Aseguran que las contradicciones de Trump sobre Venezuela impactan su campaña por la reelección

0

Hasta hace unos días parecía que el presidente Donald Trump tenía clara su estrategia para presionar una transición a la democracia en Venezuela: el apoyo público y aparentemente irrestricto a Juan Guaidó –el presidente del Parlamento que reta con una presidencia paralela a la de Nicolás Maduro– y la escalada de sanciones económicas para ahogar la capacidad del régimen autocrático venezolano de financiarse dibujaban uno de los pocos puntos realmente claros en la política exterior del presidente estadounidense.

Un reporte de Telemundo señala que una dupla de eventos coincidió esta semana y puso en duda el hecho de que por primera vez en mucho tiempo un tema latinoamericano como la pasmosa crisis venezolana estuviera entre las prioridades de la agenda en Washington. 

Primero, las revelaciones de John Bolton, ex asesor de seguridad nacional de Trump publicadas recientemente en su libro ‘The Room Where it Happened’ y luego el propio presidente estadounidense, quien en una reciente entrevista para el portal Axios pareció contradecirse sobre su posición ante Maduro y horas después intentó rectificar.

Una de las conclusiones que puede derivarse de ambas publicaciones es que el presidente Trump nunca tuvo demasiada confianza en Guaidó como una figura de calado para empujar la transición en Venezuela. Bolton asegura que Trump, además de considerar a Guaidó como una figura “débil” en contrapuesto de un Maduro “fuerte”, lo llegó a llamar “el Beto O’Rourke de Venezuela”.

Parte de esa desilusión sobrevino por asuntos de política pura y dura. Señala Bolton lo mal que se vio a la oposición tras el manejo que tuvo Guaidó sobre los hechos del 23 de febrero de 2019 y las expectativas no cumplidas de que una participación aluvional de los sectores civiles para apoyar el ingreso de la ayuda humanitaria por la frontera con Colombia generara un cisma en las filas militares en detrimento de Maduro.

En esas fechas, Bolton asegura que Trump era bastante proclive a la posibilidad de una intervención en Venezuela, a la que supuestamente considera “parte” de Estados Unidos y de la cual le interesaría asegurarse sus recursos petroleros.

Pero el exasesor de seguridad también señala cómo asuntos simbólicos socavaron la figura de Guaidó ante Trump, como el hecho de que la esposa del líder venezolano, Fabiana Rosales, no llevara en la mano su alianza matrimonial cuando se reunió con el presidente estadounidense. “Yo nunca entendí del todo qué quería decir, pero no era bueno, en la mente de Trump”, escribe Bolton.

En la entrevista con Axios, Trump personalmente deja claro que Guaidó no es precisamente un personaje que lo entusiasma. “Guaidó fue elegido. Creo que no estaba necesariamente a favor, pero dije: a algunas personas les gusta, a otras no. Al final estuve de acuerdo. No creo que haya sido, ya sabes, no creo que haya sido muy significativo de una forma u otra”, aseguró.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);
Choose your Reaction!