COLOMBIA

Presidente Duque inició transformación integral en la Policía Nacional de Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este lunes (19.07.2021) el inicio de “un proceso de transformación integral” en la Policía Nacional, cuyo objetivo principal será una nueva “vocación de transparencia” y respeto por los derechos humanos, en un evento en el que fueron presentados los nuevos uniformes de la institución, que pasan de ser verdes a azules.

“Hoy con nuestros hombres y mujeres de la Policía Nacional empezamos un proceso de transformación integral”, indicó el mandatario.

“Este uniforme tiene como propósito acompañar todos los servicios de seguridad ciudadana en el territorio y tiene varios elementos que son innovadores, el más importante su vocación de transparencia”, aseguró. 

Entre los cambios anunciados también está el uso de las cámaras de cuerpo o body cams para documentar los procedimientos de la policía, las cuales facilitarían la identificación y supervisión de los agentes.

También figuran la creación de un departamento dentro de la Policía Nacional para la prevención y protección de los derechos humanos y el fortalecimiento de la política institucional, así como un nuevo estatuto disciplinario y uno de carrera, que serán presentados este martes en el Congreso e incluyen la supervisión y control del servicio policial.

“También se pondrá en funcionamiento el observatorio de derechos humanos dentro de la Policía Nacional y estará periódicamente rindiendo informes cada seis meses”, apuntó Duque.

Revelan detalles del ataque contra el helicóptero del presidente de Colombia

Las entidades que investigan el atentado contra la aeronave en la que iba el presidente Iván Duque señalan una alianza entre las disidencias de las FARC, la guerrilla del ELN y bandas criminales como la posible causa del ataque. Además, publicaron dos retratos hablados de los posibles autores materiales.

Diego Molano, ministro de Defensa, anunció en una rueda de prensa este domingo 27 de junio los avances de la investigación de dicho ataque. “Se ha recibido información de una posible alianza criminal narcotraficante entre el frente urbano del ELN y las disidencias de las FARC con organizaciones narcotraficantes y criminales que delinquen en el Norte de Santander”.

Si bien las autoridades no responsabilizaron directamente a los grupos armados, mencionaron la sospecha de dos autores físicos del atentado. Molano publicó en su cuenta de Twitter dos retratos hablados de los presuntos autores del atentado.

Se sospecha que los individuos retratados utilizaron una AK-47.

Además, dicha entidad sostiene que las investigaciones realizadas hasta el momento apuntan a que “hay coincidencia balística” entre las vainillas encontradas y el fusil FAL de calibre 7,62, de fabricación belga y ensamblado en Venezuela, y el fusil AK-47 incautados el pasado sábado en el barrio La Conquista, a 1,2 kilómetros del aeropuerto de Cúcuta y desde donde supuestamente se hicieron los disparos.

Así ocurrió el ataque contra la aeronave de la comitiva presidencial

El presidente Duque se trasladaba el viernes 25 de junio en un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana, que realizaba el trayecto desde Sardinata, municipio del departamento de Norte de Santander hacia Cúcuta, capital del mismo departamento. Esta zona es fronteriza con Venezuela.

El helicóptero recibió seis disparos cuando se aproximaba a su aterrizaje en el aeropuerto de la ciudad de Cúcuta.

Con el presidente viajaban Diego Molano; el ministro del Interior, Daniel Palacios; el gobernador del departamento de Norte de Santander, Silvano Serrano; y el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez. Todos salieron ilesos.

La Fiscalía priorizó el caso, asignando un equipo especial de investigación y varios cuerpos de inteligencia, que actualmente se encuentran en el lugar de los hechos recolectando evidencia y hablando con testigos.

El día del atentado, el presidente se encontraba en la región del Catatumbo, una región de 11 municipios con presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa en Colombia. También cuenta con presencia de disidencias de la FARC, un reducto de la guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) y otros grupos armados.

La presencia de estas organizaciones ilegales y de cultivos ilícitos han contribuido a la inseguridad en la subregión del Catatumbo, una de las regiones más afectadas por el conflicto armado que vive Colombia por más de 50 años.

El 15 de junio, un carro bomba dejó 36 heridos al ser detonado en la sede de la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta. Autoridades colombianas señalaron al ELN, grupo que refutó el señalamiento negando responsabilidad.

Hasta ahora, ningún grupo armado se ha responsabilizado por el atentado contra el presidente Iván Duque.

Duque anuncia una “transformación” de la policía y la “modernización” del Ministerio de Defensa de Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este domingo (06.06.2021) que estructurará la policía, que se encuentra bajo la lupa de la comunidad internacional por la dura represión, que deja más de 60 muertos en las protestas antigubernamentales de la últimas semanas.

Durante una ceremonia de ascensos de la institución, el mandatario ordenó la creación de “un decreto que modernizará la estructura orgánica de la Policía Nacional, sobre todo para fortalecer la política (…) de los derechos humanos”.

Protocolos para el uso de la fuerza serán revisados

“Revisaremos protocolos de la policía para el uso legítimo de la fuerza y les daremos estricto cumplimiento”, detalló el mandatario en su cuenta de Twitter.

Asimismo, anunció un “proyecto de ley para uso y comercio de armas no letales en Colombia” y que en los “próximos días” el gobierno emitirá un “decreto que reglamenta armas traumáticas”.

El anuncio se produce el mismo día que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llega al país para evaluar la situación y en medio de un “paro nacional” que comenzó el pasado 28 abril, en el que miles de personas han salido a las calles del país para pedirle a Duque cambios en su política social y económica y una reforma policial.

El llamado Comité Nacional de Paro, que no representa a todos los sectores que manifiestan, exige “garantías para la protesta” y que el presidente se disculpe por los excesos de la policía. 

Por su parte, el gobierno exige que el llamado Comité Nacional del Paro condene decenas de bloqueos viales, a los que atribuye la muerte de dos bebés atrapados en ambulancias, además de pérdidas millonarias. 

Denuncian la violencia policial contra los manifestantes en Colombia

Una grave denuncia hizo Human Rights Watch (HRW) sobre el actuar de la policía en Colombia. La ONG asegura que los agentes lanzan “proyectiles múltiples” desde tanquetas a las personas que protestan. En el país sudamericano se cumplen nueve días de manifestaciones contra el gobierno de Iván Duque.

La ONG Temblores asegura que la brutalidad de los agentes estatales dejó al menos 37 víctimas mortales. El director regional de HRW, José Vivanco, corroboró el “uso de tanquetas con lanzadores de proyectiles múltiples”. El titular para las Américas recalcó que “es un arma peligrosa e indiscriminada”.

Vivanco pidió al ministerio de defensa que dé “explicaciones” sobre el uso de esta arma contra civiles. En las redes sociales circulan videos que exponen la violencia de los agentes de seguridad colombianos. El representante de HRW dijo que recibieron 36 denuncias sobre muertes ante las manifestaciones.

El vocero regional planteó que existen “enorme dudas” sobre si los policías son capaces de respetar los derechos humanos. Amnistía Internacional (AI) también denunció la “militarización de las ciudades”. La organización llamó a las autoridades colombianas a “poner fin a la represión de las manifestaciones”.

El equipo de verificación digital de AI evidenció “el uso excesivo e innecesario de la fuerza” ante civiles. La directora para las Américas de Amnistía, Erika Guevara, aseguró que existen “personas muertas y heridas, detenciones arbitrarias, actos de tortura y violencia sexual, y denuncias de personas desaparecidas”.

Colombia: Duque retira el polémico proyecto de reforma tributaria que originó protestas

El presidente colombiano, Iván Duque, anunció ayer domingo el retiro del proyecto de reforma tributaria presentado al Congreso el pasado 15 de abril, que detonó las protestas sociales y desórdenes de los últimos cuatro días en el país.

“La solicito al Congreso de la República el retiro del proyecto radicado por el Ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar la incertidumbre financiera”, dijo Duque en una declaración en la Casa de Nariño, sede del Gobierno.

Como reseña la BBC, el principal reclamo detrás de las movilizaciones es un documento de 110 páginas que el gobierno colombiano llamó Ley de Solidaridad Sostenible, pero que distintos expertos señalan es en realidad un rótulo para evitar llamarla por lo que es: una reforma tributaria con todos sus bemoles.

En el papel, la llamada Ley de Solidaridad Sostenible, presentada al Congreso la semana pasada, tiene como objetivos principales los siguientes cuatro puntos: ampliar la base de recaudación tributaria, evitar que la deuda colombiana genere la pérdida de más puntos en las calificaciones de riesgo internacionales, institucionalizar la renta básica y crear un fondo para la conservación ambiental.

La idea, de acuerdo al gobierno, es recaudar cerca de 23 billones de pesos colombianos adicionales (unos US$6.300 millones).

Pero el asunto, según han señalado los críticos desde temprano, es de dónde se sacará ese dinero. Y la respuesta del propio ministro de Hacienda colombiano, Alberto Carrasquilla, parece aclararlo todo: “El recaudo vendrá en un 73% de las personas naturales y el resto, de las empresas“.

Tal vez el punto más polémico sea el cobro de impuesto a la renta a personas que ganen un sueldo mensual de más de US$663, en un país donde el salario mínimo es de US$234.

Además, la ley propone imponer el cobro del Impuesto del Valor Agregado (IVA), que en Colombia llega a un 19%, a productos de consumo básico como los servicios públicos (agua, luz y gas), servicios funerarios, objetos electrónicos como computadores, y otros servicios hasta ahora exentos.

También se proyecta un aumento en los impuestos al patrimonio de las personas que más ganan.

El proyecto de ley contempla, entre otras medidas, que quienes tengan un patrimonio superior a los US$1,35 millones deberán cumplir con otro impuesto -diferente al que pagan de renta- del 1%, mientras que para quienes tengan un patrimonio de más de US$4 millones la cifra a pagar sería del 2%.

Colombia: protestas contra impuestos dejan muertes, lesiones y capturas

Las protestas de este miércoles (28.04.2021) en Colombia, que llevaron a las calles a miles de grupos descontentos con la reforma fiscal presentada por el Gobierno de Iván Duque al Congreso, dejaron al menos dos muertes, 26 personas detenidas y 44 policías con lesiones, así como cuantiosos daños materiales por acciones vandálicas, según las autoridades.

Los episodios más tensos se vivieron en Cali (suroeste), donde la jornada comenzó caldeada después de que un grupo de indígenas Misak derribaran la estatua del fundador de la ciudad, el conquistador español Sebastián de Belalcázar. El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, destacó el “derecho a manifestarse contra políticas del Gobierno nacional”, pero lamentó que mientras unos protestaban, “otras personas de manera premeditada, irresponsable y criminal (…) actuaron para vandalizar la amada Cali”.

S

egún el alcalde, los “vándalos se dividieron la ciudad en diferentes áreas” y actuaron en el oriente “donde desafortunadamente una persona murió en hechos no esclarecidos vinculados con la manifestación”. Otra persona falleció en Neiva, capital del departamento del Huila, en momentos en que participaba de la protesta. Al parecer su deceso fue causado por un ataque epiléptico y, según el hospital al que llevaron su cuerpo, no presentaba “perforaciones ni heridas de arma de fuego”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano, informó que hubo 44 policías heridos, 30 de ellos en Cali, y detalló que 26 personas fueron detenidas en seis ciudades del país, 19 de ellas en Bogotá.

Colombia comienza la vacunación contra el COVID-19

La vacunación contra el COVID-19 en Colombia comenzó este miércoles en Sincelejo, capital del departamento caribeño de Sucre, donde la enfermera Verónica Luz Machado, de 46 años, recibió la primera dosis de un lote de 50.000 sueros fabricados por Pfizer que llegaron el lunes al país.

“La pandemia realmente cambió nuestras vidas por completo, particularmente para mí y mis colegas, porque estábamos enfrentando un virus desconocido, no sabíamos cómo responder”, dijo Machado en una transmisión del gobierno a principios de esta semana. “Es un riesgo al que nos enfrentamos los trabajadores de la salud todos los días cuando salimos de casa para venir a trabajar en lo que disfrutamos, en lo que nos apasiona. Tenía mucho miedo”, agregó.

Machado, que es enfermera jefe de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Sincelejo, recibió la vacuna en presencia del presidente colombiano, Iván Duque, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y el ministro de Salud, Fernando Ruiz, quienes aplaudieron cuando se le aplicó la dosis.

“Hoy empieza un nuevo capítulo en lo que es la derrota de esta pandemia”, dijo Duque minutos después de la aplicación de la primera dosis a Machado, a quien destacó como “una mujer que ha salvado vidas y que ha estado en la primera línea de atención contra la COVID-19”. Duque destacó que la campaña que comenzó hoy marca el inicio de “la vacunación masiva, segura, eficaz y gratuita en el territorio nacional”.

Esta tarde comenzará la vacunación en Montería, capital del vecino departamento de Córdoba, también con la presencia del mandatario. Para mañana está prevista la aplicación de las primeras dosis en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga, y en los días siguientes se sumarán otras ciudades y regiones del país, proceso que ha sido criticado por algunos sectores que consideran que la vacunación está siendo demasiado burocrática.

El Gobierno colombiano planea inmunizar a un millón de personas durante el primer mes de vacunaciones, empezando por el personal de salud y los mayores de 80 años. Luego aspira a vacunar en el año a 35,2 millones de personas, equivalentes al 70% de la población nacional, para alcanzar la inmunidad de rebaño. Con ese propósito fueron adquiridos 61,5 millones de dosis a los laboratorios Pfizer, AstraZeneca, Moderna, Janssen (de Johnson & Johnson) y Sinovac, además de un acuerdo con Rusia para una eventual compra también de la vacuna Sputnik. En ese total están incluidos 20 millones de sueros que el país recibirá por medio del mecanismo Covax.