CURIOSIDADES EN PANDEMIA

Supermercado alemán ayuda a los solteros a encontrar pareja en tiempos de Coronavirus

Los cines, restaurantes y pubs están totalmente cerrados en Alemania como parte de las medidas del país para frenar la propagación del COVID-19. En ese contexto, los solteros -o quienes viven solos- suelen permanecer en sus casas durante mucho tiempo, sin compañía alguna.

Uno de los pocos lugares que permanecen abiertos son evidentemente los supermercados. Pero, ¿se puede encontrar el amor mientras se hacen las compras? Eso es lo que propone una filial de Edeka en Volkach, en Baviera, que invita a los compradores a coquetear en el recinto -con mascarillas- y los anima a hacer “compras de solteros” durante los viernes por la noche.

“Después de todo, el toque de queda y las restricciones de contacto no facilitan la búsqueda de pareja en estos momentos”, afirmó el subdirector de la tienda, Steven Schellhorn. Todos los viernes, a la entrada del recinto, entre las 18:00 y las 20:00 horas, los solteros pueden tomar un corazón de papel, escribirle un número y pegarlo en su chaqueta.

Uno de los trabajadores del supermercado, que busca pareja, pero aplicando las medidas correspondientes del COVID-19.

El procedimiento para encontrar pareja en el supermercado funciona de la siguiente manera: una vez que una persona considera atractiva a otra entre los estantes, se le puede llamar en la caja por su número -que se escribió en el corazón de la entrada- o se puede dejar el propio número de teléfono o un mensaje coqueto, como por ejemplo: “Me encantaría encontrarme con usted para tomar un jumo de naranja en la sección de frutas”. 

“Creo que es una buena iniciativa”, dijo un empleado, que lleva un corazón rojo en su propio pecho. El supermercado ofrece este servicio de “shopping de solteros” desde hace unos dos años, agregó Schellhorn, pero hasta ahora pocos clientes la habían aprovechado. Fue a raíz del coronavirus y sus restricciones que el tema de los los corazones se ha convertido en un elemento de atracción.

Restaurante de Virginia usa maniquíes para promover el distanciamiento social

Uno de los restaurantes más famosos de Estados Unidos colocará maniquíes que le darán un toque de extravagancia y ayudarán a cumplir las normas de distanciamiento social una vez que sus clientes regresen a finales de este mes.

Maniquíes con atuendos de gala de la década de 1940 fueron colocados el jueves en el The Inn at Little Washington, un lugar ubicado al pie de las montañas Blue Ridge, en Virginia, a unos 90 minutos por carretera al oeste de Washington, D.C.

A pesar de que Virginia comenzará a levantar algunas de sus restricciones comerciales a partir del viernes, los restaurantes únicamente pueden ofrecer servicio en espacios al aire libre. El restaurante de tres estrellas Michelin ha optado por esperar hasta el 29 de mayo para reanudar sus actividades.

“Cuando necesitábamos resolver el problema del distanciamiento social y reducir a la mitad la capacidad del lugar, la solución pareció obvia: llenar el sitio con maniquíes elegantes”, dijo el chef y propietario Patrick O’Connell en un comunicado. “Eso permitirá que haya abundante espacio entre los comensales reales y les dará motivos para sonreír un poco y tomarse algunas fotografías divertidas”.

O’Connell, un cocinero autodidacta, ha ganado varios Premios James Beard y en 2019 fue galardonado con el premio de la Fundación James Beard por su trayectoria. Ese año también ganó la Medalla Nacional de Humanidades.

“En este momento todos tenemos muchas ganas de reunirnos y ver a otras personas”, dijo. “No necesariamente todas tienen que ser personas reales”.