CORONA VIRUS EN EEUU

Suben muertes en Nueva York y mayoría de estados tienen orden de quedarse en casa

Según expertos de salud, el estado de Nueva York está a una semana de alcanzar el peor punto en la crisis de salud que ha colocado a Estados Unidos como el país con el mayor número de casos a nivel mundial, con mas de 290.000 infectados.

El coronavirus acabó con la vida de 630 personas en el último día en el estado de Nueva York, convirtiéndose en las peores 24 horas hasta el momento en el estado más afectado por la pandemia en Estados Unidos.

El número de fallecidos en el estado de Nueva York ya llega a los 3,565, dijo el gobernador Andrew Cuomo el sábado y añadió que la situación es particularmente preocupante en Long Island, al este de la ciudad de Nueva York, donde el número de casos es como “un fuego propagándose”.

Según expertos de salud, el estado de Nueva York está a una semana de alcanzar el peor punto en la crisis de salud que ha colocado a Estados Unidos como el país con el mayor número de casos a nivel mundial, con mas de 290.000 infectados.

Cuomo también anunció el sábado que el estado recibirá más de 1,100 ventiladores, esenciales para el tratamiento de los pacientes con dificultades para respirar por el coronavirus, de China y el estado de Oregon.

El gobernador había dicho el jueves que las reservas de ventiladores del estado se acabarían en seis días si el número de pacientes críticos del coronavirus siguen aumentando al ritmo actual. Entre 100,000 y 240,000 personas perderán la vida por la COVID-19, según pronosticaron expertos médicos de la Casa Blanca esta semana, aún si los estados implementan y siguen medidas de permanecer en casa.

Morgues abrumadas

A medida que avanza la propagación del virus en EE.UU., se multiplican las muertes y cada vez hay más cadáveres que aguardan sepultura en morgues congestionadas.

Las ciudades tratan de satisfacer la demanda mientras las familias bregan con las normas de distanciamiento social que impiden realizar los ritos fúnebres habituales.

Med Alliance Group, una distribuidora médica en Illinois, está asediada por llamadas y correos electrónicos de todo el país que piden camiones refrigerados para manejar una situación como jamás pudieron imaginar. “Vienen de todas partes: hospitales, servicios de salud, oficinas forenses, instalaciones de la Administración de Veteranos de Guerra, departamentos de salud estatales y funerarias”, dijo Christie Penzol, vocera de Med Alliance. “Es desgarrador”.

La empresa dijo que ha alquilado todos sus camiones y que hay una espera de 18 semanas para recibir materiales y construir nuevos remolques, añadió. En Nueva York, las autoridades depositaban los cuerpos envueltos en plástico en camiones refrigerados.

El gobierno federal ya ha empezado a prepararse: la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) pidió al Departamento de Defensa 100.000 bolsas para cadáveres.

Órdenes de quedarse en casa

Casi todos los estadounidenses están bajo las órdenes de los funcionarios estatales y locales de quedarse en casa, excepto para salidas esenciales, como ir de compras o ver a un médico.

Áreas del país como Florida y Texas que habían sido lentas para cerrar han comenzado a practicar el distanciamiento social y órdenes de quedarse en casa. “Vemos lo que está sucediendo en Nueva York ahora, vemos que la gente está muriendo”, dijo Rick Scott, un senador estadounidense de Florida, a Fox News Channel.

“La gente está empezando a comprender que la mejor manera de reducir la propagación y evitar la muerte es a través de este estándar de quedarse en casa, saliendo solo por servicios esenciales”, dijo al canal el gobernador de Texas Greg Abbott. Abbott fue uno de los últimos gobernadores en emitir una orden estatal que les decía a los residentes que evitaran salir de sus hogares.

Fuente: Agencias

EEUU dice que los pacientes con coronavirus sin seguro médico estarán cubiertos

Las decenas de millones de estadounidenses que no tienen seguro médico estarán cubiertos por el gobierno si se enferman de coronavirus, afirmó ayer viernes el secretario de Salud.

Alex Azar dijo a los periodistas que la llamada ley CARES, un paquete de estímulo para enfrentar el coronavirus aprobado por el Congreso, incluye 100.000 millones de dólares para proveedores de atención médica que “tendrán prohibido facturar a los no asegurados el costo de su atención”.

En cambio, los hospitales y los profesionales de la salud recibirán el reembolso de las tarifas de Medicare, un programa de seguro estatal para personas mayores.

Azar agregó que las personas que recientemente quedaron desempleadas y, por lo tanto perdieron su seguro, serán elegibles en un periodo de inscripción especial para recibir atención médica bajo el Affordable Care Act, aprobado por el expresidente Barack Obama.

El presidente Donald Trump ha pasado la mayor parte de su mandato tratando de deshacer esa ley conocida como Obamacare, por la cual una gran parte de la población no asegurada anteriormente podía obtener cobertura.

Las últimas cifras oficiales mostraron que había 27,5 millones de personas sin seguro médico, pero el número actual es probablemente mucho mayor después de que casi 10 millones de personas presentaron solicitudes de desempleo en las últimas dos semanas.

A diferencia de otros países ricos, Estados Unidos vincula la atención médica de los ciudadanos con sus empleadores.

Aunque el seguro estatal, llamado Medicaid, existe para las personas en situación de pobreza, muchas personas cuyos trabajos no ofrecen cobertura no califican porque sus ingresos están por encima del umbral, a pesar de que no pueden permitirse comprar un seguro en el mercado abierto.

La administración Trump ha agregado numerosas barreras adicionales para calificar para Medicaid y, como resultado, la población sin seguro ha crecido en varios millones después de caer a mínimos históricos justo después de la era Obama.

Los expertos en salud pública han advertido repetidamente que los no asegurados pueden ser reacios a buscar tratamiento, exponiéndose a un mayor riesgo y alimentando la propagación de la enfermedad.

Realizarán pruebas “rápidas” del COVID-19 a todos los que estén en contacto con Trump y Pence

Ya son 6.889 los fallecidos por la pandemia en EEUU y 261.438 los casos confirmados

Ya son 6.889 los fallecidos por la pandemia en EEUU y 261.438 los casos confirmados

La Casa Blanca ha confirmado este viernes que realizará pruebas “rápidas” de coronavirus a todos aquellos que estén en contacto con el presidente, Donald Trump, o el vicepresidente, Mike Pence.

Así, la Administración espera proteger a los cargos más altos del Gobierno, tal y como ha indicado en un breve comunicado en el que asegura que “busca proteger la salud del presidente y el vicepresidente del país” en el marco de la pandemia.

“A partir de hoy, cualquiera que esté o vaya a estar en contacto o cerca de cualquiera de ellos dos será sometido a una prueba de Covid-19 para evaluar su estatus, ya sea presintomático o asintomático”, recoge el texto.

Con esta medida, la Casa Blanca espera limitar la posible “transmisión imperceptible” del virus, tal y como ha afirmado el subsecretario de prensa , Judd Deere. La Administración lleva tomando la temperatura a los que se acercan a Trump desde el pasado 14 de marzo.

Por su parte, el presidente ha aprobado este mismo viernes el estado de desastre en New Hampshire y Arkansas ante el creciente número de casos de coronavirus registrados en el país, una cifra que ha ascendido a 261.438.

Los estados es suman así a otros 36 estados o regiones (entre ellas Guam y Puerto Rico) que se encuentran bajo el estado de desastre por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que ha dejado ya 6.889 fallecidos en todo Estados Unidos.

En Arkansas son ya 687 los infectados y al menos doce los fallecidos por la pandemia.

Fuente: MNS.com

Expertos: Estados Unidos se acerca a los 250,000 contagios de coronavirus

Al tiempo que Estados Unidos se acerca a los 250,000 casos de coronavirus, el Gobierno del presidente Donald Trump sugerirá a los ciudadanos utilizar mascarillas en público, para evitar más contagios.

El país suma hasta hoy 240,395 casos de COVID-19 y 5,808 muertes, es decir, casi una cuarta parte de los casos a nivel mundial, que ya superan el millón y las 50,000 víctimas mortales, según datos de Worldometers y la Universidad de Johns Hopkins..

La guía fue trabajada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y sería dada a conocer este jueves, según reportes de Stat y The Washington Post.

Al salir a la calle, el público en general debería utilizar máscaras de tela, es decir cubiertas faciales caseras, reservando equipos de protección, como máscaras N95 para hospitales y personal médico, debido a la escasez de esos de equipos.

La protección que sugerirá CDC no es para evitar que la persona se contagie, sino para que propague el virus, ya que podría portarlo sin presentar síntomas.

Los contagios aumentan en todo el país, pero Nueva York se mantiene como el epicentro con 92,381 y una alta tasa diaria de nuevos casos. Reporta 2,373 muertes.

En Nueva Jersey también aumentan los casos rápidamente y tras un reporte de 3,335 adicionales alcanzó los 25m590 con 537 muertes.

Michigan es la tercera entidad con más casos con 10,791 y California está cerca con 10,081, aunque la primera tiene una mayor tasa de crecimiento con 1,457 nuevos enfermos.

El uso de las mascarillas responde también a nuevos reportes de la pandemia podría estarse expandiendo más fácil de lo que se creía.

Según CNN, un prestigioso panel científico le dijo a la Casa Blanca que una investigación muestra que el coronavirus puede transmitirse por hablar o incluso simplemente por respirar, es decir, no solamente por estornudos o toser frente a otra persona.

“Si bien la investigación específica actual es limitada, los resultados de los estudios disponibles son consistentes con la aerosolización del virus por la respiración normal”, según la carta, escrita por el Dr. Harvey Fineberg, presidente de un comité de la Academia Nacional de Ciencia.

El experto fue entrevistado por la televisora, donde recomendó a la gente utilizar aunque sea un pañuelo cuando acuda al súper en medio de la cuarentena.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que analiza nuevas recomendaciones ante el incremento de casos a nivel mundial, pero actualmente considera que las únicas personas que deberían utilizar mascarillas son los enfermos y quienes los atienden, algo que podría cambiar en los próximos días.

El Dr. Anthony Fauci, máximo experto de epidemiología de la Administración Trump, reconoció que el Grupo Especial contra la pandemia analizaba recomendar usar protecciones en el rostro, pero adelantó que no las que utilizan los médicos, debido a que son equipos limitados.

“La idea de obtener un uso mucho más amplio de máscaras en toda la comunidad fuera del entorno de atención médica está siendo objeto de una discusión muy activa”, reconoció hace dos días.

Fuente: La Opinión/Jesús García

El Coronavirus mata a más de 1.000 personas en EEUU este miércoles

Estados Unidos sufrió el miércoles el peor día de muertes por coronavirus desde el comienzo de la pandemia: más de mil muertes reportadas en un día.

También fue el peor día en cantidad de muertes por coronavirus de cualquier país del mundo hasta hoy.

En el peor día en Italia murieron 919 personas. En el peor día en España el total de muertes fue de 913.

Al menos 5,102 personas han muerto por COVID-19 en Estados Unidos desde el inicio de la pandemia, y hay más de 215,000 casos de coronavirus confirmados en el país, con más de mil muertes ocurridas el día 1 de abril.

Una de esas muertes del miércoles fue la una bebé de 6 semanas en Connecticut, dijo el gobernador Ned Lamont.

La mayoría de los estados del país, incluído el estado de Florida, se han sumado a la orden de estar en casa durante la pandemia y mantener el distanciamiento social para evitar en lo posible la propagación de la enfermedad altamente contagiosa.

Más datos que muestran que las personas sin síntomas están alimentando la propagación de COVID-19 y han hecho que los principales funcionarios de salud de país reconsideren si el público en general debe usar máscaras.

El total de muertes por coronavirus ocurridas hoy en el mundo también es récord desde que empezó la pandemia:
fueron casi cinco mil muertes sólo hoy.

El total de casos confirmados hasta hoy en el mundo es de 935,189, acercándose al millón de enfermos con COVID-19 en todo el mundo.

Fuente: La Opinión.com

Cómo EE.UU. se convirtió en mes y medio en el nuevo epicentro mundial de la epidemia de coronavirus

Un día después de que en enero Estados Unidos confirmara su primer caso de coronavirus, desde el Foro de Davos, el presidente Donald Trump aseguró que la situación estaba controlada.

“Es solo una persona que vino de China y lo tenemos bajo control. Todo va a estar bien”, afirmó en una entrevista con el canal estadounidense CNBC.

Pasaron los días y, pese las denuncias de inacción de expertos y críticos del gobierno, Trump insistía en que el virus iba a “desaparecer como un milagro cuando llegara el calor”.

“El riesgo para los estadounidenses sigue siendo muy bajo. Cuando tienes 15 personas… en un par de días va a bajar y acercarse a cero. Es muy buen trabajo el que hemos hecho”, dijo Trump el 26 de enero.

No había pasado un mes y medio de aquello cuando la primera potencia mundial ya se había convertido ya en el nuevo epicentro mundial de la pandemia de covid-19.

Y este martes, con más de 3.600, Estados Unidos superó en número de muertes atribuidas al nuevo coronavirus a China, país donde se inició la pandemia y que ya hace unos días había sido superado por Italia y España en número de víctimas fatales reportadas.

© BBC

La propia Casa Blanca estima ahora que el nuevo virus podría dejar entre 100.000 y 200.000 muertes en el país.

Si es así, para Trump su gobierno habrá hecho “un buen trabajo”.

¿Qué ha pasado?

A final enero, Trump encargó al vicepresidente Mike Pence que encabezara un equipo de trabajo para gestionar la epidemia y el 2 de febrero, el gobierno tomó la primera medida de peso cuando decretó la prohibición de entrada a EE.UU. de extranjeros que hubieran visitado China en los últimos 14 días.

Decisión a la que el presidente atribuye haber salvado numerosas vidas y que los expertos si bien valoran con buenos ojos critican que no haya sido acompañado de otras medidas para preparar al país.

“Costó mucho tiempo que los líderes políticos y los funcionarios a nivel federal se dieran cuenta de que este era un problema grave que tenían que gestionar”, afirma Jeremy Youde, experto en políticas globales de salud y decano de la Escuela de Humanidades de la Universidad de Minnesota Duruh.

“Y el tiempo jugó en contra de todo lo que hizo Estados Unidos”, sentencia Youde.

Trump ha estado minimizando el riesgo del coronavirus en el país desde el inicio.

© Getty Images Trump ha estado minimizando el riesgo del coronavirus en el país desde el inicio.

El 12 de marzo, Trump se dirigió a la nación desde el Despacho Oval en un discurso preparado en el que llegó a decir que se suspendían todos los viajes desde Europa e incluso los intercambios comerciales, algo que luego tuvieron que apresurarse a corregir desde el gobierno: la medida solo era para extranjeros no residentes.

Y es que las declaraciones de su presidente durante esta pandemia han sembrado confusión con su tendencia a minimizar el riesgo para el país y el hecho de que en numerosas ocasiones contradijera la información trasladada por otros miembros de su equipo o la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una breve cronología de los comentarios de Trump recogidos por la prensa estadounidense dan fe de ello:

  • “Lo tenemos totalmente bajo control” – 22 de enero, pocos días después de confirmarse el primer caso en el estado de Washington.
  • “Mucha gente piensa que se va a ir en abril con el calor. A medida que el calor llega. Normalmente, se irá en abril” – 10 de febrero, con 11 casos confirmados.
  • Estados Unidos está “desarrollando rápidamente una vacuna” contra el coronavirus – 26 de febrero. Poco después, el director del gubernamental Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, reconoció que tardará más de un año en estar lista.
  • Abriremos [el país] relativamente pronto… Me gustaría que el país abriera con energía para Semana Santa” – 25 de marzo, tras emitir la directriz de confinamiento a todos los estadounidenses.
  • [Estaremos] ya “en el camino de la recuperación” para junio – 30 de marzo, después de extender la recomendación a los estadounidenses hasta finales de abril.

“Cuando tienes este tipo de inconsistencia y [declaraciones] poniendo en duda a autoridades o la experiencia de la comunidad científica, es difícil para quienes, como nosotros, somos gente normal, saber a quién escuchar (…) No sabemos qué deberíamos hacer. ¿Debería ir al supermercado o no? ¿Debería ir a ver a mi madre de avanzada edad o debería dejar el viaje para otro momento?”, reflexiona Youde.

Uno de los rostros más conocidos y que genera más confianza entre el público estadounidense es el del doctor Anthony Fauci, quien en diversas ocasiones ha corregido al presidente en sus aseveraciones sobre el desafío sanitario o las ha matizado.

El doctor Anthony Fauci es la mayor autoridad en enfermedades infecciosas en EE.UU.

© Reuters El doctor Anthony Fauci es la mayor autoridad en enfermedades infecciosas en EE.UU.

Los especialistas en salud pública también reconocen su valor al frente del organismo encargado de luchar contra la epidemia, pero insisten en la disparidad de mensajes en el seno del gobierno.

“Es importante tener un mensaje consistente y trasladar a la gente la realidad y a lo que podemos enfrentarnos”, insiste el especialista de la Universidad de Minnesota.

Errores en los test

Además de la falta de liderazgo claro, uno de los grandes fallos de EE.UU. en esta crisis ha sido el “fracaso” del sistema inicial para detectar nuevos casos en el país, reconocido por el propio organismo gubernamental encargado de la lucha contra el coronavirus.este reportaje.

“Gran parte de la culpa de la situación se debe al retraso en las pruebas en Estados Unidos. Estábamos al margen, viendo cómo la pandemia se desarrollaba, sin capacidad para hacer tests e identificar casos antes. Y eso resultó en la propagación masiva de covid-19 por todo Estados Unidos”, afirma Thomas Tsai, cirujano e investigador de políticas de salud en Harvard.

Pruebas defectuosas que tuvieron que ser cambiadas o el limitado acceso a los tests están entre los problemas destacados por los especialistas, que retrasaron la respuesta de la primera potencia mundial al avance de la enfermedad.

Un sistema federal

Antes de que la Casa Blanca decidiera emitir sus directrices -15 días de “quedarse en casa”-, diversos gobernadores de estados de EE.UU. comenzaron a tomar las riendas de la situación.

Uno de los territorios que más temprano tomó medidas a nivel estatal fue California, con restricciones en cuanto al distanciamiento social y la orden de cerrar los comercios no esenciales, el pasado 19 de marzo.

“California es un buen ejemplo donde los esfuerzos coordinados ayudaron a contener la propagación de la infección”, sostiene el experto de Harvard Thomas Tsai.

Dado el tamaño de los estados en Estados Unidos -por poner un ejemplo, California se puede considerar la quinta economía mundial-, los expertos subrayan que el país no cuenta con “una curva” para diagnosticar la situación de covid-19 a nivel nacional, sino con 50 diferentes.

En Estados Unidos se habían reportado hasta el 31 de marzo más de 180.000 casos, muy lejos de los más de 105.000 contabilizados oficialmente en Italia y los casi 95.000 de España.

Nueva York es la zona más golpeada: 76.000 diagnosticados y 1.500 muertos, siempre según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Los servicios sanitarios y las morgues de Nueva York se han visto desbordados, y las medidas tomadas por el gobernador han dejado imágenes que evidencian el insólito drama: la llegada de un buque militar a Manhattan con 1.000 nuevas camas o Central Park convertido en hospital de campaña.

Fuente: BBC Mundo

Sepa qué hacer para obtener el cheque de ayuda económica por el Coronavirus

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) y el Departamento del Tesoro dicen que los estadounidenses comenzarán a recibir sus cheques de ayuda económica por el coronavirus en las próximas tres semanas.

Los pagos son parte del paquete de rescate de $2,2 billones de dólares firmado la semana pasada por el presidente Donald Trump con el objetivo de combatir los estragos económicos del brote de coronavirus.

La mayoría de las personas no necesitan hacer nada para obtener el dinero.

Pero algunos, incluidos los adultos mayores y las personas de bajos ingresos que tradicionalmente no pueden presentar declaraciones de impuestos, deberán deberán presentar una declaración de impuestos sencilla para recibir el pago.

El IRS habilitó una página con información sobre la ayuda económica por coronavirus en español y aclara que la información para llenar estas declaraciones sencillas de impuestos para recibir la ayuda económica por parte de adultos mayores y personas de bajos ingresos, no están disponibles aún: se publicarán en los próximos días. irs.gov/es/coronavirus

Las personas atrasadas en la presentación de sus impuestos también pueden quedar sin recibir el cheque de ayuda económica, hasta que no presenten sus impuestos.

El IRS y el Departamento del Tesoro han proporcionado más detalles sobre cómo asegurarse de que le paguen.

¿Quién es elegible para el pago de impacto económico?

Los que presentan declaraciones de impuestos con ingresos brutos ajustados de hasta $75,000 dólares para individuos y hasta $150,000 dólares para parejas casadas que presenten declaraciones en conjunto, recibirán el pago completo.

Para los que presentan ingresos por encima de esos montos, el monto del pago se va reduciendo $5 por cada $100 por encima de los umbrales de $75,000/$150,000 dólares.

Los solicitantes individuales con ingresos superiores a $99,000 dólares y los que declaran en conjunto ingresos de $198,000, sin hijos no son elegibles.

Los contribuyentes elegibles que presentaron declaraciones de impuestos del 2019 o 2018 recibirán automáticamente un pago de impacto económico de hasta $1,200 dólares para individuos o $2,400 dólares para parejas casadas. Los padres también reciben $500 dólares por cada hijo calificado.

¿Cómo el IRS sabrá a donde enviar mi pago?

La mayoría de las personas no necesitan tomar ninguna acción. El IRS calculará y enviará automáticamente el pago de impacto económico a aquellos elegibles.

  • Para las personas que ya presentaron sus declaraciones de impuestos del 2019, el IRS usará esta información para calcular el monto del pago.
  • Para aquellos que aún no han presentado su declaración del 2019, el IRS usará la información de su presentación de impuestos del 2018 para hacer los cálculos de pago de impacto económico. El pago de impacto económico se depositará directamente en la misma cuenta bancaria reflejada en la declaración presentada.

El IRS no tiene mi información de depósito directo. ¿Que puedo hacer?

En las próximas semanas, el Tesoro planifica desarrollar una herramienta en línea para individuos para que provean su información bancaria al IRS en línea, así las personas pueden recibir sus pagos inmediatamente en lugar de cheques por correo.

Normalmente no tengo el requisito de presentar una declaración de impuestos. ¿Aun puedo recibir mi pago?

Sí. Las personas que usualmente no presentan una declaración de impuestos tendrán que presentar una declaración sencilla para recibir un pago de impacto económico. Los contribuyentes de bajos ingresos, personas mayores de edad, beneficiarios del Seguro Social, algunos veteranos e individuos con discapacidades que normalmente no presentan, no adeudarán impuestos.

¿Como puedo presentar la declaración necesaria para recibir mi pago de impacto económico?

IRS.gov/coronavirus pronto proveerá información con instrucciones acerca de cómo las personas en estos grupos pueden presentar una declaración de impuestos de 2019 sencilla, pero necesaria, que incluye su estado civil tributario, numero de dependientes e información de depósito directo de su cuenta bancaria.

No he presentado mi declaración de impuestos para 2018 o 2019. ¿Aun puedo recibir un pago de impacto económico?

Sí. El IRS insta a cualquier persona que está obligada a presentar una declaración de impuestos del 2018 o 2019 a que la presenten lo más pronto posible para recibir un pago de ayuda económica por coronavirus. Es importante incluir información bancaria para el depósito directo en la declaración.

Tengo que presentar una declaración de impuestos. ¿Por cuánto tiempo estarán disponibles los pagos de impacto económico?

Para aquellos preocupados por visitar a un profesional de impuestos o una organización comunitaria local en persona para obtener ayuda con su declaración de impuestos, el IRS enfatiza que estos pagos de impacto económico estarán disponibles durante el resto del 2020.

Y la fecha para presentar la declaración de impuestos federales se extendió hasta el 15 de julio de 2020.

¿Dónde puedo encontrar información adicional?

El IRS publicará toda la información clave en IRS.gov/es/coronavirus tan pronto como esté disponible.

El IRS tiene personal limitado en muchas de sus oficinas pero continúa comprometido en ayudar a los contribuyente elegibles a recibir sus cheques lo más eficientemente posible.

El IRS pide a los contribuyentes buscar la información actualizada en IRS.gov/es/coronavirus, en lugar de llamar al IRS ya que el número limitado de asistentes disponibles está ayudando a procesar las declaraciones de impuestos del 2019

Fuente: El Diario de Nueva York

Trump advierte a estadounidenses que las próximas 2 semanas serán “muy, muy difíciles”

El presidente Donald Trump advirtió a los estadounidenses, este martes que las próximas dos semanas serían “muy, muy dolorosas”, ya que el número de casos nuevos de coronavirus continúa aumentando en Estados Unidos.

“Vamos a pasar por dos semanas muy difíciles”, agregó el mandatario estadounidense durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

“Quiero que todos los estadounidenses estén listos para los días difíciles que se avecinan”, dijo en un tono grave, al tiempo que predijo que al final de ese período sería posible “comenzar a ver una verdadera luz al final del túnel”. 

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos se han registrado más de 184.000 casos de contaminación por Covid-19 y más de 3.700 muertes. 

El número de decesos continúa acelerándose, especialmente en Nueva York, el epicentro estadounidense de la pandemia.

La Casa Blanca estima que la enfermedad matará entre 100.000 y 240.000 personas si se cumplen las restricciones actuales, en comparación con las 1,5 a 2,2 millones de muertes que se producirían si no se toma ninguna medida.

El domingo había mencionado un rango de entre 100.000 y 200.000 fallecimientos. 

Sobre la base de estas proyecciones, los expertos de la fuerza de tarea estadounidense han abogado por la continuación de las medidas de contención parcial o total durante 30 días, como lo anunció el domingo Donald Trump, asegurando que tuvieron un efecto positivo. 

Macy’s despedirá a más de 100.000 empleados en EE. UU.

Los icónicos grandes almacenes Macy’s de Estados Unidos anunciaron que despedirán a partir de esta semana a la “mayoría” de sus 130.000 empleados para tener “el personal mínimo necesario para las operaciones básicas” porque se enfrenta a fuertes pérdidas debido a la pandemia del COVID-19, que obligó a cerrar todas sus tiendas el pasado 18 de marzo.

En un breve comunicado, la firma informó de que las medidas que ha tomado para mantener la “flexibilidad financiera” no son suficientes y dará permisos de trabajo no remunerados a la mayoría de sus empleados, con algunas excepciones en los que trabajan en el negocio digital, y explicó que “al menos hasta final de mayo” seguirán recibiendo su cobertura sanitaria a cargo de la empresa.

“Esperamos volver a incorporar a nuestros colegas escalonadamente a medida que se reanude el negocio”, agregó Macy’s en la nota, en la que señala que el brote de coronavirus “sigue suponiendo una pesada carga” en su negocio pero su “prioridad más alta es la salud y seguridad” de sus clientes, empleados y comunidades en las que opera.

Aunque el negocio digital sigue abierto, hemos perdido la mayoría de nuestras ventas por el cierre de las tiendas. Hemos tomado medidas para mantener la flexibilidad financiera, incluyendo la suspensión del dividendo, la retirada de nuestra línea de crédito, la congelación de las contrataciones y los gastos, la paralización del gasto de capital, la reducción de las facturas, la cancelación de algunos pedidos y la extensión de las condiciones de pago, y estamos evaluando todas las demás opciones de financiación”, sostuvo.

Además, el conglomerado, que no precisó el número exacto de empleados que se verán afectados, aseguró que “a pesar de esas acciones que han ayudado, no es suficiente. En las marcas Macy’s, Bloomingdales y Bluemercury vamos a quedarnos con el personal absolutamente mínimo necesario para mantener las operaciones básicas. Esto significa que la mayoría de nuestros colegas recibirán un permiso no remunerado empezando esta semana”. “Habrá menos permisos no remunerados en el negocio digital, en los centros de distribución y de llamadas para que podamos seguir sirviendo a nuestros clientes online. Al menos hasta finales de mayo, los colegas despedidos que tengan beneficios sanitarios seguirán recibiendo cobertura y la compañía cubrirá el 100 % de su cuota”, especificó Macy’s.

Antes de la llegada del coronavirus a EE. UU. y las extraordinarias medidas de paralización de negocios y confinamiento de los ciudadanos que están tomando algunos estados, Macy’s, como otras grandes firmas minoristas y grandes almacenes, ya estaba atravesando dificultades financieras y el mes pasado anunció que iba a cerrar más de 100 establecimientos en los próximos tres años y recortar 2.000 empleos. En lo que va de año, los grandes almacenes han perdido casi el 70 % de su valor bursátil.

Agencia EFE.com

https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2

Sepa cuándo será el pico del coronavirus en cada estado de EEUU

A la pandemia del coronavirus todavía le falta mucho camino por recorrer en Estados Unidos.

Un estudio del Instituto de Mediciones Sanitarias de la Universidad de Washington hizo una proyecciones sobre el pico de  muertes en casa estado de la Unión Americana. También se analizó el uso de recursos médicos y se estimó el número total de muertes.

En Nueva York, el estado más afectado, el día pico de muertes sería el 10 de abril cuando se cree que morirían por COVID-19 unas 798 personas. El total de víctimas mortales al 4 de agosto sería de 15,546.

Relacionado: Nueva York supera los 66,000 contagios de coronavirus y muertes aumentan drásticamente

Nueva Jersey también tendría el 10 de abril como día pico de muertes con 104. El total de fallecimientos en el estado sería 2,096.

California tendría su día pico el 25 de abril. La proyección es de 100 muertos. El total en agosto sería 4,306.

En Texas se proyecta el 2 de mayo como día pico con 102 muertes. El total de fallecimientos sería 4,150.

Relacionado: Prevén muchos hispanos entre los muertos por coronavirus en Nueva York

El estudio dice que en Florida el 3 de mayo sería el día pico con 174 muertos. El total está proyectado en 6,766 muertos.

Para Illinois se proyecta el 16 de abril con 88 muertos. El total sería 2,360.

El día pico del país sería el 15 de abril con 2,271 muertes. El total se estima en 82,141 para el 4 de agosto.

El estudio tomó en cuenta cifras de muertos, medidas de distanciamiento social y datos sobre equipos médicos.

Si quiere mirar los datos en otros estados visite la herramienta en el siguiente enlace: https://covid19.healthdata.org 

Fuente: La Opinión.com

https://www.googletagmanager.com/gtag/js?id=UA-80000477-2