La rama afgana del grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó el lanzamiento de proyectiles hacia el aeropuerto de Kabul, donde continúan operaciones de evacuación.

En un breve comunicado difundido por sus canales de propaganda en internet, el EI de Khorasán (EI-K) afirmó que “los soldados del califato atacaron el aeropuerto internacional de Kabul con seis cohetes tipo Katiusha que golpearon sus objetivos”.

El comunicado, cuya veracidad no ha sido comprobada, no detalló cuáles eran esos objetivos ni los daños causados por el ataque.

Por su parte, el portavoz talibán Bilal Karimi afirmó a l agencia de noticias Efe que varios cohetes fueron disparados hacia el aeropuerto de Kabul y que en su mayoría aterrizaron en áreas desocupadas y no causaron bajas. 

“Hasta ahora no tenemos ningún informe de víctimas”. “Estamos investigando los ataques con cohetes para determinar quién y por qué fueron llevados a cabo”, agregó el portavoz. Otra fuente de los talibanes consultada por Efe, y que pidió el anonimato, aseguró que los artefactos fueron interceptados en su mayoría por el sistema de defensa de las fuerzas extranjeras en el aeropuerto.

La Casa Blanca informó posteriormente que continúan las operaciones estadounidenses “sin interrupción” en el aeropuerto internacional Hamid Karzai (HKIA) de Kabul tras el ataque. EE.UU. ha alertado de “amenazas creíbles” contra el aeropuerto de Kabul, donde se concentran las tropas estadounidenses y donde el jueves la rama afgana del EI perpetró un atentado que dejó al menos 170 muertos. 

Este domingo (29.08.2021), un dron estadounidense bombardeó un vehículo en el que se desplazaban hacia el aeropuerto supuestos yihadistas del EI y que suponía una “amenaza inminente”, según el Ejército de EE.UU.