CHEQUES DE ESTÍMULO

Conozca las acciones del IRS para enviar cheques de estímulo a quienes no lo han recibido

Desde la aprobación en marzo de la ley CARES en el Congreso federal para la distribución de cheques de estímulo, el Servicio de Rentas Internas (IRS) ha repartido más de 160 millones de pagos de impacto económico.

En los primeros dos meses la cifra de envíos ascendió a 159 millones.

En una audiencia en julio del Comité de Medios y Formas de la Cámara de Representantes en la que participó el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, trascendió que, para ese mes, unos 1.5 millones de pagos adicionales fueron enviados.

La suma y resta de los números anteriores apunta a que las autoridades federales aún deben distribuir mínimo 10 millones de cheques de estímulo.

Mnuchin dijo que el Gobierno continúa tratando de arreglar las fallas que se han traducido en el retraso en los pagos.

A continuación te enumeramos algunas de las acciones que realiza la agencia en conjunto con el IRS para alcanzar al mayor número de contribuyentes que no ha recibido el pago.

Pagos a estadounidenses de bajos recursos que no tienen que declarar impuestos

Ya sea porque la persona se encuentra desempleada o es una persona sin hogar, el IRS emplazó al grupo de los que no tienen que declarar impuestos a que llenen el formulario “Non-filers” para someter su información a la agencia de modo que se puede procesar el pago.

Sepa por qué no se ha aprobado un segundo cheque de estímulo a los trabajadores estadounidenses

El Senado, la Cámara de Representantes y la Casa Blanca están de acuerdo en que la aprobación de un segundo cheque de estímulo es muy importante para ayudar a los ciudadanos a mantenerse a flote económicamente durante la actual crisis.

La entrega de dicho cheque de estímulo está considerada en el paquete de estímulo que se está discutiendo actualmente. El problema es que los demócratas y los republicanos no se han puesto de acuerdo sobre la cantidad de dinero que tendría que darse en el paquete completo, según se informó en CNet.

Y es que algunos políticos están cuidando que el costo del paquete de estímulo no sea muy elevado. Por ejemplo, la Ley HEALS del Senado, de aprobarse, costaría $1 billón de dólares, mientras que los demócratas de la Cámara de Representantes propusieron que se gastaran $3 billones de dólares en su propuesta de la Ley HEROES.

Cabe señalar que la Ley CARES, con la que se entregaron los primeros cheques de estímulo de $1,200 dólares, tuvo un costo de $2.2 billones de dólares.

Si los legisladores no se ponen de acuerdo en el costo que debería tener este segundo paquete de estímulo, la aprobación de la entrega de más apoyos económicos para las personas y negocios seguirá retrasándose más y más.

Republicanos sopesan aprobar un cheque de estímulo de $1,200 dólares

La Casa Blanca y los republicanos del Congreso están evaluando el monto y condiciones de un nuevo paquete de ayuda económica, el cual podría ser de $1,200 dólares, pero a un menor número de personas.

Todavía no queda claro, pero se analiza que el apoyo completo vaya a quienes ganen hasta $40,000 dólares anuales, quienes son los mayores afectados económicamente durante la pandemia de coronavirus.

Tampoco se ha determinado si quienes tienen ingresos un poco mayores podrían recibir la ayuda, aunque en menor cantidad, considerando las reglas de la Ley CARES, que estableció que quienes ganaban $75,000 anuales recibirían menos fondos.

“Una fuente advirtió que, en última instancia, los republicanos pueden revivir la propuesta original, debido a los difíciles desafíos administrativos creados al tratar de enfocarse en los controles”, indica un reporte de The Washington Post.

La reducción del número de personas tampoco está decidida, pero el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), opinó que debería ser para quienes ganan menos, posición respaldada por otros republicanos.

La postura es similar a lo que demócratas han establecido en la Ley Héroes, donde se prioriza a quienes trabajan en hotelería, restaurantes y otros negocios de distribución de alimentos.

“La medida para limitar el alcance de los pagos de estímulo se produce cuando el liderazgo republicano busca equilibrar la presión de los conservadores para restringir el gasto en el próximo proyecto de ley con las apremiantes necesidades económicas y de salud en todo el país”, indica el informe.

La aprobación del nuevo paquete tendrá que ser entre el 20 julio y el 7 de agosto, debido al periodo vacacional. De ser así, los estímulos podrían ser distribuidos la semana del 24 al 28 de agosto

<!– Global site tag (gtag.js) – Google Analytics –>

<script async src=”https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2“></script>

<script>

  window.dataLayer = window.dataLayer || [];

  function gtag(){dataLayer.push(arguments);}

  gtag(‘js’, new Date());

  gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

</script>

<div itemscope itemtype=”https://schema.org/VideoObject“><meta itemprop=”uploadDate” content=”Mon May 04 2020 21:29:09 GMT-0400 (Eastern Daylight Time)”/><meta itemprop=”name” content=”Bumper Jingle”/><meta itemprop=”duration” content=”PT11.55S” /><meta itemprop=”thumbnailUrl” content=”https://content.jwplatform.com/thumbs/ku6cJzvX-640.jpg“/><meta itemprop=”contentUrl” content=”https://content.jwplatform.com/videos/ku6cJzvX-OV0mh7ro.mp4“/><script src=”https://cdn.jwplayer.com/players/ku6cJzvX-BZDRTh0c.js“></script></div>

Dudan que senadores republicanos aprueben rápido segunda ronda de cheques de estímulo

Los republicanos están ganando tiempo en cuanto a la posibilidad de considerar legislación para una segunda ronda decheques de estímulo económico.

“Los republicanos se están quedando atrás”, planteó a CNBC Chuck Marr, director sénior de política fiscal federal del Center on Budget and Policy Priorities. “Yo pienso que de aquí en adelante la presión económica forzará la acción”, sostuvo el experto, según lo reportó el Diario de NuevaYork.com

Aunque extraoficialmente se ha mencionado la intención de la delegación en impulsar otra ronda de pagos a individuos y familias;  públicamente, las declaraciones de republicanos, mayoría en el Senado, van en la dirección opuesta.

Varios han manifestado expresamente su oposición al “Heroes Act”, aprobado por los demócratas en la Cámara de Representantes. Y, en su lugar, no han mencionado iniciativa o propuesta alguna para una segunda ronda de pagos.

En el caso de que se llegue a un acuerdo, pasarán semanas hasta que el Senado apruebe un quinto paquete de estímulo económico. Ese cuerpo no estará en sesión la próxima semana. Y a principios de julio tendrán otras semanas de pausa legislativa.

Los calendarios políticos tienden a darse cerca de los días festivos”, agregó Marr, por lo que la fecha de julio 3 podría convertirse en la la próxima límite para que hagan algo.

Un estimado hecho por el medio basado en el calendario congresional vigente apunta a que una nueva repartición tardaría al menos 20 semanas o unos 5 meses.

Este conteo no considera los posibles inconvenientes en el proceso como en el caso de beneficiarios que no recibieron cheques en la primera ronda y el Servicio de Rentas Internas (IRS) tenga que enviar en una segunda distribución, alertó Janet Holtzblatt, miembro de Urban-Brookings Tax Policy Center.

A esta realidad debemos sumar que todavía hay millones de recipientes a los que se les está enviando el dinero, incluyendo grupos especiales como los que reciben el Seguro Social. Aunque esta semana, el Departamento del Tesoro inició la circulación de tarjetas de débito prepagadas con el dinero del estímulo, al momento no hay garantía de que este cambio en la forma de pago pueda, en efecto, agilizar los procesos.

En el calendario preliminar del IRS para el envío del primer cheque de estímulo (cuando aún no había iniciado el suministro de EIP Cards) se especifica que el trámite se extendería hasta septiembre.

Reportan que 10 millones de estadounidenses esperan por cheque de estímulo

Al menos 10 millones de beneficiarios del cheque de estímulo no han recibido aún el dinero que aprobó e congreso de los Estados Unidos, lo que representa más tensión que alivio para algunos en este grupo.

La expectativa de autoridades gubernamentales como el Departamento del Tesoro es que se pueda agilizar el procesamiento y envío de los fondos con el cambio de sistema de pago de cheque en papel a tarjeta de débito prepagada.

Esta semana, la referida agencia comenzó a enviar dinero en plástico a unos 4 millones de recipientes.

La medida aparte de acelerar el proceso, sería una apuesta para resolver algunos inconvenientes en el proceso denunciados por beneficiarios de la ayuda en redes sociales.

“Las tarjetas de débito prepagadas son seguras, fáciles de usar, y nos permiten distribuir el dinero a los estadounidenses más rápido”, dijo en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, sobre la nueva forma de desembolso.

“Los recipientes pueden inmediatamente activar y utilizar estas tarjetas de manera segura”, agregó el funcionario.

Aunque el Servicio de Rentas Internas (IRS), la oficina principal encargada de la distribución, habilitó el mes pasado la herramienta “Get My Payment” en su sitio web para rastrear el estatus del pago, algunos usuarios han cuestionado que el sistema arroja errores o no les permite culminar el proceso.

Adicional, la fecha límite para suministrar datos para que el incentivo fuera depositado en cuentas bancarias se cumplió el 13 de mayo.

Con la nueva “EIP Card”, los beneficiarios pueden usar directamente el dinero acreditado para compras en establecimientos y por internet. También provee protecciones contra el fraude como en el caso de las tarjetas de crédito tradicionales, entre otras utilidades, más allá de la meta de acortar tiempo que se ha propuesto el Gobierno.

Unos 140 millones de estadounidenses han recibido los pagos, ya sea por depósito directo o en papel, desde que el IRS empezó la distribución en abril.

INSÓLITO: IRS envía cheques de estímulo a extranjeros que ya no viven en EEUU

Millones de ciudadanos en la Unión Americana han recibido el pago de 1,200 dólares del cheque de estímulo como parte del plan de contingencia para par cara al coronavirus en el país de las barras y las estrellas; sin embargo todavía existe un gran sector de la población que sigue en la espera de su depósito o bien, de su cheque impreso.

Y es que, al tratarse justo de un plan de contingencia, el depósito de los cheques de estímulo continúa siendo una gran carga para el Gobierno de Estados Unidos, pues ahora ha surgido un gran problema, ya que miles de trabajadores extranjeros han reportado a las oficinas del IRS que recibieron el depósito del cheque de estímulo en sus cuentas bancarias aún cuando éstos dejaron de trabajar en la Unión Americana desde hace tiempo, de hecho, hay quienes ya se encuentran de vuelta en su país.

Ante esto, Donald Trump señaló que se trabajará en un plan para recuperar el dinero depositado por error, aunque lo cierto es que ese dinero no puede ser recuperado, así lo informó Nina Olson, ex- jefa del Servicio del Defensor del Contribuyente: “El proyecto del cheque de estímulo no contenía disposiciones de ‘recuperación’ para los pagos enviados a una persona muerta, lo que significa que la agencia no puede recuperar el dinero después de que se haya entregado”.