CRISIS EN VENEZUELA

Subió a 16 cifra de militares venezolanos muertos en enfrentamientos en frontera con Colombia

Ocho militares venezolanos fallecieron en enfrentamientos con grupos irregulares en la frontera con Colombia, elevando a 16 el número de bajas desde que comenzaron estos combates en marzo, informó el ministerio de Defensa este miércoles.

El organismo publicó una esquela con los nombres de los ochos soldados muertos «en combate», sin precisar si el hecho guarda relación con unos «cruentos combates» que reportó este lunes en un comunicado.

Sin referirse al número de bajas, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, expresó más temprano condolencias a los familiares de los uniformados muertos en combates que tienen lugar desde el pasado 21 de marzo en el estado Apure, limítrofe con Colombia, y que ha forzado el desplazamiento de civiles.

«Muy lamentablemente tenemos que hoy elevar oraciones, elevar nuestras plegarias al cielo por compañeros que cumpliendo el juramento de defender la patria hasta su último aliento, han trascendido de este plano terrenal en combate contra grupos irregulares colombianos en nuestra frontera», dijo durante en declaraciones transmitidas por la televisión gubernamental.

El titular de Defensa renovó sus señalamientos contra el presidente colombiano, Iván Duque, a quien Caracas acusa de secundar al gobierno de Estados Unidos en presuntos planes para derrocar al mandatario Nicolás Maduro.

«El mayor tributo que podemos hacerle a estos mártires, a estos héroes de la patria no viene dado por protocolos militares, vendrá dado por el esfuerzo que continuaremos realizando nosotros los patriotas para expulsar estas plagas que pretenden traer la guerra», señaló Padrino.

Maduro denunció el pasado 4 de abril que estos grupos, a quienes vincula con el presidente Duque, plantaron minas antipersonales en territorio venezolano, que han contribuido a las bajas militares.

Las autoridades venezolanas evitan normalmente identificar a los grupos irregulares, más allá de llamarlos terroristas o vincularlos al narcotráfico y a Duque.

Venezuela se hunde: inflación más alta del mundo y sueldo mínimo al mes de menos de un dólar

La inflación tomó fuerza de nuevo en Venezuela en medio de la segunda ola de la pandemia del Covid-19, con un dólar que sigue su tendencia alcista en el mercado paralelo y rompió la barrera de los 2.500.000 bolívares por unidad, para dejar en 0,71 centavos de dólar el salario mínimo mensual de los venezolanos. El aumento irrefrenable del precio de la divisa norteamericana, que cerró el lunes en 2.455.059,74 bolívares, se produjo en medio del colapso económico que registra el país, y marcó el inicio de la nueva semana de cuarentena “radical” que cumple toda la nación ante la creciente ola de contagios y fallecidos por coronavirus.

El país registra hasta ahora casi 185 mil casos de contagios y 1925 muertes.

Para Carlos Salazar, coordinador de la Coalición Sindical, el nuevo valor del dólar no oficial ratifica las denuncias que se hacen desde hace tiempo de que en “Venezuela no existe el salario porque el gobierno de Nicolás Maduro acabó con las prestaciones y bonificó el ingreso de los trabajadores”.

Venezuela politiza la vacunación

“Según la ONU, los países con extrema pobreza tienen un salario de 1,98 dólares diarios, y aquí en Venezuela con esta alza del dólar es de 0,71 mensual. No estamos ni siquiera en los estándares de extrema pobreza, en Venezuela se sobrevive a la pobreza y a la vida, porque aquí el venezolano tiene un alto índice de perder la vida por hambre y por salud”, afirmó Salazar.

Venezuela registra una inflación interanual de 3.867%, según datos del Observatorio de Finanzas, una instancia del Parlamento del 2015, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta que, al cierre de este año, el país tendrá una hiperinflación de 5.500%, ubicándose en primer lugar en la lista de países con mayor inflación del mundo.

El sindicalista destacó que el “gobierno colapsó, no hay sistema de salud, no hay educación, no hay servicios públicos y realmente los venezolanos lo que estamos es sobreviviendo, con alimentos y medicinas que no se pueden comprar y con un salario que no existe”.

“Mientras no exista un gobierno que realmente genere confianza para que haya transacciones financieras y se reactive la economía, Venezuela va a estar siendo atacada por la hiperinflación y los venezolanos no vamos a poder vivir y nos estamos muriendo de hambre”, advirtió.

Además, destacó que como consecuencia de las políticas económicas fracasadas del gobierno no existe el dinero en efectivo, “no tenemos ni cómo ir a trabajar, y el trabajo es ficticio en el sector público”.

Defensores de Derechos Humanos denuncian que hay 320 presos políticos en Venezuela

La ONG Foro Penal denunció que en Venezuela hay al menos 320 detenidos que se consideran presos políticos, tres menos que los reportados por la propia organización en marzo pasado.

“Al día de hoy, en el Foro Penal mantenemos el registro de 320 presos políticos en Venezuela”, dijo en Twitter el director de la ONG, Gonzalo Himiob.

En un gráfico que acompaña el mensaje, Himiob destacó que 296 de estos detenidos son hombres y 24 son mujeres, y precisó que 197 son civiles y 123 son militares.

Uno de estos civiles, de acuerdo con denuncias del bloque opositor que se agrupa bajo la figura del dirigente Juan Guaidó, a quien varios países reconocen como presidente interino de Venezuela, es el exdiputado Gilberto Sojo.

Sojo, quien fue elegido como legislador en los comicios parlamentarios de 2015, fue detenido por la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES-PNB), un órgano que la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, ha pedido al Estado venezolano disolver.

Su partido, Voluntad Popular (VP), calificó esta misma jornada su detención -que aseveró se produjo sin orden judicial- como un secuestro.  “Basta de persecuciones, basta de violar sus derechos, no debe estar ni un día más preso injustamente”, dijo VP en Twitter.

Sojo ya estuvo detenido entre noviembre de 2014 y diciembre de 2016, por lo que fue elegido como diputado por el céntrico estado de Aragua mientras estaba en prisión y solo pudo acceder a su curul un año después.

Militares torturados

La oposición venezolana también ha denunciado como arbitraria la detención del militar Johnny Mejías Laya, quien fue apresado el 30 de enero de 2019 sin que hasta ahora se conozcan los detalles de su caso.

Los familiares de este uniformado han denunciado que durante el tiempo que ha permanecido detenido y bajo custodia del Estado ha sido sometido a torturas físicas y psicológicas.

El opositor Julio Borges, quien fue nombrado comisionado para las relaciones exteriores por Guaidó, ha dicho, usando como ejemplo este caso, que los militares detenidos -y que son considerados presos políticos- “son torturados y sometidos a las peores condiciones de reclusión”.

Venezuela sigue confinada ante aumentos de casos del Covid-19

Nicolás Maduro anunció el domingo la extensión del esquema de flexibilización de la cuarentena en Venezuela por tercera semana consecutiva, luego de que en los últimos siete días se registró un incremento de 70% de contagios de coronavirus en medio de un repunte sostenido de casos de COVID-19 en el país sudamericano.

El gobernante indicó que el repunte de casos positivos está vinculado a la presencia en 13 regiones del país de las nuevas variantes del virus SARS-CoV-2, conocidas como P1 y P2.

“Mantenemos la cuarentena radical en estos siete días que vienen”, dijo Maduro en un acto televisado, al destacar el alza de 21 a 40 casos por cada 100.000 habitantes como un factor alarmante.

“Hasta el 4 de abril, el número de casos se incrementó 70%”, respecto al promedio de la semana previa, acotó.

En algún momento regresarán “los días del siete más siete” o flexibilización como es conocida en el país. Por ahora “asumimos nuestra responsabilidad de hacer a tiempo todo lo que tengamos que hacer por la salud y la vida de la familia venezolana”, aseveró.

Desde el 1 de junio, el gobierno ha aplicado, con ciertos ajustes, franjas horarias de flexibilización para la reactivación parcial de las actividades económicas, comerciales y financieras en intervalos de siete días continuos en más de 50 sectores, seguidos de la vuelta a la “cuarentena radical” en los siete días siguientes.

Con el propósito de romper la cadena de contagios, desde el 21 de marzo y al menos hasta el 11 de abril, únicamente se mantendrán activos servicios esenciales como alimentación, salud, telecomunicaciones, transporte, entre otros.

En Venezuela –donde el coronavirus no ha azotado con tanta fuerza como en otros países sudamericanos — se contabilizan 1.662 fallecidos y más 166.100 casos positivos, de ellos 1.786, en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde que detectaron las dos primeras infecciones el 13 de marzo de 2020.

Desde diciembre, Maduro venía relajando sostenidamente la cuarentena adoptada el 16 de marzo del año pasado. En ese lapso, el gobierno autorizó relajar por más de cinco semanas consecutivas las medidas de cuarentena con motivo de las fiestas navideñas, y en febrero, hizo lo propio por el carnaval, lo que se tradujo en grandes movilizaciones de personas y en concentraciones multitudinarias en los distintos espacios públicos.

Contrario al plan inicial, la Semana Santa se celebró por orden gubernamental bajo “cuarentena radical”.

Venezuela puso en marcha su campaña de vacunación el 18 de febrero. Del 13 de febrero al 6 de marzo arribaron 250.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V, que representan el 2,5% del total de las 10 millones acordadas inicialmente en diciembre entre los gobiernos de Caracas y Moscú.

Venezuela también anunció su participación en el ensayo de la segunda vacuna rusa, EpiVacCorona, se anunció.

Venezuela también recibió el 1 de marzo un lote de 500.000 dosis de la vacuna Vero Cell de la empresa estatal china Sinopharm, donadas por el gigante asiático.

Opositores demandan a Maduro en EEUU por crímenes de lesa humanidad

Los familiares de un político opositor venezolano que murió bajo la custodia de la policía de inteligencia de su país presentaron una demanda en Estados Unidos contra el presidente Nicolás Maduro y algunos de sus estrechos colabores, en la que los acusan de liderar una organización delictiva que tortura y asesina a sus enemigos.La demanda presentada en los tribunales federales de Miami, aspira a llevar el asunto a un juicio por jurados.


Aunque no especifica el monto, agrega que busca una compensación por daños y perjuicios causados por “el secuestro, la tortura y asesinato de Fernando Alberto Albán, el posterior encubrimiento del asesinato, la difamación del señor Albán y otras represalias en contra de sus familiares sobrevivientes por parte de Nicolás Maduro Moros, el aparato ilegal utilizado por Maduro y sus funcionarios para controlar Venezuela, y sus socios narcoterroristas”.


Además de Maduro, están incluidos el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno; el fiscal general Tarek Saab y el ministro de Electricidad y exministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol. También son acusados integrantes de la desaparecida guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Cartel de los Soles.La demanda se sustenta en la ley RICO de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas utilizada para enjuiciar a miembros del crimen organizado.

Algunos expertos sostienen, sin embargo, que la acción judicial de la familia de Albán es por ahora meramente simbólica.“El principal desafío sería notificar formalmente a Maduro y ponerlo bajo la jurisdicción de una corte estadounidense”, manifestó a AP el abogado David Weinstein, un exfiscal federal que ha tenido entre sus manos casos de personalidades latinoamericanas.


Las leyes estadounidenses permiten que las demandas contra extranjeros sigan su curso, pero solo si los acusados que están en otro país han sido notificados correctamente sobre la demanda que enfrentan. “Ese es el proceso formal y requiere más que solamente saber que la demanda ha sido presentada”, explicó Weinstein.El recurso legal fue presentado en febrero por la viuda de Albán, Meudi Albán Osio, y sus dos hijos.Para justificar la jurisdicción es necesario demostrar que los delitos han tenido un impacto en Estados Unidos o que se cometieron aquí, al menos en parte, por ello la demanda incluye el tema del narcotráfico.
Parte de los alegatos están sustentados en una demanda que presentaron en marzo de 2020 fiscales federales estadounidenses en la que Maduro es acusado de narcoterrorismo y corrupción como miembro de una asociación ilícita que incluía también al Cartel de los Soles y a las FARC.
El gobierno estadounidense ofrece una recompensa de más de 15 millones de dólares a quien ofrezca información que conduzca al arresto o al procesamiento judicial de Maduro.Uno de los abogados de la familia Albán, Jaime Guttman, se negó a ofrecer detalles a la AP. Tampoco la familia accedió a ser entrevistada. “Los documentos de la corte hablan por sí mismos y como la familia ha sido bastante traumatizada no tiene planes de hablar con los periodistas en este momento”, expresó Guttman.

Maduro, que enfrenta otras acusaciones de narcotráfico en Nueva York, no se pronunció sobre la demanda. Tampoco lo hicieron públicamente ninguno de los otros acusados. En la demanda no aparecen los nombres de los abogados defensores del mandatario venezolano.Albán era miembro del partido opositor Primero Justicia y se desempeñaba como concejal de un municipio de Caracas. En 2018 viajó a Estados Unidos para visitar a su mujer y sus hijos, que se habían mudado para pedir asilo, y para ayudar a preparar la presentación de la oposición venezolana en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Al regresar a su país desde Nueva York el 5 de octubre de ese año fue detenido en el aeropuerto. Tres días después murió bajo custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).


Saab, el fiscal general de Venezuela, sostuvo en ese momento que fue un suicidio. El gobierno de Venezuela dijo posteriormente que el político opositor había sido detenido como parte de la investigación sobre un fallido atentado contra Maduro.Las autoridades indicaron que Albán, de 56 años, falleció al lanzarse desde el décimo piso de la sede capitalina del SEBIN, mientras que la oposición denunció que el concejal pereció a consecuencia de las torturas que recibió de los funcionarios policiales y su cuerpo fue supuestamente arrojado desde lo alto del edificio para ocultar la verdadera causa de su deceso.En la demanda de 113 páginas la familia alega que cuando Albán llegó a Caracas “Maduro, a través del vasto imperio criminal que lidera, secuestró al señor Albán y entre el 5 y el 8 de octubre de 2018 lo torturó brutalmente y lo asesinó”.

Mueren dos militares venezolanos en enfrentamientos con grupos colombianos

Dos militares venezolanos fallecieron en un enfrentamiento con grupos irregulares de Colombia en el estado Apure (suroeste), una región fronteriza entre ambos países.

Así lo informó este lunes (22.03.2021) la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que precisa que esos hechos ocurrieron el domingo. También autoridades colombianas informaron este domingo sobre fuertes enfrentamientos registrados en un estado venezolano fronterizo, entre militares de ese país y un grupo armado.

En un comunicado, la institución castrense de Venezuela explicó que “se sostuvieron enfrentamientos con grupos irregulares armados colombianos”, que se saldaron con la muerte de los militares y, además, “como resultado de estos encuentros fue neutralizado uno de los cabecillas conocido como alias ‘El Nando'”.

La nota no precisa si El Nando, miembro del grupo irregular colombiano, también resultó muerto  o, únicamente, fue detenido y puesto a disposición judicial, ya que la FANB acostumbra a usar el verbo neutralizar de manera ambigua.

Tras la refriega, señala el escrito, las autoridades venezolanas capturaron a otras 32 personas, si bien no se conocen sus identidades o nacionalidades, destruyeron seis campamentos en la zona y decomisaron una cantidad hasta ahora indeterminada de armamento, municiones, explosivos, pertrechos de guerra, vehículos y drogas.

“Se hace saber que resultaron heridos varios efectivos militares, a quienes se les está prestando la atención médica correspondiente en los actuales momentos”, prosigue el comunicado.

Maduro anuncia cierre de Venezuela por 14 días ante el avance del virus chino

En una Jornada de trabajo para hacer balance de la lucha contra el Covid-19 en Venezuela, Nicolás Maduro, señaló que desde el 16 de marzo estamos en la segunda ola que tiene como causa fundamental, pero no única, la llegada de la variante brasileña #P1 y #P2 a nuestro país.

Las gotitas milagrosas que dijo tener el mandaario para atacar al Covid- 19 han podido detener su avance.

Se han detectado casos de la #P1 y #P2 del SARS-CoV-2 en La Guaira, Miranda, Bolívar, Mérida, Monagas, Anzoátegui, Guárico y Distrito Capital.

A partir de hoy 22 de marzo, incluyendo la Semana Santa, serán catorce días de cuarentena radical, donde solamente se mantendrán activos sectores esenciales como alimentación, suministro, distribución y comercialización de medicinas, salud y telecomunicaciones, entre otros.

Adicionalmente señaló que por los momentos no será posible regresar a clases presenciales en Venezuela, como estaba previsto. por lo que se continuará con la modalidad a distancia.

Maduro señaló que las autoridades competentes mantendrán vigilancia permanente del cumplimiento de la cuarentena radical, acción que comprende la reducción de la movilidad de la población y de las actividades bancarias y comerciales no esenciales. En este sentido, ordenó el reimpulso de los filtros sanitarios en establecimientos de sectores priorizados (farmacias, mercados e instituciones), la desinfección frecuente de zonas de brotes activos, hospitales, hoteles sanitarios y unidades de transporte público. Otras medidas de bioseguridad apuntan a evitar aglomeraciones de personas en espacios cerrados, así como reforzar el uso del tapabocas y el distanciamiento físico.

Secretario Blinken propone mayor “presión multilateral” contra Maduro, en charla con Juan Guaidó

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, habló ayer, vía videoconferencia, con Juan Guaidó, líder opositor que Washington reconoce como presidente encargado de Venezuela, y le planteó trabajar con aliados para aumentar la “presión multilateral” contra el mandatario Nicolás Maduro.

“Blinken habló hoy con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó (…). Destacó la importancia del retorno a la democracia en Venezuela a través de elecciones libres y justas”, señaló un comunicado del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en referencia a la conversación vía videoconferencia.

El jefe de la diplomacia del gobierno de Joe Biden instó a realizar “esfuerzos para trabajar con aliados de ideas afines” como la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos e iniciativas como el Grupo de Lima para “aumentar la presión multilateral” por “una transición democrática y pacífica” en Venezuela, indicó.

Maduro, cuya reelección en 2018 es cuestionada por la Casa Blanca, ha llamado a Biden a “un nuevo camino” en las relaciones  entre Caracas y Washington tras el mandato del expresidente Donald Trump, que impuso duras sanciones contra Venezuela y su estatal petrolera PDVSA.

Ante la crisis política y económica que ha llevado a más de cinco millones de venezolanos a emigrar, Blinken ofreció a Guaidó “el apoyo continuo de Estados Unidos”, de acuerdo con el informe.

Aseguran que la Casa Blanca no levantará sanciones contra Maduro

El Gobierno del presidente Joe Biden no tiene previsto levantar las sanciones en contra el régimen de Nicolás Maduro, sino por el contrario trabajará con la Unión Europea y los países latinoamericanos para incrementar la presión y empujar una negociación en Venezuela que conlleve a elecciones libres y democráticas.

Así lo aseguró Juan González, director del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para el hemisferio occidental, en entrevista con Patricia Janiot, donde explicó que la política de Estados Unidos hacia Venezuela será bipartidista.

“Las conversaciones que hemos tenido hasta ahora con los europeos y los países de la región, están muy entusiasmados para trabajar con Estados Unidos para seguir incrementando la presión de una forma multilateral, que es lo que tiene efecto, a favor de una salida democrática“, indicó.

González explicó que se debe conformar una “coalición multilateral” a favor de una salida democrática, que logre “formar un consenso entre la entera comunidad internacional para subir la presión y asegurar que quienes están robando miles de millones de dólares de Venezuela no encuentren refugio en ninguna parte del mundo, eso tiene que quedar muy claro, y hay que demostrar que la comunidad internacional está totalmente coordinada en la dirección que estamos esperando”.

Para que esto sea efectivo, consideró que las sanciones no deben ser unilaterales, pues “nunca han funcionado en la historia en llevar una transición o un cambio del poder en un país en ausencia de una coalición multilateral y una estrategia diplomática mucho más amplia“.

Sin embargo, enfatizó que Estados Unidos no tiene previsto levantar las sanciones en contra del régimen chavista. “Los que esperan que nosotros vamos unilateralmente a levantar las sanciones, eso no es una de las prioridades en este momento, porque lo que queremos es empujar hacia un diálogo entre los dos lados que lleve a un resultado democrático“, dijo.

Diálogo serio

Si bien reconoció que en oportunidades anteriores han fracasado las conversaciones en Venezuela, el director del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para el hemisferio occidental afirmó que el objetivo es lograr que se dé una negociación seria en Venezuela, conduzca a elecciones libres y justas.

“Tenemos que empujar a que el régimen se siente con la oposición, como iguales, a negociar una salida”, dijo.

Destacó que los diálogos anteriores han fracasado “porque Maduro ha usado el diálogo para demorar, concentrar el poder y marginalizar o poner en prisión a miembros de la oposición”.

Por ello, enfatizó que “el próximo paso le toca a Maduro. Él debe demostrar que él está listo, debe tomar unos pasos para demostrar confianza, sea desmantelando la policía que ha sido acusada de ejecuciones extrajudiciales (FAES), soltando a los presos políticos, incluyendo los seis ejecutivos de CITGO”.

También planteó que se debe permitir el acceso de la ayuda humanitaria al país.

“Ellos deben demostrar que están serios esta vez para buscar una ruta hacia adelante”, concluyó.

Guaidó admite que es “complejo” que Maduro avale el plan para recibir vacunas de la ONU

La alianza GAVI aclara que corresponde a los países beneficiarios dar detalles de posibles acuerdos

El líder opositor venezolano Juan Guaidó ha admitido que es “complejo” el proceso para negociar la llegada de vacunas contra la COVID-19 mediante el mecanismo COVAX, impulsado por la ONU, si bien se ha ofrecido de nuevo a hacer frente al pago de dicho suministro con “fondos protegidos”.

El martes expiró el último plazo dado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que Venezuela pagase el primer lote de las 12 millones de vacunas a las que el país tendría derecho. De este abono depende que lleguen a corto plazo al menos 1,4 millones de dosis del fármaco desarrollado por la farmacéutica AstraZeneca.

Guaidó, que ha participado este miércoles en un foro telemático organizado por la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), ha insistido en que su gabinete se ha ofrecido a hacer frente al pago con “fondos protegidos”, es decir, con activos bloqueados a la “dictadura” de Nicolás Maduro.

Sin embargo, el Gobierno chavista no ha respondido a esta oferta y su apoyo es clave para garantizar en última instancia el despliegue de una campaña que Guaidó quiere delegar en la Organización Panamericana de Salud (OPS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El presidente de la Asamblea Nacional elegida en 2015 ha admitido que dicho “aval” representa una “dificultad” en todo este proceso, lo que por ahora mantiene paralizada cualquier entrega.

GAVI EVITA PRONUNCIARSE

Venezuela se mantiene con 1,4 millones de dosis proyectadas en el último informe publicado la semana pasada por la Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI). Fuentes de este órgano consultadas por Europa Press han evitado sin embargo valorar este caso concreto, alegando que se han comunicado los detalles del plan a los distintos países y que corresponde a ellos anunciarlos.

Estas fuentes han reiterado la disposición de GAVI para comenzar a repartir vacunas en el primer trimestre de 2021, “tan pronto como este mes”, en función de la disposición y la preparación de los países participantes.

Por parte del Gobierno de Maduro, el propio presidente anunció a mediados de enero un acuerdo con Rusia para recibir la vacuna Sputnik V. Este martes, el mandatario confirmó que las primeras 100.000 dosis llegarán la próxima semana, lo que supondrá el inicio de una campaña de vacunación que arrancará por “personal médico, personal sanitario y los sectores vulnerables”.

¿Por qué Duque se arriesga con la ambiciosa medida de regularizar a los migrantes venezolanos?

En un momento en que en Colombia se estaba hablando de masacres, asesinatos de líderes sociales y ausencia de vacunas contra la covid-19, el presidente, Iván Duque, dio un giro inesperado al debate con un anuncio histórico.

“Hacemos pública la decisión de nuestro país de crear un estatuto de protección temporal en Colombia que nos permita hacer un proceso de regularización de los migrantes (venezolanos)”, dijo el mandatario, acompañado por el alto comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, Filippo Grandi.

Un tercio de los casi 6 millones de migrantes que han salido de Venezuela por la crisis que afecta a su país están en Colombia y, de ellos, casi un millón no cuentan con un estatus migratorio regularizado.

Ahora, los venezolanos sin papeles en Colombia tendrán la posibilidad de entrar en este régimen de protección por 10 años, hasta que formalicen su situación si quieren quedarse.

Aunque en Perú y Argentina se han implementado mecanismos de regularización, ningún sistema ha tenido la magnitud de este, entre otras razones porque Colombia es el país con más migrantes venezolanos.

En un país con 60 años de conflicto armado, narcotráfico y violencia criminal, la llegada de migrantes nunca fue común ni proactivamente acogida por el Estado.

Al contrario, durante los años más agudos de la guerra, millones de colombianos migraron al exterior y en especial a Venezuela, a donde llegaron al menos 1 millón de personas que fueron recibidas por las autoridades y la población local.

Ahora Duque, en nombre del Estado colombiano, decidió devolver el favor. Y, de paso, archivar, al menos por un tiempo, la discusión sobre si Colombia ha sido o no generosa con los “hermanos venezolanos”.

Biden no prevé tener contacto con Maduro en “el corto plazo”

El Gobierno de Estados Unidos informó este miércoles que no espera establecer contacto directo con el de Nicolás Maduro en “el corto plazo” ya que sigue reconociendo al opositor Juan Guaidó como su interlocutor.

“Ciertamente no esperamos ningún contacto con Maduro en el corto plazo”, afirmó en rueda de prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, que calificó al mandatario venezolano de “dictador”.

Price detalló una estrategia hacia Caracas similar a la del anterior Gobierno de Donald Trump que incluye seguir reconociendo al opositor Guaidó como “presidente interino” venezolano.

“Estados Unidos sigue reconociendo la Asamblea Nacional de 2015 como la última institución democrática en Venezuela y, en consecuencia, a la persona elegida por la Asamblea Nacional como presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó”, dijo.

La Asamblea Nacional de 2015 a la que hizo referencia Price y que controlaba la oposición quedó disuelta tras las elecciones legislativas de diciembre pasado, ganadas por el oficialismo y a las que Guaidó no concurrió.

“Esperaría -añadió Price- que nuestro diálogo sea con nuestros aliados y socios con ideas afines, así como con la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el líder elegido por esa Asamblea Nacional”.

El portavoz de la diplomacia estadounidense también explicó que Washington seguirá trabajando de la mano de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del Grupo de Lima, que han liderado la oposición internacional a Maduro.

Asimismo, seguirá haciendo uso de las sanciones contra funcionarios venezolanos que considere implicados en actos de corrupción o de abusos a los derechos humanos.

Este martes el Departamento del Tesoro matizó unas sanciones impuestas por el Gobierno de Trump para permitir transacciones necesarias para operaciones ordinarias de puertos y aeropuertos venezolanos.