COVID-19 EN ALEMANIA

Merkel advierte que Alemania enfrenta un “nuevo virus más letal e infeccioso”

Alemania entró en una “nueva pandemia” debido a la propagación de las variantes del Covid-19, estimó este martes la canciller Angela Merkel, quien anunció medidas de confinamiento más estrictas tras una negociación maratoniana con líderes regionales.

“Tenemos un nuevo virus (…) es mucho más letal, mucho más infeccioso y contagioso durante mucho más tiempo”, declaró Merkel en rueda de prensa en Berlín.

Con las nuevas restricciones la mayoría de los comercios cerrarán y los oficios religiosos se cancelarán durante Semana Santa, del 1 al 5 de abril, con el fin de detener el aumento de contagios por Covid-19.

Las reuniones, como la recreación al aire libre, quedan prohibidas del 1 al 5 de abril. Solo las tiendas de alimentación podrán abrir el día 3.

Además muchas de las medidas en vigor desde finales de 2020, como la limitación de las reuniones privadas y el cierre de las instalaciones culturales y de ocio, se prolongan hasta el 18 de abril, precisó la canciller tras una negociación de casi 12 horas con los estados federados.

“La situación es grave. El número de casos aumenta exponencialmente y las camas de cuidados intensivos se vuelven a llenar”, advirtió.

Describió un “aumento exponencial” de la epidemia, causada por la variante británica del coronavirus.

Merkel desea prolongar las restricciones hasta marzo

La canciller alemana, Angela Merkel, aboga por prolongar hasta principios de marzo las restricciones actuales por COVID-19, que implican el cierre de la vida pública, aunque plantea un regreso gradual a la actividad escolar presencial, según informaron hoy (09.92.2021) la televisión pública ARD y el semanario “Der Spiegel”.

parcial en el que se encuentra Alemania desde finales del año pasado, señaló Merkel en una reunión con los parlamentarios de su conservador partido demócrata cristiano, indicó un participante a la AFP.

Levantar las restricciones en este momento nos haría correr el riesgo de “repuntar muy rápidamente el número de infecciones”, añadió y solicitó una prolongación al menos hasta fin de mes. En principio, estaban programadas hasta el 14 de febrero, pero el temor ante la propagación de las nuevas variantes del coronavirus ya detectadas en Alemania supone el planteamiento de la nueva prórroga.

Alemania confinada

Desde noviembre está cerrado el entretenimiento, el ocio y el conjunto de la vida cultural; a este cierre se sumó en diciembre el del comercio no esencial y de la actividad escolar presencial.

Inicialmente estas medidas iban a mantenerse hasta principios de enero, pero en sucesivas reuniones de Merkel con los líderes regionales se optó por prorrogarlas y seguirán vigente, por lo menos, hasta el 14 de febrero.

La mayoría de los 16 estados federados respaldan esta nueva prórroga, coinciden los mencionados medios. Sin embargo, hay presiones desde las propias filas conservadoras de Merkel para que se dé una perspectiva clara para la reapertura de los ámbitos afectados, especialmente en lo que concierne a la actividad escolar regular y las guarderías. En estos meses solo hay servicios mínimos para los hijos de quienes no pueden recurrir al teletrabajo.

Alemania vuelve a cerrar comercios y colegios ante el repunte de contagios del virus chino

Alemania volverá a partir del miércoles y hasta el 10 de enero al “confinamiento duro”, con comercios no esenciales y colegios cerrados, para atajar la propagación del coronavirus que pese a mes y medio de restricciones alcanzó esta semana cifras récord.

El Gobierno central y los estados federados acordaron este paso en una videoconferencia de urgencia celebrada este domingo para evitar el colapso del sistema sanitario, atendiendo a los llamamientos de los expertos y tras la cascada de medidas regionales que se han ido adoptando en los últimos días.

“Es el día de hacer lo necesario”, aseguró la canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa convocada de urgencia para anunciar las nuevas medidas, en la que argumentó que las restricciones previas “no han sido suficientes”.

La canciller, que destacó que se trata de evitar la “sobrecarga del sistema sanitario” reduciendo al máximo los contactos interpersonales, reconoció que las restricciones afectan severamente a “mucha gente”.

Cierre de comercios no esenciales

El acuerdo incluye el cierre de todos los establecimientos comerciales considerados no esenciales, que se suman al ocio, la cultura y la gastronomía, que suspendieron su actividad a principios de noviembre.

Los colegios y las guarderías permanecerán asimismo cerradas tres semanas y media, dejándose la puerta abierta a la educación a distancia y estableciéndose retenes de guardia en algunos centros para casos excepcionales, como hijos de padres con profesiones esenciales.

Las reuniones seguirán limitadas a cinco personas de dos domicilios (sin contar los menores de 14 años), aunque las condiciones se relajarán levemente entre el 24 y 26 de diciembre para permitir encuentros familiares (aunque no en Nochevieja, Año nuevo y Reyes).

Para Nochevieja y Año nuevo se va a decretar una “prohibición de reunión” nacional en espacios públicos y se va a prohibir la venta y uso de productos pirotécnicos, algo tradicional en esas fechas. Además se recomienda el trabajo desde casa, se recomienda no viajar ni dentro ni fuera del país, se restringen los oficios religiosos mediante medidas de higiene y distanciamiento y se prohíbe el consumo de alcohol en lugares públicos.

Las medidas de seguridad se extremarán además en las residencias de personas mayores, donde se realizarán varios test semanales a los profesionales sanitario y, en regiones con mayor incidencia, también a los visitantes.

El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, avanzó por su parte la prolongación y mejora de las ayudas financieras puente para empresas y autónomos, con el objetivo de asegurar la liquidez a los perjudicados por los cierres.

Cifras en máximos

La decisión supone una victoria de las tesis de Merkel, que había abogado desde hace semanas por endurecer las restricciones. Pero las competencias en ese ámbito recaen en los estados federados, que hasta el momento se habían resistido a un confinamiento duro o no habían sido capaces de consensuar una postura unificada. Alemania registró en las últimas 24 horas 20.200 nuevos contagios por Covid-19 y 321 muertes, según cifras del Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia.

El récord en ambas categorías se produjo este viernes, con 29.875 nuevos casos y 598 víctimas mortales. Este sábado se comunicaron unas cifras ligeramente inferiores: 28.438 nuevos casos de covid y 496 muertes.

En los últimos siete días se han contabilizado 140.383 casos en Alemania -el país más poblado de la UE con 83,2 millones de habitantes-, con lo que la incidencia acumulada en ese período para el conjunto del país es de 169,1 casos por cada 100.000 habitantes.

En total, Alemania ha registrado 1.320.716 contagios por coronavirus (más del 1,5 % de la población), de los que 21.787 han fallecido. El RKI estima que la cifra de recuperados se eleva ya a 967.900 personas, mientas que unos 330.000 están ahora mismo infectados por el Sars-CoV2.