BATALLA POR LA VACUNA

Biden promete vacunas sin cita previa y clínicas móviles para inmunizar al 70% de adultos contra el COVID

La Administración del presidente, Joe Biden, dijo este martes que el 70% de la población adulta (unas 160 millones de personas) recibirá al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 para este 4 de julio, lo que acercaría al país a la tan esperada “inmunidad colectiva” frente a la pandemia del coronavirus. 

Para lograrlo, propone eliminar la cita previa requerida para vacunarse y desplegar aún más clínicas móviles por todo el país.

“La meta es lograr una inmunidad colectiva para poder normalizar nuestras vidas”, señaló un alto funcionario de la Casa Blanca en una rueda de prensa previa a la alocución de Biden de esta tarde. 

Según la Casa Blanca, más de 105 millones de estadounidenses han sido completamente vacunados contra el COVID-19 hasta el momento. 

Desde enero hasta la fecha, se ha logrado disminuir en un 80% el índice de muertes entre el grupo más vulnerable, adultos mayores de 65 años, así como entre los hispanos (80%) y negros (70%) del mismo grupo de edad. 

En esta etapa de campaña de vacunación masiva, la Administración anunció que se distribuirán las vacunas a 40,000 farmacias en todo el país y que solicitará a todos los estados que eliminen el requisito de obtener una cita para poder inocularse.

Para lograr esa meta, el Gobierno destinará 250 millones de dólares que serán entregados a organizaciones comunitarias para contratar y movilizar personal laboral y de salud que operarán clínicas móviles en zonas rurales, de difícil acceso, que han sido además los más golpeados por los contagios. 

También se destinarán 130 millones de dólares para esfuerzos de información educativa con la finalidad de “acortar la disparidad en materia de salud” en las comunidades de más bajos recursos económicos. Estas muchas veces son también comunidades latinas y negras.

Otros 250 millones de dólares se entregarán “de inmediato a los gobiernos estatales y municipales” para que puedan utilizarlos en sus programas de vacunación. 

Además, la Administración dijo que invertirá 100 millones de dólares adicionales en aproximadamente 4,600 clínicas de zonas rurales en el país, así como 860 millones de dólares que servirán para incrementar la capacidad de pruebas para detectar nuevos contagios.

Estos han estado creciendo entre la población más joven, los menores de 18 años, que había permanecido relativamente protegidos de los peores embates de la pandemia. 

Biden justamente tiene previsto anunciar esta tarde los esfuerzos para dar luz verde al uso de emergencia de la vacuna en niños entre adolescentes. 

Este martes también, la farmacéutica Pfizer anunció que tiene previsto solicitar en septiembre de este año la aprobación para un uso de emergencia de su vacuna contra el COVID-19 en niños de todas las edades.      

EEUU: la próxima semana se autorizará la vacuna contra Covid-19 de Pfizer en adolescentes

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) se prepara para autorizar el uso de la vacuna contra el Covid-19 de la marca Pfizer-BioNTech en adolescentes de 12 a 15 años, de acuerdo con fuentes oficiales, según informó The New York Times.

De esta forma, la campaña de vacunación se ampliaría a millones de estadounidenses más la próxima semana.

La noticia ya era esperada, pues desde hace semanas Pfizer ha documentado los resultados de sus pruebas en adolescentes. Los indicios muestran que el biológico es tan efectivo en esas edades, como en adultos. De acuerdo a expertos, vacunar a niños eleva categóricamente el nivel de inmunidad en la población, disminuyendo el número de hospitalizaciones y muertes.

De acuerdo al diario neoyorquino, la autorización de la FDA llegaría la próxima semana. Los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), reunirían a su panel de expertos inmediatamente para hacer sus recomendaciones.

Se trata de uno de los mayores avances en la campaña de vacunación nacional, pues hasta el momento eran los padres los que estaban inmunizados y había grandes preguntas e incertidumbre alrededor de los más jóvenes.

También cambiaría la perspectiva de cara al verano y el próximo ciclo escolar.

Pfizer reportó con anterioridad que ninguno de los adolescentes que participaron en sus estudios desarrollo afecciones o enfermedades. Además desarrolló una protección significativa ante el coronavirus.

Más de 100 millones de adultos han sido completamente vacunados en los Estados Unidos, aunque hay preocupación sobre las nuevas variantes y una ralentización en el ritmo de inmunización en algunos estados.

Detroit pagará 50 dólares a quien lleve gente a vacunarse

Detroit se sumó el miércoles a la economía colaborativa tras anunciar que los conductores que lleven a un residente de la ciudad a vacunarse contra el COVID-19 pueden recibir 50 dólares.

Hay un límite de 150 dólares para tres personas por vehículo, pero no hay un límite en el número de viajes. La compensación se dará en una tarjeta de débito prepagada.

“No debería haber ni un sólo impedimento para que cualquier ciudadano de Detroit se vacune, y desde luego no debe ser el transporte”, comentó el alcalde Mike Duggan.

Casi la mitad de los residentes de Michigan de 16 años o más han recibido al menos una dosis de la vacuna. Pero en Detroit, apenas el 30% de los ciudadanos en ese rango de edad han sido inoculados.

Los conductores deberán registrarse y programar una cita de primera dosis de la vacuna para su pasajero. Si llevan a la persona a su segunda dosis, obtendrán otra tarjeta con 50 dólares, señaló la ciudad.

Michigan sigue teniendo la tasa de contagios más alta de la nación para un período de 7 días, pero la situación está mejorando. El promedio de casos nuevos en siete días se ubica en 4.167, un descenso respecto a las aproximadamente 7.000 infecciones diarias que se registraron hace dos semanas.

EEUU: reactivarán aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson a la brevedad

Estados Unidos tomará medidas para reanudar la aplicación de la vacuna covid-19 de Johnson & Johnson en los próximos días, posiblemente con restricciones o advertencias más amplias después de informes de algunos casos muy raros de coágulos sanguíneos, informó el domingo el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno.

En una serie de entrevistas a programas de noticias, el doctor Anthony Fauci dijo que se tomará una decisión una vez que los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) se reúnan el viernes para analizar si se reanuda la aplicación de la vacuna de J&J, que es de dosis única.
“Me sorprendería mucho si no tenemos una reanudación de alguna forma para el viernes”, dijo. “Realmente no anticipo que vayan a querer extenderlo un poco más”.
Fauci, quien es el asesor médico en jefe del presidente Joe Biden, cree que los reguladores federales podrían reanudar la aplicación de las vacunas con restricciones de edad o género o con una advertencia general, para que se aplique de una manera “un poco diferente a como se hacía antes de la pausa”.
La vacuna de J&J ha estado en el limbo después de que los CDC y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) dijeron la semana pasada que necesitaban más evidencia para decidir si algunos casos de coágulos estaban relacionados con la inyección y, de ser así, qué tan grande era el riesgo.


Los casos son inusuales: seis reportados entre más de 7 millones de inyecciones de la vacuna de J&J. Los coágulos se encontraron en seis mujeres de entre 18 y 48 años. Una persona murió.
La decisión del martes desencadenó una acción rápida en Europa y en otros lugares.
Fauci dijo que dudaba muy seriamente de que Estados Unidos detuviera permanentemente el uso de la vacuna de J&J.


“No creo que eso vaya a suceder”, dijo. “La pausa fue para echar un vistazo, asegurarnos de que conocemos toda la información que podamos tener dentro de ese período de tiempo y también advertir a algunos de los médicos que podrían ver a personas, particularmente mujeres, que tienen este evento adverso en particular, que las traten correctamente”.

La gran mayoría de personas vacunadas con esta vacuna han tenido efectos secundarios leves o ninguno. Las autoridades enfatizaron que no han encontrado indicios de problemas de coágulos con las vacunas covid-19 más utilizadas en Estados Unidos, que son las de Moderna y de Pfizer.

Pfizer: Probablemente se necesite una tercera dosis de la vacuna

Ayer jueves, el director ejecutivo de PfizerAlbert Bourla, sostuvo que “probablemente” las personas que hayan completado su proceso de vacunación contra el coronavirus, tengan que recibir una tercera dosis del fármaco.

Un escenario probable es que probablemente se necesite una tercera dosis, entre seis y 12 meses y luego, a partir de ahí, habrá una revacunación anual, pero todo eso debe confirmarse. Y nuevamente, las variantes jugarán un papel clave”, dijo el representante de la farmacéutica en entrevista con CNBC.

Es extremadamente importante suprimir el grupo de personas que pueden ser susceptibles al virus”, añadió.

Cabe recordar que Pfizer afirmó a principios de abril que su vacuna era efectiva en más un 91% para proteger contra el Covid-19 y más de un 95% contra la enfermedad en condición grave, hasta seis meses después de haber recibido la segunda dosis.

Nueva York acelera el ritmo de la vacunación contra el Corona Virus

A partir de hoy martes a las 8 a.m., los neoyorquinos de 30 años y mayores podrán hacer citas para vacunarse contra el coronavirus en todos los sitios disponibles en el estado, según lo anunció ayer lunes el gobernador Andrew Cuomo, quien además agregó que la elegibilidad para inmunizarse bajará a los 16 años el 6 de abril.

Hoy damos un paso monumental en la lucha para vencer al COVID. A partir del 30 de marzo, todos los neoyorquinos de 30 años o más podrán vacunarse, y todos los neoyorquinos de 16 años o más serán elegibles el 6 de abril, mucho antes de la fecha límite del 1 de mayo establecida por la Casa Blanca“, dijo el Gobernador.

El anuncio ocurre en momentos en que ya se ha vacunado a más de 9 millones de personas, de los 19 millones de habitantes del estado, lo que representa que al menos el 30% de todos los neoyorquinos han recibido ya al menos una dosis.

“A medida que continuamos ampliando la elegibilidad, Nueva York se esforzará por hacer que la vacuna sea accesible para todas las comunidades para garantizar la equidad, en particular para las comunidades de color que a menudo se quedan atrás”, dijo el Gobernador, agregado que ya podemos ver la luz al final del túnel, “pero hasta que lleguemos allí, es más importante que nunca para todos y cada uno de los neoyorquinos usar una máscara, distanciarse socialmente y seguir todas las pautas de seguridad “.

Una sola dosis de vacunas de Pfizer y Moderna contra COVID-19 es efectiva en un 80%, según CDC

Una sola dosis de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer y de Moderna, que requieren de dos inoculaciones, tiene una efectividad del 80% para prevenir el contagio, según un estudio publicado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Ese efecto fue observado dos semanas después de la primera dosis en el estudio, realizado con 4,000 trabajadores sanitarios entre el 14 de diciembre y el 13 de marzo.

“Estoy entusiasmada de compartir información sobre este nuevo estudio dirigido por los CDC (…), que evalúa la efectividad de las vacunas de Pfizer y Moderna a la hora de prevenir las infecciones”, anunció la directora de los CDC, Rochelle Wallensky, en una rueda de prensa.

Los resultados mostraron que el riesgo de infección se redujo en un 90% entre las personas que recibieron las dos dosis recomendadas; que comenzaron a tener un efecto protector incluso después de la primera inyección, al reducir el riesgo de contagio en un 80 % dos semanas después.

Este estudio coincide con la aceleración del proceso la vacunación en el país, con más de 3 millones de dosis administradas diariamente.

A fecha de ayer, domingo, 93 millones de personas habían recibido al menos una dosis de algunas de las vacunas autorizadas en EE.UU., y unos 51 millones de personas estaban ya completamente inmunizadas.

El presidente, Joe Biden, ha marcado como fecha para un regreso a una relativa normalidad la fiesta del Día de la Independencia en el país, el 4 de julio.

EE.UU. ha concedido autorización para uso de emergencia a las vacunas de Pfizer y Moderna, y a la de Johnson & Johnson, que es monodosis y cuya efectividad es algo menor.

El país, el más golpeado del mundo por la pandemia, registra más de 30.2 millones de contagios de COVID-19 y más de 549,000 muertos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

AstraZeneca jura que su vacuna es 79% efectiva y no genera coágulos, pero sigue la desconfianza

La vacuna también fue efectiva en un 80% para los mayores de 65 años, señaló la compañía este lunes (22.03.2021). Varios países habían suspendido la administración del fármaco a personas mayores debido a la falta de datos entre los participantes de edad avanzada en ensayos anteriores.

Los ensayos de fase 3 en Estados Unidos de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford involucraron a 32.449 personas, de las cuales dos tercios recibieron una dosis, según un comunicado de la compañía farmacéutica.  

Alrededor de 20% de los participantes tenían 65 años o más, y cerca del 60% tenía problemas de salud con alto riesgo de un sufrir un transcurso grave de la enfermedad, por ejemplo, diabetes, obesidad o enfermedades cardíacas.

Los ensayos realizados por un equipo independiente hallaron que no hay un mayor riesgo de trombos entre los 21.583 participantes que recibieron por lo menos una dosis, señala el comunicado.

“Estos datos reconfirman resultados previos observados en ensayos de AZD1222 en todas las poblaciones de adultos, pero es muy emocionante ver por primera vez resultados de eficacia similar en personas de más de 65 años”, dijo Ann Falsey, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rochester, una de las investigadoras que condujo los ensayos. 

“Este análisis reconoce la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 como una de la opciones de vacunaciones que tanto se necesitan, y ofrece confianza para que los adultos de todas las edades puedan beneficiarse de protección contra el virus”, agregó.

Noruega investiga otras dos muertes tras recibir vacuna de AstraZeneca

A todo esto, las autoridades noruegas informaron este lunes que investigan la muerte de dos personas más tras recibir la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 y presentar un cuadro tromboembólico inusual.

Cuatro personas han muerto en total en este país nórdico en las últimas dos semanas con un cuadro que incluye baja cantidad de plaquetas, coágulos en vasos sanguíneos y hemorragias, similar al detectado en varios países.

Moderna comienza a probar su vacuna contra COVID en menores

La farmacéutica estadounidense Moderna comenzó un estudio de su vacuna para COVID-19 en niños menores de 12 años, que incluirá a bebés de hasta 6 meses.

El anuncio del martes llega exactamente un año después de que el primer adulto recibiera una dosis de prueba de la inyección creada en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Ahora la inyección se usa aquí y en muchos otros países.

Moderna también ha probado la vacuna en jóvenes de 12 a 17 años, pero aún no ha publicado los hallazgos. El estudio en niños más pequeños será más complejo, porque los investigadores necesitan determinar si usan dosis menores que en adultos y adolescentes.

El estudio tiene como objetivo inscribir a unos 6.750 niños en Estados Unidos y Canadá.

Países de la UE empiezan a mirar a Rusia ante la falta de vacunas

Eslovaquia se convirtió en el segundo país de la Unión Europea en recibir dosis de la vacuna rusa Sputnik V, luego de que este lunes (01.03.2021) llegaran al aeropuerto de Kosice las primeras 200.000 dosis de las dos millones encargadas a Rusia. Antes, Hungría había recibido cargamentos provenientes de Moscú. República Checa también adquirirá la fórmula desarrollada por el Instituto Gamaleya.

El presidente checo, Milos Zeman, contó el domingo 28 d febrero que había escrito una carta a su par Vladimir Putin pidiéndole suministros de Sputnik V. “La información procedente de la embajada rusa sugiere que podría llegar en los próximos días”, aseguró el dirigente, quien dejó entrever que también aceptaría dosis de la vacuna china de Sinopharm, que también está siendo utilizada por Hungría.

Las razones para este giro es solo uno: la escasa provisión de dosis que ha repartido hasta la fecha la Unión Europea, que dependiente de las entregas de Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca -todos con problemas de suministro-, ha sido incapaz de avanzar a paso firme en la estrategia de inoculación. “Créanme cuando les digo que los otros estados miembros de la UE también pedirán la vacuna Sputnik dentro de algunos meses”, apuntó el primer ministro checo, Andrej Babis, reflejando el estado de ánimo que impera en ciertos países del bloque.

El hecho de que ni Sputnik ni la fórmula de Sinopharm hayan recibido la aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no ha detenido a estos gobernantes. Sin ir más lejos, el ministro de Salud eslovaco, Marek Krajci, firmará una normativa que permite el uso de la vacuna rusa en territorio eslovaco, saltándose el paso por Bruselas. Sin embargo, podría ser que eso pronto no sea necesario, pues el Fondo de Inversiones Directas Ruso (FIDR) espera comenzar esta misma semana el proceso de autorización en la Unión Europea (UE) de la Sputnik V.

Austria ya ha criticado lo que considera “titubeos” de la EMA en la autorización de vacunas, algo que, según advirtió, puede provocar que los Estados miembros acaben actuando por su cuenta. El canciller de ese país, Sebastian Kurz, no ha querido perder tiempo y ya conversó con Vladimir Putin el pasado 26 de febrero sobre la “posibilidad” de suministrar la vacuna también a Viena y de producir el fármaco de forma conjunta. Moscú ha reconocido que la demanda es demasiado elevada y por sí solo es incapaz de satisfacerla. Por eso otros países comenzarán a producir la Sputnik.

Incluso el Gobierno de Alemania ya señaló que no rechazará la entrada de vacunas rusas, ni tampoco chinas, si estas son certificadas como “seguras y efectivas” y autorizadas para su empleo en la Unión Europea (UE). “Si la vacuna rusa o cualquier otra cumple ese proceso y se demuestra su seguridad y efectividad, entonces se puede emplear en Alemania o en cualquier otro país de la UE”, dijo el portavoz de la canciller Angela Merkel.

Fuera del ámbito de la UE, Serbia y Bosnia y Herzegovina también usan la Sputnik V para vacunar a su población.

Pfizer busca probar una tercera dosis y una vacuna contra la cepa sudafricana

El dúo estadounidense-alemán Pfizer-BioNTech dijo el jueves que estudia añadir una tercera dosis a su régimen de vacunas contra el covid-19, así como probar una nueva versión dirigida a la variante sudafricana del virus.

A medida que países de todo el mundo se apresuran a vacunar a su población, aumenta la preocupación de que las variantes más transmisibles del coronavirus, como la detectada por primera vez en Sudáfrica u otra en Gran Bretaña, sean más resistentes a las vacunas existentes.

En un estudio, la dupla farmacéutica dijo que observaría lo que ocurre cuando se administra a las personas una tercera dosis de su vacuna de dos inyecciones, entre seis y doce meses después del refuerzo.

Además, señalaron en un comunicado que también está planteando a los reguladores sanitarios probar una versión modificada de su vacuna original para hacer frente a la variante sudafricana conocida como B.1.351.

“Estamos tomando múltiples medidas para actuar con decisión y estar preparados en caso de que una cepa se vuelva resistente a la protección que ofrece la vacuna”, dijo Albert Bourla, director general de Pfizer, en un comunicado.

La variante sudafricana del virus se considera una de las más peligrosas porque evade parte de la acción de bloqueo que ejercen los anticuerpos contra la cepa más antigua.

Esto significa que las personas que se infectaron con la cepa original son más susceptibles de reinfectarse e investigaciones han mostrado que la variante sudafricana reduce en parte la protección de la actual generación de vacunas.

Moderna, la otra empresa cuya vacuna ha sido aprobada para su uso de emergencia en Estados Unidos, dijo el miércoles que las dosis de su nueva vacuna candidata contra el covid-19, dirigida a la variante sudafricana, habían sido enviadas a los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos para su prueba.

Vacuna de Pfizer contra COVID-19 puede almacenarse dos semanas sin temperatura ultrafría

Nuevos datos indican que la vacuna para el COVID-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y su socia alemana BioNTech podría almacenarse durante dos semanas sin la temperatura ultrafría que se requiere actualmente, lo que podría mejorar su uso.

Las compañías dijeron el viernes que enviaron los hallazgos de las pruebas de estabilidad en curso a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), la cual autorizó el uso de emergencia de la vacuna en el país y que enviarán los datos a los reguladores de todo el mundo en las próximas semanas.

Las empresas quieren que los reguladores actualicen los requisitos de temperatura para indicar que las vacunas pueden mantener su efectividad durante dos semanas si se almacenan entre -25 y -15 grados Celsius (-13 y 5 Fahrenheit), como opción.

Los refrigeradores que se usan en muchas farmacias y hospitales comúnmente alcanzan esas temperaturas, pero no al rango de temperatura actualmente autorizado para la inyección de Pfizer/BioNTech, de -80 a -60 grados Celsius (-112 a -76 Fahrenheit). La vacuna puede permanecer estable a esas temperaturas ultrabajas hasta por seis meses.

Es por eso que BioNTech y Pfizer, con sede en Nueva York, envían los viales de la vacuna en contenedores térmicos especiales que pueden servir como almacenamiento temporal hasta por 30 días agregando hielo seco constantemente. Aun así, eso puede hacer que almacenar y luego descongelar y administrar la vacuna sea un desafío en muchos lugares, particularmente en los países en desarrollo.

Las empresas han estado probando la estabilidad de lotes de vacunas fabricados en diferentes momentos durante los últimos nueve meses y continúan investigando formas de aumentar la vida útil de la inyección.

“Si se aprueba, esta nueva opción de almacenamiento ofrecería a las farmacias y centros de vacunación una mayor flexibilidad en la forma en que administran el suministro de vacunas”, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, en un comunicado.

Esta inyección, junto con la de Moderna, es una de las dos vacunas que tienen autorización de uso de emergencia en Estados Unidos. Se espera que una tercera vacuna, creada por Johnson & Johnson, obtenga la aprobación de la FDA para uso de emergencia dentro de dos semanas.

La vacuna fabricada por Moderna comenzó con requisitos de temperatura igualmente fría en estudios en etapa temprana antes de que las pruebas de estabilidad mostraran que podía almacenarse a temperaturas normales de congelación.