BATALLA POR LA VACUNA

Relacionan a vacunas Pfizer y Moderna con inflamación cardíaca

Las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna posiblemente están vinculadas con unos muy pocos casos de dolor de pecho e inflamación cardíaca sufridos por algunas personas después de su aplicación, dijeron el viernes expertos de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés).

Las autoridades estadounidenses llegaron a una conclusión similar en junio. En una declaración el viernes, el regulador de medicamentos de la UE recomienda incluir los dos trastornos, la miocarditis y la pericarditis, como efectos secundarios en los rótulos de las vacunas juntamente con una advertencia a los trabajadores de salud y las personas que reciben las inyecciones.

La decisión se basó en un estudio de más de 300 casos de dolor de pecho e inflamación cardíaca entre más de 190 millones de dosis aplicadas en toda Europa. Las autoridades de salud dicen que los beneficios de las vacunas sobrepasan de lejos los bajos riesgos de efectos secundarios.

La EMA también recomienda a la gente que padece un trastorno inusual que provoca filtraciones en los vasos sanguíneos a que evite la vacuna de Johnson & Johnson. Los expertos estudiaron tres casos del síndrome de fuga capilar en personas que recibieron la vacuna de J&J: dos murieron poco después de la vacunación.

La agencia dice que se debería reconocer el síndrome como efecto colateral de la vacuna de J&J y aconseja advertir a los trabajadores de la salud.

Pfizer anuncia una tercera dosis de vacuna Covid pero FDA dice que no es necesaria

La farmacéutica Pfizer dijo el jueves que está viendo una disminución de la inmunidad de su vacuna contra el coronavirus y que está retomando sus esfuerzos para desarrollar una dosis de refuerzo de su vacuna que protegerá a las personas de las variantes de Covid-19 más transmisibles.

Pfizer dijo que buscaría la autorización de uso de emergencia de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para una dosis de refuerzo en agosto, después de publicar más datos sobre cómo funciona una tercera dosis de vacuna.

Pero en una reacción rápida e inusual, dos de las principales agencias federales dijeron unas horas después que los estadounidenses aún no necesitan refuerzos de vacunas Covid y que no depende únicamente de las empresas decidir cuándo podrían ser necesarios.

Horas después de que Pfizer emitiera su declaración, la FDA y los Centros para el Control y las Enfermedades emitieron una declaración conjunta diciendo que los estadounidenses aún no necesitan inyecciones de refuerzo.

“Los estadounidenses que han sido completamente vacunados no necesitan una vacuna de refuerzo en este momento”, dijeron en su declaración FDA y CDC.

Los funcionarios del gobierno de EE. UU. han enfatizado que las personas completamente vacunadas tienen un bajo riesgo de infección, incluso de la variante Delta o B.1.617.2, que es más transmisible que los linajes anteriores del virus.

“Las personas que no están vacunadas siguen en riesgo. Prácticamente todas las hospitalizaciones y muertes por COVID-19 se encuentran entre aquellos que no están vacunados. Alentamos a los estadounidenses que aún no han sido vacunados a vacunarse lo antes posible para protegerse a sí mismos y a su comunidad”, dice la declaración.

Vacuna de Johnson & Johnson protege al menos 8 meses contra la variante Delta

Johnson & Johnson anunció ayer jueves (01.07.2021) que su vacuna anticovid, de una sola dosis, es efectiva contra la variante delta, altamente contagiosa, con una respuesta inmune que dura al menos ocho meses.

Los anticuerpos y las células del sistema inmunológico de ocho personas inoculadas con la vacuna de J&J neutralizaron eficazmente la cepa delta, identificada por primera vez en India, según los investigadores. 

Un segundo estudio con 20 pacientes vacunados en el Centro Médico Beth Israel de Boston tuvo resultados similares.

Respuesta de anticuerpos “mejora con el tiempo”

“Creemos que nuestra vacuna ofrece una protección duradera contra el COVID-19 y provoca una actividad neutralizante contra la variante delta”, dijo, por su parte, Paul Stoffels, director científico de J&J, en un comunicado de la compañía.

Mathai Mammen, director del Centro de Investigación y Desarrollo Janssen de Johnson & Johnson, señaló que los datos “de los ocho meses estudiados hasta ahora” muestran que la vacuna de J&J “genera una fuerte respuesta de anticuerpos neutralizantes que no disminuye, sino que observamos una mejora con el tiempo”. 

Buenos resultados en Sudáfrica

Por otra parte, la doctora Glenda Gray, presidenta del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica (SAMRC, siglas en inglés), indicó en una rueda de prensa este viernes que los estudios realizados en el país demuestran una “duración sorprendente” de la respuesta inmune de la fórmula monodosis, aunque hay que seguir monitoreando su evolución ya que hasta ahora tienen datos de un periodo de ocho meses. 

“En conclusión, la vacuna J&J funciona bien en Sudáfrica con la difícil variante beta que tenemos. Todos los datos que hemos visto revelan una buena respuesta inmediata y sostenida contra la variante delta y vemos una duración sorprendente (de la respuesta inmune para una sola dosis)”, señaló Gray.

Estudio: todas las vacunas protegen al 100% de la muerte por el Coronavirus

Las vacunas contra el covid que están aprobadas por los grandes reguladores mundiales brindan un alto nivel de protección frente a los contagios y una protección prácticamente total frente a la hospitalización y la muerte, según un estudio de la Universidad de Florida. La investigación, que analiza los efectos de las diversas cepas sobre las vacunas, apunta a Pfizer como la más versátil contra las variantes en circulación, mientras que esta y Moderna tendrían la mayor eficacia contra la cepa original.

El estudio, dirigido por los científicos Julia Shapiro, Natalie Dean e Ira Longini, concluye que la eficacia de las vacunas contra los casos leves -estar en la cama con fiebre y dolores musculares- ronda el 85% tras completar la pauta, y en todos los casos llega al 100% para los casos de enfermedad grave y muerte. Moderna y Pfizer protegen de la enfermedad leve en un 94%, la alemana Novavax -que se podría aprobar en octubre- en un 89%, AstraZeneca en un 81%, la china Sinopharm en un 78%, y la también china Sinovac en un 50%.

Por su parte, respecto a los contagios, los datos son algo inferiores pero también positivos. Un 94% de los vacunados con Pfizer no llegan ni siquiera a contagiarse del virus, bloqueando su transmisión por completo. La cifra es del 80% de los inyectados con Moderna, un 65% de los de Janssen y un 50% de los de AstraZeneca. Los datos son muy similares respecto a la variante británica.

Sin embargo, una mayor preocupación es la variante sudafricana. Aunque no ha habido casos de enfermedad grave ni muertos por el covid que se hubieran vacunado, sí que han aumentado los casos de contagios asintomáticos y con enfermedad leve respecto a otras variantes. La de Pfizer sigue siendo la más eficaz: un 75% de los vacunados con este medicamento no sufrieron ninguna enfermedad tras estar en contacto con la variante sudafricana, mientras que la cifra se redujo al 50% a los vacunados con Janssen y Novavax, y al 22% de los de AstraZeneca.

“Estas estimaciones deberían ser útiles para construir modelos matemáticos para el impacto de la vacunación y para tomar decisiones de política que involucren la vacunación”, dijeron. Planean actualizar su investigación, que recibió fondos de los Institutos Nacionales de Salud británicos (NIH, por sus siglas en inglés), a medida que haya más información disponible.

La velocidad sin precedentes con la que se han desarrollado y distribuido vacunas seguras y eficaces en todo el mundo ha permitido la reapertura de muchas economías, allanando el camino para una recuperación de la peor pandemia en un siglo. No obstante, la descontrolada propagación del virus SARS-CoV-2 puede generar nuevas variantes que podrían socavar la potencia de estas vacunas. Aun así, el hecho de que las vacunas hayan evitado la muerte o simplemente el ingreso hospitalario de los ciudadanos que recibieron la pauta completa, incluso ante las variantes más agresivas, abre la puerta al optimismo.

Con información de El Economista.es y Bloomberg

Europa prevé donar cien millones de vacunas a países pobres a finales de 2021

La Unión Europea prevé donar al menos cien millones de dosis de la vacuna de coronavirus a países pobres a finales de 2021, anunció hoy la presidenta de la Comisión Europea, von der Leyen, en apertura del G20 en Roma. 

El objetivo del evento es “que las vacunas lleguen a todo el mundo”, no solo exportando, sino también ayudando en la capacidad de producción de los países y por eso anunció que el “equipo Europa” donará cien millones de dosis a los países de renta baja o media este año.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, y Von der Leyen abrieron el G20 de Sanidad este viernes (21.05.2021) en busca de medidas que eviten futuras pandemias y modos de extender la cobertura de las vacunas.

El anfitrión Draghi, pues Italia ocupa la presidencia de turno del G20, inauguró el foro destacando “la importancia de la cooperación internacional” y del multilateralismo para afrontar la crisis sanitaria  actual y eventuales del futuro.

“Mientras nos preparamos para la próxima pandemia nuestra prioridad debe ser asegurarnos de que todos superemos juntos la actual”, apeló el primer ministro italiano.

El turismo de vacunas se abre paso de Latinoamérica a EEUU

Desde las ocho de la mañana, un incesante goteo de personas en la histórica estación de Grand Central, en el centro de Nueva York, va sumándose a una fila que culmina con una vacuna gratuita contra el COVID-19, entre ellos muchos turistas latinoamericanos que han acudido en un viaje exprés a ponérsela.

Nueva York, uno de los polos turísticos de Estados Unidos, es el mejor ejemplo de cómo las vacunas contra la covid-19 se están convirtiendo en un reclamo para los visitantes de países en los que el acceso aún es difícil, y sus autoridades han enviado un mensaje claro: “Nos aseguraremos de que se vacunan mientras se quedan con nosotros”.

Germán Sánchez llegó el jueves por la mañana desde Colombia, ya vacunado, para acompañar su hija y yerno a ponerse la dosis única de Johnson & Johnson ofrecida por la Gran Manzana, una fugaz visita familiar que durará apenas cinco días y que, asegura, no es un caso aislado: “Turismo en cantidades, los vuelos repletos, llenísimos”.

Su yerno, Andrés Sintura, explica que, teniendo 25 años y ninguna comorbilidad, va a pasar “demasiado tiempo” hasta que le toque el turno en su país, donde los pinchazos están llegando ahora a la franja de edad entre 50 y 60 años, a diferencia de EEUU, que ha universalizado el acceso por edades y trata de convencer a los indecisos y los que se niegan.

“No preguntan absolutamente nada, como hace unos días, que sí que tenías que ser residente. Les conviene que lleguen los dólares aquí y que la gente conozca, también. Y, listo, si le hacen el favor, perfecto”, comenta su suegro, precisamente mientras Nueva York trabaja en la mayor campaña turística de su historia para reactivar su economía.

PASAPORTE EN MANO

El único requisito es una identificación con foto, nombre y fecha de nacimiento, explican agentes de la Policía que supervisan esta iniciativa piloto de vacunación que está recibiendo unas 300 personas diarias, muchas de ellas con la maleta y el pasaporte en la mano, y que tiene perspectivas de ampliarse a partir de este fin de semana.

Unos megáfonos llaman a los transeúntes cada varios minutos avisándoles de que se ofrecen los pinchazos sin cita previa, por lo que pasar casualmente por allí fue la suerte de un matrimonio de Guatemala que vino de visita dos semanas a varias ciudades Estados Unidos y temía volver sin inmunizarse a su país, donde la campaña es lenta.

“Es un viaje de vacaciones con mi esposa y teníamos pensado vacunarnos si encontrábamos la oportunidad, y aquí en Grand Central la encontramos. Fue complicado, más que todo para turistas y con solo una dosis, que es la que queríamos”, explica uno de ellos, Dennis Alvarado, quien ha visitado Boston y tiene planeado dirigirse a Connecticut.

En apenas cinco minutos, la pareja es atendida por un empleado sanitario que les hace las preguntas protocolarias en español, y su esposa, Gina, dice haberse quitado “un peso de encima” mientras repasa el vídeo del proceso que ha grabado como recuerdo del viaje en su celular.

Este punto de vacunación abierto a turistas se suma a otros en estaciones de metro y a las unidades móviles que el alcalde, Bill de Blasio, ha anunciado que se establecerán en Times Square, el puente de Brooklyn, Central Park o el High Line, que eran lugares de peregrinaje para los visitantes antes de la pandemia y ahora recuperan su algarabía.

INCENTIVOS VERSUS PRIVILEGIO

Con un 35 % de la población de EE.UU. completamente inmunizada y casi la mitad del país habiendo recibido al menos un pinchazo, el uso de incentivos para convencer a los restantes ciudadanos -cervezas, entradas para museos, sorteos de dinero- contrasta con la dificultad de conseguir una vacuna fuera de sus fronteras, donde es casi un privilegio.

Según la prensa, agencias de viajes por toda Latinoamérica ya gestionan visitas para que los turistas se vacunen contra el COVID-19 en EE.UU., y se observa un claro flujo de mexicanos hacia destinos sureños como Texas, Arizona y Luisiana, que iniciaron la inmunización sin restricciones ni el registro del estado migratorio de los pacientes.

En Florida, que durante la pandemia ha atraído muchos visitantes nacionales por su laxo enfoque, la polémica sobre el “turismo de vacunación” llevó a las autoridades a imponer el requisito de presentar prueba de residencia, pero a medida que hay más población inmunizada y una abundancia de vacunas se trata de una manera más relajada.

Médicos temen que vacunas COVID-19 alteren resultados en las mamografías

Al igual que un brazo dolorido o una fiebre leve, los ganglios linfáticos agrandados por la respuesta del sistema inmunitario a la vacuna COVID-19 son prácticamente siempre una señal de que la inyección está haciendo su trabajo.

Pero para los especialistas médicos que examinan las mamografías en busca de signos de malignidad, la aparición inexplicable de ganglios linfáticos inflamados suele ser motivo de preocupación y de recomendación de que se llame a la paciente para realizar más pruebas.

El resultado ha sido una nueva incertidumbre para las mujeres y los médicos que las atienden.

Si se trata de una falsa alarma, las mujeres no necesitan una llamada que les induzca a preocuparse y que les informe de una “lectura anormal” en su mamografía. Y son pocas las que aceptan las pruebas adicionales que suelen realizarse a continuación.

Pero por mucho que los médicos deseen evitar a sus pacientes una angustia innecesaria, también quieren impedir que se les escape una señal que podría ser importante.

“Es una especie de acto de equilibrio”, dice la Dra. Lisa Mullen, especialista en imágenes mamarias de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. Con muchas preguntas básicas sobre el sarpullido de los ganglios linfáticos aún sin respuesta, el mundo del cáncer de mama se ha visto obligado a pedir algunas audiencias.

Los radiólogos que examinan las mamografías en busca de indicios de cáncer no se inmutan fácilmente. Examinan miles de imágenes de las mamas cada semana y hacen muchos juicios de valor.

La FDA autoriza el uso de la vacuna Pfizer/BioNTech en adolescentes

La Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el lunes la administración de la vacuna Pfizer/BioNTech COVID-19 en adolescentes de entre 12 y 15 años de edad.

Con esta autorización queda enmendada una orientación anterior del 11 de diciembre de 2020 que solo la autorizaba para adolescentes desde los 16 años.

Tras una sesión informativa, la FDA anunció que esta extensión en los grupos de edades “es un paso significativo en la lucha contra la pandemia de COVID-19″, según declaraciones de la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

El presidente Joe Biden tomó la erradicación del nuevo coronavirus como uno de los pilares de su campaña electoral. Al llegar a la Casa Blanca anunció su propósito de vacunar a cien millones de personas en EE. UU. en los primeros cien días de su gobierno -una meta superada antes de tiempo- y ha anunciado que espera que el 70% de los adultos se haya vacunado para el 4 de julio de 2021.

Citando informes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la entidad indica que han sido detectados aproximadamente 1,5 millones de casos de COVID-19 en personas de 11 a 17 años.

Turistas latinoamericanos son vacunados gratis contra la COVID-19 en la playa Miami Beach

María viajó desde Honduras junto a sus padres. Blanca vino de México. Como ellas, decenas de turistas latinoamericanos fueron vacunados contra la COVID-19 este domingo en la playa de Miami Beach, en Florida (Estados Unidos), en un puesto que inmunizó a los viajeros con la dosis única de J&J. La cola se extendía sobre la arena bajo el sol subtropical de mediodía. Los visitantes se registraban en un sistema online y poco después ya estaban vacunados y sentados bajo un toldo, empapados de sudor y esperando por su carnet de vacuna del estado de Florida.

“En mi país [el covid-19] se está saliendo de las manos y no hay mucha posibilidad de que pronto tengamos acceso a la vacuna”, comentó María Bonilla, una contadora de 40 años que llegó el sábado desde Honduras junto a sus padres, de 63 y 73 años. Los tres hacían la fila llevando tapabocas. “Tuvimos que tomar la decisión de buscar una solución fuera del país”, dijo la hija. Lo mismo decidió Blanca Díaz, una mujer de 50 años que llegó el viernes desde México. “Allá se puede infectar en cualquier momento uno”, dijo.

“Apenas están empezando a vacunar personas mayores”.

AFP también habló con turistas de Ecuador, El Salvador y Venezuela. La carrera por la vacuna viene aparejada de un aumento notable en los precios de los pasajes aéreos. Por ejemplo, los vuelos de Buenos Aires a Miami, que normalmente cuestan cerca de 1000 dólares, o menos, están este mes en torno a los 2000. Bonilla dijo estar consciente del privilegio del que goza por haber podido viajar con sus padres a vacunarse. “Es lamentable. Ya se crea esa división de que algunos tenemos acceso a salud y otros no. Nosotros, gracias a Dios, podemos”. El comisionado demócrata David Richardson, quien supervisaba el operativo, dijo que tenía sentimientos encontrados al respecto.

“El gobierno de Estados Unidos debería ayudar a cuanta gente sea posible”, comentó a la AFP. “Mi preocupación es que parece que sólo la gente que puede costearse un boleto aéreo puede venir a Estados Unidos a vacunarse”. Pero, “¿qué pasa con los pobres en Sudamérica?”, se preguntó el funcionario, pidiendo al gobierno estadounidense que envíe vacunas a esos países “para que todos tengan acceso a ella, no solo los que pueden pagar un boleto de avión”. Flexibilización de requisitos El puesto temporal de vacunación inyectó este domingo 175 vacunas de Johnson & Johnson, la marca favorita de los turistas porque requiere de una sola dosis.

Es el segundo fin de semana en el que la ciudad de Miami Beach instala este puesto en la playa. Y seguirá haciéndolo los fines de semana próximos. Richardson contó que fue autorizado en la mañana a proveer esta vacuna a todas las personas mayores de 18, sin importar su lugar de residencia. En teoría, Florida solo vacuna a las personas que residen en el estado o que indican –verbalmente– que ofrecen un servicio aquí. Desde hace diez días, ya no es necesario mostrar un documento de residencia para demostrarlo.

Esta flexibilización fue implementada para estimular la vacunación de las personas indocumentadas, aunque en los hechos también facilita la llegada de más turistas. Las anteriores restricciones no impedían el turismo de vacunas de todos modos. Desde enero, latinoamericanos adinerados habían estado circunvalando creativamente el ya eliminado requisito de residencia. Lo hacían mostrando cuentas bancarias con una dirección en Estados Unidos o contratos de alquiler temporarios, de Airbnb por ejemplo, que eran inmediatamente cancelados. Más de nueve millones de personas -43% en un total de 21.5 millones de residentes- han recibido al menos una dosis de la vacuna en Florida, según el Departamento de Salud.

“En este punto, las personas que no han sido vacunadas, ciertamente no ha sido por falta de disponibilidad”, dijo el lunes el gobernador de Florida, Ron DeSantis. Con información de AFP y de Amérca TV/Miami.

Biden promete vacunas sin cita previa y clínicas móviles para inmunizar al 70% de adultos contra el COVID

La Administración del presidente, Joe Biden, dijo este martes que el 70% de la población adulta (unas 160 millones de personas) recibirá al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 para este 4 de julio, lo que acercaría al país a la tan esperada “inmunidad colectiva” frente a la pandemia del coronavirus. 

Para lograrlo, propone eliminar la cita previa requerida para vacunarse y desplegar aún más clínicas móviles por todo el país.

“La meta es lograr una inmunidad colectiva para poder normalizar nuestras vidas”, señaló un alto funcionario de la Casa Blanca en una rueda de prensa previa a la alocución de Biden de esta tarde. 

Según la Casa Blanca, más de 105 millones de estadounidenses han sido completamente vacunados contra el COVID-19 hasta el momento. 

Desde enero hasta la fecha, se ha logrado disminuir en un 80% el índice de muertes entre el grupo más vulnerable, adultos mayores de 65 años, así como entre los hispanos (80%) y negros (70%) del mismo grupo de edad. 

En esta etapa de campaña de vacunación masiva, la Administración anunció que se distribuirán las vacunas a 40,000 farmacias en todo el país y que solicitará a todos los estados que eliminen el requisito de obtener una cita para poder inocularse.

Para lograr esa meta, el Gobierno destinará 250 millones de dólares que serán entregados a organizaciones comunitarias para contratar y movilizar personal laboral y de salud que operarán clínicas móviles en zonas rurales, de difícil acceso, que han sido además los más golpeados por los contagios. 

También se destinarán 130 millones de dólares para esfuerzos de información educativa con la finalidad de “acortar la disparidad en materia de salud” en las comunidades de más bajos recursos económicos. Estas muchas veces son también comunidades latinas y negras.

Otros 250 millones de dólares se entregarán “de inmediato a los gobiernos estatales y municipales” para que puedan utilizarlos en sus programas de vacunación. 

Además, la Administración dijo que invertirá 100 millones de dólares adicionales en aproximadamente 4,600 clínicas de zonas rurales en el país, así como 860 millones de dólares que servirán para incrementar la capacidad de pruebas para detectar nuevos contagios.

Estos han estado creciendo entre la población más joven, los menores de 18 años, que había permanecido relativamente protegidos de los peores embates de la pandemia. 

Biden justamente tiene previsto anunciar esta tarde los esfuerzos para dar luz verde al uso de emergencia de la vacuna en niños entre adolescentes. 

Este martes también, la farmacéutica Pfizer anunció que tiene previsto solicitar en septiembre de este año la aprobación para un uso de emergencia de su vacuna contra el COVID-19 en niños de todas las edades.      

EEUU: la próxima semana se autorizará la vacuna contra Covid-19 de Pfizer en adolescentes

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) se prepara para autorizar el uso de la vacuna contra el Covid-19 de la marca Pfizer-BioNTech en adolescentes de 12 a 15 años, de acuerdo con fuentes oficiales, según informó The New York Times.

De esta forma, la campaña de vacunación se ampliaría a millones de estadounidenses más la próxima semana.

La noticia ya era esperada, pues desde hace semanas Pfizer ha documentado los resultados de sus pruebas en adolescentes. Los indicios muestran que el biológico es tan efectivo en esas edades, como en adultos. De acuerdo a expertos, vacunar a niños eleva categóricamente el nivel de inmunidad en la población, disminuyendo el número de hospitalizaciones y muertes.

De acuerdo al diario neoyorquino, la autorización de la FDA llegaría la próxima semana. Los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), reunirían a su panel de expertos inmediatamente para hacer sus recomendaciones.

Se trata de uno de los mayores avances en la campaña de vacunación nacional, pues hasta el momento eran los padres los que estaban inmunizados y había grandes preguntas e incertidumbre alrededor de los más jóvenes.

También cambiaría la perspectiva de cara al verano y el próximo ciclo escolar.

Pfizer reportó con anterioridad que ninguno de los adolescentes que participaron en sus estudios desarrollo afecciones o enfermedades. Además desarrolló una protección significativa ante el coronavirus.

Más de 100 millones de adultos han sido completamente vacunados en los Estados Unidos, aunque hay preocupación sobre las nuevas variantes y una ralentización en el ritmo de inmunización en algunos estados.

Detroit pagará 50 dólares a quien lleve gente a vacunarse

Detroit se sumó el miércoles a la economía colaborativa tras anunciar que los conductores que lleven a un residente de la ciudad a vacunarse contra el COVID-19 pueden recibir 50 dólares.

Hay un límite de 150 dólares para tres personas por vehículo, pero no hay un límite en el número de viajes. La compensación se dará en una tarjeta de débito prepagada.

“No debería haber ni un sólo impedimento para que cualquier ciudadano de Detroit se vacune, y desde luego no debe ser el transporte”, comentó el alcalde Mike Duggan.

Casi la mitad de los residentes de Michigan de 16 años o más han recibido al menos una dosis de la vacuna. Pero en Detroit, apenas el 30% de los ciudadanos en ese rango de edad han sido inoculados.

Los conductores deberán registrarse y programar una cita de primera dosis de la vacuna para su pasajero. Si llevan a la persona a su segunda dosis, obtendrán otra tarjeta con 50 dólares, señaló la ciudad.

Michigan sigue teniendo la tasa de contagios más alta de la nación para un período de 7 días, pero la situación está mejorando. El promedio de casos nuevos en siete días se ubica en 4.167, un descenso respecto a las aproximadamente 7.000 infecciones diarias que se registraron hace dos semanas.