COVID EN EL MUNDO

OMS y China insisten en que el Covid se originó en murciélagos que contagiaron a humanos

El contagio del nuevo coronavirus desde los murciélagos a los humanos a través de otros animales es la causa más probable de la pandemia, según el borrador de un estudio conjunto de la OMS y China sobre el origen del Covid-19. El documento consideraba “extremadamente improbable” que el origen fuera una fuga de laboratorio.

Los hallazgos entraban dentro de lo esperado y dejaban muchas preguntas sin resolver. Los autores proponían nuevas investigaciones en todos los campos salvo en la hipótesis de una fuga de laboratorio.

Había una gran expectación en torno al reporte, ya que descubrir el origen del virus podría ayudar a los científicos a impedir pandemias futuras, pero también resulta muy sensible porque China responde con agresividad a cualquier sugerencia de que tiene la culpa de la actual. Las reiteradas demoras en la publicación del informe habían sembrado la duda de si el lado chino trataba de influir en las conclusiones.

“Tenemos preocupaciones reales sobre la metodología y el proceso en ese reporte, incluido el hecho de que al parecer, el gobierno de Beijing ayudó a escribirlo”, dijo en una entrevista reciente a CNN el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

China rechazó hoy esas críticas.

“Estados Unidos ha estado hablando del reporte. ¿Está intentando Estados Unidos ejercer presión sobre los miembros del grupo de expertos de la OMS?”, preguntó Zhao Lijian, portavoz del Ministerio chino de Exteriores.

El reporte se basa principalmente en una visita del equipo de expertos internacionales de la OMS a Wuhan, la ciudad china donde se detectó por primera vez el covid-19. La visita se hizo entre mediados de enero y mediados de febrero.

Los investigadores enumeraron cuatro posibles escenarios en orden de probabilidad. Concluyeron que el contagio a través de un segundo animal era probable o muy probable. Consideraron probable el contagio directo de murciélagos a humanos y señalaron que la expansión a través de la cadena de frío de alimentos era posible, pero no probable.

El pariente más cercano al virus que provoca el covid-19 se ha encontrado en murciélagos, que se sabe son portadores de distintos coronavirus. Sin embargo, el reporte señaló que “se estima que la distancia evolutiva entre los virus de murciélagos y el SARS-CoV-2 es de varias décadas, lo que sugiere un eslabón perdido”.

Se han encontrado otros virus muy similares en pangolines, pero también los visones y gatos son susceptibles al covid, lo que sugiere que podrían ser portadores.

EEUU: estudian si vacunados pueden contraer, transmitir COVID

Los científicos tratan de responder dos de las preguntas más apremiantes para millones de personas vacunadas contra el COVID-19, dijo el viernes el doctor Anthony Fauci: ¿pueden contraer la enfermedad sin exhibir síntomas, y en ese caso pueden transmitirla?

Fauci dijo en la conferencia de prensa de la Casa Blanca que está en curso un estudio con 12.000 estudiantes de una veintena de universidades.

“Es un problema de extrema importancia”, dijo. “Ayudará a tomar decisiones basadas en la ciencia sobre el uso de mascarillas y mantenimiento del distanciamiento social después de la vacunación.

La mitad de los estudiantes recibirán la vacuna de Moderna y la otra mitad servirá de grupo de control, para recibir la vacuna cuatro meses después.

Todos los estudiantes llevarán un diario electrónico diario, se hisoparán la nariz diariamente y en ocasiones darán muestras de sangre. También darán los nombres de las personas con las que mantienen contacto estrecho. Fauci dijo que las respuestas se conocerán en unos cinco meses.

Detectan variente del Covid-19 en la India

Los expertos han detectado una variante nueva y posiblemente problemática del coronavirus en la India, tal como se detectaron variantes en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

Sin embargo, funcionarios del ministerio de Salud y expertos advirtieron que no se deben vincular las variantes con un pico de contagios en la India.

La transmisión disminuyó en la India desde septiembre y la vida regresaba a la normalidad. Pero el mes pasado comenzaron a aumentar y se registraron más de 47,000 casos nuevos un solo día en más de cuatro meses.

El virus ha mutado durante la pandemia. La mayoría de las mutaciones son triviales, pero los científicos tratan de determinar cuáles se transmiten con mayor facilidad o provocan una enfermedad más grave.

Se considera que las tres variantes detectadas en Sudáfrica, Gran Bretaña y Brasil son las más inquietantes y se las ha designado “variantes de interés”. Las tres aparecieron en el 7% de las casi 11,000 muestras secuenciadas en la India desde el 30 de diciembre. La más contagiosa fue la detectada en el Reino Unido el año pasado.

La nueva variante hallada en la India tiene dos mutaciones en las espículas proteicas mediante las cuales el virus se adhiere a las células, dijo el doctor Rakesh Mishra, director del Centro de Biología Celular y Molecular, uno de los 10 institutos de investigaciones que secuencian el virus.

Añadió que estas variantes genéticas podrían ser preocupantes porque facilitan la transmisión y escapan al sistema inmunitario, pero sostuvo que no se las debe vincular con el nuevo pico.

Un fármaco utilizado contra la lepra podría también servir para tratar el COVID-19

La clofazimina, un fármaco utilizado para tratar la lepra, es eficaz contra la infección causada por el SARS-CoV-2 en células humanas y en hámsters, según un estudio publicado este martes (16.03.2021) en la revista Nature.

La clofazimina es un medicamento seguro, que puede tomarse por vía oral y cuyo coste de fabricación es bajo, tres aspectos que le convierten en un candidato potencialmente atractivo para tratar la enfermedad del COVID-19.

En el estudio, los investigadores, liderados por Sumit Chanda, virólogo del Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute, La Jolla, California, analizaron la eficacia de este fármaco contra los coronavirus y descubrieron que era capaz de inhibir la replicación de dos de ellos (el SARS-CoV-2 y el MERS-CoV de Oriente Medio) en cultivos celulares humanas y de mono, y en tejido pulmonar humano.

En un modelo de hámster infectado con el SARS-CoV-2, la administración de clofazimina antes o poco después de ser infectado redujo significativamente el número de partículas víricas halladas en los pulmones de estos animales.

Además, cuando este medicamento se administró junto al remdesivir, ambos fármacos actuaron de forma sinérgica en la reducción de la replicación viral. Una dosis baja de remdesivir combinada con clofazimina mejoró significativamente el control viral en el modelo de hámster, según el estudio.

Los autores creen que la clofazimina podría ser un candidato atractivo para el tratamiento del SARS-CoV-2, del MERS y posiblemente de otros coronavirus, pero primero deberán probarlo en ensayos clínicos que confirmen su potencial como opción de tratamiento.

Chile no vacunará a los extranjeros no residentes para evitar el “turismo COVID”

Chile no vacunará a los extranjeros que no sean residentes en el país, con el objetivo de evitar el denominado “turismo COVID”, y rectificaron así el plan inicial de inmunización publicado por el Ministerio de Salud.

“No van a tener derecho a  vacunarse en Chile  los extranjeros que estén en el país con una visa de turista (…), ni quienes se encuentren de forma irregular”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand.  

Para poder acceder a la inmunización, que es gratuita, se necesita tener la nacionalidad chilena, permanencia o residencia en el país, o en su defecto, una solicitud de visa en trámite ingresada, aclaró el canciller.

Según el nuevo decreto, quedan también excluidos del proceso de inmunización todos los migrantes irregulares, lo que deja sin vacuna a los miles de extranjeros que ingresaron en las últimas semanas por la frontera norte, con Bolivia, y que se encuentran varados en campamentos sanitarios haciendo cuarentena preventiva.

“Todo aquel que ingrese irregularmente a Chile no va a poder normalizar su situación, y su realidad va a ser particularmente precaria”, agregó Allamand, que está impulsando desde hace unos días una campaña para desincentivar a extranjeros a ingresar a Chile por pasos no habilitados.

“Vuele a Chile, vacúnese y disfrute”, falsos paquetes de turismo

La agilidad con que el país está llevando a cabo el proceso de inmunización contra la covid-19 frente al resto de países de América Latina ha llevado a varios medios de comunicación extranjeros y a numerosos internautas a difundir información sobre cómo llegar a Chile para poder obtener la vacuna.

La modificación del plan de vacunación se anunció dos días después de que una cadena de televisión peruana anunciara que “hay mil maneras de vacunarse en Chile” informando sobre el “turismo médico” y relatando diferentes modos de llegar para lograr inocularse.

“El paquete turístico para vacunarse, que cuesta unos 500 dólares, incluye vuelos, hospedaje, seguro médico y traslados”, informó el reportaje.

Mientras que en algunos países de Latinoamérica, como Brasil o Perú, han sido frecuentes las saturaciones en hospitales y las aglomeraciones para conseguir reservas de oxígeno, Chile se ha convertido en un país modelo en el combate de la pandemia, por su capacidad a la hora de trazar, testear e inmunizar a la población.

Ancianos sin familia o amigos se quedan atrás en la carrera para vacunarse

Está surgiendo una división entre quienes “tienen” y quienes “no tienen” mientras los adultos mayores de todo el país pasan apuros para conseguir las vacunas contra el COVID-19.

Las personas mayores que cuentan con la ayuda de familiares o amigos están consiguiendo citas para las vacunas, aun cuando tarden días en conseguirlas. Los que no tienen apoyos sociales fiables están quedando fuera.

Los ancianos que pueden conducir (o que pueden conseguir que otras personas los lleven) están trasladándose a los lugares donde las vacunas están disponibles, cruzando fronteras de ciudades o de condados para hacerlo. Los que no disponen de transporte privado, deben conformarse con lo que haya cerca.

Los adultos mayores que dominan dispositivos y tienen servicio de internet reciben avisos de disponibilidad de vacunas y pueden inscribirse en línea para las citas. Los que no pueden permitirse servicios de banda ancha o no utilizan computadoras o aplicaciones para teléfonos inteligentes probablemente se pierden la información sobre las vacunas y las citas.

Todavía no se ha documentado el alcance de este fenómeno. Pero los expertos lo comentan en diversos foros, al igual que los adultos mayores y los familiares.

“Me preocupa mucho que las barreras para recibir las vacunas estén teniendo un impacto desigual en nuestra población de edad avanzada”, comentó el doctor XinQi Dong, director del Institute for Health, Health Policy and Aging Research de la Rutgers University.

Estas barreras parecen afectar de forma desproporcionada a los ancianos afroamericanos e hispanos, así como a las personas cuya lengua materna no es el inglés; a los adultos mayores que viven en barrios de bajos ingresos; a los ancianos frágiles, gravemente enfermos o confinados en casa, y a los que tienen problemas de visión y audición.

“La pregunta es: ‘¿Quién va a recibir las vacunas?’; ¿los adultos mayores con conocimientos de tecnología, con recursos económicos y familiares que les ayuden, o las poblaciones más difíciles de alcanzar?”, preguntó Abraham “Ab” Brody, profesor asociado de enfermería y medicina en la New York University.

“Si los ancianos de color y las personas que viven en barrios pobres no pueden encontrar la manera de vacunarse, se van a ampliar las disparidades que han surgido durante la pandemia”, señaló.

La evidencia preliminar de un análisis de KHN indica que esto parece estar ocurriendo. En 23 estados que informan de los datos de vacunación por raza, los afroamericanos se están vacunando a un ritmo mucho menor que los blancos, según su porcentaje de población. Los datos sobre los hispanos sugieren disparidades similares, pero son incompletos.

Aunque los datos no están ajustados por edad, los ancianos afroamericanos e hispanos han sido mucho más propensos a enfermar gravemente y morir de COVID que los ancianos blancos durante la pandemia, según otra evidencia.

Epidemióloga de Salud dice personas deben hacerse prueba COVID aunque estén vacunadas

La epidemióloga Fabiola Cruz, encargada del Sistema de Rastreo de Contactos del Departamento de Salud, aclaró en una publicación de redes sociales la importancia de continuar haciendo las pruebas de COVID-19 a personas que ya están vacunadas.

Según Cruz, hoy tuvieron muchas personas que “decidieron no hacerse la prueba de antígenos porque según ellos se acababan de poner la primera dosis y entendían que no era necesario”.

Sin embargo, explicó que para que realmente haya una inmunización e el cuerpo hay que esperar varias semanas después de la segunda dosis.

“Mientras, siempre que tengas síntomas debes hacerte la prueba y puedes participar de eventos masivos de pruebas”, continuó.

La científica recalcó que el estar vacunado “no es permiso para bajar la guardia y dejar de practicar las medidas de prevención”.

Finalmente, hizo un llamado a continuar fomentando la educación en un momento donde se está protegiendo por la vacuna.

Coronavirus: la OMS descarta que se alcance la inmunidad de rebaño en 2021

A pesar de que varios países ya están aplicando las vacunas contra el coronavirus, el mundo no logrará la inmunidad colectiva en 2021, según advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“No vamos a lograr ningún nivel de inmunidad colectiva en 2021” debido a que el despliegue de las vacunas “toma tiempo”, dijo la científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan, en una conferencia de prensa virtual desde Ginebra,

“Se necesita tiempo para escalar la producción de dosis, no solo en millones, sino que aquí estamos hablando de miles de millones”, dijo también, y pidió a la gente que tenga “un poco de paciencia”.

Swaminathan señaló que al final “las vacunas van a llegar” y que “van a ir a todos los países”. Pero recordó que mientras tanto “hay medidas que funcionan”.

La científica pidió a la gente que siga tomando precauciones como el distanciamiento físico, el lavado de manos y el uso de mascarillas para combatir la pandemia, precauciones que serán necesarias durante “al menos el resto de este año”.

¿Qué hicieron los países que mejor han gestionado la pandemia?

El control de la pandemia del covid-19 se pasea entre aciertos y desaciertos respecto a las medidas que han tomado los países del mundo para evitar contagios. Algunos impusieron restricciones de movilidad entre sus habitantes, confinamientos estrictos y realización de pruebas de Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR) de forma masiva; mientras que otros decidieron relajar sus restricciones en la etapa más avanzada de la pandemia. 

El coronavirus ha sido el causante de crisis sanitarias en varias partes del mundo. Europa y América se han convertido en el epicentro de la pandemia. Las medidas adoptadas por los países para prevenir el contagio parecen no ser suficientes y algunos se enfrentan al dilema de controlar la pandemia o evitar un declive en su economía.

Sin embargo, algunos gobiernos han tenido más éxito que otros en el control de la pandemia, incluso han declarado la erradicación del virus en sus territorios. ¿Qué hicieron estos países para lograr un buen control? En El Diario repasamos la manera en que estas naciones controlaron el covid-19:

Taiwán

Esta isla asiática celebra más de 200 días sin registrar contagios locales. A diferencia de otros países del mundo, Taiwán decidió no implementar un confinamiento estricto de sus habitantes. El éxito del control del covid-19 se basa en la experiencia de este país en el manejo de epidemias. En el año 2003, Taiwán se vio afectado por síndrome respiratorio agudo severo (SARS). Luego de sufrir los embates de esta crisis, el país invirtió en programas e instituciones epidemiológicas para afrontar la llegada de un nuevo virus.

Taiwán se enfocó en realizar pruebas masivas para detectar el virus y cortar con la cadena de contagios. Además ordenó la producción masiva de mascarillas e impulsó una campaña con información clara sobre las medidas de bioseguridad adecuadas para la población y sobre el riesgo del covid-19.

Pero las medidas anticipadas y prematuras del gobierno taiwanés fueron claves en el control eficaz del virus. Cuando las autoridades sanitarias tuvieron conocimiento del brote de covid-19 en Wuhan, China, se dieron cuenta de las similitudes con el SARS, lo que generó una reacción inmediata para prevenir contagios en la isla

A partir de la primera semana de enero el país impuso un control de vuelos estricto, colocó en cuarentena a los viajeros que provenían de países de riesgo y  también les realizaban pruebas PCR cada 72 horas. El 21 de enero se detectó el primer caso de covid-19 en el país. El gobierno implementó la tecnología para rastrear la cadena de contactos y conocer el desplazamiento de las personas en el territorio. El uso de las mascarillas en lugares públicos era obligatorio.

El último contagio autóctono en Taiwán se registró el 12 de abril. Hasta el momento tiene un total de 558 casos de coronavirus y siete personas fallecidas.

Nueva Zelanda

El 5 de octubre la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dio por erradicado el coronavirus en el archipiélago oceánico. La primera ola de covid-19 fue contenida a finales de mayo. El país sumó 102 días sin registrar contagios del virus. Sin embargo, en Auckland se detectó un nuevo foco del virus, por lo que el país se sometió a un confinamiento severo durante tres semanas.

Estos cuatro casos detectados en Auckland fueron los primeros de origen local luego de 102 días sin registrar contagios en el país. Ante esta situación, la ciudad entró en el nivel 3 del sistema de alerta. Se ordenó el cierre de restaurantes, bares, gimnasios y escuelas, también se le pidió a las personas que trabajaran desde casa así como la prohibición de reuniones de más de 10 personas. El resto del país entró en el nivel 2 del sistema de alerta con medidas más relajadas.

Desde el inicio de la pandemia en Nueva Zelanda se implementó un control férreo en las fronteras. Los viajeros deben permanecer en cuarentena y hacerse pruebas de covid-19 obligatorias. El gobierno de Nueva Zelanda se empeñó en convertir el país en una burbuja con acciones “rápidas y duras”, según la descripción de la mandataria nacional.

Luego de declarar la erradicación del virus, el país mantiene algunas medidas para evitar un posible brote. Las fronteras se mantienen cerradas para casi todos los viajeros. El gobierno pide a los ciudadanos que registren su visita en los locales a través del código QR disponible en estos lugares y así rastrear la cadena de contacto de cada persona. El uso de mascarilla en lugares públicos es recomendable mas no obligatorio. En total, desde el inicio de la pandemia, Nueva Zelanda ha confirmado 1.508 contagios y 25 fallecimientos.

Corea del Sur

A pesar de su cercanía con China, lugar de origen del covid-19, Corea del Sur decidió no aplicar confinamientos estrictos en la población, lo que no perjudicó la economía del país. Su estrategia se basó en la aplicación de pruebas PCR de forma masiva costeadas por el Estado y un programa de investigación para obtener información crucial de cada paciente con respecto a la cadena de contagio.

En enero el país comenzó la elaboración de sus pruebas PCR y el 9 de marzo fue aprobada su aplicación masiva. Se desarrollaron 15.971 equipos de PCR, con capacidad para realizar pruebas 522.700 personas. También desarrolló planes de atención médicas adaptables de acuerdo a las necesidades y sintomatología de cada paciente. 

Otra medida clave fue un trabajo de investigación de campo riguroso que incluía exhaustivas entrevistas a pacientes y obtención de datos como geolocalización, datos de tarjetas de créditos e historial médico. Aunque fue cuestionado por otros países por considerar que invadía la privacidad de las personas, este estudio fue realizado con el fin de obtener mayor información sobre el coronavirus y su cadena de contagio. 

La experiencia también fungió como aspecto clave en el control de la pandemia en Corea del Sur. En 2015 se enfrentó al síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), este brote obligó a las autoridades a modificar la legislación en cuanto a la atención y capacidad de respuesta del Estado ante una epidemia. La Ley de control y prevención de enfermedades infecciosas fue modificada y permite el rastreo de información de las personas para obtener mayor información con respecto a la enfermedad.

El amplio presupuesto de Corea del Sur para la salud pública le permitió al gobierno utilizar los recursos adecuados para la atención de la pandemia. El Estado costeó el pago de las pruebas y tratamiento para los pacientes. Hasta la fecha el país asiático registra 27.653 casos de covid-19 y 485 personas fallecidas.

Noruega

A pesar de que Europa ha sido duramente golpeada por los efectos de la pandemia, Noruega se encuentra entre los pocos países de ese continente que han implementado con éxito y cumplido las medidas para prevenir el contagio y propagación del covid-19.

La estrategia de este país se basó en el confinamiento estricto, aislamiento social de grupos de riesgo como los ancianos y el cierre de lugares públicos de esparcimiento. En octubre, el país se enfrentó a una nueva ola de contagio por lo que el gobierno implementó más restricciones. Los viajeros que no sean residentes en Noruega deben permanecer en cuarentena obligatoria en hoteles asignados. Además se mantiene el estricto control fronterizo. Las personas que provengan de países con alto índice de contagio deben presentar el certificado de la prueba PCR realizada en un tiempo no mayor a 72 horas.

Solo cinco personas pertenecientes a la misma familia pueden reunirse en domicilios, mientras que los bares y restaurantes cierran a medianoche y deben tener un aforo de no más de 20 personas. A pesar de las restricciones, los eventos públicos están permitidos con ciertas limitantes.

Noruega también creó una aplicación para rastrear la manera en que las personas se movilizan por la ciudades y detectar cuando un ciudadano estuvo cerca de un contagiado.

 En el país se contabilizan 25.524 casos de coronavirus y 285 muertes desde el inicio de la pandemia.

Singapur

Este país  basó el control de la pandemia en el uso de la tecnología. En junio, debido al inicio de clases y la apertura de las escuelas, se  implementaron dispositivos de rastreo que los estudiantes mayores de 7 años deben llevar obligatoriamente, esto con el objetivo de detectar la cadena de contactos. Estos dispositivos también se deben usar en centros comerciales, restaurantes y cualquier lugar de trabajo.

Desde el 2 de enero el país aplicó controles de temperaturas en aeropuertos a viajeros provenientes de Wuhan. Sin embargo, 90% de los contagios registrados en el país ocurrieron en refugios de trabajadores inmigrantes, donde existía un gran hacinamiento. Ante esta situación el gobierno de Bangkok habilitó escuelas y almacenes para trasladar a los extranjeros. Estas personas cumplieron un periodo de aislamiento para evitar la propagación. 

Ventajas de las medidas en común

El infectólogo Miguel Ángel Navas explica para El Diario que las medidas rápidas y prematuras aplicadas por estos países condujeron al éxito en el control de la pandemia. Destaca que la realización de pruebas masivas ayudó a detectar pacientes asintomáticos, lo que limitó la expansión de la enfermedad así como el confinamiento estricto y el distanciamiento social. Señala que el cierre oportuno de las fronteras ayudó también a evitar la llegada de viajeros contagiados con covid-19. 

En cuanto al uso de la tecnología para detectar la cadena de contagio, el especialista califica este sistema como maravilloso. “A través de dispositivos pueden rastrear la ruta del paciente y detectar posibles contagios. Eso es algo increíble que puede ayudar a detener el avance de la enfermedad”, explica.

Navas señala que en países donde la pandemia ha causado mayor estragos se debe a una flexibilización prematura de las medidas de aislamiento en sus ciudadanos. “Al no tener aislamiento las personas se reúnen y facilita el contagio del virus”, explica. 

A su juicio, otro factor importante en la propagación del virus es que las personas no tienen plena conciencia de los riesgos del covid-19. “Aun hay gente que se niega a creer que este virus existe a pesar de la cantidad de contagios y muertes en el mundo. Por supuesto no toman las medidas que son claves para esto como el uso de la mascarilla y el aislamiento”, afirma. 

El confinamiento, distanciamiento físico, realización de pruebas masivas y un sistema de salud capacitado son factores importantes en el control de la pandemia, comenta el infectólogo. Taiwán, Nueva Zelanda, Corea del Sur o Australia tomaron medidas que, en su momento, pudieron ser consideradas como prematuras, pero han sido claves para evitar una crisis sanitaria y económica en sus territorios. 

50 millones de contagios COVID en todo el mundo

Estados Unidos batió este domingo un nuevo récord de casos por coronavirus con 126,742 casos en 24 horas, según la Universidad Johns Hopkins. El mismo día, la cifra de contagios a nivel mundial superaba los 50 millones.

Se trata del tercer día consecutivo en el que el país registra más de 120,000 casos. El presidente electo, Joe Biden, ha prometido hacer lo que Donald Trump no ha podido: “Controlar el virus“.

El demócrata se enfrenta a un gran reto en una nación que supone un 4.3% de la población mundial, pero en la que se concentran el 20% de los casos.

Algunos expertos en enfermedades infecciosas creen que los datos reales son más elevados debido al número de personas asintomáticas y que no se han hecho el test.

Las muertes diarias también están aumentando en el país, con más de 1,000 fallecidos confirmados el sábado.

Dakota del Sur fue uno de los cuatro estados que registró el número récord de muertes semanales. La gobernadora Kristi Noem tuiteó el sábado sobre el “boyante” mercado de trabajo y compartió fotos de ella sonriente y junto a personas mayores. Nadie llevaba mascarilla ni mantenía la distancia social.

Reportan 40 millones de infectados de Coronavirus en el mundo

En medio de un rebrote de coronavirus en varios países, los casos positivos de COVID-19 el mundo rebasaron ya los 40 millones, de acuerdo un recuento realizado por la Universidad Johns Hopkins.

Mientras que el número de muertos por COVID-19 la cifra mundial llegó a 1,114,715.

En el reciente reporte destaca que los casos de coronavirus suman 40,050, 902, a nivel mundial, con Estados Unidos a la cabeza, al contabilizar 8,154,936 contagios.

El segundo lugar lo ocupa India con 7, 550,273 casos, seguido de Brasil con 5,224,362 casos respectivamente.

La cuarta posición lo ocupa Rusia, con 1,406, 504 casos positivos, país que vio en las últimas semanas un aceleramiento en la expansión de la enfermedad.

El quito lugar se encuentra Argentina, que en su momento fue un ejemplo para tratar la pandemia, pero ahora suma 989,680 casos.

En el caso de la nación sudamericana, los contagios se concentran al interior de la República, aumento que vino poco después del relajamiento de las medidas restrictivas para frenar los contagios.

México se encuentra dentro de los países con mayor número de casos de COVID-19 al quedar en la posición 10 con 851 mil 227 casos de la enfermedad.

Brasil sobrepasa las 150 mil muertes por el virus chino

El total de muertes por COVID-19 en Brasil superó los 150 mil hoy, sábado, pese a indicios de que la pandemia disminuye lentamente en la nación más grande de Latinoamérica.

El Ministerio Brasileño de Salud reportó que la cifra de muertes ahora se encuentra en 150,198, la segunda más grande del mundo —apenas debajo de Estados Unidos— de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

El incremento de contagios ha reavivado el dolor de Naiane Moura, una asesora de ventas que perdió a su padre Elivaldo de COVID-19 en abril. El cartero de 58 años no presentaba enfermedades previas y lidió con el coronavirus durante siete días en un hospital público de Manaos, la ciudad brasileña más grande en la Amazonía.

“Cuando veo que son 150.000, veo a mi padre junto a muchos otros cuerpos sin rostro”, aseveró Moura en entrevista vía telefónica. “Nunca imaginé que llegaríamos a ese número. no creo que podamos alguna vez superar esto”.

El presidente brasileño de ultraderecha, Jair Bolsonaro, minimizó la severidad del virus al tiempo que las muertes aumentan rápidamente en Brasil. El mandatario de 65 años desobedeció las medidas de distanciamiento social en actos públicos y alentó a las multitudes durante sus salidas de la residencia presidencial.

Bolsonaro rechazó los confinamientos impuestos por gobernadores y alcaldes y otras medidas severas para contener la propagación del virus, incluso después de que él mismo contrajo la enfermedad en julio e insistió en que el paro de la economía de Brasil enviaría a la nación al caos.

“La vida sigue. Brasil necesita producir”, dijo el 7 de julio en Brasilia al revelar que tenía COVID-19.

Manaos, ciudad donde vive Moura, se convirtió en un horrendo espectáculo al inicio de la pandemia. Entre abril y mayo, el sistema de salud se colapsó en la ciudad al tiempo que los pacientes fueron rechazados por hospitales atestados y los cementerios se vieron obligados a enterrar cuerpos en fosas comunes. La capital del estado de la Amazonía ha registrado 122 decesos por cada 100.000 habitantes, muy por encima del promedio nacional de 71 por cada 100.000 personas. La nación de 210 millones de habitantes rebasó los cinco millones de contagios confirmados el miércoles, según datos oficiales.