Fuerte sismo en Chile enciende alarmas de tsumani

Dos sismos de 7 y 5,9 grados de magnitud en la escala de Richter sacudieron este sábado, con apenas 30 minutos de diferencia, la Antártida y el centro de Chile, respectivamente, y las autoridades chilenas pidieron evacuar las zonas costeras del continente helado por riesgo de tsnunami.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile registró el primer sismo a las 20H36 locales (00H36 CET del domingo) en medio del mar, unos 210 km al este de la Base Eduardo Frei, a una profundidad de 10 km, indicó la Onemi, que minutos después pidió “abandonar la zona de playa del territorio antártico” ante la posible llegada de un tsunami.

Minustos más tarde, a las 21H07 (00H07 GMT) se produjo otro temblor de magnitud 5,9 en Santiago que no tuvo relación con el fuerte sismo en la Antártida.

La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior informó que se trató de un movimiento de “mediana intensidad” que también fue percibido en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Maule, informó el diario local La Tercera.

“Preliminarmente no se reportan daños a personas, alteración a servicios básicos o infraestructura producto del movimiento”, agregó el diario.

Alarma y desesperación por erróneo mensaje

Tras el primer terremoto, los ciudadanos de Chile recibieron un mensaje de alerta en sus teléfonos móviles en el que se pedía evacuar todas las playas por riesgo de tsunami y fueron varias las escenas de pánico registradas a lo largo de todo el país, que se encuentra en plena temporada estival, con miles de personas de vacaciones en las zonas costeras.

Las cadenas locales emitieron imágenes de familias enteras huyendo de las playas y subiendo a los cerros y de ciudadanos agolpándose en las gasolineras para rellenar los depósitos de los autos.

La Onemi aclaró luego que la alerta se trató de un error de digitalización y que la evacuación se refería solo al territorio antártico.

“Atención. Reiteramos que no se ha declarado evacuación para el borde costero a nivel nacional, sólo para zona de playa del territorio antártico”, insistió la institución dependiente del Ministerio del Interior en su cuenta de Twitter.

80 terremotos

El segundo sismo de 5,9 grados de magnitud y 122,4 kilómetros de profundidad, se produjo a las 21:07 hora local (01:07 CET), a 14 kilómetros al este de Farellones, en la zona central de la cordillera de Los Andes.

El sismo, que no ocasionó ni destrozos ni víctimas, se sintió con especial intensidad en Santiago, donde cientos de personas abandonaron sus viviendas, confundidas además por el erróneo mensaje de emergencia.

Desde la época de la colonia, Chile, de 19 millones de habitantes, ha tenido al menos 80 terremotos, que solo en los últimos 60 años han causado más de 40.730 muertos.

Situado en el llamado Cordón de Fuego del Pacífico, Chile es considerado uno de los países más sísmicos del planeta y sufrió su último gran terremoto en febrero de 2010, que fue de 8,8 grados de magnitud y provocó más de 525 muertos.

En referéndum, una abrumadora mayoría de chilenos aprueba cambiar la Constitución

Chile ha optado este domingo por superar la herencia más pesada de Augusto Pinochet, la Constitución vigente. La ciudadanía ha aceptado la oferta de la institucionalidad política de iniciar un camino constituyente para encauzar el descontento, que explotó en forma de protesta y violencia hace justo un año, en octubre de 2019. Los primeros resultados oficiales, escrutado el 77% de las mesas, anticipan una victoria aplastante de aquellos que quieren cambiar la carta fundamental: 78%, contra el 22% que rechaza la idea de reemplazarla.

También fue contundente la elección del organismo que la redactará: la convención constitucional, compuesta por 155 personas especialmente elegidas en abril próximo, que tendrá carácter paritario entre hombres y mujeres. Esta alternativa alcanza un 79% de las preferencias, contra un 21% que eligió la convención mixta, que habría estado compuesta por 172 miembros, entre ciudadanos y parlamentarios. “Hoy ha triunfado la ciudadanía y la democracia y la paz sobre la violencia”, ha indicado esta noche el presidente Sebastián Piñera en La Moneda, arropado por todo su gabinete.

Ha sido una jornada donde Chile ha mostrado su cultura cívica y, por la noche, miles de personas se reúnen en la zona de Plaza Italia, en el epicentro de las concentraciones en Santiago, y otras ciudades del interior. Aunque en los últimos años el país sudamericano alcanzó récord regionales de abstención junto con Colombia, se esperaba para este domingo alta participación. La tendencia de los últimas elecciones de baja participación –que alcanzó un mínimo de 36% en las municipales de 2016–se habría revertido en parte en esta jornada, pese a la crisis sanitaria, que esta semana ha superado los 500.000 contagios totales en Chile y ha provocado la muerte de 13.944 personas desde marzo. Con 9.748 pacientes con la covid-19 en etapa activa, los protocolos sanitarios que implementaron las autoridades para evitar la propagación del virus lograron convencer a la ciudadanía de concurrir sin temor a las urnas.

Denuncian que el sistema hospitalario de Chile está cerca del colapso

sumó este domingo 3,709 nuevos casos de COVID-19, lo que eleva la cifra total de infectados a 69,102, mientras que el presidente del país, Sebastián Piñera, alertó de que el sistema hospitalario está “muy cerca del límite”.

“Estamos muy conscientes de que el sistema de salud está muy exigido, muy demandado. Ayer, escuchaba a algunos especialistas que decían que estamos muy cerca del límite. Es verdad, estamos muy cerca del límite”, dijo el mandatario durante una visita a un nuevo hospital de campaña al sur de Santiago.

La situación es especialmente crítica en la capital, el principal foco de contagios y donde rige una estricta cuarentena para cerca de 7 millones de personas desde el pasado 15 de mayo y hasta al menos el próximo 29 de mayo.

“No basta con preocuparse y denunciar, hay que ocuparse y contribuir a la solución del problema. Estamos haciendo todos los esfuerzos humanamente posibles”, aseguró el gobernante conservador, quien anunció la instalación de otros hospitales modulares, que aportarán 500 nuevas camas a la red.

En las últimas 24 horas, se registraron además 45 nuevas muertes, elevando el balance total a 718 fallecidos, la gran mayoría de ellos en la capital, donde la ocupación hospitalaria está cerca del 94 %.