Alcalde pide no viajar durante ‘Thanksgiving’ y Navidad para evitar un rebrote de casos de COVID-19 en NYC

0

Las autoridades de Nueva York quieren a toda costa poner un alto muro a la amenaza de una segunda ola de contagios de coronavirus, cuando se inician los meses de mayor movilización de viajeros y grandes reuniones familiares, con motivo de Día de Acción de Gracias y la Navidad.

Y mientras tanto, en las ‘zonas rojas‘ del COVID-19 ubicadas en el centro sur de Brooklyn, incluidas los vecindarios de Borough Park, Mapleton y Midwood, todo indica que continuarán por varias semanas más con el peso de las máximas restricciones. Esto significa que los negocios no esenciales seguirán cerrados, las escuelas funcionarán solo de manera remota y las reuniones religiosas solo serán posible al 25% de la capacidad de esos recintos, cuando las fiestas están a la ‘vuelta de la esquina’.

Aunque la semana pasada se anunció la flexibilización y “cambios de color” en las alertas en el mapa de Brooklyn y Queens, por el descenso de la tasa de infección por debajo del 6%, en los ‘micro clusters’ que siguen compuestos en su alta proporción por hogar de familias judías ortodoxas, por el contrario se reforzará la vigilancia.

El alcalde Bill de Blasio reafirmó este martes que luego de tres semanas que se aplicó el modelo de restricciones hiper localizadas y por niveles en la Gran Manzana, la curva de infecciones sigue en descenso, pero “necesitamos ver claramente qué pasa en las que continúan siendo zonas rojas, ya que podrían estar así mucho más tiempo”.

Sin embargo, los casos de coronavirus superaron en la ciudad durante los últimos siete días el umbral de 550,  aunque a criterio de las autoridades de Salud no es “todavía una señal de alarma” cuando el porcentaje de pacientes en Nueva York sigue siendo el más bajo del país.

Choose your Reaction!
Leave a Comment