CASA BLANCA

La Casa Blanca no descarta que tercera dosis contra el COVID-19 sea aprobada en el futuro

El principal epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci, afirmó este domingo que es posible que en el futuro la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) acabe aprobando una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 para la mayor parte de la población.

Así lo señaló en una entrevista con la cadena de televisión CNN, donde fue preguntado por la decisión del viernes por parte de expertos de la FDA de recomendar la tercera dosis de la vacuna de Pfizer únicamente para los mayores de 65 años, pese a que el Gobierno del presidente Joe Biden quería que fuera aprobada para la población en general.

El régimen óptimo pueden ser tres dosis para todo el mundo, pero ahora, en base a los datos examinados por el comité asesor (de la FDA) para su decisión, que yo respeto, vamos por ese camino”, apuntó Fauci.

Aun así, recordó que cada semana llegan nuevos datos, con lo que auguró que es probable que haya “una evolución” de la decisión del panel de expertos de la FDA.

Fauci reconoció que quizás ha podido haber “algo de confusión” después de que Biden anunciara que iban a administrar una tercera dosis para todo el mundo para que finalmente el panel de la FDA la recomendara solo para los mayores de 65 años.

De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos el país más afectado del mundo por el COVID-19, ha registrado más de 42 millones de contagios y más de 673,000 fallecidos.

En respuesta a una pregunta sobre si piensa que el país llegará al millón de muertos por la pandemia, Fauci dijo que espera que no.

No creo que todo eso sea algo inevitable, tenemos la capacidad (de evitarlo) en nuestras manos con todas las vacunas, que son muy eficaces y efectivas”, destacó el epidemiólogo.

Venezolana llega a la Casa Blanca como nueva directora de medios hispanos

La periodista de origen venezolano Luisana Pérez Fernández se convirtió esta semana en la nueva directora de medios hispanos de la Casa Blanca.

De esta manera, Pérez, quien se desempeñaba como secretaria de prensa y portavoz del departamento de Salud y Servicios Humanos, ahora forma parte del equipo de la presidencia de Joe Biden.

A través de su cuenta de Twitter, Pérez, nacida en Caracas, señaló que hace 10 años dejó su natal Venezuela en busca de democracia y nuevas oportunidades y que su nuevo puesto es “un privilegio que no tomaré a la ligera: servir y preservar una verdadera democracia”.

En su más reciente posición en el departamento de Salud y Servicios Humanos trabajó en la implementación de campañas de vacunación contra el COVID-19 entre los hispanos y ayudó a promover el período de inscripción especial de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles (ACA) implementado como resultado de la pandemia.

Luisana Pérez Fernández también tiene un amplio historial de trabajo en la ciudad de Miami, donde se desempeñó como subdirectora de Comunicación de la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, y como subdirectora de prensa y responsable de medios hispanos del Partido Demócrata en la Florida.

Pérez Fernández ha tenido entre sus funciones desarrollar estrategias y campañas en temas clave para la diáspora venezolana y la comunidad hispana en general, como el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos, atención médica e inmigración.

La periodista venezolana también ha trabajado en la campaña de reelección del senador Bill Nelson, como secretaria de prensa hispana y portavoz, y también fue directora de distrito del senador estatal de Florida José Javier Rodríguez.

Presidente afgano Ashraf Ghani visitará la Casa Blanca

El presidente afgano Ashraf Ghani y el principal negociador del gobierno en las conversaciones con los talibanes, Abdulá Abdulá, visitarán la Casa Blanca el 25 de junio, dijo la portavoz de Joe Biden, Jen Psaki.

“La visita del presidente Ghani y el Dr. Abdulá pondrá de relieve la asociación duradera entre Estados Unidos y Afganistán, mientras continúa el repliegue militar”, indicó Psaki en un comunicado.

Retirada de tropas estadounidenses continúa en Afganistán

Biden decidió en abril, en contra del consejo de los militares, retirar todas las tropas estadounidenses de Afganistán para el 20 aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Estos ataques llevaron a Washington a derrocar el régimen talibán, que albergaba a los yihadistas de Al Qaida, autores de los atentados en Estados Unidos.

Desde el anuncio, las operaciones de retirada se aceleraron y ya se completaron en más de 50%.

Biden no considera necesario evacuar a personal afgano

Pero todavía hay puntos de tensión, sobre todo en lo que respecta a la suerte de unos 18.000 afganos que trabajaron con las fuerzas estadounidenses, algunos como intérpretes, que esperan obtener visados de inmigración a Estados Unidos por miedo a represalias si los talibanes vuelven al poder en Kabul.

Biden no considera necesario evacuar a ese personal en este momento y promueve la concesión de visados especiales, aunque el Pentágono lleva varias semanas indicando que está haciendo preparativos para una evacuación masiva.

La Casa Blanca dice que un “gran número” de personas recibirá el cheque de estímulo a fines de mes

La Casa Blanca dijo el lunes que muchos estadounidenses pueden esperar conseguir su cheque de estímulo de $1,400 dólares en una semanas, antes de que acabe marzo, y confirmó así el mensaje que el presidente Joe Biden envió el sábado.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la Administración Biden tiene como objetivo distribuir una cantidad significativa de cheques este mes.

“Esperamos que una gran cantidad de estadounidenses reciban la ayuda antes de fin de mes“, dijo Psaki. La secretaria agregó que su compañera al frente del Departamento del Tesoro, Janet Yellen, está “enfocada como un láser” en sacar los cheques este mes de marzo.

La Cámara de Representantes está en proceso de aprobar el paquete de estímulo de $1.9 millones de dólares este mismo martes. El conjunto de medidas legislativas enviará ayudas directas a muchos contribuyentes, prestaciones de $300 dólares semanales para desempleados y ampliará el crédito tributario por hijo.

Las personas que hagan declaraciones de impuestos individuales y que ganen hasta $75,000 dólares pueden recibir el cheque de $1,400 dólares. Las parejas que declaren en conjunto hasta $150,000 dólares también califican para la cuantía completa.

Casa Blanca analiza revocar el acceso de Donald Trump a los informes de inteligencia

Joe Biden usa las órdenes ejecutivas para dar marcha atrás a las políticas “inmorales” de Trump

La Casa Blanca está debatiendo si revocará o no el acceso de Donald Trump a los informes de inteligencia a raíz de la insurrección del Capitolio.

A la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, se le preguntó si el expresidente aún tendría acceso a los informes de inteligencia clasificados.

“Es algo, obviamente, que está bajo revisión”, declaró.

Señaló que no se habían hecho “determinaciones” en el momento en que se formuló la pregunta.

Los expresidentes generalmente tienen acceso a reuniones informativas de inteligencia, pero a los demócratas les preocupa que Trump pueda abusar de la información, en un intento de usarla en su beneficio personal.

Susan Gordon, quien se desempeñó como subdirectora principal de inteligencia nacional de Trump, agregó su voz al coro de personas que pedían que se revocara el acceso del expresidente.

Gordon explicó su posición en un editorial del Washington Post. Advirtió que Trump “tiene importantes enredos comerciales que involucran a entidades extranjeras” y que el acceso continuo a informes de inteligencia daría lugar a una “potencial amenaza a la seguridad nacional”.

El exdirector del FBI, James Comey, dijo a ABC News en una entrevista que la directora de inteligencia nacional, Avirl Haines, “tendrá que analizar muy detenidamente si Donald Trump debe recibir información, incluida cualquier información que pueda ser sensible a la seguridad de los Estados Unidos“.

Del mismo modo, el representante Adam Schiff, un destacado crítico demócrata del expresidente durante el escándalo “Russiagate”, mencionó que se oponía totalmente a cualquier argumento a favor de proporcionarle a Trump información clasificada.

“No hay ninguna circunstancia en la que [Trump] deba recibir otro informe de inteligencia”, indicó en Face the Nation de CBS. “No creo que se le pueda confiar ahora y en el futuro”.

Puede que no sea difícil evitar que Trump busque los informes. Según un informe del New York Times del año pasado, el expresidente aparentemente no leyó sus informes de inteligencia y batalló para mantener su atención durante las sesiones de información.

Entre los informes de inteligencia que Trump pasó por alto o de otro modo ignoró, se encuentran los informes que se le dieron en enero y febrero de 2020 que pronosticaban el peligro del coronavirus.

EEUU prevé cambios a ceremonia de juramentación presidencial

Las recomendaciones de salud y distanciamiento social en la era del coronavirus están a punto de chocar con lo que suele ser una de las celebraciones más grandes de Estados Unidos: la juramentación del nuevo presidente.

Si bien aún quedan muchos detalles por resolver, la juramentación de este 20 de enero seguramente será más moderada que otras: sin el gigantesco desfile por la avenida Pennsylvania ni el tradicional almuerzo para legisladores.

¿Y la juramentación en sí misma? La plataforma frente al Capitolio se está armando como siempre, pero probablemente no estará tan llena.

“Creo que vamos a ver algo más parecido a lo que fue la convención que una típica juramentación”, dijo el viernes el presidente electo Joe Biden, refiriéndose al evento totalmente virtual que marcó su nominación el verano pasado. “Mi objetivo, es mantener a Estados Unidos a salvo, pero aún permitir que la gente celebre”.

Para su convención, los demócratas mezclaron videos caseros, discursos en escuelas y salas de estar, con música de fondo, para un video narrado por presentadores famosos.

El juramento de Biden en sí mismo no será virtual. Pero los invitados deben estar preparados para distanciarse socialmente y usar máscara de sanidad. Los legisladores también están considerando requerir una prueba de COVID-19 para cualquier persona en la plataforma cercana al presidente electo, dijo Paige Waltz, portavoz del comité conjunto del Congreso encargado de supervisar el evento.

La plataforma VIP tiene capacidad para 1.600 personas. Los legisladores también suelen distribuir boletos para puestos cercanos. Si bien no se han tomado decisiones difíciles, el comité está considerando recortar los números en ambos casos.

“Supongo que todavía habrá una ceremonia en la plataforma”, dijo Biden. “Pero no sé exactamente cómo va a funcionar todo. La clave es mantener a la gente segura. No puedo hacer una súper versión del anuncio del presidente en el Rosedal”.

Esa fue una referencia aparente al evento en el Rosedal de la Casa Blanca donde el presidente Donald Trump anunció a la nominada a la Corte Suprema, Amy Coney Barrett, y donde cientos de personas se apiñaron, muchas sin cubrebocas.

Biden y Harris designan un equipo de comunicaciones enteramente femenino

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el domingo que el equipo de comunicaciones de la Casa Blanca estará compuesto exclusivamente por mujeres, por primera vez en la historia del país, según indicó la presidencia. 

Entre las designadas figura Jen Psaki, quien desempeñará el altamente expuesto papel de secretaria de prensa de la Casa Blanca. 

Psaki, de 41 años, ha ocupado varios puestos de elevado nivel, incluido el de directora de comunicaciones de la Casa Blanca durante la administración del presidente Barack Obama, de quien el futuro mandatario fue vicepresidente. 

Biden y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, han buscado fomentar la diversidad en los nombramientos que han anunciado hasta ahora para integrar el Ejecutivo que asumirá su función el 20 enero. 

“Me enorgullece anunciar hoy el primer equipo de comunicaciones de alto nivel de la Casa Blanca compuesto en su totalidad por mujeres”, dijo el presidente electo en un comunicado. 

“Estas comunicadoras calificadas y experimentadas aportan diversas perspectivas a su trabajo y un compromiso compartido para reconstruir este país”, agregó. 

Además de Psaki, se anunciaron otros seis nombramientos. 

Kate Bedingfield, que fue subdirectora de campaña de Biden, asumirá el cargo de directora de comunicaciones de la Casa Blanca.

Cuando Biden era vicepresidente, ya había sido su directora de comunicaciones.

Ashley Etienne dirigirá las comunicaciones de Harris, de quien Symone Sanders será su portavoz principal. 

Pili Tobar fue nombrada a su vez subdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca y Karine Jean Pierre será la subdirectora principal de prensa. 

Elizabeth Alexander ocupará, por su lado, la dirección de comunicaciones de la primera dama entrante Jill Biden. 

Estos nombramientos no requieren confirmación del Senado, a diferencia de la mayoría de los puestos a nivel de gabinete.

Biden designa a Ron Klain como su jefe de gabinete

 El presidente electo de EE.UU., Joe Biden, anunció ayer miércoles el nombramiento de su veterano asesor Ron Klain, un fuerte crítico de la gestión de la pandemia por parte de Donald Trump, como su próximo jefe de gabinete de la Casa Blanca.

Biden aseguró en un comunicado que Klain ha sido un asesor “inestimable” y destacó en particular el trabajo que hicieron juntos durante la crisis económica de 2009 y el brote de ébola en 2014.

“Su amplia y variada experiencia y su capacidad para trabajar con personas de todo el espectro político es precisamente lo que necesito en un jefe de gabinete de la Casa Blanca al enfrentar este momento de crisis y unir a nuestro país nuevamente”, agregó.

Klain, abogado de profesión, ha trabajado con Biden desde finales de la década de 1980, fue su jefe de gabinete en sus primeros años como vicepresidente en el gobierno de Barack Obama (2009–2017) y coordinó la respuesta al ébola en la Casa Blanca en 2014.

Este, según los medios, ha podido ser el principal motivo para que Biden le haya escogido para el puesto, ya que el presidente electo ha fijado como una de las prioridades de su gobierno la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Con la cifra récord de 140.000 contagios diarios de covid-19 y más de 240.000 muertes, Estados Unidos ha podido entrar ya en una tercera ola de la pandemia, según apuntan los expertos.

Klain ha sido un duro crítico de la gestión de la pandemia que ha realizado el presidente Donald Trump, quien al principio insistía en que el coronavirus desaparecería solo y luego centró su política en la confianza de que surgiera una vacuna que acabe con la enfermedad.

El político demócrata también es un veterano de los pasillos del Capitolio, un ambiente que conoce bien desde que en 1989 trabajó en la oficina de Biden en el Congreso cuando era senador por Delaware, tras graduarse de la Facultad de Derecho de Harvard.

Klain, quien también ha sido asesor de Obama y ha sido miembro de consejos de administración de empresas, era visto desde hace tiempo como la opción más probable para dirigir el equipo de Biden en la Casa Blanca y poner fin al caos que ha caracterizado al círculo íntimo de Trump, según los medios.

Según el diario The New York Times, incluso desde antes de que Biden haya informado de sus primeros nombramientos, el ala más liberal del Partido Demócrata le está presionando para que incluya figuras del espectro más progresista entre sus asesores.

Se espera que Biden anuncie en los próximos días a sus colaboradores clave en la Casa Blanca, elegidos entre su círculo de confianza, pese a que Trump se niega a aceptar su derrota y ha presentado demandas en un intento por revertir los resultados de las elecciones.

Sin embargo, no se espera que revele a los miembros de su futuro gabinete hasta finales de mes o comienzos de diciembre.

Trump ofrece dinero a la familia de Vanessa Guillén para pagar su funeral

El presidente Donald Trump se reunió ayer jueves con la familia de una soldado que según investigadores fue asesinada en la base del Ejército donde estaba asignada en Texas, una historia que consideró “terrible” y se ofreció a aportar dinero para los gastos del funeral.

La familia de la especialista Vanessa Guillén, cuyos restos fueron encontrados el 2 de julio después de que desapareció de Fort Hood en abril, se reunieron con docenas de simpatizantes antes de entrevistarse con Trump y pidieron justicia y cambios en la forma en que las fuerzas armadas abordan los casos de abuso y acoso sexual.

“Es una historia increíble. Es una historia terrible”, le dijo el mandatario a la familia en la Oficina Oval. “Así que vamos a investigar con gran fuerza. Ya hemos empezado, como ustedes saben, y llegaremos al fondo del asunto. Quizá puedan salir cosas que ayuden a otras personas en una situación como Vanessa. Estaremos en comunicación constante con ustedes”.

La familia de Guillén ha dicho que ella era acosada sexualmente por el soldado sospechoso de asesinarla, pero el Ejército afirma que no hay pruebas que sustenten esa afirmación. El Ejército ha dicho que tal vez Guillén padeció acoso de otras personas en la base, pero no de índole sexual. El secretario del Ejército, Ryan D.McCarthy, ordenó el 10 de julio investigar el ambiente de mando en Fort Hood.

“La verdad saldrá a la luz les guste o no”, dijo Lupe Guillén, hermana menor de Vanessa Guillén, antes de la reunión con el presidente.

Lupe Guillén señaló que los familiares estaban desilusionados de no escuchar nada del gobernador de Texas, Greg Abbot, sobre el caso de su hermana y estaban listos a llevar su historia directamente a la Casa Blanca.

John Wittman, un portavoz de Abbott, dijo que la familia Guillén no ha contactado a la oficina del gobernador pero él está dispuesto a ayudar. Señaló que la oficina del gobernador examina si Texas tiene alguna autoridad sobre la muerte de un elemento de las fuerzas armadas. También señaló que la fiscalía general estatal está viendo si la familia podría tener derecho a recibir asistencia del fondo de compensación para víctimas de crímenes.

“El gobernador Abbot está dolido del corazón por la familia Guillén y él y la primera dama los tienen en sus oraciones”, dijo Wittman en un mensaje de texto.

Los investigadores no han revelado un móvil para la muerte de Guillén. Dijeron en una denuncia que la víctima fue asesinada a golpes con un garrote en el depósito de armas de la base del Ejército cerca de la ciudad de Killeen. El soldado especialista Aaron Robinson, de 20 años, de Fort Hood, es sospechoso de haber asesinado y descuartizado a su colega.

Robinson se suicidó tras ser confrontado por la policía el 1 de julio. Una civil sospechosa, Cecily Aguilar, de 22 años, está detenida por tres cargos de asociación delictuosa para destruir pruebas por ayudar a Robinson a ocultar los restos de Guillén e intentar huir.

Asesor de seguridad de Trump da positivo a COVID-19

La semana pasada, un empleado de la cafetería de la Casa Blanca resultó positivo a coronavirus y la Administración del presidente Donald Trump decidió cerrar ese local.

En medio de estrictas medidas de vigilancia, la residencia oficial no logra escapar a nuevos casos de COVID-19 y este lunes se reportó que el asesor de Seguridad Nacional, Robert O’Brien, dio positivo a COVID-19.

A pesar der la cercanía con que este funcionario labora con el mandatario, la Casa Blanca dijo que el caso no representa ningún riesgo para el presidente o el vicepresidente Mike Pence.

“Tiene síntomas leves y se ha autoaislado y trabaja desde un lugar seguro fuera del sitio (la Casa Blanca)”, dijo la Administración Trump

O’Brien, de 54 años, es la persona más cercana al presidente que ha dado positivo a coronavirus.

El asesor está fuera de la Casa Blanca desde fines de la semana pasada, reportó Bloomberg News, que agregó que O’Brien contrajo el virus mientras se tomaba unos días libres del trabajo y pasaba tiempo con su familia.

Se agrega que su hija, que está en edad universitaria, se enfermó primero.

Hace una semana, el presidente Trump cambió su tono con respecto a la pandemia y pidió a los ciudadanos utilizar máscara en espacios públicos, aunque él no lo hace regularmente.

Asesor de Casa Blanca confirma que habrá más ayuda económica por Coronavirus

El asesor principal de la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo que “definitivamente” habrá otro paquete de estímulo económico para acelerar la recuperación económica.

La postura del asesor en Fox News se suma al reporte de Bloomberg de que la Administración del presidente Donald Trump estaría impulsando un plan de $1 billón de dólares para reducir los efectos del coronavirus.

Hassett hizo los comentarios un día después del reporte de recuperación de 2.5 millones de empleos.

El Congreso ha aprobado tres paquetes de estímulo para abordar las consecuencias económicas de la pandemia.

Las inesperadas noticias económicas del viernes parecían sugerir que la economía estadounidense podría recuperarse más rápido de lo que los economistas pensaron originalmente, incluso cuando el desempleo sigue siendo altísimo”, indica un análisis de Forbes.

A pesar de sus dudas, los republicanos podrían respaldar otro proyecto de ley que se centre en ayudar a los estadounidenses a volver al trabajo, incluso se impulsa un plan para otorgar $450 dólares mensuales como incentivo.

El paquete de estímulos también incluiría ayudas a los empleadores, reconoció Hassett.

Los demócratas mantienen su postura con la Ley Héroes, aprobada en la Cámara, aunque podrían negociar con los republicanos una reducción de los amplios estímulos, a fin de lograr su aprobación.

Trump admite que se refugió en el búnker de la Casa Blanca durante las protestas

Aunque en un primer momento lo negó, Donald Trump reconoció este miércoles que se refugió en el búnker de la Casa Blanca cuando una multitud se manifestaba a las afueras de la residencia presidencial. Sin embargo, el mandatario dijo que había ido allí por una “inspección” y no porque estaba preocupado por su seguridad.

“Fue un informe falso”, dijo Trump durante una entrevista en Fox News. El conductor, Brian Kilmeade, le preguntó si lo habían trasladado con su familia al búnker cuando se desataron las protestas, dijo una nota del diario La Opinión, de California.

El presidente se contradijo a sí mismo y reconoció más tarde que sí había ido pero no especificó cuándo ni con quién. “No estuve abajo, bajé durante el día y estuve allí durante un pequeño periodo de tiempo. Fue más que nada para una inspección, no hubo problema durante el día.

El mandatario añadió que ha estado allí “dos, dos veces y media” porque ha tenido que hacer “cosas diferentes” relacionadas con examinar el lugar.

El relato del presidente contradice también la declaraciones de una fuente de The New York Times, que asegura que el Servicio Secreto bajó a Trump al búnker porque los agentes estaban preocupados por su seguridad. Dicho refugio se ha usado hasta ahora durante ataques terroristas.