Beneficiarios del Seguro Social no necesitarán declaración de impuestos para recibir ayuda del gobierno

0

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció el miércoles por la noche que los beneficiarios del Seguro Social que generalmente no presentan una declaración de impuestos recibirán automáticamente el pago de 1,200 dólares que el Gobierno aprobó para paliar el impacto de la pandemia de coronavirus.

Esta noticia cambia la versión del Servicio de Impuestos Internos, que había anunciando que todos tendrían que presentar algún tipo de declaración de impuestos para calificar para los pagos. Los demócratas y algunos republicanos criticaron al Servicio de Impuestos Internos (IRS, en sus siglas en inglés) por poner tantos obstáculos adicionales para que la población más vulnerable pudiera obtener ayuda cuando el gobierno ya tiene su información en el archivo.Nuestra cobertura sobre el Coronavirus.
Haz clic para ver las últimas noticias y consejos para evitarlo.

El cambio se produjo cuando la administración Trump intentó hacer llegar rápidamente los cheques de estímulo económico a los estadounidenses ante el declive financiero más rápido de la historia moderna, según publica The Washington Post.

“Los destinatarios de la Seguridad Social que generalmente no están obligados a presentar una declaración de impuestos no deben tomar medidas, y recibirán su pago directamente en su cuenta bancaria”, dijo el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin.

El paquete de rescate económico de 2,2 billones aprobado por el Congreso, ordenó al Tesoro que revisara las declaraciones de impuestos estadounidenses de 2019 o 2018 para determinar si son elegibles para recibir la ayuda. Pero la ley también dijo que el Tesoro debería analizar los datos del Seguro Social para personas mayores y discapacitados.

Las críticas surgieron después de que el IRS publicara un aviso este semana en su página web instruyendo a los destinatarios del Seguro Social que normalmente no envían una declaración para presentar una declaración de impuestos “simple”, que estaría disponible pronto.

Más de 15 millones de estadounidenses en el Seguro Social no presentan una declaración de impuestos anual porque sus ingresos son muy bajos, según el Centro de Presupuestos y Prioridades de Política.

41 senadores demócratas enviaron a la Casa Blanca una carta este miércoles preguntando por qué la administración Trump está colocando esta “carga significativa” en las personas mayores y los discapacitados. El senador republicano Josh Hawley de Missouri lo calificó de “ridículo”.

Durante la última recesión, cuando el gobierno de EE. UU. envió un cheque de estímulo a la mayoría de los estadounidenses y exigió una declaración de impuestos presentada para obtenerlo, 3.5 millones de beneficiarios del Seguro Social se quedaron fuera porque nunca enviaron una declaración, según un análisis del Departamento del Tesoro de 2008.

Hubo preocupación de que aún más personas no presentarán durante la pandemia. Pero la administración Trump finalmente cambió el rumbo.

Mnuchin dijo que los depósitos directos deberían comenzar antes del 17 de abril, seguidos de cheques enviados por correo. Alrededor del 60% de los contribuyentes dieron información al IRS sobre depósitos directos en los últimos años, según Nicole Kaeding, de la National Taxpayers Union Foundation. El IRS comunicó que pronto habrá una web para que las personas actualicen su información de depósito directo.

Más allá del obstáculo para la presentación de impuestos, millones de otros estadounidenses se están dando cuenta de que no califican para recibir la ayuda económica.

La mayoría de los estudiantes de último año de secundaria y universitarios no recibirán dinero, según The Washington Post. El proyecto de ley no da nada a las familias con sus hijos mayores de 16 años, un shock para muchos hogares que ya se están recuperando de las graduaciones canceladas, y los estudiantes universitarios se están adaptando a la vida en el hogar con tantas universidades cerradas.

Muchas familias inmigrantes también están aprendiendo que no son elegibles. Para que cualquier miembro de la familia reciba un pago, se supone que cada persona del hogar, incluidos los niños, debe tener un número de Seguro Social válido.

La medida aprobada 1,200 dólares por adulto que gane menos de 75,000 dólares anuales y 2,400 para parejas que ganen menos del dobe de esa cantidad. Para la mayoría de las personas, los pagos se basarán en lo que informaron en sus declaraciones de 2019 o, si aún no lo han presentado, en su declaración del año pasado.

Fuente: MSN/Telemundo.com

Choose your Reaction!