Alcalde de Nueva York busca cerrar puntos de rebrote de COVID-19 a partir esta semana

0

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo ayer domingo que con el fin de contener la propagación de COVID-19 en lo que una vez fue el epicentro de la pandemia, ordenará a partir del miércoles el cierre de negocios no esenciales, así como escuelas en nueve vecindarios identificados como núcleos de coronavirus.

Al buscar la aprobación estatal para el confinamiento, de Blasio dijo que afectaría a nueve códigos postales donde las tasas de positividad al coronavirus se han disparado, a veces como resultado de la falta de distancia social y el uso de máscaras faciales. Indicó que los vecindarios en otros 11 códigos postales estaban en una “lista de vigilancia” debido a sus crecientes tasas de positividad.

Nueva York es uno de los 18 estados donde los casos no han aumentado en las últimas dos semanas, según un análisis de Reuters. Nueve estados han informado aumentos récord en los casos de COVID-19 durante los últimos siete días, principalmente en la parte superior del Medio Oeste y el Oeste, donde el clima frío está obligando a realizar más actividades en el interior.

Diseñador japonés Kenzo Takada muere por COVID-19Conocido por sus motivos coloridos y siluetas originales, que mezclaban inspiraciones japonesas, como el kimono, con otros cortes, Takada también incursionó en perfumes y líneas de cuidado de la piel.

Si el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aprueba la medida, se ordenará a los vecindarios de Brooklyn y Queens que cierren todos los negocios, restaurantes y escuelas públicas y privadas que no sean esenciales. Cerca de 100 escuelas públicas y 200 escuelas privadas estarían cerradas entre dos y cuatro semanas, si se asegura la aprobación del estado, dijo.

De Blasio destacó que los estudiantes en el distrito escolar público más grande del país que se verían obligados a participar en el aprendizaje solo a distancia recibirían dispositivos que les permitirían continuar las clases, que anteriormente incluían el aprendizaje en persona.

El alcalde dijo que el cierre tenía como objetivo aliviar las preocupaciones de que el clima frío en los próximos meses obligará a más personas a permanecer en el interior y resultará en una segunda ola de propagación de enfermedades mortales, que recuerda la abrumadora cantidad de casos de COVID-19 que inundaron los hospitales de la ciudad de Nueva York en la primavera.

“Necesitamos contener la situación y absolutamente evitaremos una segunda ola”, dijo de Blasio en una conferencia de prensa el domingo.

Apuntó que las escuelas no eran la principal fuente de propagación del virus. “De dos escuelas en uno de estos códigos postales, solo una prueba dio positivo”, dijo de Blasio.

Choose your Reaction!