ATAQUE AL CAPITOLIO

Mujer recibió la primera condena por el ataque contra el Capitolio de EEUU

El ataque al Capitolio de EEUU tuvo su primera medida en la justicia de ese país. Una mujer del estado de Indiana recibió su sentencia por la acción contra el congreso el 6 de enero. Anna Morgan-Lloyd se mostró arrepentida ante el juez, aunque lo calificara de “el día más emocionante” de su vida.

La audiencia ante el juez Royce Lamberth de la corte de distrito tuvo una condena por un delito menor. El magistrado la encontró culpable de entrar sin autorización en un edificio público. Por eso quedó en libertad condicional sin pena de cárcel, luego de ingresar unos diez minutos al Capitolio.

La mujer de 49 años fue parte de la  insurrección y tendrá que pagar una multa de 500 dólares. Ella se declaró culpable ingresar junto a la muchedumbre que asaltó la sede del poder legislativo. Es el primer caso con un castigo en la investigación de los disturbios de grupos de ultraderecha.

El juez dijo que Morgan-Lloyd evita ir a la cárcel porque no participó en la violencia y condenó a quienes lo hicieron. Esa jornada los fanáticos de Donald Trump intentaron evitar el nombramiento de Joe Biden como presidente. Lamberth criticó a los legisladores republicanos en su resolución.

Seguidor de la Nación del Islam es el atacante del Capitolio es el estadounidense Noah Green

Luego de que este 2 de abril abatieran al autor del ataque en el Capitolio, autoridades lo identificaron como Noah Green y por medio de redes sociales aseveraron que era devoto radical de la Nación del Islam

El agresor, de 25 años de edad, atropelló a dos policías a las afueras del Capitolio, quitándole a uno de ellos la vida. Posteriormente el “seguidor de Farrakhan” como el mismo se describía en su Facebook, fue abatido por la policía. 

Antes de que su cuenta de Facebook fuera eliminada, autoridades encontraron mensajes sugerentes previos al ataque que realizó este viernes, además de contenido radical islámico; los firmaba bajo el nombre de “Hermano Noah X“.

Antes de estrellarse contra una barrera, Noah Green arrolló a dos guardias de seguridad, quitándole la vida a uno de ellos, de nombre William Evans, quien era miembro del cuerpo de protección del Capitolio de Washington desde el año 2003.

Fue hasta que el seguidor del Islam bajó del automovil para intentar atacar con un cuchillo a los demás guardias, cuando estos le dispararon en defensa. Al momento, las puertas del Capitolio se han cerrado por cuestiones de seguridad. 

Fuente: New York Post