corona virus en el mundo

Advierten se avecina una ola de contagiados de COVID-19 sin precedentes

El presidente del Colegio de Administradores de Servicios de Salud entidad que reúne a sobre 800 administradores de hospitales, Centros de Salud Primaria 330 y CDTs, entre otros, el Lcdo. Caleb J. Colón Rodríguez, envió una carta a su matrícula para que estén preparados para una ola de contagiados de COVID-19 sin precedentes.

“Estamos muy preocupados por la aceleración de los contagios de este virus letal en la isla. Las medidas que ha tomado el Estado han sido buenas, pero la falta de cooperación para vacunarse de algunos no nos ha permitido llegar a las metas para salir de esta pandemia, respetando las personas que no puedan vacunarse por razones médicas o religiosas. Tenemos que prepararnos para una ola de contagios sin precedentes y de esta manera asegurarnos tener la capacidad para auxiliar a nuestros pacientes. Es mejor estar bien preparados que tener que lamentarnos.”, manifestó Colón.

“Tenemos que continuar educando y ayudando al Estado a promover la vacunación como nunca antes. Debemos triplicar esfuerzos con más operativos salubristas en las comunidades”, enfatizó el Presidente del CASS.

Por su parte, la presidenta del Comité Clínico del CASS, doctora Rosa Castro, dijo “con el aumento en contagios y la ola que viene subiendo tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico algunos suplidores de pruebas rápidas de antígeno han notificado sobre la escasez de las mismas. No tan solo vamos a tener más casos, peor aún tendremos que enfrentar este posible escenario con limitación de cantidad de pruebas para la detección del virus. Ya algunas instituciones están restringiendo los horarios para hacer pruebas por falta de recursos para diagnosticar el COVID-19”.

Por otro lado, el licenciado Colón dijo “aplaudimos las medidas de la última Orden Ejecutiva del Gobernador la cual está alineada con las recomendaciones que hemos llevado al Secretario del Departamento de Salud, Dr. Carlos Mellado. Sin dudas es momento de ir cerrando el cerco y más ahora que contamos con tecnología que nos ayudará a identificar a las personas vacunadas.”

Las peligrosas nuevas cepas de coronavirus podrían incubar en los pacientes más enfermos de COVID-19

Entre los 100 millones de personas en todo el mundo que lucharon contra una infección por coronavirus, los científicos apelan al caso de un paciente de COVID-19 de 45 años de edad, en Boston, para comprender cómo el patógeno es capaz de aventajar a los humanos.

Durante sus 154 días de enfermedad, una de las instancias más largas registradas, el cuerpo del paciente se convirtió en un crisol de mutación viral desenfrenada. También ofreció al mundo uno de los primeros avistamientos de una mutación clave en la proteína del virus, que hizo sonar las alarmas cuando fue hallada más tarde en cepas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

En la variación de Reino Unido, se cree que el cambio genético conocido como N501Y impulsa la transmisibilidad del virus en aproximadamente un 50%. En la de Sudáfrica, puede reducir la eficacia de las vacunas y los tratamientos conocidos. Las pruebas de su efecto en la variante de Brasil aún están en curso.

El paciente de Boston ahora es considerado un precursor importante de la capacidad del coronavirus para generar versiones nuevas y más peligrosas de sí mismo. Aunque el hombre murió durante el verano, el expediente médico que dejó está ayudando a los expertos a anticipar la aparición de nuevas cepas al centrarse en el papel de una población creciente de pacientes con sistemas inmunitarios comprometidos, que luchan contra el virus durante meses.

Entre los más enfermos de COVID-19, esta población de “portadores a largo plazo” parece jugar un papel clave en la incubación de nuevas variantes del coronavirus, algunas de las cuales podrían cambiar la trayectoria de la pandemia.

Las mutaciones que surgieron de este único paciente son “un microcosmos de la evolución viral que observamos a nivel mundial”, afirmó el Dr. Jonathan Z. Li, especialista en enfermedades infecciosas del Brigham and Women’s Hospital, de Boston, que lo trató. “Él nos mostró lo que podría suceder” cuando un germen con un don para el cambio de forma genética tropieza con condiciones que lo recompensan por hacerlo.

De hecho, las situaciones en las que los pacientes no pueden superar una infección viral son “el peor escenario posible para el desarrollo de mutaciones”, comentó el Dr. Bruce Walker, inmunólogo y director fundador del Ragon Institute, también en Boston.

A medida que las semanas de enfermedad se convierten en meses, un virus se copia a sí mismo millones de veces. Cada copia es una oportunidad para cometer errores aleatorios. Mientras genera nuevas mutaciones, el patógeno puede encontrarse con otras que lo ayuden a resistir los medicamentos, evadir el sistema inmunológico y volverse más fuerte.

SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el COVID-19, ha sido un adversario impredecible. La oportunidad de presenciar su transformación casi en tiempo real y ver dónde y cómo muta en un solo huésped puede guiar el diseño de vacunas y medicamentos que no pierdan su eficacia con el tiempo, comentó Walker.

Las pacientes de COVID-19 apenas comenzaban a llenar las camas del Brigham and Women’s Hospital en la primavera de 2020, cuando el paciente de Boston fue admitido por primera vez. Tenía fiebre, náuseas y una tomografía computarizada de los pulmones mostraba la apariencia distintiva de “vidrio esmerilado” de la nueva enfermedad, comentó Li, quien formó parte de un equipo que detalló el caso del hombre en el New England Journal of Medicine.

Pero el COVID-19 fue solo uno de sus desafíos. Durante 22 años había sufrido un trastorno poco común llamado síndrome antifosfolípido, que hacía que su sistema inmunológico atacara sus propios órganos y generara peligrosos coágulos de sangre en todo su cuerpo.

Para evitar que su sistema inmunológico rebelde lo matara, el paciente necesitaba un arsenal de medicamentos inmunosupresores. Pero en su lucha contra el coronavirus, esos medicamentos mantuvieron bajas sus defensas.

El paciente de Boston dio positivo por infecciones por SARS-CoV2 cuatro veces distintas, durante 22 semanas. Fue ingresado en el hospital seis veces, incluidos algunos períodos en cuidados intensivos. Los médicos lo trataron con tres ciclos del medicamento antiviral Remdesivir y una vez con el cóctel experimental de anticuerpos monoclonales de Regeneron.

Descubren nueva cepa del Covid-19 en Ecuador

Una nueva variante de Covid-19 distinta a la cepa genética del virus detectada en el Reino Unido ha sido descubierta en Ecuador, conforme a los resultados de un estudio realizado por un laboratorio de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), de ese país sudamericano.


La institución universitaria informó que la nueva variante de SARS CoV-2 puede tener un rol en el rápido incremento de infectividad del virus. “Ninguna secuencia de los virus estudiados presenta la variación genética del virus de Inglaterra”, reza un comunicado de prensa emitido por la Universidad Espíritu Santo.


El laboratorio Ueesbiolab de ese centro de educación superior privado determinó 170 secuencias del virus, provenientes de las ciudades de Guayaquil, Samborondón, Daule y Playas, en la provincia del Guayas (oeste), así como de otros lugares de la zona costera ecuatoriana.


Según el estudio, la variante de Covid-19 que llegó a Guayaquil en marzo provino de Europa y Asia occidental.


Indica el estudio que ingresaron luego al país sudamericano cepas desde otras áreas del mundo. La flexibilización de las restricciones de movilidad, a raíz del desconfinamiento, supuso un cambio en la distribución de las diferentes variantes que circulaban en el país, reportándose nuevas cepas en distintas provincias.


Entre los meses de junio y noviembre se identificaron dos mutaciones nuevas entre las cepas secuenciadas en Ecuador, siendo una de ellas la primera en aparecer en Sudamérica.

Hasta el momento, en el laboratorio de la UEES se han analizado 2,500 muestras del virus, procedentes de 22 de las 24 provincias ecuatorianas.

Los desastres naturales y el virus chino atacan con fuerza a América Latina

El paso de los huracanes Eta e Iota en menos de dos semanas por Centroamérica deja a miles de personas todavía más expuestas a la Covid-19, sobre todo para quienes han perdido el cobijo de sus casas y se enfrentan desde refugios temporales a un virus que ha segado miles de vidas en América.

Oxfam alertó este miércoles que el istmo, con 260.000 positivos hasta el momento, puede sufrir un posible aumento de contagios como “consecuencia de los huracanes y el hacinamiento en albergues” donde calcula que hay “unas 30.000” personas.

La situación en Centroamérica empeora la panorámica general del continente, con cifras que dibujan una gráfica ascendente, 23,5 millones de casos y 682.000 muertes acumuladas, según el reporte diario de la Organización Mundial de la Salud, a diferencia de la disminución de casos y muertes que vive Europa.

Por países, en América, Estados Unidos ha superado ya los 11 millones de positivos y muestra una virulenta tercera oleada en su gráfica de contagios, Brasil se mantiene en 5,8 millones mientras que Argentina supera los 1,3 millones de positivos y Colombia está sobre los 1,2 millones.

LOS DESASTRES NATURALES NO SE DETIENEN EN PANDEMIA

Centroamérica enfrenta la crisis sanitaria derivada de la covid-19, al mismo tiempo que atiende, con muchas limitaciones por su precario sistema de salud, las emergencias que han dejado en las primeras dos semanas de noviembre los huracanes Eta e Iota.

Distintas organizaciones no gubernamentales han mostrado su preocupación ante el combo explosivo que supone la covid y el paso de los huracanes. Unicef alertó hace una semana sobre el riesgo de un aumento de la propagación de enfermedades, incluida la covid, en los centenares de albergues habilitados en la región.

La agencia de la ONU calculaba que más de 110.000 personas, incluidos unos 44.000 niños, han sido evacuadas a refugios temporales en Honduras, Nicaragua, Guatemala, Belice, Panamá, Costa Rica y El Salvador, donde las distancias de bioseguridad son difíciles de mantener y la preocupación por la supervivencia relega la pandemia a un segundo plano.

Por su parte, Oxfam hizo hoy un llamado a la comunidad internacional “para que haga efectiva” su ayuda a Centroamérica donde hay más de “260.000 casos registrados de covid” y alertó que puede sufrir un “aumento de contagios como consecuencia de los huracanes y el hacinamiento en albergues”.

Se calcula que Eta, que llegó a ser un huracán de categoría 4, dejó en el istmo al menos 144 muertos, 120 desaparecidos, destrucción y suelos saturados de agua y más proclives a deslaves. Entre tanto, los estragos causados por Iota, que llegó a la categoría 5, aún no han sido contabilizados pero en Nicaragua ha dejado ya al menos 8 muertos.

A los desastres naturales, cada vez más virulentos por efecto de la crisis climática, se le suman la reaparición de enfermedades que tensan aún más los sistemas de salud, como en Paraguay, país que se prepara para una nueva temporada de dengue, que este año tendrá que convivir con la covid.

La pandemia deja más de 46 millones de contagios en todo el mundo

La pandemia de coronavirus originada en la ciudad china de Wuhan supera ya los 46 millones de casos en todo el mundo tras registrar unos 431.000 casos en las últimas horas, un descenso respecto al récord diario del sábado (cuando rebasó con creces el medio millón de nuevos infectados) mientras las víctimas mortales rozan los 1,2 millones, según el balance actualizado a este domingo por la Universidad Johns Hopkins.

En total, 46.084.254 personas han contraído el virus, de las que más de la mitad se encuentran en los tres países más afectados –Estados Unidos, India y Brasil–, mientras que las víctimas mortales son ya 1.195.568.

Por lo que se refiere a las recuperaciones, son ya 30,8 millones de personas las que han conseguido superar la COVID-19, la enfermedad respiratoria provocada por el virus. India encabeza el listado, con más casi 7,5 millones de pacientes curados.

Estados Unidos sigue siendo el país más afectado a nivel mundial por la pandemia, ya con más de 9,1 millones de personas contagiadas y 230.556 víctimas mortales, tras registrar más de 80.000 nuevos casos en las últimas 24 horas.

India, por su parte, supera ya los 8,1 millones de personas contagiadas con 122.111 víctimas mortales, seguida por Brasil, con 5,53 millones de contagiados y 159.884 muertos.

En la cuarta posición, Rusia acumula 1,6 millones de casos y 27.787 muertos. La quinta plaza la ocupa Francia, con más de 1,4 millones de casos y 36.826 fallecidos.

Por su parte, España se mantiene como el sexto país más golpeado por la pandemia, con 1,18 millones de casos y 35.878 fallecidos. En Argentina hay 1,16 millones de personas contagiadas y 31.002 víctimas mortales.

Le sigue Colombia, que contabiliza 1,07 millones de contagiados y 31.598 fallecidos y Reino Unido, que ha rebasado ya el millón de contagios tras registrar 1.014.794 casos y 46.645 decesos.

EEUU y Europa responden con estrategias distintas a brotes del COVID-19

Los casos de coronavirus van al alza en Europa y en muchos lugares de Estados Unidos, pero las respuestas que han adoptado sus gobiernos son completamente diferentes: Las autoridades de Irlanda, Francia y otras regiones europeas están imponiendo toques de queda y restringiendo las reuniones, mientras que los gobernadores estadounidenses se resisten a ordenar el uso de mascarillas o a implementar medidas más agresivas.

Los profundos contrastes en las gestiones para contener los contagios se dan en medio de brotes en ambos lados del Atlántico que activan alarmas similares, como el decreciente número de camas de hospital disponibles y el aumento en la tasa de mortalidad.

Los gobernadores de estados como Tennessee, Oklahoma, Nebraska y Dakota del Norte han recibido exhortos de médicos y funcionarios de salud pública para ordenar el uso de mascarillas.

En Utah, el repunte de casos desde que las escuelas reabrieron ha creado una dinámica que el gobernador Gary Herbert ha calificado como “insostenible”.

Pero las escuelas siguen dando clases, y Herbert, quien ha sido presionado por residentes que se oponen al uso de mascarillas, se ha resistido a implementar un mandato a nivel estatal. En lugar de eso, la semana pasada anunció que se requerirían únicamente en los seis condados con las tasas de infección más altas, mientras que los demás establecerían sus propias reglas. En tanto, muchos hospitales están llegando a un punto de quiebre.

“No sólo manejamos (los casos de) Covid-19. También tenemos ataques cardiacos y derrames cerebrales, fallas respiratorias y todas esas otras cosas que necesitan terapia intensiva”, dijo el doctor Kencee Graves, director médico de atención de pacientes internados del hospital University of Utah Health, ubicado en Salt Lake City. La unidad de terapia intensiva del hospital estaba a su máxima capacidad a finales de la semana pasada, lo que obligó a que se reabriera una unidad de respaldo.

En Oklahoma, donde el número de personas hospitalizadas por coronavirus ha alcanzado niveles récord, los médicos han exigido a las autoridades tomar más medidas.

“Cuanto antes nos cuidemos unos a otros, usemos mascarillas, nos distanciemos físicamente, más pronto podremos realizar algunas reuniones de una manera segura”, dijo Graves.

“Necesitamos órdenes de uso de mascarillas para proteger más a nuestros ciudadanos de Oklahoma”, tuiteó el sábado el doctor George Monks, presidente de la asociación médica del estado.

Pero el gobernador Kevin Stitt ha dicho en repetidas ocasiones que no planea tomar ese camino, citando inquietudes sobre cómo se haría valer una orden como esa.

Las autoridades de sanidad de Oklahoma reportaron el martes una cantidad récord de 821 personas hospitalizadas por coronavirus o que están bajo investigación por la enfermedad. Wyoming también reportó un máximo de pacientes hospitalizados con Covid-19.

Los casos nuevos de coronavirus en Estados Unidos han ido al alza en las últimas semanas, de un promedio diario de aproximadamente 42,000 a principios de octubre a unos 58,000 —el nivel más alto desde finales de julio_, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

La dinámica contrasta fuertemente con Europa, donde las autoridades de la región lidian con un repunte similar con medidas como nuevos confinamientos y aplicaciones de teléfono que rastrean la propagación del virus.

En Irlanda, el primer ministro Micheál Martin anunció medidas de confinamiento que entrarán en vigor el miércoles a la medianoche y que incluyen el cierre de todos los negocios no esenciales, limitar los restaurantes a únicamente servicio para llevar y requerir que la gente permanezca a tres millas a la redonda de sus hogares, así como prohibir las visitas a otras viviendas.

Sin embargo, a medida que los casos de coronavirus aumentan, algunas decisiones de los líderes europeos para imponer nuevas restricciones se enfrentan a una dura oposición a nivel local. Luego de un tenso enfrentamiento, el gobierno británico anunció el martes que no alcanzó un acuerdo con el alcalde de Gran Manchester, Andy Burnham, quien ha rechazado implementar nuevas medidas estrictas sin un apoyo financiero para los trabajadores y negocios que se verán más afectados.

Pero el primer ministro Boris Johnson anunció el martes que impondría las restricciones, provocando críticas de Brunham.

Y en Holanda, que tiene una de las tasas de infección más altas de Europa, un juez en La Haya rechazó una apelación presentada por más de 60 bares y restaurantes holandeses para anular una orden de cierre de cuatro semanas emitida por el gobierno.

Crece temor a segunda ola de la pandemia en el mundo

Cierre de playas y discotecas, mascarillas obligatorias, prohibición de reuniones masivas: Las restricciones se endurecen en varios países a medida que crece el temor a una segunda ola de la pandemia de Covid-19 y aumentan los casos en Europa y Asia a niveles del primer brote.

Las cifras no paran de crecer. Desde que apareció en China en diciembre, la enfermedad deja ya más de 805.000 muertos y ha contagiado a unos 23,2 millones de personas, según un balance de AFP a partir de fuentes oficiales.

América Latina y el Caribe es la región más afligida, con más de 258.000 muertos y unos 6,7 millones de contagios.

En Europa, los retornos de vacaciones de verano son fuente de contagio en países como Italia, España, Francia y Alemania, en momentos en que se prepara en la región el inicio del nuevo año escolar.

«Estamos en una situación de riesgo», la pandemia «nunca se ha detenido», dijo el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, al diario Journal du Dimanche.

Incluso Corea del Sur, que fue considerado un ejemplo en la lucha contra la pandemia, registró en las últimas 24 horas el mayor número de casos diarios (397) desde principios de marzo e impuso en todo el país, restricciones que se aplicaban en Seul.

«La situación es muy grave y seria y estamos al borde de una pandemia a nivel nacional», afirmó Jung Eun-kyeong, responsable del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur.

Más de la mitad de las muertes por covid-19 en el planeta se registraron en cuatro países: Estados Unidos con cerca de 180.000 decesos, Brasil (unos 115.000), México (más de 60.000) e India.

India, segunda nación más poblada del planeta después de China, superó este domingo los tres millones de casos, al reportar 69.239 nuevos contagios. Sumó 912 muertes para un total de 56.706 decesos, según datos oficiales.

– El agua vuelve a hervir –

Para las autoridades no está siendo fácil controlar las idas y venidas de los veraneantes a las playas, y las reuniones sociales, sobre todo en los jóvenes.

En Perú, 13 personas murieron asfixiadas cuando la policía allanó una discoteca en Lima donde 120 personas participaban en una fiesta que estaba prohibida debido a la pandemia.

Con 27.453 muertos, Perú es el tercer país en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México.

Italia, uno de los países europeos más castigados con 35.000 muertos, siguió elevando las cifras de contagio. El domingo anunció 1.210 casos nuevos en 24 horas; muchos de ello en Roma.

Desde hace cinco días, en Italia se ordenó el cierre de discotecas y se impuso en las calles la mascarilla, cuya obligatoriedad también se extiende en ciudades de Francia, y desde hace días en amplios sectores de París, ante una media de unos 4.000 nuevos casos diarios.

También en Alemania, las infecciones aumentaron en los últimos días (más de 2.000 diarios), debido al regreso masivo de alemanes que pasaron vacaciones en zonas de riesgo en el extranjero.

En Irlanda, las autoridades restringieron las reuniones a un máximo de seis personas en un lugar cerrado. Y en Reino Unido y España, las autoridades han vuelto a confinar varias zonas.

– «No supo llevar la pandemia» –

Mientras la pandemia sigue extendiéndose, las carencias en los hospitales, el agotamiento y las bajas remuneraciones del personal médico, y la falta de asistencia para las poblaciones más pobres, siguen provocando malestar y protestas.

En Guatemala, decenas protestaron el sábado para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei. «No supo llevar la pandemia (…) no está sabiendo llevar el gobierno; lo más digno es que renuncie», dijo a la AFP Gabriela Morales, frente al Palacio Nacional.

La policía israelí anunció el domingo que detuvo a 30 personas, tras la manifestación en la que miles de personas reclamaron la dimisión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con lemas como «ministro del crimen». Lo acusan de corrupción y de haber gestionado mal el impacto económico de la pandemia.

Pero, con el brutal impacto del virus en la economía, muchos países han optado por reanudar actividades aún cuando la enfermedad sigue propagándose. El Salvador, por ejemplo, reabrirá el lunes los centros comerciales, restaurantes y reanudará el transporte público.

Aumentan casos del virus chino entre trabajadores de hoteles

Después de tres meses de no trabajar a causa de  la pandemia, Nubia Varillas regresó a fines de junio a sus labores como recamarera en un conocido hotel de Los Ángeles, solo para una semana más tarde, contraer el coronavirus.

Trabajé como siete, ocho días cuando me comencé a sentir congestionada de la nariz. No podía respirar. Tenía fiebre, dolor de huesos de las rodillas para abajo. Me sentía diferente. Seguí trabajando cuatro días más. Tomaba pastillas para sentirme mejor y poder funcionar”.

El 18 de julio, Nubia fue a hacerse los exámenes de COVID-19 y salió positiva. Ya no regresó a la limpieza de cuartos de hotel, se quedó en su casa.

Casada y madre de tres hijos de 21, 18 y 17 años, dice que todavía se siente mal. “El 25 de julio, me hice el examen por segunda vez, y volví a salir positiva”, dijo.

Su esposo y su hija de 18 años salieron también positivos al coronavirus.

“Es raro. Hay días que siento que me va a estallar la cabeza, me mareo y comienzo a congestionarme. Otros días, me siento muy bien”.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

Nubia, una inmigrante de El Salvador de 40 años de edad, dijo que llevaba ocho años de trabajar en el hotel Holiday Inn de Los Ángeles. 

“Tengo temor de regresar. Voy a pedir unos días más. No me siento segura ni sana todavía”.

Comentó que la limpieza de cuartos en los hoteles es muy riesgosa porque el virus está en el aire y tienen que asear con la puerta cerrada. “Si nos dan mascarillas y guantes, pero quieren que limpiemos 14 cuartos en 8 horas. En ese horario tan ajustado no se pueden limpiar los cuartos a profundidad”.

El 23 de julio, docenas de trabajadores de hoteles salieron a protestar para urgir a los supervisores del condado de Los Ángeles a hacer una pausa en la reapertura de hoteles, debido a la ola de casos positivos tras regresar al trabajo, y entrar en contacto con huéspedes o compañeros que sufren de esta pandemia.

“El local 11 del sindicato UNITE HERE tiene conocimiento de que al menos 85 trabajadores y huéspedes de hoteles han salido positivos, o se han puesto en cuarentena, desde que el 12 de junio se reabrió el sector hotelero a turistas y visitantes”, dijo Kurt Peterson, copresidente del local 11 del sindicato UNITE HERE.

Señaló que la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles necesita poner en primer lugar la salud y seguridad de los trabajadores y huéspedes.

l sindicato UNITE HERE estimó que el verdadero número de personas que han contraído el virus, o se han puesto en cuarentena es significativamente mayor del que se conoce. Esto a causa de que los trabajadores están temerosos de reportar sus síntomas o diagnósticos. En tanto, aseguran que los hoteles han fracasado en dar seguimiento adecuado a los trabajadores y visitantes que se han contagiado con el COVID-19.

Durante la protesta, los trabajadores revelaron que algunos hoteles no han informado a sus huéspedes cuando uno de ellos u otro visitante ha adquirido el virus o ha sido forzado a seguir una cuarentena.

América Latina y el Caribe superan 150.000 muertes por Coronavirus

Millones de personas enfrentan nuevas restricciones ante el avance de la pandemia de coronavirus en diversas partes del mundo, fundamentalmente en Estados Unidos, el país más afectado del planeta, donde los científicos prevén un agravamiento de los casos.

La epidemia también se ensaña con América Latina y el Caribe, que superaron los 150.000 fallecidos por covid-19. En la región, mientras algunos gobiernos disponen nuevas restricciones, otros, a pesar del avance de la pandemia, deciden reabrir sus paralizadas economías de todas maneras para contener el hambre y la miseria.

En el resto del mundo, diversos países, desde España hasta Australia, han vuelto a imponer confinamientos para contener nuevos brotes.

Desde que la pandemia surgió el año pasado en China se han registrado más de 13,4 millones de casos y 581.554 muertes en todo el mundo.

Se informa de decenas de miles de casos todos los días en Estados Unidos, que tiene el mayor número de muertes en el mundo, con 136.000.

Autoridades de estados del país que habían resuelto poner fin al confinamiento están dando marcha atrás.

De acuerdo con modelos manejados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en agosto el total de muertos en Estados Unidos podría superar los 150.000.

Investigadores sostienen, sin embargo, que si se generaliza el uso de mascarillas se podría llegar a salvar la vida a 40.000 personas de aquí a noviembre.

Hasta la semana pasada el presidente estadounidense, Donald Trump, se había resistido a recurrir a usar una mascarilla e ironizaba sobre quien las portaba.

Pero el uso de tapabocas se va imponiendo en el país. El minorista más grande del mundo, Walmart, informó que requerirá de sus clientes el uso de mascarillas en todas sus tiendas a partir del 20 de julio para ayudar a detener la propagación del virus.

Con su decisión, Walmart se suma a un número creciente de empresas estadounidenses que han tomado disposiciones similares.

La cadena dispone de más de 5.300 tiendas en el país, y crece sobre todo en los estados del oeste y del sur donde la pandemia más avanza actualmente.

– Entre el virus y el hambre –

En América Latina, las cifras son particularmente preocupantes.

La región supera los 3,5 millones de casos de covid-19 y se ha convertido en la segunda con más fallecimientos después de Europa, donde la pandemia ha dejado más de 203.000 muertos.

En Venezuela, el gobierno decidió este miércoles una «radicalización» del confinamiento en Caracas y el vecino estado de Miranda ante el avance de la pandemia.

Su par de El Salvador descartó a su vez avanzar en la reapertura de la economía ante una incesante alza de los casos, que llegaron el miércoles a los 10.645, con 286 fallecidos.

Perú sigue siendo uno de los países más afectados en la región (el segundo en total de casos, con más de 337.000, detrás de Brasil, y el tercero en muertes, tras Brasil y México, con 12.417), pero el Ejecutivo resolvió este miércoles reanudar el transporte nacional aéreo y terrestre.

La economía peruana se está desplomando (cayó un 32,75% en mayo) y el gobierno se inclinó por proseguir con la reapertura tras 120 días de confinamiento.

Confirman más 500,000 muertes por Coronavirus y de 10 millones de casos en todo el mundo

El número global de casos de coronavirus superó este domingo los dos millones, según varios conteos internacionales como el de la Universidad Johns Hopkins. Esta cifra llega en un momento en el que países de todo el mundo luchan para evitar nuevas infecciones mientras tratan de recuperar la devastada economía que está dejando la pandemia.

Los contagios confirmados doblaron su número 40 días después de alcanzar los cinco millones el pasado mayo, pero las autoridades sanitarias estiman que el conteo que conocemos puede estar dejando atrás muchos casos atrás. La red estadounidense de Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) indicó esta semana que las cifras reales en muchas regiones de Estados Unidos pueden ser 10 veces más altas que las registradas oficialmente.

Respecto a las muertes, se confirmaron 100,000 en abril, aproximadamente un mes después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara el coronavirus como pandemia. A principios de mayo, la cifra subió a 250,000 y se ha duplicado en menos de dos meses. De todos esos fallecimientos, más de una cuarta parte han tenido lugar en Estados Unidos.

Aunque los primeros focos estadounidenses de la crisis sanitaria surgieron en el noreste -con el área metropolitana como epicentro incluso mundial-, ahora se han trasladado al sur y al oeste, al conocido como cinturón del sol, donde algunas autoridades estatales han pausado sus planes de reapertura para evitar la propagación de la enfermedad.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Contagios aceleran al ritmo de un millón en 8 días, alerta OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la pandemia continúa “acelerándose” en el mundo, tras reportar “un millón de casos señalados en solo ocho días”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus en una conferencia virtual.

La advertencia se dio horas después de que Brasil superara 50 mil muertes por la pandemia del coronavirus y mientras los países europeos avanzaban en su desconfinamiento.

“Sabemos que la pandemia es mucho más que una crisis sanitaria, es una crisis económica, social y, en muchos países, política. Sus efectos se sentirán durante décadas”, señaló.

El nuevo coronavirus ha causado más de 468 mil muertes y casi 9 millones de contagios en el mundo desde que el virus fue detectado en China a finales del año pasado.

América Latina es la región donde más está avanzando el virus, sobre todo en Brasil; el gigante sudamericano superó el pasado domingo el umbral de 50 mil defunciones y ya registra más de un millón de contagios, la mitad de los casos declarados en la región.

Con más de 12 mil 500 muertes y casi 220 mil contagios acumulados, Sao Paulo sigue siendo el estado brasileño con más casos, seguido por Río de Janeiro.

Por otro lado, la OMS pidió que se aumente la producción de dexametasona y se “distribuya rápidamente en el mundo entero” el esteroide, el cual, ha resultado ser eficaz para tratar a los enfermos más graves de covid-19.

“Afortunadamente, se trata de un medicamento barato y existen numerosos fabricantes de dexametasona en el mundo entero, que, estamos convencidos, pueden acelerar la producción”, declaró el director general durante una rueda de prensa desde la sede de la organización.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Europa prohibirá entrada de estadounidenses porque pueden ser portadores del COVID-19

Cuando falta una semana para abrir las puertas al resto del mundo, la Unión Europea (UE) dejaría afuera a los viajeros de Estados Unidos, Rusia y Brasil debido al avance del coronavirus en esos países, según reveló The New York Times .

Según documentos a los que tuvo acceso el diario neoyorquino, el 1° de julio varios países de Europa comenzarán a reabrir fronteras y aeropuertos, pero a los ciudadanos de estos tres países se les impedirá ingresar al bloque por la cantidad de casos y por la falta de perspectivas de reducir la enfermedad.Pulseada: Twitter oculta un posteo de Trump por “comportamiento abusivo”

Hasta el momento no hay confirmación oficial por parte de los gobiernos, ya que los documentos se obtuvieron de fuentes anónimas. Tal decisión podría tener un impacto político y económico considerable, ya que los estadounidenses y los rusos, en particular, se encuentran entre los principales visitantes del bloque .

Estados Unidos registró hasta el momento 2,3 millones de casos y 120.000 muertos, en tanto Brasil superó el millón de casos y los 50.000 muertos . Por su parte, Rusia tiene medio millón de casos y más de 8000 muertos.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);