Analistas dudan de la efectividad de Trump en el manejo de la pandemia

0

Por más que intente cambiar de tema, el presidente Donald Trump no puede evitar el coronavirus. En abril, el presidente trató de centrar la atención del público en la economía. En julio, en la defensa del “patrimonio”. En septiembre, en imponer la “ley y el orden”, pero en todo ese tiempo, las cifras de muertes del coronavirus no dejaban de aumentar.

Ahora, las propias palabras de Trump vuelven a enfocar la atención en su manejo de la pandemia justamente en el peor momento para él: cuando faltan menos de dos meses para las elecciones.

“Yo siempre quise minimizar la importancia” de la amenaza del virus, admitió Trump en marzo durante una conversación íntima con el periodista Bob Woodward, que tomó estado público ayer con la publicación de pasajes de su nuevo libro Rage.

En grabaciones difundidas junto con los pasajes, Trump insistió en que no quería generar “pánico”, pero sus declaraciones dan lugar a nuevos interrogantes acerca de cómo manejó la crisis que define su presidencia, la que ha provocado hasta ahora la muerte de unos 190,000 estadounidenses, sin que se vislumbre un final.

El equipo de Trump prefiere centrar la atención de cara a las elecciones en la economía, la represión de las protestas generadas por el racismo y la promesa del presidente de que designará más jueces conservadores a la Corte Suprema.

Ayer, Trump dio a conocer una lista de 20 posibles nombramientos al tribunal supremo, parte de un esfuerzo para alentar a la derecha y los evangélicos, pero el anuncio fue eclipsado por una cascada de sucesos molestos como las revelaciones de Woodward, la decisión de las autoridades de Nevada de cancelar actos de Trump en el estado debido al virus y la denuncia de un exfuncionario de que los colaboradores de Trump lo presionaron para que ocultara los informes de inteligencia sobre la injerencia rusa en la elección a favor del mandatario.

Choose your Reaction!
Leave a Comment