Estados Unidos autorizó el uso de emergencia del medicamento experimental de Eli Lilly para tratar casos leves y moderados de COVID-19. Es un tratamiento con anticuerpos monoclonales que se aplica por vía intravenosa.

La farmacéutica adelantó que podría producir más de un millón de dosis del tratamiento hacia fines del año.

Según informó la agencia Bloomberg, la Administración de Alimentos y Medicamentos autorizó este tratamiento experimental en adultos, incluidos los que tienen 65 años o más, y pacientes pediátricos.

“La autorización brinda a los médicos una opción para combatir el virus en pacientes de alto riesgo antes de que estén suficientemente enfermos”, agregó el medio estadounidense.

En este contexto, las acciones de Lilly subieron un 4,5% en las últimas operaciones de este lunes. Durante el cierre, la acción ya había avanzado un 8,3% en lo que va del año.