sumó este domingo 3,709 nuevos casos de COVID-19, lo que eleva la cifra total de infectados a 69,102, mientras que el presidente del país, Sebastián Piñera, alertó de que el sistema hospitalario está “muy cerca del límite”.

“Estamos muy conscientes de que el sistema de salud está muy exigido, muy demandado. Ayer, escuchaba a algunos especialistas que decían que estamos muy cerca del límite. Es verdad, estamos muy cerca del límite”, dijo el mandatario durante una visita a un nuevo hospital de campaña al sur de Santiago.

La situación es especialmente crítica en la capital, el principal foco de contagios y donde rige una estricta cuarentena para cerca de 7 millones de personas desde el pasado 15 de mayo y hasta al menos el próximo 29 de mayo.

“No basta con preocuparse y denunciar, hay que ocuparse y contribuir a la solución del problema. Estamos haciendo todos los esfuerzos humanamente posibles”, aseguró el gobernante conservador, quien anunció la instalación de otros hospitales modulares, que aportarán 500 nuevas camas a la red.

En las últimas 24 horas, se registraron además 45 nuevas muertes, elevando el balance total a 718 fallecidos, la gran mayoría de ellos en la capital, donde la ocupación hospitalaria está cerca del 94 %.