CONGRESO EEUU

Cámara de Representantes aprueba paquete de US$ 3 billones de ayuda; senado republicano lo rechazará

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este viernes un extenso proyecto de ley que destina más de 3 billones de dólares para ayuda por la crisis del covid-19 y que incluye un cambio en las reglas del cuerpo legislativo para permitir que los congresistas voten de forma remota durante la pandemia de coronavirus.

El proyecto del paquete de ayuda fue aprobado con una votación de 208 a 199, a pesar de la oposición de los republicanos y de algunos demócratas moderados y progresistas. Catorce demócratas cruzaron las líneas del partido para votar en contra y un republicano lo hizo a favor.

La legislación, que refleja las prioridades demócratas y no fue producto de negociaciones bipartidistas, sería el paquete de ayuda más grande en la historia de Estados Unidos. Los líderes del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes argumentaron que el proyecto —que destina fondos a los gobiernos estatales y locales, a pruebas de detección coronavirus y a una nueva ronda de pagos directos a los estadounidenses–—se necesita con urgencia para enfrentar la crisis.

Sin embargo, los republicanos han dejado en claro que el paquete no prosperará al llegar al Senado controlado por dicho partido.

Cámara Baja de EEUU vota el viernes plan de alivio de COVID-19 por US$ 3 billones

La Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos, controlada por la oposición demócrata, intentará aprobar el viernes un paquete récord de 3 billones de dólares para responder a la crisis del coronavirus y proporcionar pagos de emergencia a millones de hogares estadounidenses. 

“Nuestro próximo paso es aprobar el proyecto de ley. Lo haremos mañana”, dijo el jueves a periodistas la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“El desafío es claro, y estamos muy orgullosos de la ‘Ley de Héroes’, que aborda las necesidades urgentes y las acciones que queremos tomar para satisfacerlas”. 

Pelosi dio a conocer la legislación de 1.815 páginas recién el martes. 

Los republicanos la cuestionaron rápidamente, tildando la iniciativa de “lista de deseos progresista” y dijeron que moriría en el Senado controlado por el gobernante Partido Republicano.

Los líderes de la Cámara Alta han dicho que aún no se necesitan nuevos fondos de emergencia, un sentimiento del que se hizo eco el presidente Donald Trump. 

Pero con más de 1,4 millones de infecciones registradas de la COVID-19, más de 85.000 muertes y una economía en caída libre por las órdenes de confinamiento para evitar contagios, los demócratas abogan por un rápido apoyo adicional para las familias y empresas estadounidenses. 

“Estamos poniendo nuestra propuesta sobre la mesa”, dijo Pelosi. “Estamos abiertos a negociarla”. 

La medida incluye una segunda ronda de pagos directos a la mayoría de las familias, de hasta 6.000 dólares por hogar, cuando unos 36,5 millones de estadounidenses han perdido sus empleos en la pandemia.

Además, destina casi 1 billón de dólares a los gobiernos estatales y locales cuyos recursos se han agotado por la lucha contra los brotes. 

También proporciona un pago por labores de riesgo para los trabajadores de la salud y socorristas, amplía las pruebas y el rastreo del virus, aumenta los préstamos a las pequeñas empresas, refuerza la asistencia para vivienda y fortalece la seguridad alimentaria para las familias pobres. 

Pelosi señaló que el proyecto de ley también financiaría al Servicio Postal de Estados Unidos, cuya viabilidad financiera está amenazada justo cuando los demócratas presionan para ampliar las opciones de voto por correo antes de las elecciones presidenciales de noviembre. 

Trump ya ha promulgado cuatro leyes de alivio por la pandemia, incluyendo un histórico plan de estímulo de 2,2 billones de dólares en marzo y otra norma por 483.000 millones para inyectar fondos adicionales en un programa de préstamos para pequeñas empresas afectadas. 

La Cámara Baja también votará el viernes sobre un cambio en las antiguas reglas del Congreso para permitir que los legisladores voten por poder durante crisis como una pandemia.

Demócratas piden más fondos para lucha contra el virus: US$ 3 billones

 La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, presentó el martes un paquete de ayuda de unos 3 billones de dólares y exhortó al Congreso a mostrarse “generoso” con la ayuda a los estados faltos de dinero y la gente que sufre por causa del coronavirus.

El proyecto, llamado Ley de Héroes, incluye casi 1 billón de dólares a estados, ciudades y gobiernos tribales para evitar despidos y otros 200.000 millones en “pago por trabajo insalubre” a los trabajadores esenciales, de acuerdo con un resumen. Incluye 1.200 millones en ayuda directa a las personas, a razón de hasta 6.000 dólares por hogar. Otros 75.000 millones serían para tests de diagnóstico.

Reportaron agencias de noticias que el líder del bloque demócrata, Steny Hoyer, dijo que el proyecto presentado por su partido “estará listo a tiempo” para convocar a los legisladores para la votación en Washington.

“Ésta es una época sin precedentes en nuestra historia”, dijo Hoyer con referencia al brote de coronavirus y el cierre de la economía. Acotó que el Congreso debe actuar de “manera sin precedentes”.

La votación está prevista para el viernes, pero el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha dicho que no hay “urgencia” para vitar. El Senado esperará hasta después del Día de los Caídos en Guerras para actuar. El llamado “Memorial Day” en cuando Estados Unidos conmemora a los hombres y mujeres de sus fuerzas armadas que murieron mientras estaban en servicio. Este año se celebrará el 25 de mayo, por lo que es posible que los senadores voten sobre el paquete hasta junio.

El nuevo paquete, el quinto desde marzo, previsiblemente llevará una factura enorme. El presidente Donald Trump ya ha promulgado casi 3 billones de dólares en ayuda aprobada por el Congreso.

El nuevo paquete amplía las prestaciones contenidas en versiones previas, pero además agrega otras. Por ejemplo, incluye 25.000 millones de dólares para el Servicio Postal y fondos para la realización del censo de este año y para las elecciones de noviembre. Además hay una partida de 3.600 millones de dólares para ayudar a los concejos locales a enfrentar los desafíos de realizar elecciones en medio de una pandemia.

La propuesta fortalece también el Programa de Ayuda a Nómina, incluido en versiones anteriores, con 10.000 millones de dólares para pequeños negocios y organizaciones no gubernamentales.

Además contiene 100.000 millones de dólares para hospitales y otros servicios de salud, especialmente para los que sirven a comunidades de bajos ingresos.

Incluye otros 600 millones de dólares para encarar el problema de la propagación del virus en las prisiones estatales y federales y otros 600 millones para pagar los sueldos y los equipos de los departamentos de policía.

En momentos en que diversas localidades del país ponderan el riesgo de reanudar actividades, McConnell afirmó que “necesitamos dar un paso atrás y encontrar un equilibrio entre una parálisis total y una normalidad total”.

Calificó las propuestas demócratas como “una enorme lista de exigencias caprichosas”.

Pelosi respondió enfáticamente a las declaraciones del líder republicano de que no hay prisa para aprobar el dinero.

“A quienes están proponiendo una pausa yo les digo que el hambre no se toma una pausa, el pago de la renta no se toma una pausa. Hay una necesidad enorme, monumental”, aseveró la dirigente demócrata.

Senadores demócratas proponen dar cheque de apoyo durante un año

Ya no es una propuesta, ahora son dos las medidas en el Congreso de Estados Unidos dirigidas a enviar cheques de al menos $2,000 dólares mensuales a estadounidenses afectados por el impacto de la pandemia.

Hace semanas, el “Emergency Money for the People Act” permanece sobre la mesa tras ser presentada por los representantes Tim Ryan (D-OH) y Ro Khanna (D-CA).

Ahora, “Economic Crisis Support Act” viene a hacerle la competencia pero en el Senado.

El plan de incentivos fue presentado por los senadores Kamala Harris (D-CA), Bernie Sanders (I-VT) y Ed Markley (D-MA) este viernes.

La legislación dispone que estadounidenses que generen $120,000 anuales o menos serían elegibles para el incentivo mensual con pagos reduciéndose progresivamente. Las parejas podrían recibir hasta $4,000 al mes, mientras que las familias con hijos recibirán hasta $2,000 adicionales al mes por menor. Sin embargo, el máximo de dependientes aplicables sería de tres.

En el caso del acta de emergencia anterior presentada a mediados de abril, residentes del país de 16 años en adelante que generen $130,000 anuales o menos serían elegibles para recibir el cheque de $2,000. Los beneficiarios con hijos recibirían hasta $1,500 mensuales con $500 por cada niño, hasta un máximo de tres dependientes.

Otros detalles de la medida:

  1. Residentes de EEUU, independientemente de si presentaron impuestos o no o tengan número de Seguro Social, serían elegibles.
  2. El programa usuaría información del de Asistencia Suplementaria Nutricional (SNAP), de Ingreso de Seguridad Suplementario, Medicare y otros para asegurarse que la mayor cantidad de personas reciban el pago.
  3. La información que usará el Gobierno para enviar el dinero será la declaración de impuestos de 2019 o 2018. Si la persona no radicó esa información, el Servicio de Rentas Internas (IRS) usará “cualquier información que haya sido suministrada a agencias federales o estatales”.
  4. Como en la ronda de pago del primer cheque de estímulo aprobado en el Congreso, los beneficiarios recibirían el incentivo vía depósito directo o por correo de no tener cuenta bancaria; aunque la medida menciona que podrían utilizarse otros sistemas de pago en línea.
  5. Los pagos serían retroactivos hasta marzo del próximo año, el mismo mes en que se declaró la emergencia nacional.
  6. El proyecto dispone que los pagos terminarían “en el tercer mes empezando después de la fecha en que el Secretario de Salud y Recursos Humanos determine que la emergencia de salud pública relacionada con COVID-19 ha acabado”.

Legisladoras demócratas proponen pago de $ 2,000 a afectados por el Coronavirus

Legisladores demócratas insisten en enviar más dinero de estímulo a la población para mitigar los efectos económicos del coronavirus.

Según lo informó el diario La Opinión, de Califormia, este nuevo pago sería incluido en lo que se considera la cuarta fase del estímulo económico que el Congreso y el gobierno de Donald Trump han acordado desde finales de marzo.

Una de las propuestas más ambiciosas sobre la mesa es la de las representantes Rashida Tlaib y Pramila Jayapal, quienes proponen un pago de $2,000 dólares más el envío de $1,000 mensuales por un año, cuando se espera que termine la crisis.

La propuesta se llama Automatic BOOST to Communities (ABC) Act (Ley de Impulso Automático para las Comunidades) y se financiaría con emisión de dos monedas de $1 billón (trillón en inglés) de dólares por parte del Departamento del Tesoro. La Reserva Federal compraría las monedas, con lo que los dos billones de dólares estarían a disposición de los contribuyentes.

Los pagos de $2,000 serían enviados con tarjetas débito, que luego serían recargadas con $1,000 mensualmente.

“Las personas reales, no las corporaciones, deben estar en el centro de cualquier esfuerzo de ayuda legislativa para combatir los daños causados por esta pandemia global. Demasiados de nuestros trabajadores, personas de bajos ingresos y familias en todo el país se vieron afectados instantáneamente y necesitamos tener un programa de asistencia financiera agresivo e inclusivo”, dijo la congresista Tlaib cuando presentó la propuesta el pasado 15 de abril.

El proyecto además autoriza el envío de dinero a indocumentados. Organizaciones comunitarias como UnidosUs respaldaron el proyecto.