CRIMEN DE VANESSA GUILLÉN

Familia de la soldado Vanessa Guillén viajó en caravana hasta Washington para reunirse con Trump

La familia de Vanessa Guillén inició este martes una caravana desde su lugar de residencia en Houston hacia Washington DC, donde este miércoles esperan reunirse con Donald Trump y encabezar en la mañana del jueves 30 de julio una marcha pidiendo justicia para la soldado hispana asesinada en la base militar de Fort Hood, en Texas.

La familia Gillén, la abogada Natalie Khawam y la representante demócrata Sylvia García buscan impulsar una ley que han denominado #IAmVanessaGuillen y que, según apuntan, protegerá a los soldados del acoso en el seno del Ejército. La propuesta contempla que las denuncias sobre este tema se realicen ante una agencia externa a las Fuerzas Armadas.

El coronel Patrick Wempe y el inspector general del Comando de las Fuerzas del Ejército de EE. UU. dijo este jueves en la audiencia ante los representantes que, de acuerdo a una encuesta interna en Fort Hood, los soldados mostraron confianza en su liderazgo para investigar las denuncias de abuso sexual en la base.

La madre de Vanessa Guillén afirmó a Noticias Telemundo que tenía claro lo que le iba a decir al presidente Donald. “Yo sé lo que le tengo que decir, pero a mí démelos. Los quiero aquí. A mí nadie me compra”, dijo Gloria Guillén en referencia a las personas que acabaron con la vida de su hija. “No voy a parar. Los quiero aquí. Sea quien sea”, aseguró mamá Guillén, como muchos la conocen.

Este miércoles, según contó Univision, un grupo de jóvenes de la zona este de Houston se unió en caravana hacia la capital del país a la familia Guillén. Andrew Rodríguez, unos de los organizadores de este acompañamiento en caravana, aseguró que personas no solo de Texas sino también de California y Carolina del Norte.

“Queremos mostrar apoyo a la familia para que sepan que estamos juntos, unidos”, explicó Rodríguez. Rodríguez irá guiando la caravana de otros seis vehículos a Washington, donde se encontrarán con la familia de la soldado hispana y acudirán a la marcha por la aprobación del proyecto de ley #IAmVanessaGuillen.

Sepa quién asesinó a la soldado Vanessa Guillén

El cuerpo desmembrado que fue encontrado el 30 de junio en una tumba poco profunda cerca del río Leon, en el condado de Bell, es de la soldado desaparecida Vanessa Guillen, confirma su abogada.

Los investigadores creen que la soldado de Fort Hood, desaparecida desde abril, fue asesinada por su compañero de la Army, Aaron David Robinson, quien sacó una pistola y se disparó cuando fue confrontado por las autoridades.

Robinson golpeó con un martillo a la joven de 20 años dentro de la base para luego desmembrarlo, sacarlo del lugar en una caja y enterrarlo con ayuda de Cecily Aguilar, de 22 años, quien ha sido acusada de un cargo de conspiración por manipular pruebas.

Hasta el momento, lo que se sabe de Robinson es:

*El joven nació el 9 de agosto de 1999 y tenía 20 años al momento de suicidarse.

* El soldado negro asistió a Thornton Fractional North High School en Calumet City donde jugó fútbol.

* En octubre de 2017, se unió al Ejército como ingeniero de combate.

*El soldado de 5’11 y 200 libras de peso, era un soldado menor en servicio activo, quien tenía una relación con Cecily Aguilar, esposa de un ex soldado del ejército.

*La denuncia dice que Aguilar y Robinson usaron un hacha y un cuchillo tipo machete para desmembrar el cuerpo. Supuestamente intentaron quemar el cuerpo, colocaron los restos en tres agujeros separados y los taparon.

*Robinson trabajó en un edificio adyacente al de Guillén, pero no era su superior.

*El soldado es acusado por la familia de Guillen de agredirla sexualmente. En una estancia este supuestamente se sentó para observarla mientras ella se duchaba en la base militar de Fort Hood.

*Debido a que no podía deshacerse de Guillén por sí mismo, supuestamente solicitó la ayuda de Aguilar, quien lo ayudó a cortar el cuerpo de Guillén con un machete, cubrir las partes del cuerpo con cemento y eliminar las pruebas.

Antes de su muerte, la hermana de Guillén, Mayra Guillén, le habló cuando visitó la base de Fort Hood durante la búsqueda de su hermana. Era desdeñoso y se reía en su cara, dijo WHRA citando a Mayra.

Aguilar dijo que la madrugada del 23 de abril, Robinson la recogió en la estación de servicio donde trabajaba y la llevó a un área cerca del río Leon donde una caja con ruedas y asas ya estaba en el sitio.

Aguilar enfrenta hasta 20 años de prisión y una multa máxima de 250,000, si es declarada culpable.