CAMBIO CLIMÁTICO

Biden se compromete a reducir a la mitad las emisiones de carbono de EEUU para 2030

Estados Unidos pretende reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 como parte de su nuevo compromiso con el acuerdo climático de París, según anunció este jueves el presidente, Joe Biden.

Biden hizo la promesa, llamada Nationally Determined Contribution (Contribución Determinada Nacional), cuando habló en la cumbre climática virtual de dos días a la que asisten decenas de líderes mundiales desde este jueves por la mañana.

“Estas medidas pondrán a Estados Unidos en la senda de una economía con cero emisiones netas a más tardar en 2050”, dijo Biden en declaraciones desde la Casa Blanca. “Pero la verdad es que Estados Unidos representa menos del 50% de las emisiones mundiales. Ninguna nación puede resolver esta crisis por sí sola, como sé que todos ustedes comprenden perfectamente”, agregó.

El presidente hizo hincapié en que, según los científicos, la década actual será decisiva para abordar la crisis climática.

“Esta es la década en la que debemos tomar decisiones que eviten las peores consecuencias de la crisis climática”, dijo Biden, y añadió: “No podemos resignarnos a ese futuro. Tenemos que tomar medidas al respecto y esta cumbre es nuestro primer paso en el camino que recorreremos juntos.”

Un llamado global

Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, abrieron la cumbre climática el jueves, con la participación del secretario de Estado, Antony Blinken, y el enviado enviado especial contra el calentamiento del presidente, John Kerry.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que acabará con la práctica de “exportar crudo y comprar gasolina” y propuso a Biden financiar el programa Sembrando Vida, que consiste en ofrecer visas de trabajo con derecho a residencia a inmigrantes que trabajen tres años en reforestación en México y Centroamérica.

El presidente de China, Xi Jinping, reiteró este jueves su compromiso de lograr la neutralidad de carbono antes de 2060. “Debemos comprometernos con el desarrollo ecológico. Mejorar el medio ambiente es impulsar la productividad”, aseguró.

Xi afirmó que los países desarrollados, responsables de la mayor parte de las emisiones históricas de carbono, deben asumir una mayor responsabilidad a la hora de realizar cambios en casa y ayudar a los países en desarrollo a financiar su transición hacia economías bajas en carbono.

Biden y Trudeau forman un frente común contra la crisis climática

 El presidente estadounidense, Joe Biden, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, acordaron ayer martes formar un frente común para acelerar la lucha contra la crisis climática, además de reforzar la cooperación y “solidaridad” a nivel trilateral, junto a México.

Biden dedicó a Trudeau su primera reunión bilateral desde que llegó al poder en enero, un encuentro que tuvo que ser virtual debido a la pandemia pero que dejó patente la sintonía entre ambos, después de cuatro años de tensiones bajo el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump.

“Gracias por asumir un compromiso tan grande respecto al cambio climático. Se ha echado mucho de menos el liderazgo de Estados Unidos en los últimos años”, dijo Trudeau al comenzar la reunión por vía telemática.

UNA NUEVA ETAPA

Los dos líderes, que ya se conocían de cuando Biden fue vicepresidente entre 2009 y 2017, quisieron marcar su reencuentro con el anuncio de una nueva “hoja de ruta” para estrechar aún más la relación bilateral en los próximos años.

La pieza más destacada de esa hoja de ruta es el próximo lanzamiento de una reunión ministerial de alto nivel sobre el clima, diseñada para alinear los objetivos de ambos países contra la crisis climática y acelerar la implementación de sus objetivos bajo el Acuerdo de París.

“Canada y Estados Unidos van a trabajar de la mano para dejar clara la seriedad de nuestros compromisos, en casa y fuera de nuestras fronteras”, aseguró Biden.

Además de coordinar sus respectivas medidas contra el calentamiento global, Biden y Trudeau confían en “espolear a otros países para que también eleven sus propias ambiciones” en ese terreno, explicó el presidente estadounidense.

Biden ordenó el regreso al Acuerdo de París en su primer día en el poder, el pasado 20 de enero, y además ha prometido que invertirá 1,7 billones de dólares en energías limpias y hará que Estados Unidos neutralice sus emisiones de gases con efecto invernadero para 2050.

ALIANZA ANTE CHINA

Los dos líderes también hablaron sobre China y el conflicto diplomático que Canadá mantiene con el gigante asiático desde que las autoridades de Pekín arrestaron a dos ciudadanos canadienses, Michael Spavor y Michael Kovrig, a finales de 2019.

El arresto se produjo como represalia por la detención en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos y, desde entonces, los dos canadienses se encuentran en prisiones chinas bajo estrictas condiciones.

Biden dijo que Canadá y Estados Unidos van a coordinarse para competir mejor con China y contrarrestar las amenazas a los intereses y valores de ambos países.

“Reitero nuestro apoyo a la liberación de los dos canadienses detenidos en China, Michael Spavor y Michael Kovrig. Los seres humanos no son piezas de negociación. Vamos a trabajar juntos hasta que logremos que regresen sanos y salvos”, continuó el presidente estadounidense.

El cambio climático está casi ausente de campaña presidencial de EEUU

Incendios históricos están ardiendo en el oeste de Estados Unidos antes de lo que los científicos dicen suele ser el peor momento de la temporada de incendios forestales. El huracán Laura devastó partes de la costa del Golfo de México el mes pasado, mientras que ciertas áreas de Iowa están recuperándose de un sistema de vientos con fuerza de huracán llamado derecho.

La racha de desastres ha dejado a millones de estadounidenses tambaleándose. Pero prácticamente no ha tenido ningún impacto en la campaña para ocupar la Casa Blanca, en parte debido a las vulnerabilidades que conlleva para el presidente Donald Trump y su rival demócrata Joe Biden.

El mandatario ya enfrenta múltiples desafíos, incluyendo la pandemia, el desempleo y la agitación social, y no puede darse el lujo de padecer otro. Cuando habla sobre California, donde los incendios han dejado al menos 12 muertos y amenazan miles de viviendas, es principalmente para criticar a los líderes demócratas del estado.

Y para Biden, el fuego que se extiende es un recordatorio a la base progresista del partido de que él no respalda algunos de los elementos más liberales del Nuevo Trato Verde.

“La campaña de Biden está al tanto de que respaldar completamente una agenda agresiva contra el cambio climático podría crearles problemas en la parte superior de la región centro-norte”, dijo Dan Schnur, que fungió como asesor del exgobernador de California Pete Wilson y del senador republicano John McCain. “Trump no ha mostrado ningún deseo de hablar sobre California más allá de usarla como un saco de boxeo liberal para defender sus ideas ante su base de apoyo conservadora”.

Aún así, activistas en favor del clima dicen que el momento recalca la necesidad de que Washington respalde el Nuevo Trato Verde, un plan ambicioso — y probablemente costoso — para que Estados Unidos deje los combustibles fósiles y reduzca drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

“No es sorprendente que Trump no esté hablando sobre el hecho de que Estados Unidos está literalmente en llamas bajo su mandato, pero, ¿por qué Biden no lo hace?”, dijo Rebecca Katz, una estratega política que ha trabajado con aspirantes demócratas al Congreso que respaldan la medida. “El hecho de que los demócratas no vinculen lo que está ocurriendo en la costa oeste con el fracaso de Trump con respecto al cambio climático es simplemente negligencia política”.