COVID-19 EN ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos reportó 3,865 muertes por Covid-19

El número de muertos en la nación hasta el jueves asciende a más de 364,500, según datos de la Universidad Johns Hopkins, mientras que el número de personas infectadas ha superado los 21.53 millones.

El pronóstico más reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) proyecta que habrá entre 405,000 y 438,000 muertes para fin de mes.

El pronóstico anterior, publicado el 30 de diciembre, proyectaba hasta 424,000 muertes para el 23 de enero.

La propagación continua del virus y el creciente número de muertes se producen incluso cuando EE.UU. está trabajando para distribuir vacunas vitales Covid-19, un proceso que ha sido criticado por ser demasiado lento.

Las recomendaciones de grupos para las vacunas no son una imposición

El Cirujano General de EE.UU., Jerome Adams, dijo el jueves que los estados que pueden vacunar más allá de las recomendaciones de la fase 1a, que incluyen a los trabajadores de la salud y los residentes de centros de atención a largo plazo, deberían hacerlo.

“Los estados no solo pueden, sino que DEBERÍAN expandir agresivamente las vacunas a otras fases si el suministro actual excede la demanda en la fase 1a”, dijo el cirujano general en Twitter.

Biden advirtió que a EEUU le esperan unas semanas o meses “muy duros”

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que Estados Unidos vivirá en las próximas semanas y meses un período muy difícil”, acaso “el más duro de toda la pandemia”, en momentos en que el país batió otro récord de muertes diarias.

“Las próximas semanas y meses serán un período muy difícil para nuestra nación, quizás el más duro de toda la pandemia”, tuiteó este el demócrata. “Pero vamos a superarlo”, añadió con la misma seguridad.

“Se acercan días más brillantes, pero se necesitará todo el valor y la determinación que tenemos como estadounidenses para hacerlo”, destacó Biden, quien entre otras cosas alienta a la población estadounidense a darse la vacuna. Él mismo fue uno de los primeros dirigentes en recibir la vacuna.

Biden ya había anticipado la semana pasada que “los días más oscuros” en la batalla contra la pandemia “están por delante de nosotros, no detrás de nosotros”, e instó a los estadounidenses a prepararse para la lucha.

EE.UU. establece un nuevo récord de hospitalizaciones diarias por Covid-19

 Estados Unidos alcanzó este jueves un nuevo récord de personas hospitalizadas actualmente por covid-19, según el Proyecto de Seguimiento del Covid.

Al jueves había 100.667 personas hospitalizadas con covid-19, de acuerdo al proyecto. Este es el segundo día consecutivo en el que el país supera las 100.000 personas hospitalizadas con la enfermedad.

Los días con la mayor cantidad de hospitalizaciones, según los datos del proyecto, son:

  • 3 de diciembre: 100.667
  • 2 de diciembre: 100.226
  • 1 de diciembre: 98.691
  • 30 de noviembre: 96.053
  • 29 de noviembre: 93.265

Hasta el momento, Estados Unidos registra al menos 14.112.439 casos de coronavirus, de acuerdo a los datos de la Universidad Johns Hopkins. Han muerto por covid-19 al menos 276.088 personas. Hoy el país registró 191.065 casos nuevos y 2.642 muertes nuevas hasta el momento.

Este es el cuarto día con más cantidad de casos nuevos desde que comenzó la pandemia y el segundo día con mayor cantidad de muertes.

Estados Unidos pasó de 4 millones de casos del virus chino

El número total de casos de coronavirus en Estados Unidos en noviembre superó los cuatro millones el sábado, más del doble del récord establecido en octubre que sumó 1.9 millones de casos. Y es probable que la fuerte escalada continúe, o que crezca aún más, según el reporte de The New York Times.

“Estamos en camino de continuar con este ritmo acelerado de la epidemia y ver un aumento de casos aún más rápido debido al movimiento en el interior, de las actividades en todo el país y porque un gran número de personas se han mudado por el país durante las vacaciones”, dijo a The New York Times Tom Inglesby, director del Centro de Seguridad Sanitaria de la Universidad Johns Hopkins.

El hito se produjo cuando los estadounidenses viajaron por millones durante el largo fin de semana de Acción de Gracias y en medio de un Viernes Negro que vio algunas tiendas abarrotadas, incluso cuando los comerciantes guiaron a los clientes a las ventas en línea y limitaron las compras en persona.

Más de 170,000 personas en los Estados Unidos ahora dan positivo en un día promedio. Más de 1.1 millones de personas dieron positivo en la última semana. El total general del país, desde el inicio de la pandemia, supera los 13 millones de infecciones, con mucho el brote más grande del mundo.

Sin embargo, el feriado del Día de Acción de Gracias causó sesgos en los informes al final de la semana, con una fuerte caída en los nuevos casos reportados el jueves, y luego un gran salto el viernes.

Muchos estados no informaron datos sobre el feriado de Acción de Gracias, cuando el recuento nacional aumentó en más de 103,000 casos y más de 1,100 muertes, niveles mucho más bajos que el jueves 19 de noviembre anterior, cuando se registraron 187,000 casos y 1,962 muertes.

Por esa misma razón, las cifras fueron artificialmente altas el viernes, cuando muchos estados informaron datos de dos días.

Estados Unidos ha informado de más de 100,000 infecciones cada día durante 26 días consecutivos. El promedio diario entre la semana y el viernes fue de más de 166,000, casi 2.5 veces más alto que los recuentos pico del verano en julio.

El número de pacientes con Covid-19 en hospitales de EE.UU. alcanzó niveles récord el sábado por la noche, con 91,635 estadounidenses hospitalizados con Covid19, según el Proyecto de seguimiento de COVID.

Y si bien hay más buenas noticias en el frente de las vacunas, por ahora los estadounidenses deben “refugiarse” y prepararse para un invierno difícil por delante.

El Dr. Fauci vaticina cuándo se volverá a una “normalidad relativa”

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, concedió una entrevista al programa State of the Union de la cadena CNN. En la misma, destacó los progresos realizados en la busca de la vacuna y señaló cuándo se producirá una vuelta a la normalidad. 

Sobre el reciente anuncio del remedio de Pfizer, cuya efectividad es del 90%, recalcó que “eso es genial, pero tenemos que lograr que la gente se vacune. Si conseguimos que la inmensa mayoría de las personas se vacunen y sea una vacuna eficaz, y que por otro lado haya un alto grado de absorción del remedio, podríamos empezar a hacer que las cosas vuelvan a la normalidad relativa tan pronto como entremos en el segundo y tercer trimestre del año. En ese momentola gente podrá empezar a pensar en hacer cosas que eran demasiado peligrosas hace apenas unos meses”.

Aunque también advirtió que no se deben abandonar las medidas fundamentales de salud pública: “Puede acercarse a un grado de normalidad sin dejar de hacerse algunas cosas fundamentales de salud pública que se unan con la vacuna para que volvamos a la normalidad”.

Coordinación con la nueva Administración Biden

Respecto a la posibilidad de que los funcionarios de salud del país comenzaran a colaborar ya con el equipo de transición del presidente electo Joe Biden, no dudó en afirmar que “por supuesto que sería mejor si pudiéramos empezar a trabajar con ellos”.

“Como saben, he pasado por múltiples transiciones, habiendo servido a seis presidentes durante 36 años. Y está muy claro que en el proceso de transición por el que pasamos es realmente importante una entrega fluida de la información también, ya que es casi como pasar el testigo en una carrera. No quieres detenerte y luego dárselo a alguien, básicamente quieres seguir adelante”, añadió en el citado medio.

Estados Unidos supera récord de contagios semanales de COVID-19

El coronavirus sigue su arremetida en Estados Unidos a nueve días de las elecciones presidenciales.

El país rompió el récord del promedio de contagios semanales con 68,954. La marca anterior era de 66,844, la cual fue registrada en la semana terminada el 23 de julio, según datos de The COVID Tracking Project.

El nuevo repunte en Estados Unidos es impulsado por estados del centro oeste del país luego de que se estabilizaron los brotes de California, Florida y Texas, los estados con más casos durante el verano.https://bd89e0518e1983d6d4f588799eaffe89.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Trump atribuyó el repunte de contagios al número de pruebas que se hacen en su país, y consideró “estúpido” que se sigan haciendo tantos tests de covid-19, porque eso “da algo de qué hablar a los medios de comunicación” antes de las elecciones.

Los expertos no están de acuerdo con el argumento de Trump de que los casos suben simplemente porque se hacen más tests: esa lógica no tiene en cuenta que el porcentaje de pruebas que dan positivo ha subido más de un punto porcentual desde comienzos de octubre, hasta el 5.8% actual.

225,000 muertos

Además de los casos, Estados Unidos superó este domingo los 225,000 muertos por COVID-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, en un momento de repunte en los contagios y mientras la Casa Blanca admite que el país no podrá “controlar la pandemia” del todo.

La cifra de muertos en EE.UU. es muy superior a las registradas en los siguientes países con más fallecidos por coronavirus: le sigue Brasil, con 156,903 muertes; la India, con 118,534; y México, con 88,743.

Estados Unidos roza los 215.000 muertos por el virus chino

Estados Unidos alcanzó la cifra de 7,760,593 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y la de 214,765 fallecidos por la enfermedad de la COVID-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del lunes) es de 50,965 contagios más que el sábado y de 460 nuevas muertes.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 33,294, más que en Perú, España o Francia.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23,883 personas.

A Nueva York le siguen en número de fallecidos Texas (16,971), California (16,576), Nueva Jersey (16,174) y Florida (15,364).

Otros estados con un gran número de muertos son Massachusetts (9,604), Illinois (9,230), Pensilvania (8,330), Georgia (7,416) o Michigan (7,219, sin variación respecto a la jornada anterior).

En contagios, California y Texas son los más afectados

En cuanto a contagios, California suma 854,712, le sigue Texas con 818,336, tercero es Florida con 734,491 y Nueva York es cuarto con 474,286.

El balance provisional de fallecidos -214,765- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100,000 y 240,000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50,000 y 60,000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110,000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre Estados Unidos llegará a los 235,000 fallecidos y para el 31 de diciembre a los 360,000.

Gobernador de Texas autoriza la reapertura de bares

Los bares de Texas podrán empezar a reabrir por primera vez desde junio, informó el miércoles el gobernador Greg Abbott, poniendo fin a una de las últimas medidas de cierre para combatir el coronavirus implementadas luego de un brote letal durante el verano.

Sin embargo, la orden de Abbott no permite que los bares reabran completamente, y no en todas partes. Tendrán que operar al 50% de su capacidad a partir de la próxima semana, y sólo en los condados que lo autoricen.

Hace unos días, Texas supero las 16,000 muertes a causa del coronavirus y está cerca de alcanzar los 800,000 casos confirmados. El mes pasado, Abbott comenzó a retirar algunas restricciones impuestas para prevenir los contagios por primera vez desde que un repunte de casos durante el verano afectó a Texas, abrumando los hospitales de Houston y a lo largo de la frontera con México.

Aunque el número de casos ha disminuido drásticamente desde agosto, las hospitalizaciones en Texas se han mantenido estables en unos 3,200 pacientes durante dos semanas. Otros estados están registrando repuntes de casos, incluido Wisconsin, donde las autoridades de sanidad anunciaron el miércoles que se abrirá un hospital de campo la próxima semana en los terrenos de la feria del estado cerca de Milwaukee.

A nivel nacional, alrededor de 30,000 pacientes con coronavirus están hospitalizados, de acuerdo con el COVID Tracking Project.

La forma en la que Abbott ha manejado la pandemia ha sido criticada no sólo por los enojados propietarios de bares, sino también por la derecha de su propio partido. Activistas conservadores, que han impulsado la agenda del Partido Republicano durante años, han presentado múltiples demandas en las que acusan al gobernador de excederse con sus órdenes de confinamiento y por emitir una orden para el uso de mascarillas a nivel estatal.

Sepa porqué tantos estadounidenses se han contagiado del virus chino

Magdalena Toj García, de 36 años, dice que le pidió una mascarilla a su supervisora porque no quería contagiarse de COVID-19, pero la mujer le respondió que solo se las iban a dar a los enfermos.

“Si yo quiero una mascarilla es precisamente para eso, para no enfermarme”, insistió la trabajadora, que llevaba más de una década laborando en Agri Star Meat and Poultry en Postville, Iowa, pero la negativa persistió.

Según una investigación de The Washington Post, Toj y varios de sus colegas no fueron informados acerca de la posibilidad de estar expuestos al coronavirus y posteriormente se contagiaron en esa planta de procesamiento de carnes donde migrantes de Somalía, México y Centroamérica conforman buena parte de la fuerza laboral.

El diario señala que el caso de Agri Star es un símbolo de las fallas en el manejo de la pandemia en el país. Los investigadores del medio aseguran que la empresa no suspendió las actividades laborales en las líneas de producción después de los primeros casos positivos y, además, las autoridades cerraron un caso contra la planta —a pesar de tener varias acusaciones— sin hacer una inspección.

A pesar de que la empresa niega los señalamientos y afirma que se tomaron las medidas de salubridad necesarias, The Washington Post cita las investigaciones de Paraic Kenny, un genetista especializado en tumores, que decidió analizar el brote que surgió en Postville, la población de Iowa donde está localizada la compañía.

Según Kenny, diversas pruebas ubican a las instalaciones de Agri Star en el epicentro del coronavirus en esa región. El científico analizó las 30,000 letras “nucleótidas” del genoma del virus y descubrió dos subcepas que comparten la misma mutación, lo que significa que provienen del mismo linaje genético pero, lo que le pareció más interesante, es que la mayoría de los casos de esas cepas eran de personas que trabajaban en la planta o vivían con algún empleado.

“El hecho de que estén todos agrupados indicaba que realmente hubo una introducción única en la región que se estableció y expandió”, dice Kenny.

El caso de Agri Star no es el único en la región. El 24 de septiembre, la agencia reguladora de Iowa emitió su primera citación contra Iowa Premium Beef Plant, una planta empacadora de carne ubicada en la ciudad de Tama, donde se registró un gran brote de coronavirus que enfermó a su fuerza laboral.

Los contagios se iniciaron en abril y ocasionaron que 338 de los 850 trabajadores de la planta dieran positivo por el virus, 80 más de los que el estado reconoció anteriormente, según los registros de inspección. Pese a eso, la citación de las autoridades solo contempla una multa de 957 dólares por violaciones menores.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de Iowa dijo el 1 de junio que había iniciado inspecciones en las instalaciones de Tama y otras cuatro plantas empacadoras de carne donde miles de trabajadores dieron positivo.

Los registros muestran que las inspecciones no produjeron citaciones en las otras cuatro plantas, donde al menos nueve trabajadores fallecieron por el COVID-19. Entre ellos se incluyen las plantas de Tyson Foods en Waterloo, Columbus Junction y Perry y la planta de JBS en Marshalltown.

Según fuentes de la investigación del Post, hasta el 16 de septiembre habían 473 estudiantes y 246 empleados contagiados.

Las organizaciones de defensa han denunciado que Iowa tiene algunas de las restricciones más laxas del país puesto que la gobernadora Kim Reynolds no emitió una orden para que el uso de las mascarillas sea obligatorio en el estado —aunque la Casa Blanca lo recomendó—, además las escuelas públicas están obligadas a mantener al menos la mitad de sus clases presenciales y los bares siguen funcionando en todos los condados a excepción de seis.

“Es triste”, dijo Kenny sobre los resultados de sus análisis. Según el investigador sus estudios sobre el genoma no solo muestran el recorrido de la transmisión del coronavirus en la región, sino que también es un testimonio de las fallas y errores humanos, las advertencias que no fueron atendidas y la falta de información durante los primeros meses de la pandemia.

Con información de The Washington Post y The Associated Press

Estados Unidos supera los 6 millones de casos de Coronavirus

Estados Unidos superó ayer domingo los seis millones de casos de coronavirus en un momento en que la pandemia parece estar disminuyendo en el país.

La cifra fue revelada por el New York Times, basado en su base de datos. El sitio Worldmeters.info, registraba el domingo 33,262, suficientes para sobrepasar la barrera de los seis millones de positivos.

El país lidera en número de casos a nivel mundial. El segundo es Brasil con 3,846,153 positivos.

La noticia alentadora es que el promedio de casos positivos en el país se encuentra a la baja desde hace dos semanas. En ese lapso de tiempo de vio un descenso de 20%, según los datos del NY Times.

El COVID-19 no da tregua en EEUU: van 5 millones 414 mil contagiados y alrededor de 170.000 fallecidos

Desde el primer momento en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo público el primer caso del coronavirus en diciembre de 2019, Estados Unidos se ha posicionado como el país más afectado a nivel mundial por la crisis sanitaria. En un escenario protagonizado por una carrera presidencial y una economía en declive, el país norteamericano registra para este 17 de agosto 5.414.870 casos confirmados y alrededor de 170.000 fallecidos.

El estado más afectado hasta la fecha es California que este fin de semana superó el umbral de los 600.000 contagios. De acuerdo con balance realizado por AFP, para este 17 de agosto la cifra de contagios se eleva a 628.508 casos y el número de fallecidos asciende a 11.245, siendo el condado de Los Ángeles el que registra los números más alarmantes.

Florida ocupa el segundo lugar de la lista luego de ser considerado epicentro de la pandemia en territorio estadunidense. Para la fecha, registra alrededor de 9.451 muertes y más o menos 573.408 casos positivos al coronavirus mientras que Miami es la ciudad más afectada con 2.057 fallecidos y alrededor de 145.300 contagios.

Luego se encuentra Texas con 560.950 personas infectadas y el número de fallecidos en el estado norteamericano asciende a 10.491. En el condado los decesos no han sufrido un incremento considerable; sin embargo, los contagios si se han elevado y expertos aseguran que se debe a la baja demanda de tomas de pruebas del coronavirus lo cual no permite un control de la pandemia.

El cuarto lugar es para Nueva York, otro estado considerado epicentro cuando llegó la pandemia a Estados Unidos, pero hoy por hoy ha vivido un “alivio” en sus números rojos. Para este 17 de agoto reporta alrededor de 430.226 contagios y 32.424 víctimas mortales. El Centros de Control de Enfermedades del país norteamericano (CDC) pronostica que para el 5 de septiembre el nuevo Covid-19 podría reportar alrededor de 189.000 fallecidos en todo el territorio estadounidense.

Estados Unidos acumula más de 160,000 muertes por el virus chino

Estados Unidos alcanzó el jueves la cifra de 4,882,270 casos confirmados de COVID-19 y la de 160,091 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del viernes) es de 58,462 contagios más que el miércoles y de 2,060 nuevas muertes, la cifra más alta de fallecidos en los últimos tres meses.

A esta cifra se ha llegado después de que la Universidad Johns Hopkins haya añadido más de 1,000 fallecidos en Texas en las últimas 24 horas hasta llegar a los 8,547, un total que difiere del que aporta el estado, que es de 7,803.

California sobrepasó el jueves las 10,000 muertes por coronavirus.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 32,754, más que en Francia o España. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23,563 personas.

A Nueva York le siguen en número de fallecidos la vecina Nueva Jersey con 15,849, California con más de 10,000, Massachusetts con 8,661 y Texas con 8,547.

Otros estados con más de 7,000 muertes son Illinois, Florida y Pennsylvania.

En cuanto a contagios, California suma 537,410, le sigue Florida con 510,389, tercero es Texas con 482,890, y Nueva York queda cuarto con 418,928.