ASALTO AL CAPITOLIO

FBI: “hay más de 200 sospechosos identificados en el asalto al Capitolio”

Los investigadores identificaron a más de 200 sospechosos en su investigación del ataque del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos y arrestaron a más de 100 personas, dijo el jueves el director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) Chris Wray, en su primera aparición pública desde el motín, reportada en CNN.

“Sabemos quién es usted si está ahí afuera, y los agentes del FBI vienen a buscarlo”, dijo Wray durante una sesión informativa de seguridad para la toma de posesión de Joe Biden, que se realizó en la sede de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en Washington D.C., con el vicepresidente Mike Pence.

Los comentarios de Wray se producen cuando los investigadores federales están persiguiendo miles de pistas en esfuerzos gemelos para enjuiciar a las personas involucradas en el ataque de la semana pasada al Capitolio de los Estados Unidos y para tratar de prevenir los temidos ataques posteriores en Washington y en todo el país.

El desafío, dicen los funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia, es “sin precedentes” y Wray abordó la dualidad de la situación actual en sus comentarios del jueves, al hablar directamente con aquellos que podrían estar considerando participar en actos violentos en el futuro.

“Mi consejo para las personas que podrían estar dispuestas a seguir los pasos de quienes participaron en el tipo de actividad que vimos la semana pasada es que se queden en casa”, dijo Wray. “Mire lo que está sucediendo ahora con las personas que estuvieron involucradas en el asedio al Capitolio”.

Sin embargo, si bien los funcionarios federales encargados de hacer cumplir la ley han tratado de tranquilizar al público estadounidense en los últimos días, de que están a la altura de la tarea en ambos frentes, sus comentarios públicos también ponen al descubierto la enormidad del desafío que enfrentan, al rastrear las amenazas potenciales no solo para la capital, sino en todo el país.

Seguridad en la toma de posesión

Incluso mientras el FBI y sus socios encargados de hacer cumplir la ley continúan rastreando a los sospechosos del ataque de la semana pasada, la sesión informativa del jueves de Wray ofreció otra indicación de que las autoridades están cada vez más preocupados por más violencia en los próximos días.

En una serie de boletines y llamadas con agencias del orden locales esta semana, las agencias federales de aplicación de la ley emitieron un llamado urgente de asistencia para asegurar la capital de la nación a medida que se acerca la inauguración, y pintaron un cuadro terrible de posibles amenazas hasta el 20 de enero.

Las autoridades de todo el país también están aumentando la seguridad.

En Oklahoma, se les dijo a los miembros de la Cámara que no acudieran al capitolio del estado este fin de semana debido a preocupaciones sobre posibles protestas.

Se han erigido cercas alrededor del capitolio del estado de Arizona “por precaución” y la Guardia Nacional asistirá a la Policía Estatal de Oregon mientras se enfrentan a posibles manifestaciones.

En California, el gobernador Gavin Newsom ha llamado a la Guardia Nacional para que proteja el Capitolio estatal en Sacramento en preparación para el Día de la Inauguración el próximo miércoles. El gobernador firmó una orden general que autoriza el despliegue de 1,000 efectivos de la Guardia Nacional el jueves, mientras se aañaden cercas alrededor del edificio.

El jueves, Wray reiteró que el FBI tiene “confianza” en su preparación y seguridad en torno a la inauguración de la próxima semana.

FBI advierte sobre protestas armadas y ataques a capitolios estatales de cara a posesión de Biden

El FBI advirtió sobre protestas armadas que están planeadas para Washington D.C. y 50 capitales del país, antes y durante la posesión del presidente electo Joe Biden, programada para el próximo 20 de enero. En medio de la incertidumbre, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Chad F. Wolf, renunció este lunes, solo nueve días antes del cambio de Gobierno y cuando se esperaba que ayudara a coordinar la seguridad de una toma de posesión presidencial con las mayores amenazas de violencia.

La posesión presidencial del demócrata Joe Biden se encuentra bajo amenazas de seguridad. El Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) informó que detectó planes para “atacar todos los 50 capitolios estatales” y la sede del Congreso en Washington D.C. desde el próximo fin de semana y se extenderían hasta el 20 de enero, día de la juramentación del nuevo mandatario.

“Se están preparando protestas armadas en los capitolios de todos los 50 estados del país desde el 16 de enero hasta el 20, así como en el Capitolio (de Washington D.C.) entre el 17 y el 20 de enero”, afirma una circular interna del FBI a la que tuvo acceso la cadena estadounidense ABC.

Las amenazas se dan a conocer cuando Estados Unidos aún trata de superar los peores disturbios en su historia reciente contra la sede del Legislativo. El hecho calificado por las autoridades como una “insurrección”, incitada por el propio presidente saliente, tiene ahora a Donald Trump al borde de un segundo juicio político. Se le acusa de haber alentado los actos de violencia contra el Legislativo, tras negarse a reconocer la victoria que obtuvo el demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y que ganó por un amplio margen de 306 frente a 232,  de acuerdo con el conteo del Colegio Electoral.

El asalto al Capitolio, que desafió la certificación de la victoria de Biden obligó a la evacuación de los legisladores y dejó cinco personas muertas. Decenas han sido acusados por la violencia, se han abierto casos por terrorismo doméstico y se esperan cientos de arrestos más en las próximas semanas.

“No tengo miedo de prestar juramento afuera”, dijo Biden en referencia al escenario tradicional para la ceremonia de juramento en los terrenos del edificio del Capitolio. Pero también señaló que es de vital importancia que las personas “que participaron en la sedición y amenazaron la vida de las personas, desfiguraron la propiedad pública y causaron grandes daños” rindan cuentas.

El Pentágono también “está al tanto de más amenazas posibles por parte de potenciales terroristas”, según le dijo el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, al congresista Jason Crow en una conversación telefónica cuya transcripción fue divulgada por el legislador demócrata.

La posibilidad de un segundo ataque a las esferas del poder estadounidense crece a medida que avanzan las investigaciones sobre el asalto al Capitolio el 6 de enero.

En foros digitales de extrema derecha hubo conversaciones explícitas sobre cómo irrumpir en la sede del congreso, maniatar a los congresistas y qué armas podrían llevar, lo que sugiere que la agresión pudo haber sido mucho peor.

Según las autoridades, los partidarios de la ultraderecha, como el movimiento Boogaloo, planean nuevas acciones que culminen en una denominada “Marcha del Millón de Milicias” el 20 de enero, por lo que las autoridades de la capital estadounidense piden más seguridad.

Muere un policía del Capitolio herido durante el asalto al Congreso de EE.UU.

Un agente de la Policía del Capitolio que resultó herido durante el asalto al Congreso de EE.UU. falleció este jueves después de más de 24 horas de convalecencia, lo que eleva a 5 el número de muertos relacionados con el incidente, informaron fuentes oficiales.

La Policía del Capitolio confirmó a última hora del jueves la muerte del agente, identificado como Brian D. Sicknick, después de varias horas de confusión y rumores sobre el posible fallecimiento de un policía.

“Aproximadamente a las 9:30 de esta noche (02:30 GMT del viernes), el agente de la Policía del Capitolio Brian D. Sicknick falleció debido a heridas que sufrió cuando estaba trabajando” en el asalto al Congreso, indicó un portavoz de ese cuerpo policial en un comunicado.

Sicknick resultó herido “mientras se enfrentaba físicamente a los manifestantes” que invadieron el Congreso, y sufrió un “colapso” cuando volvió a su oficina, por lo que le trasladaron al hospital, explica la nota.

El agente llevaba trabajando para la Policía del Capitolio desde 2008, según la agencia policial, que aseguró que está investigando lo ocurrido.

La confirmación oficial se produjo dos horas después de que la Policía del Capitolio desmintiera una información de la cadena CNN de que uno de sus agentes había muerto como consecuencia de las heridas sufridas durante el suceso de este miércoles.

Con la muerte de Sicknick, ya son cinco las personas que perdieron la vida durante esos incidentes, que se produjeron tras una interrupción de la reunión de los congresistas para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre.

Los otros cuatro fallecidos identificados por las autoridades son manifestantes: Ashli Babbitt, una mujer de 35 años residente en San Diego (California, EE.UU.); Benjamin Phillips, de 50 años y de Ri (Pensilvania); Kevin Greeson, de 55 años, de Athens (Alabama); y Rosanne Boyland, de 34 años, de Kennesaw (Georgia).

El jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington D.C., Robert Contee III, no dio detalles sobre las circunstancias específicas de las muertes, aunque dijo que tres de ellas fueron por “emergencia médica” y otra por disparo.

Ese último fue el caso de Babbitt, la mujer de San Diego que murió después de recibir un disparo de un agente de la Policía del Capitolio de EE.UU., de acuerdo con un comunicado de ese cuerpo, que se encarga exclusivamente de la seguridad del propio edificio y los colindantes, propiedad del Gobierno.

“Se brindó asistencia médica de inmediato y la mujer fue trasladada al hospital, donde más tarde sucumbió a sus heridas”, agregó la Policía del Capitolio.

Policía: cuatro muertos y 14 policías heridos en asalto al Capitolio de EE.UU.

Cuatro personas murieron el miércoles y al menos 14 policías resultaron heridos durante el asalto al Capitolio de EE.UU., aseguraron a última hora de la jornada las autoridades locales, que informaron además de por lo menos 52 arrestos.

Las autoridades de Washington habían informado inicialmente de la muerte de una mujer, que falleció como consecuencia del disparo de la Policía del Capitolio, pero después actualizaron esa cifra.

Otras tres personas, que no identificaron, fallecieron como consecuencia de “urgencias médicas” que sufrieron en las instalaciones del Capitolio, dijo el jefe de la Policía Metropolitana de Washington, Robert Contee, en una rueda de prensa nocturna.

Contee no dio más detalles sobre esas muertes y agregó que 14 agentes de policía resultaron heridos durante los incidentes en el Capitolio, dos de ellos de forma “grave”.

Las autoridades han detenido al menos a 52 personas tanto en el Capitolio como en otros rincones de la capital estadounidense, de las cuales unas 30 fueron arrestadas por violaciones del toque de queda que impuso la Alcaldía de Washington a partir de las 18.00 horas (23.00 GMT).

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, extendió durante quince días más el estado de emergencia pública en la capital, hasta después de la investidura del presidente electo, Joe Biden, prevista para el 20 de enero.

El asalto al Capitolio se suma a la lista de ataques a sedes parlamentarias del mundo

El sorprendente asalto al Capitolio de Estados Unidos este miércoles por parte de cientos de seguidores del presidente, Donald Trump, se suma a otros incidentes similares contra sedes parlamentarias en distintos países de todo el mundo.

Esta es una relación de otros asaltos a Parlamentos en diferentes países del planeta:

27 octubre 1999.-Un grupo de hombres armados interrumpe a ráfagas de fusil de asalto la sesión del Parlamento de Armenia y matan al primer ministro y al presidente del Parlamento.© Proporcionado por Agencia EFE

18 marzo 2014.- Asalto al Parlamento de Taiwan por parte de unas doscientas personas, en su mayoría estudiantes, que causaron heridas leves a 38 policías y se saldó con el arresto de cuatro personas.

5 julio 2017.-Un grupo de simpatizantes del Gobierno venezolano irrumpe por la fuerza en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, y causan heridas a algunos diputados que se encontraban en el recinto para una sesión en conmemoración del Día de la Independencia en el país.

1 julio 2019.- Asalto al Parlamento de Hong Kong. La manifestación por el aniversario de la cesión británica de Hong Kong a China acaba en una revuelta popular inédita en la que cientos de jóvenes entran por la fuerza en el Parlamento de la ciudad y lo ocupan.

29 agosto 2020.- Amago de “asalto” por parte de unos 200 ultraderechistas del Reichstag, a la sede del Parlamento alemán, tras una marcha contra las restricciones por la pandemia que congregó a unas 30.000 personas.