Las secuelas de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus siguen más vigentes que nunca, con miles de personas que permanecen desempleadas y enfrentando la dura realidad de decidir si comprar comida o pagar la renta. Y para dar una mano a esos neoyorquinos en serios problemas financieros, este lunes el gobernador Andrew Cuomo anunció otra extensión a la moratoria de desalojos hasta el 1 de enero.

Mientras Nueva York continúa luchando contra la pandemia, queremos asegurarnos de que los neoyorquinos que todavía están pasando dificultades económicas no se vean obligados a abandonar sus hogares como resultado del COVID“, dijo el Gobernador.

Cuomo anunció por primera vez una moratoria estatal sobre los desalojos residenciales y comerciales el 20 de marzo para garantizar que ningún inquilino fuera expulsado durante el apogeo de la emergencia de salud pública, y luego firmó la legislación ‘Tenant Safe Harbor Act’ el 30 de junio, que entró en vigor de inmediato. Y ahora, con la orden ejecutiva emitida este lunes, la ley se extiende por tres meses adicionales.

Estamos extendiendo las protecciones de la Ley hasta el 1 de enero porque queremos que los inquilinos tengan una estabilidad fundamental en sus vidas mientras nos recuperamos de esta crisis”.

Judith Goldiner, abogada de la organización defensora de los inquilinos ‘The Legal Aid Society’, indicó que “el diablo está en los detalles de la medida, y todavía tenemos que ver cuáles son esos detalles de la orden ejecutiva”.

Goldiner agregó que una verdadera moratoria “protegerá a todos los inquilinos independientemente de las circunstancias y no incluirá ninguna exención que los propietarios pudieran aprovechar para llevar a nuestros clientes a los tribunales por motivos frívolos. Además, Nueva York todavía estará en medio de una crisis de salud pública en 2021, y el alivio para los inquilinos debe extenderse mucho más allá del final de la pandemia”.

A principios de este mes, y también mediante una orden ejecutiva, el gobernador Cuomo había extendido la moratoria estatal sobre los desalojos hasta el 20 de octubre. Ya otras órdenes ejecutivas anteriores también han prohibido cargos extras o tarifas por pagos de alquiler atrasados, y los inquilinos que enfrentan dificultades financieras aún pueden usar su depósito de seguro como pago y tener la posibilidad de reembolsar ese dinero.