Una nueva crisis migratoria surgió en Centroamérica con la caravana migrante procedente de Honduras, con unos 9,000 personas en camino a los Estados Unidos; 6,000 están varadas en Guatemala y otras 3,000 avanzan hacia México.

Las autoridades de Guatemala desplegaron cientos de militares para bloquearles el paso y en un video publicado en Twitter se puede ver cómo la valla del ejército fue vencida.

A pesar de ello, los inmigrantes permanecen varados en una carretera del este de Guatemala, donde las fuerzas de seguridad han bloqueado su paso, reportó la agencia Efe.

“Biden déjanos entrar”, dicen algunos de los anuncios que portan los hondureños.

Hasta el momento, el equipo del presidente electo Joe Biden no se ha pronunciado.

Mientras los migrantes hondureños se encuentran detenidos desde el sábado en el mismo punto del departamento de Chiquimula, a unos 200 kilómetros al este de la capital guatemalteca, el Instituto para las Mujeres en la Inmigración lanzó una postura para asegurar que tanto ese gobierno como el de México atiendan la movilización sin represión.

El grupo recordó que en enero del 2020, la Guardia Nacional mexicana desplegó cientos de elementos para reprimir y detener a inmigrantes centroamericanos camino a los EE.UU.