CORONA VIRUS EN BRASIL

Brasil registra récord diario de muertes por el Coronavirus y supera los 90.000 fallecidos

Brasil informó el miércoles un récord de 1.595 muertes registradas en las últimas 24 horas por COVID-19, lo que lleva el total de víctimas fatales a 90.134, de acuerdo a datos del Ministerio de Salud.

El país también registró un récord máximo de casos confirmados, con más de 69.074 infecciones, para alcanzar un total de 2.552.265.

Las cifras a nivel local del miércoles fueron impactadas por una actualización de los datos de la víspera del estado de Sao Paulo que no fueron integrados al recuento del martes por un problema técnico.

Sólo en Sao Paulo se incluyeron el miércoles al sistema 26.453 nuevos casos y 713 fallecimientos.

El récord previo de muertes registradas en 24 horas por COVID-19 en Brasil era del día 4 de junio, con 1.473 decesos, al tiempo que el mayor número de casos apuntados en un día era del 22 de julio, con 67.860.

La semana pasada, Brasil registró su mayor número de casos a nivel semanal desde inicios de la pandemia, con 319.653 infecciones, indicando que enfrenta su peor momento desde que inició la crisis del coronavirus.

Brasil sobrepasa los 70.000 muertos y los 1,8 millones de casos de COVID-19

Brasil sobrepasó el viernes pasado la marca de los 70.000 muertos y los 1,8 millones de casos de coronavirus tras registrar 1.214 nuevos decesos y 45.048 contagios en las últimas 24 horas, informó el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien esta semana dio positivo a la enfermedad.

Se trata del cuarto día consecutivo en el que se contabilizan más de 1.200 muertes en una jornada como consecuencia del patógeno en el país sudamericano, el segundo del mundo más afectado por la pandemia, tan solo por detrás de Estados Unidos.

El último boletín divulgado por el Ministerio de Salud informó igualmente que otras 4.000 muertes están siendo investigadas por su relación con el virus, mientras que el número de personas recuperadas ya llega a 1.078.763, lo que supone el 59,9 % del total.

Brasilia, la capital del país, se ha convertido en una de las ciudades más afectadas actualmente por el nuevo coronavirus, un hecho que los especialistas atribuyen a una precipitada desescalada.

Los contagios se han acelerado en los últimos días en Brasilia, así como en el resto de la región centro-oeste, y suman 67.297, con 856 muertes en la capital.

Otro de los estados donde el virus avanza con fuerza es Minas Gerais (sudeste), donde han sido contabilizados 70.086 casos y 1.505 decesos.

La ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos de Belo Horizonte, su capital, se situó hoy por primera vez en una semana por debajo del 90%.

Pese a que Sao Paulo concentra el mayor número de casos y muertes por COVID-19 (359.110 y 17.442, respectivamente), la pandemia se ha estabilizado en el estado más poblado del país, según dijo hoy el gobernador, Joao Doria.

A comienzos de este mes, cuando la curva epidemiológica todavía era ascendente, el estado de Sao Paulo inició una reapertura gradual de su economía que llevó a la puesta en marcha de bares y restaurantes, comercios y centros comerciales.

La capital paulista, la ciudad más populosa de Brasil, con 12 millones de habitantes, tiene previsto reabrir mañana lunes los parques y gimnasios.