CORONA VIRUS EN EUROPA

Decenas de miles protestan en Francia contra vacunación

Decenas de miles de personas se manifestaron el fin de semana en diferentes ciudades de Francia para protestar contra nuevas medidas anticovid, como la exigencia de un certificado sanitario o la vacunación obligatoria para algunos profesionales.

En total, el ministerio del Interior contabilizó 136 concentraciones en las que participaron 114.000 personas: 18.000 en París divididas en varias manifestaciones y 96.000 en el resto del país.

El presidente francés Emmanuel Macron anunció el lunes la obligación de vacunarse para el personal sanitario y otras profesiones, y la necesidad de poseer un certificado sanitario conforme la persona está vacunada o es negativa de COVID para acceder a la mayoría de lugares públicos a partir de agosto.

 “Libertad”, “No a la dictadura sanitaria”, “Macron renuncia”, gritaban miles de manifestantes congregados a orillas del río Sena, en el centro de París, en una de las tres protestas celebradas en la capital.

 Entre los manifestantes proliferaban las banderas francesas y algunos llevaban estrellas amarillas, como las que se obligaba a llevar a los judíos en la Alemania nazi, con la inscripción “certificado sanitario”.

“Estamos en una dictadura, estamos en una tiranía (…) Esto se llama apartheid entre vacunados y no vacunados”, dijo el destacado político ultraderechista Florian Philippot, que se encontraba en la cabecera de la marcha.

También hubo concentraciones en ciudades como Marsella, Niza, Toulouse, Lilla o Estrasburgo.

Nuevas variantes del virus chino obliga a nuevo confinamiento de Europa

Francia e Italia han vuelto a confinar a buena parte de su población, mientras Alemania suspenderá las tímidas aperturas que había diseñado para dejar atrás los más de tres meses de estrictas restricciones que arrastra el país. La tercera ola de coronavirus ya golpea con fuerza a toda Europa. En tres semanas, la incidencia de casos en el continente ha repuntado un 34%, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de la necesidad de no relajar las medidas para evitar contagios.

La vacunación avanza muy lenta y no será suficiente para evitar el incremento de casos graves y de muertes, aseguran los expertos. Las nuevas variantes del coronavirus, más contagiosas, explican en buena parte esta tercera ola, que en algunos lugares, como Alemania, se produce pese a que el país ha mantenido el cierre de la vida pública.

Joan Caylà, de la Sociedad Española de Epidemiología, advierte de que España también podría estar entrando en la ola en la que ya están la mayoría de los países europeos. En este caso sería la cuarta. Tanto España como Portugal vivieron el pico de su tercera ola a finales de enero. Caylà apunta sobre todo al efecto que pueda suponer Francia, por ser un país vecino con el que hay mucho intercambio. Francia tiene una incidencia de casi 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días, que prácticamente triplica la española.

“Hemos aprendido que si las medidas se relajan vamos a subir”, opina José María Martín Moreno, doctor en Epidemiología y Salud Pública por la Universidad de Harvard. “El problema es que este bicho no entiende de fronteras. Estamos permitiendo vuelos con otros países que tienen una situación compleja. Estamos viendo olas y flujos que van pasando de unos países a otros, pero es lo natural, se trata de un germen que pasa de unas personas a otras. Por eso es tan importante entender que hay que ayudar a los países en desarrollo con vacunas; no solo por ética y solidaridad, sino porque no saldremos de esta hasta que no haya salido el último país”, añade.

En Alemania, donde la curva de nuevos casos pasó a ser ascendente hace tres semanas, los expertos hablan ya de “crecimiento exponencial” y lo atribuyen en buena medida a las nuevas variantes del virus, como la británica, que se ha extendido por el país (supone ya el 75% de los casos analizados) y es más contagiosa. El ministro de sanidad alemán, Jens Spahn, advirtió el viernes en rueda de prensa de que Europa no cuenta con suficientes vacunas como para contener esta tercera ola.

El continente ha visto sus planes de vacunación irse al traste por la pausa en el uso de la inmunización de AstraZeneca. La mayoría de países europeos dejaron de usar la vacuna tras aparecer varios episodios de trombosis. La Agencia Europea del Medicamento tomó la decisión de volver a administrarla el jueves tras declarar que es “efectiva y segura”. En el mejor de los casos, solo se perdieron cuatro días de vacunación. Alemania, Francia e Italia, por ejemplo, retomaron sus agendas al día siguiente, el viernes. España, en cambio, aún esperará hasta la próxima semana para volver a inyectar el preparado.

“Están casi todos los países de Europa de subida y muy alta, con enormes presiones asistenciales”, asegura Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad Autónoma de Madrid. “No es muy fácil de entender lo que está ocurriendo ahí, pero sí que es probable que en toda Europa haya habido una relajación que nosotros también estamos viendo ahora. Simplemente por este mecanismo de contagio social, con una fase eufórica de vacunación, fatiga pandémica, es normal que la gente se relaje, lo estamos viendo. No es tanto que nos vengan los infectados de Italia o Francia, pero probablemente los fenómenos que subyacen allí pueden afectarnos a nosotros y es un motivo más para mantener la tensión”.

Tras comprobar que las medidas quirúrgicas (confinamientos de fin de semana) impuestas en algunas zonas no servían para contener el virus, el Gobierno francés decidió esta semana aplicar un tercer confinamiento en París y otros 15 departamentos con cifras de ingresos hospitalarios preocupantes. Afectará a 23 millones de personas, durará un mes y las escuelas permanecerán abiertas. Alrededor de la mitad de los italianos también vivirán en zonas confinadas al menos hasta el 6 de abril, según decidió su nuevo Ejecutivo hace unos días.

El confinamiento significa que todos los negocios no esenciales deberán permanecer cerrados y que solo se podrá salir de casa por motivos de salud o laborales, o para hacer ejercicio, pero solo cerca del domicilio. Italia roza una incidencia de 500 casos por 100.000 habitantes, según los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

Este organismo alerta en su informe más reciente de que, al término de la semana 10 (la que acabó el domingo 14 de marzo), 20 países del área económica europea notificaron incrementos en el número de contagios diarios y/o en la positividad de los test, es decir, en el porcentaje de pruebas que dan positivo sobre el total. Cuando este indicador sube significa que se pierde el control sobre la pandemia.

Otros 15 países comunicaron al ECDC que sus ingresos hospitalarios y la ocupación de camas UCI están creciendo. “Los valores absolutos de los indicadores se mantienen elevados, lo que sugiere que la transmisión todavía es generalizada”, señala el centro europeo, que recuerda además que los países que ahora detectan que sube la incidencia verán incrementarse los ingresos hospitalarios y las muertes en las próximas semanas.

Con Información de El Pais.com

Inglaterra regresa al confinamiento estricto ante el riesgo de colapso de su sistema de salud

Inglaterra comenzará un nuevo confinamiento más estricto como medida para frenar el contagio de COVID-19, que amenaza con saturar su sistema de salud.

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido, advirtió este lunes que las próximas semanas serán “las más duras hasta el momento” debido al aumento de casos y el número de pacientes, y que los hospitales enfrentan la mayor presión desde el inicio de la pandemia.

Esta nueva orden de confinamiento llega en un momento en el que una variante más infecciosa del virus se esparce a lo largo de Reino Unido. Una situacción “frustrante y alarmante”, dijo el primer ministro.

Johnson informó que las medidas en Inglaterra estarán vigentes al menos hasta mediados de febrero.

Por su parte, las autoridades sanitarias de Reino Unido recomendaron este lunes que se pase de nivel de alerta 4 al 5, el máximo en la escala que mide el riesgo de que el sistema de salud colapse.

El nuevo confinamiento

Las nuevas medidas que comenzarán a regir en Inglaterra incluyen:

  • Las personas no podrán salir de sus casas, excepto por razones como necesidades médicas esenciales, comprar comida, ejercicio y trabajo para quienes no puedan hacerlo desde casa
  • Todas las escuelas y universidades cerrarán para la mayoría de estudiantes a partir del martes, y se implementarán las clases en línea
  • Los restaurantes podrán vender comida a domicilio, pero no podrán vender alcohol
  • Escenarios deportivos como campos de golf y canchas de tenis permanecerán cerrados, pero los parques estarán abiertos
  • Los deportes de equipo a nivel aficionado estarán prohibidos, pero la Liga Premier de fútbol seguirá adelante
  • Todas las tiendas no esenciales deberán permanecer cerradas

En Escocia también se emitió una orden de quedarse en casa, mientras en Irlanda del Norte las escuelas permanecerán en un “periodo extendido de enseñanza remota”.

Macron ordena el confinamiento en Francia ante el temor a una ola de coronavirus más dura

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció ayer miércoles un nuevo cierre del país al menos hasta finales de noviembre como medida para frenar la expansión del coronavirus.

Macron dijo que las nuevas medidas entrarán en vigor el viernes. Los ciudadanos solo podrán salir de casa para realizar trabajos considerados esenciales o por motivos médicos.

Los negocios considerados no esenciales, como bares y restaurantes, cerrarán, pero las escuelas y las fábricas seguirán abiertas.

El anuncio llega en un momento en el que el número de muertos diarios por coronavirus alcanza su máximo desde abril. Este martes se confirmaron 33.000 nuevos casos de infectados.

Macron advirtió de que su país se arriesga a verse “sobrepasado por una segunda ola que sin duda será más dura que la primera”.

Francia es el primer país de Europa en tomar medidas tan restrictivas durante la segunda ola de contagios después de la primavera (boreal).

En la vecina Alemania también se impusieron medidas de emergencia, aunque serán menos severas que las francesas. La canciller, Angela Merkel, informó del cierre de restaurantes, gimnasios y teatros.

Los contagios están aumentando aceleradamente en toda Europa y en varios países se han impuesto ya toques de queda y otras medidas.

Las noticias de las nuevas restricciones introducidas en Europa hicieron caer a las bolsas. Los principales indicadores en Estados Unidos perdieron al menos un 3.4%.

¿Qué es lo último en Francia?

En un mensaje televisado este miércoles, Macron dijo que Francia “debe accionar brutalmente los frenos” para evitar verse “sobrepasada por la aceleración de la pandemia”.

“El virus está circulando a una velocidad que no habían anticipado ni siquiera las previsiones más pesimistas”, dijo. Aseguró también que la mitad de las camas de cuidados intensivos francesas están ya ocupadas por enfermos de covid-19.

El presidente explicó que la gente deberá rellenar un formulario para salir de casa con causa justificada, como ya sucedió en el primer confinamiento el pasado marzo. Las reuniones sociales quedan prohibidas temporalmente.

Más de la mitad de Francia bajo toque de queda por Coronavirus

El primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció el jueves una vasta ampliación del toque de queda nocturno para contener la renovada diseminación del coronavirus, y declaró que “la segunda ola ya está aquí”.

El toque de queda impuesto en ocho regiones de Francia la semana pasada, que incluye a París y sus alrededores, está siendo extendido a otras 38 regiones y a la Polinesia a partir del viernes, dijo Castex. Es muy probable que se mantenga por seis semanas antes de ser revisado, señaló.

La ampliación significa que 46 millones de los 67 millones de habitantes de Francia estarán bajo toques de queda desde la 9 p.m. hasta las 6 a.m. que les prohíben salir de casa a esas horas excepto para casos limitados, como pasear a un perro, viajar hacia y desde el trabajo, y tomar un tren o un vuelo.

Horas después del anuncio del premier, las autoridades de salud reportaron que Francia había registrado más de 41,600 nuevos casos de Covid-19, un nivel récord para un solo día desde que el país inició pruebas a gran escala. Las cifras muestran que Francia se acerca al millón de casos confirmados desde el inicio de la pandemia, con 999.043 para la noche del jueves.

“En Francia, como en el resto de Europa, la segunda ola ya está aquí”, dijo Castex en una conferencia de prensa y añadió que “nadie se libra”.

El virus se está propagando a menor velocidad durante la segunda ola, pero más extensamente, dijo el primer ministro. El número de casos de Covid-19 ha aumentado al doble en Francia en los últimos 15 días.

Los bancos europeos luchan por sobrevivir a la segunda ola de contagio del virus chino

Aunque la crisis actual no fue provocada por el sector financiero, las consecuencias de una segunda ola del coronavirus representan una mayor amenaza para los bancos que la crisis generada por la deuda de la zona euro.

Los bancos europeos se preparan para una eventual segunda ola de coronavirus.

Debido a la creciente preocupación de que las condonaciones en toda la eurozona puedan superar la crisis financiera de 2008/09, se ha instado a los bancos europeos a que revisen sus balances en busca de préstamos incobrables,.

Andrea Enria, presidente del consejo de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), dijo al diario alemán de negocios Handelsblatt que una prolongada segunda ola de la pandemia de coronavirus podría provocar que los préstamos incobrables se eleven a 1,4 billones de euros (1,7 billones de dólares). “Aún es muy pronto para descartar este escenario extremo”, advirtió Enria.

Las recompras y los dividendos tendrán que esperar

A los bancos europeos, que han luchado por obtener ganancias decentes desde la crisis financiera de 2008/09 y la crisis de deuda de la zona euro, también se les impidió recomprar acciones y emitir pagos de dividendos hasta finales de año. En conjunto, las medidas del BCE liberaron 150.000 millones de euros en capital.

Los comentarios de Enria apuntan un cambio de política. En lugar de ayudar a los bancos prestamistas a prevenir una enorme ola de quiebras corporativas, el BCE les insta ahora a dar prioridad a las empresas viables y a centrarse en su propia rentabilidad.

“Los bancos deberían echar un vistazo honesto a sus libros de préstamos y comprobar cuál de sus clientes sobrevivirá realmente a la crisis”, dijo Enria a Handelsblatt, y añadió que algunos prestamistas aún no habían evaluado totalmente el riesgo de un gran aumento de los préstamos incobrables.

Por su parte, la agencia de rating S&P Global, predijo que la tasa de morosidad de las empresas europeas se duplicaría en los próximos nueve meses, desde un 3,8% hasta un 8,5%. En el peor de los casos, si la segunda ola obligara a nuevos bloqueos y demoras en el lanzamiento de una vacuna contra el coronavirus, anunció que las tasas por incumplimiento en Europa podrían llegar hasta un 11%.

Incluso antes de la crisis ocasionada por el nuevo coronavirus, Italia ya había rescatado a varios de sus bancos.

Más fusiones y adquisiciones

La mayoría de los analistas están de acuerdo en que un sector bancario más austero estabilizaría el sistema financiero de la eurozona. Las fusiones y adquisiciones permitirían a los acreedores reducir los costos y diversificar las fuentes de ingresos y los riesgos.

En España, de la fusión entre CaixaBank y Bankia se creó al mayor prestamista del país, con 650.000 millones de euros en activos y 20 millones de clientes. La italiana Intesa Sanpaolo obtuvo la aprobación de los accionistas para adquirir UBI Banca, creando el mayor banco del país por activos y el segundo más grande de la zona euro por capitalización del mercado.

Se especula con una megafusión entre los bancos suizos UBS y Credit Suisse. En Alemania, sin embargo, a pesar de la presión del Gobierno, los mayores prestamistas del país, el Deutsche Bank y el Commerzbank, descartaron una unión.

Enria pidió que se eliminaran los obstáculos a las fusiones transfronterizas, lo que permitiría la creación de gigantes bancarios europeos más capaces de competir con sus homólogos estadounidenses.

Hace ocho años, el banco español Bankia estuvo a punto de quebrar y fue rescatado por el gobierno.

Amenaza de un nuevo círculo vicioso 

La deuda corporativa no es el único tsunami que se aproxima para los bancos europeos. El mes pasado, S&P Global advirtió sobre el creciente riesgo de un nuevo círculo vicioso en los bancos soberanos, cuando una gran parte de la deuda gubernamental de un país inestable es mantenida por los frágiles bancos nacionales que el gobierno se ve obligado a rescatar.

La agencia de rating dijo que los prestamistas de la zona euro han comprado bonos por valor de 210.000 millones de euros en los países donde operan desde el comienzo de la pandemia. Este círculo vicioso fue el corazón de la crisis de la deuda de eurozona, y podría volver a suponer un riesgo de contagio a todo el bloque de divisas en 19 naciones. Por ejemplo, una crisis en un país podría obligar a los bancos de la eurozona a vender la deuda de esa nación, dejando a los bancos nacionales incapaces de hacer frente a la crisis.

Los bancos de países como Alemania y Francia suelen poseer alrededor del 5-10% de la deuda de su gobierno, pero en España y Portugal la proporción es más cercana al 20%. En algunos países de Europa Central y del Este la proporción es cercana al 50%, según informó S&P Global.

Bruselas prohíbe la prostitución para frenar contagios del virus chino

Las autoridades de Bruselas decidieron prohibir la prostitución hasta nuevo aviso en un intento por frenar la propagación del coronavirus en la capital de Bélgica.

Además, las autoridades han cerrado tres hoteles que albergaban a trabajadoras sexuales porque no se respetaban las normas de distancia social, dijo Wafaa Hammich, vocera de la ciudad, a The Associated Press el martes. Se reforzarán los controles policiales para asegurar que se cumplen las restricciones, agregó.

La decisión se tomó luego de que Bruselas decidió imponer un toque de queda a los bares. Desde principio de semana, todos los bares y cafeterías deben cerrar entre las 23:00 y las 06:00 horas, y cualquier local donde se vendan bebidas o comida deben echar el cierre a las 22:00.

Bruselas enfrenta un aumento de los contagios por coronavirus.

Europa adopta nuevas restricciones por rebrote de COVID-19

Mientras el mundo se acerca al millón de muertes por el nuevo coronavirus, la crisis de salud se ha ido deteriorando en toda Europa: Gran Bretaña trabaja en la elaboración de nuevas restricciones, España tomó medidas drásticas de nuevo en Madrid y la República Checa sustituyó a su ministro de Sanidad por un epidemiólogo debido a un brote de infecciones.

El creciente impulso para reimponer duras restricciones en Europa para combatir un azote que parecía estar bajo control a principios de año contribuyó a una fuerte caída en Wall Street por la mañana. El promedio industrial del Dow Jones bajó más de 900 puntos, o el 3.4%, y el S&P 500 cayó un 2.6%.

En Gran Bretaña se prevé que el primer ministro Boris Johnson anuncie el martes una ronda de restricciones para frenar la propagación de la enfermedad. El director médico británico Chris Whitty advirtió que los casos se están duplicando cada siete días, y la experiencia en otros países muestra que eso pronto llevará a un aumento en las muertes.

Los directores de salud de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte elevaron el lunes la alerta nacional por Covid-19 de tres a cuatro, el segundo nivel más alto. Más de 4,300 nuevas infecciones fueron reportadas el lunes, un nivel no visto desde principios de mayo.

En Francia, donde las infecciones alcanzaron un récord el fin de semana con más de 13,000 nuevos casos en 24 horas, las autoridades de salud abrieron nuevos centros de pruebas en la región de París para reducir las filas y los retrasos. Italia añadió París y otras partes de Francia a su lista negra de Covid-19, exigiendo a los viajeros de esas regiones muestren que salieron negativos en una prueba de detección o se sometan a pruebas a su llegada.

Y la capital noruega prohibió las reuniones de más de 10 personas en casas particulares después de un aumento en los casos, e instó fuertemente a las personas a usar mascarillas al viajar en transporte público en medio de una huelga de conductores de autobuses que obligó a muchos viajeros a tomar el tranvía.

“La situación en Oslo es grave. Debemos detenerla y tenemos que hacerlo ahora”, dijo el alcalde Raymond Johansen.

En Madrid y sus comunidades vecinas, la policía comenzó a detener a la gente que entraba y salía de los barrios de clase trabajadora que han sido parcialmente cerrados para combatir la propagación de coronavirus.https://tpc.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Las autoridades dijeron que, a partir del miércoles, unos 860,000 residentes deben demostrar que sus viajes fuera de sus barrios están justificados por motivos laborales, de estudio o médicos, o serán multados. Los parques están cerrados, y las tiendas y restaurantes en las zonas afectadas están limitadas a una ocupación del 50%.

Los lugares afectados tienen algunas de las tasas de transmisión más altas de Europa. La medida ha sido recibida con protestas de personas que piensan que las restricciones están estigmatizando a los pobres.

Merkel dice que la pandemia empeorará, la vacuna es clave para vuelta a normalidad

La canciller alemana, Angela Merkel, opinó que la pandemia del Coronavirus iba probablemente a empeorar durante los próximos meses y que la vida no volvería a la normalidad hasta que no se desarrolle una vacuna eficaz.

La canciller señaló que su Gobierno respondería a la crisis sanitaria priorizando el bienestar de la sociedad en su conjunto, especialmente el de los más pequeños, y la economía.

El gobierno “hará todo lo posible para que los niños no sean los grandes perdedores de esta pandemia. Las escuelas y guarderías serán lo más importante”, indicó la canciller en una rueda de prensa.

El ejecutivo alemán también tratará mantener la economía en marcha, reactivándola en las áreas más golpeadas por la pandemia y preservando los puestos de trabajo.

Merkel explicó que la Comisión Europea está trabajando en la firma de nuevos contratos con empresas farmacéuticas para asegurar la obtención de vacunas contra la COVID-19.

Dado que ninguna de las muchas vacunas que se están desarrollando en el mundo ha pasado aún por la fase III de los ensayos, la Comisión Europea ha hecho un pago inicial de 336 millones de euros (400 millones de dólares) al fabricante británico de medicamentos AstraZeneca para garantizar al menos 300 millones de dosis de su potencial antídoto.“Se están preparando más contratos de este tipo”, indicó la canciller.

Alemania ha logrado mantener los casos de COVID-19 y las muertes en cifras relativamente bajas en comparación con las de otros países europeos. Pero el número de nuevas infecciones diarias ha ido en aumento desde principios de julio, acelerándose en las últimas semanas.

En ese contexto, Merkel se reunió el jueves con los líderes de los länder (estados federados) para acordar normas comunes sobre cómo detener la propagación del virus.

Estuvieron de acuerdo en la necesidad de mantener las escuelas abiertas y en la decisión de prohibir grandes eventos como los partidos deportivos y los conciertos hasta por lo menos final del año.

También acordaron introducir normas de cuarentena más estrictas para los viajeros que regresen de los países que figuran en la lista de alto riesgo del país germano.

La mayoría de regiones que configuran dicha lista son de fuera de Europa, aunque también figuran zonas de la UE, como París y la mayor parte de España.“No todo volverá a ser como antes del virus”, apuntó.

“Sólo sabemos un poco sobre el virus y sobre sus características”, dijo. “Cada vez que conozcamos algo nuevo, tendremos que tomar nuevas medidas. Será un proceso continuo”.

Italia arrecia medidas contra el COVID-19 por leve repunte de casos

Italia decretó el cierre de discotecas y espacios de baile al aire libre, incluyendo playas tras lo que se podría considerar un leve aumento en los casos de contagios por el COVID-19, reportó El País.

Según el medio español, los contagios han pasado de 200 a más de 629 en una semana. Esto representaría solo una cuarta parte de los contagios en España, que se convirtió en el país europeo con más contagios.

De acuerdo a El País, los establecimientos de ocio nocturno con espacios exteriores eran los únicos que quedaban abiertos, quienes pudieron abrir después del 15 de junio.

La medida entrará en vigor hasta al menos el 7 de septiembre, a pesar de la resistencia de líderes de la industria y gobernadores de distintas regiones del país.

Además, el Ministerio de Salud de Italia emitió la semana pasada una ordenanza que requiere pruebas para todos los que lleguen de Croacia, Grecia, Malta o España.

Científico asegura que el COVID-19 se debilitó y desaparecerá pronto

Un experto en enfermedades contagiosas asegura que el coronavirus tiene los días contados.

El doctor Matteo Bassetti, jefe de enfermedades infecciosas del hospital San Martino de Génova, dijo que el virus se ha debilitado, quizá por mutaciones genéticas.

“La impresión clínica que tenga es que el virus está cambiando su severidad”, dijo Bassetti al Sunday Telegraph. “En marzo y abril había patrones completamente diferentes. La gente llegaba a urgencias con una enfermedad difícil de mitigar y necesitaban oxígeno y ventilación, algunos desarrollaron pulmonía”.

Bassetti dijo que el panorama cambió completamente en las últimas semanas.

En marzo y abril llegaba un tigre agresivo y ahora es como un gato salvaje“, dijo Bassetti. “Incluso los pacientes de 80 y 90 años se están sentando y respiran sin ayuda”.

El médico cree que la mutación del virus se debe a las medidas de distanciamiento social.

“Creo que el virus ha mutado porque nuestro sistema inmunitario reacciona al virus y ahora tenemos una carga viral más baja debido al encierro, el uso de máscaras y el distanciamiento social”, dijo. “Igual todavía tenemos que demostrar por qué es diferente ahora”.

Por último, Bassetti creo que el virus desaparecerá antes de que se desarrolle una vacuna.

“Tenemos menos y menos contagios y eso podría llevar a la muerte del virus”, dijo el experto.

Italia supera los 22.000 muertos por Coronavirus y los casos llegan a 170.000

Italia contabiliza ya 22.170 con coronavirus tras registrar 525 fallecimientos en las últimas 24 horas, según los datos que han hecho públicos las autoridades sanitarias.

Además, los contagios se sitúan cada vez más cerca de los 170.000, después de que este miércoles se detectasen 3.786 nuevos casos. La cifra total asciende, por lo tanto a 168.941 infectados.

Por su parte, un total de 40.164 personas han sido dadas de alta, 2.072 más que ayer en el país europeo que, en un principio, se vio más afectado por el Covid-19, especialmente en la región de Lombardía.

El país transalpino anunció ayer no permitirá que en los partidos de fútbol haya público en las gradas mientras no se encuentre una vacuna contra el coronavirus, cuya propagación obligó a interrumpir la Serie A, la máxima competición del país, el pasado 9 de marzo, en su vigésima jornada.