CRISIS EN BOLIVIA

Comisión de la ONU visita a expresidenta de Bolivia, quien intentó suicidarse, en prisión

Una comisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Bolivia visitó ayer domingo (22.08.2021) a la expresidenta Jeanine Áñez en una cárcel en La Paz y recomendó que se implementen estrategias para prevenir autolesiones o el suicidio.

La delegación de la ONU visitó a la exmandataria que se encuentra cumpliendo su detención preventiva en una cárcel del barrio de Miraflores en La Paz, tras conocerse que el sábado Áñez se “autolesionó” en los brazos.

ONU Bolivia expresó a través de un comunicado que tuvo acceso “inmediato e irrestricto” a la cárcel y entrevistó a Áñez de manera confidencial.

Este organismo constató que Añez presenta “lesiones físicas autoinflingidas” y que ella dice sentirse “físicamente debilitada y profundamente afectada emocionalmente”.

Los representantes de la ONU constataron que se están implementando algunas respuestas a este hecho como dejar que un familiar de Áñez se quede a dormir con ella, pero de acuerdo con los “estándares internacionales” se deben implementar otras estrategias de “atención y prevención de autolesión y suicidio”.

“Los estándares internacionales resaltan que la salud mental de las personas privadas de libertad debe ser atendida de manera específica y aplicando la perspectiva de género”, señaló el comunicado.

Consideró un “buen paso” el examen psiquiátrico que le realizan a Áñez “toda vez que se realice con consentimiento previo y por profesionales independientes y reconocidos por las partes”.

Áñez lleva cinco meses en detención preventiva en una cárcel en La Paz por el caso denominado “golpe de Estado” en el que se la acusa de supuesta sedición y conspiración.

Familia de ex presidenta Áñez denuncia deterioro de su salud y exige traslado a una clínica

La familia de Jeanine Áñez denunció que la expresidenta interina de Bolivia sufrió una descompensación de salud y tiene la “presión altísima”, por lo que exigió este miércoles a las autoridades que autoricen su traslado de urgencia a una clínica.

Carolina Ribera, hija de Áñez, denunció a las afueras del Centro de Orientación Femenina de Obrajes en La Paz, donde permanece detenida la expresidenta interina, que “teme” por la salud de su madre, quien “corre el riesgo de sufrir una embolia”.

“Es un atropello del Gobierno (…) ella tiene derecho a la salud”, se quejó Ribera, quien confirmó que no se moverá del penal hasta saber que la expresidenta ya está estable.

Norka Cuéllar, abogada de la exmandataria interina, le confirmó a Efe que Áñez presentó una “descompensación porque tiene la presión altísima” debido a la hipertensión que padece.

Cuéllar señaló que fue notificada de la situación por la gobernadora del Centro de Orientación Femenina de Obrajes, quien le dijo que todo el día la exmandataria ha tenido fuertes dolores de cabeza”.

“Le pedí que de inmediato la trasladaran a un centro médico (…) que su hija Carolina ya tenía todo coordinado con la clínica para su atención”, contó la abogada, quien se quejó por la demora en la autorización para el trasladado.

La abogada llegó a las 16.30 hora local (20.00 GMT) a la cárcel de mujeres, donde habían medios, personas que apoyan a la exmandataria y una ambulancia que, según constató Efe, se retiró del lugar unas horas después.

La expresidenta transitoria fue trasladada el lunes pasado hasta el centro carcelario, donde cumple detención preventiva por cuatro meses mientras se realiza la investigación por el caso denominado “golpe de Estado”.

De acuerdo a los protocolos de bioseguridad por la pandemia, Áñez está aislada y, según dijo Cuéllar a Efe, no ha podido recibir la visita de sus hijos y el único contacto que ha tenido de manera presencial ha sido con ella en su calidad de abogada.

Áñez fue detenida en el departamento amazónico de Beni el sábado en la madrugada y luego fue trasladada a La Paz a las celdas de la Fuerza Espacial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) bajo un fuerte resguardo policial. EFE

lnm/gb/eat

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.