la reelección. En su lugar, lo había hecho su vicepresidente, John Breckinridge, que, a pesar de su derrota, estaba en el Capitolio esperando al presidente electo. Joe Biden no tendrá nada de eso. Por primera vez desde que George Washington juró el cargo el 30 de abril de 1789 en la ciudad de Nueva York (en un acto en el que el barco de la Armada española Galveston disparó trece salvas en honor del nuevo presidente), no habrá público en la inauguración. El Mall – el gran parque que ocupa el centro de la capital de Estados Unidos, famoso por su presencia en películas de Hollywood – estará totalmente vacío, ante el temor de que los seguidores del presidente saliente lleven a cabo actos violentos como el del 6 de enero, cuando asaltaron el Capitolio, en una acción sin precedentes en la Historia de Estados Unidos en la que murieron cinco personas, entre ellas un policía. Lo único que habrá en el Mall serán 200.000 banderas estadounidenses en homenaje a todas las personas que no han podido acudir a ver la ceremonia.

LOS DOS ESCENARIOS DE LA CEREMONIA

Ese ‘campo de banderas’’ será todo lo que quede de los cientos de miles de personas –el récord, forjado por Barack Obama en 2008, es 1,8 millones– que asisten a estos eventos. Los únicos testigos en carne y hueso de la jura del cargo del cuadragésimo sexto presidente de Estados Unidos serán el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, los congresistas, los embajadores extranjeros y el ‘pool’’ de medios que cubre a diario la Casa Blanca. Todas las demás invitaciones han sido canceladas. Habrá, también, 25.000 soldados con armas de guerra, que ayer concluyeron su despliegue en Washington, una ciudad de apenas 705.000 habitantes, protegiendo el acto. Al menos una docena de ellos fueron ayer relevados de sus funciones después de que el FBI descubriera que son seguidores de la teoría conspiratoria QAnon, que afirma que Trump lucha en solitario contra una red de pederastas que controla el mundo.

OBSTÁCULOS DE PROTECIÓN DEL PERÍMETRO DE SEGURIDAD

Es otro recuerdo de la inauguración de Lincoln cuando, como relató la escritora Julia Taft, que entonces tenía apenas 15 años y estuvo presente en el acto, “en cuanto ocupamos los lugares que nos habían sido asignados, vimos una hilera de francotiradores vestidos con casacas verdes subir al tejado. El rumor era que iban a disparar a cualquiera que se acercara al carruaje del presidente”. En esta inauguración, tampoco estará el presidente saliente, Donald Trump. Es la primera vez que eso sucede desde que en 1841 Martin Van Buren no fue a la jura del cargo de William Henry Harrison. Trump deja Washington a las 8 de la mañana (2 de la tarde hora peninsular de España), justo en el momento en el que comienzan los preparativos para el acto de sucesión. También por vez primera desde que se instauró esta tradición, en 1825,

 Donald Trump y su esposa, Melania, no recibirán en su residencia oficial a su sucesor. Cuando lleguen los Biden, les recibirá el intendente de la Casa Blanca, es decir, la persona encargada del mantenimiento de la residencia oficial. Se llama Timothy Harleth, y ocupa ese cargo desde que en mayo la primera dama, Melania, lo llevó desde el Hotel Trump de Washington. Trump se irá en el Air Force One desde la base aérea de Andrews, en las afueras de Washington. El presidente saliente ha demandado alfombra roja y 21 salvas de honor en su despedida. Pero las Fuerzas Armadas no solo han rechazado esa petición, sino que, encima, han cancelado el acto de despedida que rinden al jefe del Estado desde hace 40 años.

Trump, así, se va sin reconocer su derrota en las urnas, abandonado por los suyos. Anoche no estaba confirmado que el vicepresidente, Mike Pence, fuera a asistir a la marcha de Trump, pero sí que lo haría a la jura de Biden. Y el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, que había sido uno de los mayores aliados de Trump, declaró que el asalto al Capitolio “fue provocado por el presidente”. Sin embargo, cuatro quintas parte de los 74 millones de estadounidenses que votaron por Trump insisten en que hubo fraude electoral. El resultado es la inauguración más tensa en 120 años.