Bogotá y otras zonas de Colombia amanecen entre focos de violencia

0

ste 10 de septiembre de 2020 Colombia amaneció llena de violencia. Al menos siete personas murieron en la cruenta jornada de protestas de la noche del 9 de septiembre en Bogotá y otras ciudades de Colombia. Los manifestantes expresaron el rechazo a la violencia policial que causó la muerte al abogado Javier Ordóñez durante su arresto, informaron este jueves las autoridades.

“Siete particulares resultaron muertos: cinco en Bogotá y dos en Soacha”, indicó el subdirector de la policía, el general Gustavo Moreno, en una rueda de prensa con el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo. En este encuentro también elaboraron un balance de la noche de vandalismo que se registró en la capital de Colombia.

Los peores disturbios tuvieron lugar en Bogotá y en Soacha, una localidad situada al sur de la capital colombiana. Pero también hubo violencia en otras ciudades del país como Cali, Medellín, Ibagué, Mosquera y Madrid, estas dos últimas cercanas a Bogotá.

El general Moreno añadió que, en los disturbios, 55 personas quedaron lesionadas y fueron ingresadas en hospitales por heridas con objetos contundentes. 51 de ellos en Bogotá y los otros cuatro en Soacha.

Igualmente, sufrieron lesiones 93 policías, la mayoría de ellos en Bogotá (87) durante la oleada de vandalismo en la que los manifestantes incendiaron instalaciones policiales y autobuses públicos.

La policía capturó a 70 personas involucradas en los desmanes “por daño en bien público y violencia contra servidor público”, tanto en Bogotá como en Medellín, Cali y ciudades cercanas a la capital en las que hubo encuentros violentos.

Las protestas comenzaron frente al Comando de Acción Inmediata (CAI) de la Policía del barrio Villa Luz, al oeste de Bogotá. Allí trabajaban los dos uniformados que en la madrugada del 9 de septiembre usaron una pistola eléctrica Táser para someter a Javier Ordóñez, abogado de 46 años de edad y padre de dos hijos pequeños. Ordóñez falleció poco después en una clínica.

Sin embargo, la manifestación, en principio pacífica, se convirtió en acciones en las que destruyeron la instalación policial y se propagó a otros sectores de Bogotá en los que hay CAI, que son unidades policiales para atender emergencias.

YX5bGZ4zrB7Po#rq 28 de julio 2020
Choose your Reaction!
Leave a Comment