El vicepresidente Mike Pence hará cuarentena voluntaria lejos de la Casa Blanca después de que el viernes pasado su portavoz diera positivo de COVID-19, según publicó Bloomberg. Pence no acudió este sábado a una reunión con el presidente Donald Trump y altos cargos militares.

El vicepresidente dio negativo en una prueba que se hizo este domingo pero se quedará en casa por precaución, según dijeron fuentes al citado medio. La cuarentena no ha sido anunciada de manera oficial.

Katie Miller, a quien diagnosticaron el viernes con coronavirus, es la principal vocera del equipo de trabajo que gestiona la pandemia en Estados Unidos. Pence se reunió con ella este jueves.

El diagnóstico positivo de Miller llega después del de un miembro del ejército que trabajaba como valet de Trump. Por otro lado, Miller está casada con uno de los ayudantes más cercanos del presidente, Stephen Miller.

Tres altos cargos sanitarios que forman parte del equipo de trabajo de COVID-19 anunciaron este fin de semana que tomarían medidas ante los positivos que se han dado en la Casa Blanca. Los jefes de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) y de la red de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) harán cuarentena voluntaria. Por su parte, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que llevaría a cabo lo que llamó cuarentena “modificada”.