Casa Blanca: la familia de George Floyd se reunió con Joe Biden y Kamala Harris

0

El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris se reunieron el martes con la familia de George Floyd en la Casa Blanca,  exactamente un año después de que Floyd  fuera asesinado por un oficial de policía de Minneapolis, lo que provocó protestas en todo el país contra el racismo y la brutalidad policial.

El hermano de Floyd, Philonise Floyd, dijo a los periodistas que la familia tuvo una “gran” reunión con el presidente y la vicepresidenta y dijo: “Es un tipo genuino. Siempre hablan desde el corazón. Estamos agradecidos por lo que está sucediendo y solo queremos que se apruebe la Ley de Policía George Floyd”, dijo Philonese Floyd a los periodistas en la Casa Blanca.  “Si puedes hacer leyes federales para proteger a un ave, que es el águila calva, puedes hacer leyes federales para proteger a las personas de color”.

Biden dijo a los periodistas que su reunión con la familia Floyd fue una visita principalmente personal y que había pasado más de una hora con la familia, y se refirió específicamente el tiempo que pasó con Gianna Floyd. “La reunión de la familia Floyd fue increíblemente buena. Pasamos mucho tiempo juntos. Tuve la oportunidad de pasar mucho tiempo con Gianna y su familia”, dijo Biden.

La reunión ocurre cuando la “Ley George Floyd de Justicia en la Policía”, una legislación que establecería un registro nacional de mala conducta policial, prohibiría la discriminación racial y religiosa por parte de las fuerzas del orden y revisará la inmunidad calificada para los agentes de policía, permanece estancada en el Senado.

El presidente Biden se había fijado el objetivo inicial de que la legislación se aprobara el martes, pero la Casa Blanca retrocedió ese plazo. para permitir que las negociaciones continúen en el Congreso.

Rodney Floyd, otro de los hermanos de Floyd, dijo a los periodistas que la familia está agradecida de que Joe Biden y Kamala Harris hayan mostrado “gran preocupación” por su familia en el aniversario de la muerte de su hermano. Dijo que el presidente y el vicepresidente les preguntaron cómo estaban y cómo se estaban cuidando.

La muerte de George Floyd desencadenó la mayor ola de protestas y disturbios raciales en EE.UU. desde finales de la década de los sesenta del siglo pasado, tras el asesinato de Martin Luther King, y el lema de esas protestas es una única súplica: que cese la brutalidad policial contra las minorías raciales.

Un año después de ese fatídico 25 de mayo de 2020, la “Ley George Floyd de Justicia en la Policía”, redactada por los miembros del Caucus Negro, formado por demócratas, sigue estancada en los pasillos del Congreso.

Esta legislación pretende acabar, entre otros aspectos, con el uso de técnicas de estrangulamiento, así como con la “inmunidad legal” para los agentes de la autoridad y la militarización de los departamentos policiales.

El principal punto de desacuerdo sobre la “Ley George Floyd” entre los progresistas y los conservadores es la revisión de la conocida como “inmunidad legal”, que blinda actualmente a funcionarios gubernamentales como los policías frente a posibles demandas.

Choose your Reaction!