Month: February 2021

Encuesta: mayoría de estadounidenses apoya que indocumentados puedan conseguir la ciudadanía

Un 60% de los estadounidenses apoyan que los inmigrantes indocumentados puedan conseguir la ciudadanía en ocho años, tal y como propone el presidente Joe Biden en su reforma migratoria, según una encuesta reciente.

Politico y Morning Consult lanzaron este miércoles una pesquisa que revela que un 32% de los votantes registrados “apoya enérgicamente” un camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que se calcula que hay en el país, mientras que otro 28% lo “apoya de alguna manera”. Un 28% se opone, de los cuales un 14% lo hace “enérgicamente”. Un 16% no opinó.

La encuesta da un espaldarazo a los demócratas que están luchando por conseguir que la reforma migratoria del mandatario salga adelante en el Congreso.

La inmigración ha sido normalmente un tema controvertido en la política estadounidense. Los legisladores llevan años declarando que quieren aprobar una reforma migratoria integral, pero no lo han conseguido debido a las disputas partidistas.

El proyecto de ley demócrata propone un camino a la ciudadanía para los jóvenes que llegaron a Estados Unidos con sus padres cuando eran menores (y que se conocen como dreamers). También permitiría que los trabajadores agrícolas y las personas con Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) consigan rápido sus green cards y que los indocumentados puedan hacerlo al cabo de cinco años.

Cada uno de estos grupos podría tratar de conseguir la ciudadanía tres años después de recibir la residencia permanente.

La encuesta que se conoció este miércoles muestra que otros aspectos de la reforma también gozan de popularidad entre los estadounidenses como dar fondos para aligerar la acumulación de solicitudes de asilo (51%), establecer una infraestructura de procesamiento de refugiados en Centroamérica (54%) y proporcionar más fondos para aumentar la plantilla de jueces de inmigración (53%).

A pesar del apoyo de la sociedad estadounidense, la propuesta de ley enfrentará la enorme y complicada tarea de conseguir votos de miembros del partido republicano necesarios para aprobarla.

Pfizer busca probar una tercera dosis y una vacuna contra la cepa sudafricana

El dúo estadounidense-alemán Pfizer-BioNTech dijo el jueves que estudia añadir una tercera dosis a su régimen de vacunas contra el covid-19, así como probar una nueva versión dirigida a la variante sudafricana del virus.

A medida que países de todo el mundo se apresuran a vacunar a su población, aumenta la preocupación de que las variantes más transmisibles del coronavirus, como la detectada por primera vez en Sudáfrica u otra en Gran Bretaña, sean más resistentes a las vacunas existentes.

En un estudio, la dupla farmacéutica dijo que observaría lo que ocurre cuando se administra a las personas una tercera dosis de su vacuna de dos inyecciones, entre seis y doce meses después del refuerzo.

Además, señalaron en un comunicado que también está planteando a los reguladores sanitarios probar una versión modificada de su vacuna original para hacer frente a la variante sudafricana conocida como B.1.351.

“Estamos tomando múltiples medidas para actuar con decisión y estar preparados en caso de que una cepa se vuelva resistente a la protección que ofrece la vacuna”, dijo Albert Bourla, director general de Pfizer, en un comunicado.

La variante sudafricana del virus se considera una de las más peligrosas porque evade parte de la acción de bloqueo que ejercen los anticuerpos contra la cepa más antigua.

Esto significa que las personas que se infectaron con la cepa original son más susceptibles de reinfectarse e investigaciones han mostrado que la variante sudafricana reduce en parte la protección de la actual generación de vacunas.

Moderna, la otra empresa cuya vacuna ha sido aprobada para su uso de emergencia en Estados Unidos, dijo el miércoles que las dosis de su nueva vacuna candidata contra el covid-19, dirigida a la variante sudafricana, habían sido enviadas a los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos para su prueba.

Dura crítica de Ocasio-Cortez al centro de niños migrantes de Biden

La representante neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, del ala más progresista del partido demócrata, lanzó una dura crítica a la Administración del presidente Joe Biden por la apertura de un centro para menores inmigrantes, un tipo de instalación que el mandatario le recriminó a su predecesor durante la campaña electoral.

“Esto no está bien, nunca estuvo bien, nunca estará bien –no importa la administración o el partido“, escribió Ocasio-Cortez en su cuenta de Twitter. “Nuestro sistema de inmigración se basa en un marco carcelario”, añadió en la red social.

El primer centro para menores migrantes que se abre durante la Administración Biden está ubicado en la localidad de Carrizon Springs, en Texas, y tiene capacidad para 700 niños de entre 13 y 17 años.

“Esta Administración sólo lleva dos meses y no ha transformado nuestro sistema de inmigración injusto y peligroso“, escribió la congresista de origen portorriqueño, que también apuesta por eliminar el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, defendió las instalaciones de detención de menores migrantes y aseguró que solo estarán operativas de manera temporal. “Es una reapertura temporal durante la (pandemia) COVID-19, nuestra intención es cerrarla, pero queremos estar seguros de que podemos seguir los protocolos de la (pandemia) COVID-19”, aseguró Psaki.

Gobierno de EEUU deporta a Javier Bertucci, el pastor chavista de la dictadura de Maduro

El gobierno de Estados Unidos declaró inadmisible para su ingreso a territorio estadounidense al pastor evangélico Javier Bertucci, miembro de la asamblea chavista de la dictadura de Nicolás Maduro.

Según fuentes de AlbertoNews, las autoridades estadounidenses impidieron el ingreso de Bertucci cuando arribó al aeropuerto internacional de Miami.

Bertucci, quien fue elegido en el fraudulento proceso electoral del pasado 6 de diciembre, intentó ingresar a suelo estadounidense bajo una supuesta premisa de delegación de la asamblea chavista para intentar establecer contactos con la nueva administración de Joe Biden.

A su llegada a Venezuela, el pastor evangélico desmintió su deportación y afirmó a su círculo más cercano que ‘se le impidió ingresar a Estados Unidos por no contar con una prueba negativa PCR del coronavirus’.

RECHAZO DE LA ADMINISTRACIÓN BIDEN A LA DICTADURA DE MADURO

El gobierno de Joe Biden no espera tener contacto “en el corto plazo” con el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien considera un “dictador” y no reconoce como presidente legítimo, afirmó hace unas semanas un vocero del Departamento de Estado.

“Ciertamente no espero que este gobierno dialogue directamente con Maduro”, dijo a la prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. “Ciertamente no esperamos ningún contacto con Maduro en el corto plazo”, agregó, en línea con la posición del anterior gobierno de Donald Trump.

Price dijo que Biden y la vicepresidenta Kamala Harris continuarán con la política de Trump de reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, en su calidad de líder de la Asamblea Nacional democráticamente electa en 2015.

Biden revoca medida de Trump que prohibía entrada a familiares de ciudadanos o residentes permanentes

El presidente Joe Biden firmó este miércoles una proclama para dejar sin efecto otra con la que el expresidente Donald Trump que suspendió la entrada de trabajadores temporales, beneficiarios de la lotería de visas de diversidad, solicitantes de green cards y familiares de residentes y ciudadanos estadounidenses.

Biden dijo en un comunicado que la Proclamación 10014 de Trump “no promueve los intereses de Estados Unidos” sino que “por el contrario, perjudica a los Estados Unidos, incluso al impedir que ciertos dependientes inmediatos de ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes se unan a sus familias en territorio estadounidense”.

El mandatario considera que la directriz que su predecesor impuso en abril de 2020 y extendió en dos ocasiones “también perjudica a las empresas estadounidenses que utilizan talentos de todo el mundo, y a las personas que fueron seleccionadas para recibir o han recibido visas de inmigrante a través de la Lotería de Visas del Año Fiscal 2020”. Además, según sus propias palabras “presenta un riesgo para el mercado laboral del país“.

La orden del exmandatario no solo prohibía la entrada de extranjeros sino que también suspendía los trámites consulares en las embajadas estadounidenses de todo el mundo y frenó la entrada de miles de extranjeros que habían obtenido una de las llamadas visas de diversidad. Estos últimos no podían tramitar y conseguir su visa para viajar a Estados Unidos y corrían el riesgo de “perder su oportunidad de cumplir su sueño en Estados Unidos“.

Biden también ha ordenado a los secretarios de Estado, de Trabajo y de Seguridad Nacional que revisen “cualquier reglamento, orden, política y cualquier otra acción similar desarrollada de conformidad con la Proclamación 10014”.

‘Patria y vida’: conozca la canción de rap que irrita a la dictadura de Cuba

De acuerdo a la historia oficial cubana, en medio de la revolución de los años cincuenta, “Patria o muerte” fue uno de los emblemas de Fidel Castro y otros guerrilleros durante la guerra. Un lema que se ha repetido millones de veces en discursos, estatuas o propaganda oficial, tan famoso como “Hasta la victoria siempre”. Pero casi seis décadas después, un grupo de músicos se atrevió a insultar el logo oficial y el Gobierno de Cuba, que no logró detener la difusión digital de la canción, respondió con profunda irritación. Todo empezó la semana pasada, el martes 16 de febrero, cuando los artistas publicaron en varias plataformas una canción llamada Patria y vida.

En la canción, los raperos cubanos Maykel Osorbo y El Funky –que viven en la isla– junto con otros músicos que viven fuera de Cuba, como Gente de Zona, confrontan el lema al título del tema. “Ya no gritemos ‘Patria o muerte’, sino ‘Patria y vida”, dice una de las estrofas.

En una entrevista para CubaNet, el rapero El Funky definió el tema como un himno de libertad y describió las complicaciones que supuso grabar el video por el miedo de las personas a las represalias. “No te quieren alquilar unas luces, no te quieren alquilar unas cámaras. Todo fue corriendo, bajo tremendo misterio en una casa pudimos poner los telones negros aquellos, para poder hacer el video, y gracias a Dios salió. Pero ya tú sabes, bajo presión. Todo bajo presión”.

La edición del video es tan crítica como su letra. Comienza con la quema de un dibujo del héroe cubano José Martí, y las cenizas dejan ver detrás un dólar con la cara de George Washington (“Cambiando al Che Guevara y a Martí por la divisa”, dice la canción sobre el poder del dinero). En la segunda mitad del vídeo se ven imágenes de represión de la policía contra el movimiento de jóvenes San Isidro, un grupo disidente formado por artistas e intelectuales del país. También aparece una imagen del líder del movimiento, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, abrazando la bandera cubana: hace tres semanas, tanto Otero como el rapero Maykel fueron detenidos temporalmente por las autoridades después de manifestarse frente el parlamento para exigir la renuncia del ministro de Cultura.

La reacción del Gobierno

En menos de una semana, la canción sumó más de un millón y medio de reproducciones en YouTube y, aunque el Gobierno cubano ha intentado durante años tener más control sobre el discurso político en redes, no pudo detener su expansión como fuego. Como respuesta, el jueves en la noche el Ejecutivo logró que se interrumpiera la transmisión regular en los canales oficiales para pasar el himno nacional a las 21.00 horas. El viernes, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel usaba su cuenta en Twitter para defender el lema castrista. “Quisieron borrar nuestra consigna y Cuba la viralizó en redes”, escribió.

El esfuerzo por acallar a los raperos reforzó la canción en vez de censurarla. En Twitter, como el líder cubano, el director de la División de las Américas Human Rights Watch José Miguel Vivanco denunció los hechos mientras difundía el vídeo a sus 159.000 seguidores en América. “Anoche dos activistas independientes [Osmel Adrián Rubio y Anyell Valdés] escribieron Patria y vida en el portal de su casa en La Habana. Hoy las fuerzas de seguridad del régimen sitiaron la casa y les cortaron el internet. Así de nervioso está el régimen por esta canción”. La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Dita Charanzová, también compartió el tema.

“Casi no encuentro ningún referente que no sea Donald Trump en el que un presidente responda a los artistas difamándolos”, dijo a El PAÍS el escritor cubano Carlos Manuel Álvarez. “En Cuba no solo lo hace Díaz-Canel, sino también todo el aparato del Estado. Esta situación refleja la fragilidad o el estado de miedo que tiene el Gobierno cubano, que puede sentir que una canción compuesta por seis o siete músicos pone en peligro su estabilidad política”.

El episodio es un nuevo capítulo en la apasionante historia política de la música cubana, en la que algunos cantantes se mantuvieron cerca del régimen (como el trovador Silvio Rodríguez), otros se convirtieron en símbolos del exilio cubano (como la reina de la salsa, Celia Cruz) y, más recientemente, muchos jóvenes raperos que vivían en la isla enfrentaron al Ejecutivo con sus versos inspirados en el hip hop más crítico de Estados Unidos (como Los Aldeanos, ahora en Miami, que hablaban desde ya hace unos años de La Habana que había “cambiado al Che Guevara por dinero”).

Juez bloquea orden de Biden sobre suspensión de deportaciones

El presidente Joe Biden enfrenta su primera gran derrota en un tribunal, luego de que el juez federal en Texas Drew Tipton suspendiera indefinidamente la prohibición de deportaciones de 100 días.

El juez Tipton –nombrado por el expresidente Donald Trump— había suspendido provisionalmente en dos ocasiones los lineamientos emitidos el 20 de enero del 2021, tras una petición del fiscal de Texas, Ken Paxton.

“Esta orden judicial preliminar se otorga a nivel nacional y prohíbe la aplicación e implementación de la [pausa de 100 días] en todos los lugares donde los acusados ​​tienen jurisdicción para hacer cumplir e implementar el Memorando del 20 de enero”, consideró Tipton.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había implementado la suspensión de deportaciones, para que oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) se enfocaran solamente en extranjeros que representaran un peligro en la seguridad nacional, aunque también se procesaría a quienes habían ingresado al país sin autorización a partir del 1 de noviembre del 2020.

La decisión también significó una derrota para una coalición de 16 fiscales, liderados por la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que se había sumado a la defensa de la guía federal, pero el juez Tipton justifica su decisión a una “omisión de explicación” de la Administración Biden sobre su suspensión.

“[La] falla central del DHS no radica en la brevedad del Memorando del 20 de enero o el registro administrativo correspondiente, sino en su omisión de una explicación racional basada en los hechos revisados ​​y los factores considerados”, consideró Tipton.

Además calificó de “fatal” y “una elección arbitraria y caprichosa”, la decisión del DHS.

Activistas a favor de inmigrantes criticaron la decisión.

“Independientemente de este fallo, RAICES se compromete a seguir luchando por ellos en cada paso del camino y utilizar todas las herramientas legales y de defensa a nuestra disposición para mantener a las familias unidas y libres”, dijo Tami Goodlette, directora de litigios de la organización.

La UE pide a Venezuela que “revierta” la decisión de expulsar a su embajadora

La Unión Europea pidió este jueves al Gobierno venezolano que “revierta” su decisión de obligar a la embajadora de la UE en ese país, Isabel Brilhante, a abandonar Venezuela en 72 horas.

“La UE lamenta profundamente esta decisión que no hará más que aislar a Venezuela internacionalmente. Pedimos que se revierta esta decisión”, dijo a EFE la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), Nabila Massrali.

El Gobierno venezolano declaró este miércoles persona non grata a la embajadora a Brilhante y le dio tres días para abandonar la nación en respuesta a las sanciones que el lunes aprobó la UE contra 19 diputados de la Asamblea Nacional, la judicatura y el Comité Nacional Electoral de Venezuela, en respuesta a los comicios del 6 de diciembre que la UE no reconoce.

El ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, se reunió hoy con la embajadora europea para comunicarle la decisión, después de que ayer el parlamento -de mayoría chavista- pidiese al presidente, Nicolás Maduro, que expulsara a Brilhante por considerarla persona non grata.

La portavoz del SEAE dijo que “Venezuela solo superará su crisis actual a través de la negociación y el diálogo, al que la UE está completamente comprometida”, pero añadió que la decisión de hoy “socava” esa voluntad de cooperación.

El 29 de junio de 2020, Maduro ya ordenó a Brilhante la salida del país, una decisión que revocó el 2 de julio, con la esperanza de que la decisión facilitara el diálogo entre la UE y Venezuela.

Aquella decisión también estuvo precedida de otra ronda de sanciones a Venezuela por parte de los países de la Unión Europea.

Maduro da 72 horas a la embajadora de la Unión Europea para dejar Venezuela

El gobierno de Venezuela declaró persona no grata y expulsó a la embajadora en Caracas de la Unión Europea, la portuguesa Isabel Brilhante Pedrosa, dándole 72 horas para dejar el país tras nuevas sanciones del bloque, que pidió por su parte revertir la decisión. “Hoy, por decisión del presidente Nicolás Maduro, le hemos entregado en sus manos a la señora Isabel Brilhante (…) la declaratoria como persona non grata”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, en una declaración ante la prensa después de reunirse en Caracas con la diplomática. “Se le ha dado un plazo de 72 horas para abandonar el territorio venezolano”, añadió.

La administración de Maduro respondió así a sanciones contra 19 funcionarios, entre ellos Remigio Ceballos, uno de los principales jefes militares de Venezuela; Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE); y dos congresistas.

Poco después, Arreaza entregó cartas de protesta al embajador de Francia en Caracas, Romain Nadal, y a representantes de Alemania, España y Países Bajos, instando a sus gobiernos a “reevaluar” su posición frente a Venezuela. “Como hoy hemos dicho adiós, adeus en portugués, porque la señora Brihlante es portuguesa de origen, no quisieramos tener que decir adiós, auf wiedersehen o au revoir”, manifestó el canciller.

Los 19 funcionarios venezolanos son acusados de socavar la democracia luego de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, boicoteadas y calificadas de fraude por los mayores partidos políticos opositores.

Desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina, las votaciones dieron al partido del gobierno y sus aliados 256 de 277 escaños del Parlamento, con lo que Maduro tomó control del único poder que estaba en manos de la oposición.

“Mayor aislamiento”

La Unión Europea -que había planteado, sin éxito, aplazar los comicios legislativos para buscar condiciones que garantizaran la participación de la oposición- solicitó este miércoles al gobierno de Maduro revertir la expulsión de Brilhante Pedrosa, quien ocupaba el cargo de embajadora desde octubre de 2017. “La UE lamenta profundamente esta decisión, que solamente conducirá a un mayor aislamiento internacional de Venezuela. Llamamos a que esta decisión sea revertida”, dijo Nabila Nasrali, portavoz del servicio de relaciones exteriores de la Comisión Europea.

El pasado 29 de junio, después de otro paquete de sanciones, Maduro había declarado persona no grata a Brilhante y también le dio entonces 72 horas para salir de Venezuela. Sin embargo, cuando se cumplía ese plazo, el gobierno socialista dio marcha atrás después de negociaciones con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Pidió a cambio “gestos” del bloque. En aquella ocasión, en un comunicado conjunto, Borrell y Arreaza “coincidieron en la necesidad de mantener el marco de las relaciones diplomáticas, especialmente en momentos en los que la cooperación entre ambas partes puede facilitar los caminos del diálogo político” en pro de soluciones a la crisis venezolana.

Medidas “ilegales”

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la Unión Europea, que desde entonces ha aprobado medidas contra 55 funcionarios venezolanos, que incluyen la prohibición de viajar a su espacio y la congelación de activos.

Arreaza calificó de “ilegales” estas medidas: “Es, de verdad, inaceptable. Ojalá que haya reflexión en la Unión Europea, ojalá podamos reconstruir los puentes de entendimiento, de diálogo, ojalá que aprendan a respetar”, insistió este miércoles Arreaza. El nuevo Parlamento de mayoría chavista pidió el martes a Maduro que expulsara a Brilhante tras las nuevas sanciones y que revisara el acuerdo de funcionamiento de la oficina del bloque en Caracas.

Parlamento chavista pide expulsar a embajadora de la UE

El nuevo Parlamento de Venezuela, controlado por el chavismo, pidió este martes (23.02.2021) al gobierno de Nicolás Maduro declarar persona “non grata” y expulsar a la embajadora de la Unión Europea en Caracas, tras sanciones del bloque contra 19 funcionarios venezolanos.

La unicameral Asamblea Nacional (AN) aprobó un “acuerdo de repudio” contra estas sanciones y plantea “exhortar” a Maduro a “declarar persona no grata a la jefa de la delegación diplomática” de la Unión Europea (UE) en el país sudamericano, Isabel Brilhante Pedrosa y, con ello, proceder a su “expulsión”.

El texto, aprobado por unanimidad, insta además a revisar el acuerdo de funcionamiento de la oficina de la UE en Caracas.

“¡Mis dos manos levanto para que se declare persona no grata a la representante de la Unión Europea!”, clamó Jorge Rodríguez, el oficialista presidente del legislativo, antes de llevar a votación del acuerdo. 

Venezuela primer país latinoamericano sancionado por la UE

Las últimas sanciones afectan, entre otros funcionarios, a Remigio Ceballos, uno de los principales jefes militares de Venezuela; Indira Alfonzo, jefa del Consejo Nacional Electoral; y a dos congresistas.

Lo anterior, después de las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre, boicoteadas y calificadas de fraude por los principales partidos políticos de oposición y desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina.

La votación dio al partido del gobierno y sus aliados 256 de 277 escaños.

El pasado 29 de julio, después de otro paquete de sanciones, Maduro declaró persona “non grata” a Brilhante Pedrosa y le dio entonces 72 horas para abandonar el país. Sin embargo, cuando se cumplía ese plazo, el gobierno socialista dio marcha atrás, pero pidió “gestos” del bloque a cambio.

Biden y Trudeau forman un frente común contra la crisis climática

 El presidente estadounidense, Joe Biden, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, acordaron ayer martes formar un frente común para acelerar la lucha contra la crisis climática, además de reforzar la cooperación y “solidaridad” a nivel trilateral, junto a México.

Biden dedicó a Trudeau su primera reunión bilateral desde que llegó al poder en enero, un encuentro que tuvo que ser virtual debido a la pandemia pero que dejó patente la sintonía entre ambos, después de cuatro años de tensiones bajo el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump.

“Gracias por asumir un compromiso tan grande respecto al cambio climático. Se ha echado mucho de menos el liderazgo de Estados Unidos en los últimos años”, dijo Trudeau al comenzar la reunión por vía telemática.

UNA NUEVA ETAPA

Los dos líderes, que ya se conocían de cuando Biden fue vicepresidente entre 2009 y 2017, quisieron marcar su reencuentro con el anuncio de una nueva “hoja de ruta” para estrechar aún más la relación bilateral en los próximos años.

La pieza más destacada de esa hoja de ruta es el próximo lanzamiento de una reunión ministerial de alto nivel sobre el clima, diseñada para alinear los objetivos de ambos países contra la crisis climática y acelerar la implementación de sus objetivos bajo el Acuerdo de París.

“Canada y Estados Unidos van a trabajar de la mano para dejar clara la seriedad de nuestros compromisos, en casa y fuera de nuestras fronteras”, aseguró Biden.

Además de coordinar sus respectivas medidas contra el calentamiento global, Biden y Trudeau confían en “espolear a otros países para que también eleven sus propias ambiciones” en ese terreno, explicó el presidente estadounidense.

Biden ordenó el regreso al Acuerdo de París en su primer día en el poder, el pasado 20 de enero, y además ha prometido que invertirá 1,7 billones de dólares en energías limpias y hará que Estados Unidos neutralice sus emisiones de gases con efecto invernadero para 2050.

ALIANZA ANTE CHINA

Los dos líderes también hablaron sobre China y el conflicto diplomático que Canadá mantiene con el gigante asiático desde que las autoridades de Pekín arrestaron a dos ciudadanos canadienses, Michael Spavor y Michael Kovrig, a finales de 2019.

El arresto se produjo como represalia por la detención en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos y, desde entonces, los dos canadienses se encuentran en prisiones chinas bajo estrictas condiciones.

Biden dijo que Canadá y Estados Unidos van a coordinarse para competir mejor con China y contrarrestar las amenazas a los intereses y valores de ambos países.

“Reitero nuestro apoyo a la liberación de los dos canadienses detenidos en China, Michael Spavor y Michael Kovrig. Los seres humanos no son piezas de negociación. Vamos a trabajar juntos hasta que logremos que regresen sanos y salvos”, continuó el presidente estadounidense.

Congresista: “el Partido Republicano tiene que dejar de ser el partido de la supremacía blanca”

La congresista republicana Liz Cheney ha dicho que el Partido Republicano debe dejar de ser el “partido de la supremacía blanca”.

En comentarios que seguramente avivarán aún más la división entre los republicanos mientras el partido lucha por su futuro, la hija del exvicepresidente Dick Cheney dijo que era vital no ignorar los símbolos del racismo y el extremismo que se exhibieron abiertamente durante los disturbios del 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos.

“Es muy importante para nosotros ignorar la tentación de apartar la mirada”, dijo.

“Es muy importante, especialmente para nosotros como republicanos, dejar en claro que no somos el partido de la supremacía blanca”.

Ella agregó: “Vieron los símbolos de repulsión igual que el Holocausto en el Capitolio ese día, vieron la bandera confederada ser llevada a través de la rotonda, y creo que nosotros, como republicanos en particular, tenemos el deber y la obligación de oponernos a eso, de defendernos. contra la insurrección”.

Los comentarios de la congresista de Wyoming, que es la tercera republicana de mayor rango en la Cámara de Representantes, se producen más de seis semanas después del motín en el Capitolio de Estados Unidos, cuando cientos de simpatizantes de Donald Trump intentaron impedir que miembros de ambas cámaras del Congreso ratificaran los votos del colegio electoral de Joe Biden.

Lo hicieron después de que Trump celebró una manifestación esa mañana en el National Mall en Washington DC e instó a sus seguidores a “luchar como el infierno”.

Leer más: Los senadores a favor de combustibles fósiles acorralan a la primera mujer indígena nominada al gabinete, llamándola “divisiva”

Posteriormente fue acusado por la Cámara, pero en el Senado, los demócratas se quedaron a 10 votos de la mayoría de dos tercios que necesitaban para condenarlo y posiblemente evitar que vuelva a ocupar el cargo.

Cheney fue una de los 10 republicanos en la Cámara que votaron para acusar a Trump, quien fue acusado de incitar a una insurrección con sus ardientes palabras. Siete senadores republicanos también votaron a favor de condenarlo.

Todos ellos se han enfrentado a la hostilidad de los partidarios más leales de Trump, incluidos otros miembros del Congreso, muchos de los cuales intentaron que la despojen de su papel de liderazgo.

Sin embargo, Cheney ha hecho caso omiso de esos señalamientos y por el contrario, ha redoblado sus críticas a Trump y su descarado populismo, como el partido busca definirse a sí mismo, mientras los demócratas controlan la Casa Blanca, la Cámara y el Senado.

Lo hizo nuevamente el martes, en sus comentarios durante una transmisión en vivo de preguntas y respuestas organizada por el Instituto Reagan.

“Corresponde a todos los que hacen un juramento, mismos que deben proteger y defender la constitución, que reconozcamos lo que sucedió el 6 de enero, que nos comprometemos a que nunca más debe volver a suceder, que reconozcamos el daño que hizo el presidente, el presidente Trump, diciendo que de alguna manera se robaron las elecciones, haciendo esos reclamos durante meses y convocando a la muchedumbre y provocándolos luego del ataque al Capitolio”, dijo.

“Y también, y muy importante, a negarse, a pesar de las múltiples solicitudes de la gente de pedirle que detuviera lo que estaba sucediendo y pedirle que detuviera la violencia para proteger el Capitolio y proteger el conteo de votos electorales… no lo hizo.”

Si bien Trump ya no es presidente y ha sido excluido de Twitter, su presencia cobra gran importancia a medida que los republicanos buscan decidir el mensaje que quieren transmitir a los votantes, mientras miran hacia las elecciones de mitad de período de 2022 cuando Mitch McConnell y otros están decididos a intentar recuperar el control del Senado y la Cámara.

También dijo que era importante para todos los políticos condenar las mentiras y acciones de Trump.

“Es una amenaza existencial para quienes somos y no se puede minimizar ni trivializar”, dijo.