CORONA VIRUS EN EEUU

Estados Unidos supera las 80,000 muertes por Covid-19

Más de 80,000 personas han muerto en Estados Unidos como consecuencia de la enfermedad COVID-19, tal y como han confirmado las autoridades sanitarias del país.

95 días después de que el pasado 6 de febrero se confirmara el primer fallecimiento por coronavirus en el país, tanto el conteo de la Universidad Johns Hopkins indica que se han registrado 80,087 muertes. La cifra del Worldometer se eleva hasta los 81,537. El número de contagios supera los 1.3 millones en ambas mediciones.

En todo el mundo, hay un total de 284,000 decesos por coronavirus. El país que sigue de lejos a EEUU es Reino Unido, con más de 32,000 personas fallecidas por el virus. Los expertos calculan que los números globales de la pandemia pueden ser más elevados.

Nueva York es el estado más afectado con 337,055 casos confirmados y 26,682 muertes. Le sigue Nueva Jersey  con 140,206 contagios y 9,340 fallecidos, según la Universidad Johns Hopkins. Respecto a las recuperaciones, al menos 216,169 personas han superado el COVID-19 en el país.

EEUU supera los 80,000 fallecimientos el mismo día que tanto el gobernador de Nueva York como el de California han empezado a dar pasos hacia la reapertura de los negocios. La ciudad de Nueva York, que llegó a convertirse en el epicentro mundial de la pandemia, aún no se sumará a la progresiva puesta en marcha de las empresas que este viernes comenzarán otras tres regiones.

Altos cargos de la Casa Blanca están instando a los gobernadores a retomar la actividad económica para evitar que los cierres agudicen los estragos que la pandemia está causando en la economía estadounidenseEl desempleo subió un 14.7% en abril, un mes en el que oficialmente 20.5 millones de personas quedaron sin trabajo.

EEUU supera los 75.000 fallecidos por Coronavirus tras sumar otros 2.448

Estados Unidos alcanzó este jueves la cifra de 1.254.740 casos confirmados de COVID-19 y la de 75.543 fallecidos, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad John Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local es de 27.310 contagios más que hace 24 horas y de 2.448 nuevas muertes.

En todo el país han superado la enfermedad al menos 195.036 personas, por lo que quedan activos algo menos de un millón de casos.

El estado de Nueva York se mantiene como el gran epicentro de la pandemia en Estados Unidos con 327.469 casos confirmados y 26.144 fallecidos. Solo en la ciudad de Nueva York han muerto 19.540 personas.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey con 133.991 casos confirmados y 8.807 fallecidos, Massachusetts con 73.721 positivos por coronavirus y 4.552 muertos y el estado de Illinois, que ha reportado 70.871 contagios y 3.111 decesos.

Otros estados con un gran número de fallecidos son Michigan con 4.345, Pensilvania con 3.589 y Connecticut con 2.797.

El balance provisional de fallecidos -75.543- sigue por debajo de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes; pero ha superado ya los cálculos más optimistas que hizo “a posteriori” el presidente Donald Trump, de entre 50.000 y 60.000 fallecidos.

Este pasado domingo, sin embargo, el presidente admitió que la cifra estará entre 75.000 y 100.000, al tiempo que defendió la decisión de múltiples estados de eliminar gradualmente las medidas de confinamiento pese a reconocer que provocará algunas muertes.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para comienzos de agosto la crisis habrá dejado más de 134.000 muertes en EE.UU.

Dr: Fauci: “El Coronavirus puede propagarse como un incendio forestal”

El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de USA, Dr. Anthony Fauci, habló para Cuomo Prime y advirtió que el Coronavirus se propaga “igual a un incendio forestal”, pues sólo hace falta que un grupo de personas estén juntas para que el virus se extienda fácilmente.

El epidemiólogo de la Casa Blanca advirtió ayer lunes que una reapertura precipitada del país norteamericano podría ocasionar un nuevo brote, motivo por el que ha tenido algunos roces con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump. A pesar de esto, Fauci se ha sincerado nuevamente y explicó el poder de contagio que tiene el 

“Tiene una capacidad y eficiencia fenomenales para propagarse de persona a persona. Este virus tiene una enorme capacidad de propagación como un incendio forestal. Lo sabemos. Lo hemos visto en general y lo hemos visto en situaciones confinadas”.

Fauci añadió que no era importante que las personas se molestaran con él, pues es parte de dar a conocer la verdad, además añadió que lo seguirá haciendo para mantener a la población a salvo, y de ellos dependerán sus acciones.

“Hay personas que van a estar en desacuerdo conmigo. Algunos de ellos, bastante violentamente en muchos aspectos, ya sabes, diciéndome que estoy loco, sabes ‘Fire Fauci’, haz esto, haz eso. Eso es parte del juego. “Voy a seguir proporcionándole la información que considero necesaria para tomar las decisiones que considero prudentes”.

Muertes en EEUU podrían ser más de 134 mil

Por su parte, el Modelo de Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington realizó una nueva actualización sobre la proyección del número de muertes que se pueden presentar en Estados Unidos antes del 4 de agosto y esta se ha extendido a los 134 mil 475 fallecimientos.

Trump está convencido de EEUU tendrá vacuna contra el COVID-19 en este año

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer domingo que está “convencido” de que su país tendrá una vacuna contra el COVID-19 para finales de este año, y revisó al alza el número de muertes que la enfermedad dejará en su país, hasta un mínimo de 80,000.

“Estamos muy convencidos de que tendremos una vacuna para finales de este año”, dijo Trump durante un encuentro virtual con votantes emitido por la cadena Fox News.

Hasta ahora, los expertos en salud del Gobierno de Estados Unidos habían citado enero de 2021 como la fecha más temprana en la que podrían tener disponible una vacuna del coronavirus, y Trump reconoció que “los médicos preferirían que no dijera” que él la espera para antes.

“Pero yo diré lo que pienso: creo que vamos a tener una vacuna más pronto que tarde”, agregó, sin aclarar qué le hace pensar eso, más allá de citar sus conversaciones con “jefes de empresas” implicadas en el desarrollo de la vacuna.

Preguntado por si quiere tener la vacuna antes que cualquier otro país, Trump respondió: “No me importa, solo quiero conseguir una vacuna que funcione. Si otro país la consigue antes, me quitaré el sombrero”.

“Vamos mucho más rápido que (en el desarrollo de) ninguna vacuna en la historia”, subrayó.

El mandatario también elevó su predicción del número de muertes que dejará el coronavirus en Estados Unidos, dado que el cálculo de 50,000 o 60,000 fallecimientos que citó el 20 de abril ya ha quedado obsoleto y ahora supera los 67,000.

“Antes decía que serían 65,000, ahora digo 80 o 90,000” muertes en total, subrayó Trump, cuya proyección supera la actualizada esta semana por la Universidad de Washington, de 72,400 fallecimientos.

Trump reconoció que quizá 90,000 muertes no pueden “llamarse un éxito”, pero alegó que es preferible al “millón o dos millones que habría habido” sin medidas de restricción del movimiento y si no hubiera vetado los viajes de extranjeros desde China.

El presidente también rechazó las informaciones de prensa de que él ignoró varias advertencias de las agencias de inteligencia sobre la gravedad del coronavirus en enero y febrero.

Dijo que, hoylunes, las agencias de inteligencia del país respaldarán públicamente su versión de que no fue hasta el 23 de enero cuando le dijeron “que vendría un virus pero que no iba a tener un impacto real”.

“Fue una conversación breve, poco después cerré el país a China y yo era el único en esa habitación que quería cerrarlo”, recalcó Trump.

Su encuentro virtual con votantes, grabado desde el escenario del monumento a Lincoln de la capital, tenía como objetivo reforzar la impresión de que la respuesta de la Casa Blanca ha sido eficaz y competente, cuando quedan exactamente seis meses para las elecciones de noviembre, en las que Trump se juega el cargo.

Dan luz verde a un respirador diseñado por la NASA

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) estadounidense incorporó en una aprobación de emergencia de respiradores artificiales, un modelo de dichos aparatos que fue diseñado por la Agencia Nacional de Administración Espacial (NASA, por sus siglas en inglés).

El aparato fue agregado a una lista de “respiradores, conectores de tuberías de respiradores y accesorios de respiradores” autorizada de emergencia ante “las preocupaciones sobre el insuficiente suministro y disponibilidad de ventiladores aprobados por la FDA para su uso en la atención médica de pacientes durante la pandemia del coronavirus”, informó en un comunicado la FDA.

“Combatir el virus y tratar a los pacientes durante esta pandemia global sin precedentes requiere de enfoques innovadores y de acción”, dijo Stephen Hahn, comisionado de la FDA en su comunicado. “También requiere de la participación de todos, como lo demostraron los ingenieros de NASA, que usaron su experiencia en diseño de aeronaves para diseñar un respirador artificial a la medida de pacientes de coronavirus sumamente enfermos”.

Según Hahn, la aprobación de los respiradores artificiales “aumentará la disponibilidad de estos aparatos médicos salvadores de vidas. La FDA continuará agregando productos a esta autorización de uso de emergencia, según vea apropiado durante esta pandemia, para facilitar un aumento del inventario de respiradores”.

El modelo diseñado por los ingenieros de la NASA usa componentes distintos a los que usan otros modelos comerciales, por lo que su fabricación no afectará la cadena de suministro de los respiradores que ya se usan en los hospitales.

Este respirador fue diseñado para una duración de entre tres y cuatro meses, y fue concebido teniendo en mente a pacientes de coronavirus con dificultades respiratorias severas.

La aparente escasez de respiradores artificiales en los hospitales de Estados Unidos ha sido uno de los puntos por los que se ha criticado a la administración del presidente Donald Trump, quien en marzo cuestionó los llamados del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que advirtió que se necesitarían miles de respiradores artificiales solo para su estado.

EEUU: informe revela que las comunidades de color son las más afectadas por la pandemia

El Comité de Políticas Democráticas y Comunicaciones del Senado publicó esta semana un informe que revela la disparidad del impacto de la pandemia del coronavirus en las comunidades de gente de color en Estados Unidos.

El reporte indica que esas minorías se ven más afectadas debido al poco acceso a servicios de salud de calidad y al desinterés del que han sido objeto por parte de la administración, por lo que no es una sorpresa que se dé esta situación, aseguran expertos en el tema.

“Debido a una variedad de barreras, es menos probable que las personas de color tengan un acceso estable a servicios de atención médica de calidad y es más probable que tengan afecciones prevenibles y manejables que a menudo se complican, por la falta de esos servicios médicos”, reza una parte del informe.

Asimismo, agrega el reporte, hay altas probabilidades de que los vecindarios donde residen estas comunidades no brinden opciones para comprar o acceder a alimentos saludables y es más probable que se expongan a factores ambientales que afecten su salud.

“Las personas de color también tienen más probabilidades de realizar trabajos en la industria de servicios o en empleos que no ofrecen baja remunerada por enfermedad”, detalla.

Al respecto, el senador Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en la Cámara Alta, sostuvo el jueves en una teleconferencia que los datos de este informe son abrumadores e impactantes.

“Los demócratas del Senado estamos comprometidos a garantizar que las comunidades de color reciban el apoyo que necesitan para estar sanos y económicamente estables, no solo ahora sino en el futuro. Debemos proporcionar apoyo y protección adecuados para los heroicos trabajadores de primera línea de color y sus familias”, dijo Shumer.

El senador agregó que los demócratas están además apoyando a otras comunidades minoritarias para que tengan acceso a servicios médicos de calidad.

“Estamos apoyando a los indios americanos y nativos de Alaska al aumentar los fondos para el Servicio de Salud Indígena, los Programas de Vivienda para Indígenas Americanos y la Oficina de Educación Indígena”, dijo.

EEUU rebasa los 63,000 muertos por el COVID-19

Las muertes en Estados Unidos superaron el “mejor escenario” planteado por el Gobierno del presidente Donald Trump sobre la pandemia, estimada en 60,000 muertos.

Ahora esa cifra se perfila hacia el peor escenario y lo hace a una tasa de más de 2,000 fallecidos por día, luego de que al menos en tres jornadas se acumulara ese número de muertos por COVID-19, dijo un reporte de Jesús García, periodista de La Opinión.com

El escenario citado por autoridades federales es de la Universidad de Northeastern University, pero no está lejos del realizado por el Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington, también citado por autoridades.

Las nuevas predicciones de muertes superan las 70,000 víctimas mortales de la pandemia, pero hasta el verano la cifra podría aumentar hasta 100,000.

En marzo, la Dra. Deborah Birx alertó que si no se mantenían las restricciones de distanciamiento las cifras de fallecidos podrían dispararse a 240,000.

Sin esfuerzos para mitigar la pandemia, las muertes habrían sido de entre 1.5 y 2.2 millones de personas, adelantó la experta que lidera el Equipo Especial de la Casa Blanca contra la pandemia.

La Universidad de Washington actualizó su modelo de proyección esta semana, reconociendo que el número de muertes puede aumentar, debido a una mayor interacción entre las personas.

“Esto es particularmente cierto si las ubicaciones no han instituido completamente estrategias fuertes de contención, como pruebas ampliamente disponibles y rastreo de contactos”, indicó en un reporte.

Los expertos de la Universidad adelantaron que laboran un nuevo modelo, a fin de incorporar nuevos datos –incluidas las capacidades de pruebas de detección– para estimar la evolución de la pandemia en el país.

La última proyección marca hasta el 7 de mayo, cuando se estima una acumulación de 72,433 fallecidos. El problema con el modelo de esa institución académica es que contempló una tasa de muertes de 1,640, pero en los últimos días han sido superiores a las 2,000.

Las cifras de la Univesidad de Johns Hopkins reportan que Nueva York acumula 310,939 casos y 23,780 muertes; seguido por Nueva Jersey con 118,652 contagios y 7,228 fallecidos.

Esas dos entidades, además de Massachusetts, Illinois, Pensilvania, Michigan y Texas son las únicas que mantienen las tasas de detección de contagio por encima de los 1,000 diarios.

Se espera que entre enero y febrero millones de personas tengan acceso a una vacuna contra el virus, indicó el Dr. Anthony Fauci en una entrevista en NBC.

“Siempre tienes que decir que quieres una vacuna que sea segura y efectiva y que puedas producirla rápidamente”, expresó Fauci. “¿Cuál es el plan en este momento? Estamos en las primeras fases de una prueba, en la fase uno. Cuando pasas a la siguiente fase… podemos intentar obtener una respuesta sobre si funciona y si es segura”.

Trump asegura que sabe quien generó al Coronavirus

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el jueves que estaba considerando implementar tarifas aduaneras punitivas contra China después de acceder a evidencia que conecta al nuevo coronavirus con un laboratorio chino en Wuhan, donde comenzó la pandemia. 

El mandatario respondió que “sí” a la pregunta de un periodista sobre si ha visto pruebas que le permitan señalar al Instituto de Virología de Wuhan como la fuente de la pandemia. 

Trump, que no especificó cuál era la evidencia, agregó que podría imponer “tarifas aduaneras” punitivas a China

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que Estados Unidos no pagara su deuda con China en represalia, Trump dijo: “Puedo hacerlo de manera diferente. Puedo hacer lo mismo pero de manera diferente imponiendo impuestos aduaneros”, algo que ya hizo durante la reciente disputa comercial entre Washington y Pekín, que se saldó con un acuerdo bilateral.

Donald Trump ha atacado con frecuencia a Pekín desde el comienzo de la epidemia. La expansión del coronavirus ha debilitado la economía estadounidense,  de manera considerable, cuya buena salud fue uno de los principales argumentos de campaña del multimillonario republicano que busca reelegirse en noviembre. 

El magnate acusa regularmente a China de mentir sobre el costo humano de la epidemia, a pesar de que su país tiene más de 62.000 muertes relacionadas oficialmente con Covid-19.

También planteó recientemente la posibilidad de pedirle a Pekín que pague miles de millones de dólares en compensación por el daño causado por el nuevo coronavirus originado en su territorio.

Nueva York y Nueva Jersey suman la mitad de las muertes del país por Coronavirus

Nueva York y Nueva Jersey acumulan hasta este martes más de la mitad de las muertes relacionadas con el virus en Estados Unidos. Al cierre de esta edición la cifra de Nueva York era de 5,489 fallecimientos y Nueva Jersey tenía 1,232.

En Florida los casos confirmados de coronavirus se incrementaron a 14,747 el martes, un alza de 1,118 nuevos casos con respecto a la noche del lunes cuando el número fue de 13,629, mientras que los decesos aumentaron a 296.

El Departamento de Salud de Florida anunció 42 muertes adicionales desde el lunes. El número más alto de fallecidos anunciado por el departamento en un solo día ha sido 43.

En Miami-Dade, 5,126 personas están contagiadas, de acuerdo con las cifras del departamento estatal de salud. Es el condado con el mayor numero de casos confirmados y representa un 36% de todos los casos en el estado.

Seis de las 43 muertes anunciadas ocurrieron en Miami-Dade, de personas entre 75 y 101 años.

La persona de 101 años fue una mujer que tuvo contacto con alguien que dio positivo de la enfermedad, pero aún se desconoce si recientemente viajó a algún lugar. Según los funcionarios de salud, ella es la persona de mayor edad que ha muerto de la enfermedad en el estado.

Un hombre de 100 años murió el viernes en el condado de Lee.

En el Condado Broward 2,230 personas han dado positivo a la prueba de COVID-19 mientras Palm Beach cuenta con 1,159 personas contagiadas.

En el Condado Broward 2,230 personas han dado positivo a la prueba de COVID-19 mientras Palm Beach cuenta con 1,159 personas contagiadas.

Para brindar alivio a los hospitales del área, el Centro de Convenciones de Miami Beach pronto albergará pacientes luego de que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU adjudicara un contrato de $22 millones para convertir la instalación de 1.4 millones de pies cuadrados en un hospital.

Aún no se ha anunciado si el hospital será para pacientes de COVID-19 o si recibirá pacientes que no podrán atender los hospitales por sobre capacidad.

Un nuevo centro de pruebas de coronavirus abrirá el miércoles en Miami-Dade, gracias a una asociación de la Universidad Internacional de Florida (FIU) con las autoridades del condado, el Departamento de Salud de Florida y Miami-Dade County Fair & Exposition.

El centro de pruebas abrirá en el recinto de la Feria de la Juventud, ubicado en la 107 Avenida y la 17 Calle del suroeste, y operará de 9 a.m. a 3 p.m. los siete días de la semana, solo con cita previa.

Para solicitar una cita, las personas deben llamar al 305-499-8767. Debe tener al menos 18 años y síntomas asociados con el COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

Fuente: El Nuevo Herald/Sonia Osorio, Ana Chacín

Analistas: los latinos son los más afectados por la pandemia y los que menos ayudas tienen en EEUU

Los latinos, que son el 17,6 % de la fuerza laboral de Estados Unidos, son más afectados económicamente que la población en general por la pandemia de COVID-19, y aunque tienen más riesgos médicos muchos de ellos están excluidos de la ayuda gubernamental, según han señalado economistas.

“Sólo uno de cada seis hispanos puede trabajar desde casa, comparado con uno de cada tres blancos”, dijo a Efe Marie Mora, profesora de economía en la Universidad de Missouri. “Y en cuanto a los empresarios latinos, también ellos tienden a tener negocios pequeños, más vulnerables a la caída de ventas y menos capaces de obtener crédito”.

Por su parte José Manuel Fernández, profesor de economía en la Universidad de Louisville, en Kentucky, detalló que los trabajadores latinos son el 30,4 % de la fuerza laboral en la construcción; el 27,1 % en restaurantes y otros servicios de comidas; y el 27 % en hoteles y bares.

“El 18 % de quienes proveen servicios para el cuidado de la salud en el hogar son hispanos”, añadió, “Ellos están en la primera línea en la atención de enfermos y ancianos. Deberíamos prestar atención a que esta gente cuente con los equipos de protección personal adecuados”.

Las pérdidas de empleo desde que a comienzos de marzo empezó a sentirse el impacto de la pandemia, muestran diferencias entre grupos étnicos y raciales, entre hombres y mujeres, y por edades, que han ido acentuándose mientras crece el número de casos confirmados de COVID-19,enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2, y la epidemia se extiende geográficamente.

El índice general de desempleo subió de 3,5 % en febrero al 4,4 % en marzo, pero entre los hispanos saltó de 4,4 % a 6 %, según el informe más reciente del Departamento de Trabajo. En las últimas dos semanas de marzo casi 10 millones de personas solicitaron el subsidio por desempleo.

Mora matizó que las cifras oficiales de solicitudes de subsidio por desempleo cuentan sólo a quienes son capaces de presentarlas y “muchos latinos que no tienen acceso a internet no pueden hacer esa solicitud”.

“Los hispanos tienden a tener empleos de baja remuneración, y es más probable que las mujeres latinas tengan empleos en servicios como los hoteles y la limpieza. Ellas están muy afectadas”, señaló Mora. “Los hombres, en cambio tienden a trabajar en la construcción o el mantenimiento de áreas verdes y jardines, que son labores al aire libre menos afectadas por el requisito del distanciamiento personal”.

En este sentido, Fernández apuntó que “muchos latinos viven en áreas metropolitanas, en edificios de apartamentos, y tienden a estar en familias multigeneracionales donde quienes están expuestos al contagio no son sólo los cónyuges, sino los abuelos y los niños que viven en la misma casa”.

“Los latinos tienen una mayor prevalencia de morbilidad y mortalidad, son más propensos que la población en general a sufrir diabetes y otras enfermedades crónicas y eso nos tiene preocupados”, indicó Mónica García Pérez, profesora de economía en la Universidad St. Claude, en Minnesota.

“Esas son condiciones que pueden manejarse con tratamiento preventivo, pero muchos de estos trabajadores no tienen seguro médico, no tienen medios para concurrir a una consulta médica anual”, añadió. “Y aún los que ya están tramitando la residencia están ahora bajo la sombra de ‘carga pública'”.

El gobierno del presidente Donald Trump ha dispuesto que se pueda negar la residencia legal permanente en Estados Unidos a los inmigrantes que, por alguna razón, se conviertan en “carga pública” porque recurran a la asistencia gubernamental para la vivienda o la salud.

Por otro lado, los programas de socorro financiero recientemente aprobados por el Congreso y promulgados por Trump, que ascienden a más de 2,3 billones de dólares, excluyen a los inmigrantes indocumentados cuyo número se calcula entre 10 y 12 millones de personas, en su mayoría de origen latinoamericano.

Un estudio divulgado la semana pasada por el Pew Research Center, encontró que en el 49 % de hogares hispanos de Estados Unidos al menos uno de sus miembros ha visto una pérdida de sus ingresos o incluso ha sido despedido a causa del coronavirus.

En términos generales, más latinos señalan que en el hogar alguien ha experimentado “un recorte salarial o una reducción en las horas de trabajo” (27 % de la población general, 40 % en hispanos), que las que afirman que alguien fue “despedido o perdió un trabajo” (20 % general, 29 % hispanos).

Mark López, del Centro Pew, dijo a Efe otra consecuencia a observar será el impacto que esta pérdida de empleos y de ingreso tendrá en las remesas que los migrantes envían a sus países de origen, aunque ello dependerá del sector económico en el que trabajen.

“La agricultura y la construcción, por ejemplo, no han sido tan golpeados como los restaurantes y los hoteles”, añadió. “Los mexicanos envían grandes remesas a sus familias, y en América Central las remesas de los migrantes llegan hasta el 10 % de la actividad económica en países como El Salvador”.

Fuente: MSN.com/EFE

Asesor de Trump: “esta será la semana más dura y triste en EEUU como Pearl Harbor o el 11 de septiembre 2001”

Estados Unidos vivirá la próxima semana un “momento como el de Pearl Harbor, como el del 11-S” en cuanto a las muertes que se esperan por la crisis del coronavirus, advirtió este domingo el director general de salud pública del Gobierno estadounidense, Jerome Adams.

“Esta va a ser la semana más dura y triste de las vidas de la mayoría de los estadounidenses, francamente”, dijo Adams durante una entrevista con la cadena de televisión Fox News.

“Este va a ser nuestro momento (similar al) de Pearl Harbor, al del 11-S, solo que no va a estar concentrado en un mismo sitio. Va a ocurrir por todo el país”, agregó.

Más de 2,400 estadounidenses murieron en el ataque japonés por sorpresa a la base militar de Pearl Harbor (Hawái) en 1941, mientras que otras 2,996 perdieron la vida en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 (11-S) en las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono y el siniestro de un avión en Pensilvania.

Los fallecimientos por el nuevo coronavirus en Estados Unidos ya han superado ambas cifras, con más de 8,500 hasta este domingo, pero la aceleración de los contagios y muertes en los últimos días han generado pronósticos todavía más sombríos para la semana entrante.

“Esta va a ser una mala semana”, coincidió el principal epidemiólogo del país, Anthony Fauci, durante otra entrevista este domingo con la cadena CBS News.

“Vamos a seguir viendo una escalada. Pero esperamos que en el plazo de una semana, quizá un poco más, empecemos a ver un aplanamiento de la curva y un descenso”, agregó.

Fauci matizó que no se puede decir que EE.UU. tenga la crisis “bajo control, porque eso sería una declaración falsa”, pero opinó que las medidas para contener los contagios, con más del 90 % de la población bajo órdenes de quedarse en casa, “están funcionando claramente”.

Explicó que esas medidas permitirán que se rebaje “el número de casos nuevos”, y que cuando eso ocurra, “las muertes tardarán (en reducirse) una o dos semanas, o más”.


En el estado de Nueva York, que concentra más de un tercio de los contagios del país, Fauci pronosticó que la próxima semana será dura “porque todavía no se ha llegado al pico”.

“En una semana, ocho o nueve días, esperamos empezar a ver cómo cambian las cosas” en Nueva York, añadió.

El epidemiólogo lanzó además una crítica velada a los gobernadores —todos ellos republicanos— de los únicos nueve estados de EE.UU. que por ahora no han urgido a sus habitantes a quedarse en casa todo lo posible: Arkansas, Oklahoma, Utah, Carolina del Sur, Iowa, Nebraska, Wyoming, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

“No es que estén poniendo en riesgo al resto del país, es que se están poniendo ellos mismos en riesgo”, subrayó Fauci, que dirige el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., (NIAID).

Fuente: EFE News.com

Piden en Estados Unidos ir menos al mercado y a farmacias durante dos semanas ante coronavirus

Debido a que las siguientes dos semanas son críticas en la lucha contra el coronavirus, autoridades de Estados Unidos piden al público acudir lo menos posible al supermercado o a las farmacias.

“Las próximas dos semanas son extraordinariamente importantes”, advirtió Deborah Birx, coordinadora del Equipo Especial de la Casa Blanca contra la pandemia. “Este es el momento de no ir a la tienda de comestibles, no ir a la farmacia, sino hacer todo lo posible para mantener a salvo a su familia y amigos”.

El grupo especial de lucha contra la pandemia ha advertido por separado la importancia de las siguientes dos semanas en la lucha contra el COVID-19.

También será el periodo en que más contagios y muertes se reporten, al grado que Cirujano General de Estados Unidos, Jerome Adams, dijo que será un gran golpe para el país.

“(Será) la más difícil y la más triste para la vida de la mayoría de los estadounidenses”, dijo en Fox News.

Destacó que los momentos que se vivirán serán solamente comparados con Pearl Harbor y un el 9/11.

“Quiero que los estadounidenses entiendan que a pesar de lo difícil que será esta semana, hay una luz al final del túnel”, dijo el vicealmirante Adams.

El Dr. Anthony Fauci reconoció que el país está enfrentando complicaciones para reducir los contagios, por ello es indispensable mantener la distancia social.

“Decir que lo tenemos bajo control, Margaret, sería una declaración falsa”. Estamos luchando por tenerlo bajo control”, expresó Fauci a Margaret Brennan en CBS. “Va a ser una mala semana”.