A pesar de que los senadores republicanos planean confirmar de manera acelerada a la sustituta en la Corte Suprema de la jueza Ruth Bader Ginsburg, el Congreso se prepara para salir de Washington esta semana hasta después de las elecciones sin aprobar un proyecto de ley de alivio económico por el coronavirus.

La falta de acción del Congreso sobre un estímulo ha sacudido a Wall Street, ha preocupado a las personas que luchan para poner comida en sus mesas, y ha frustrado a los propietarios de negocios que creen que un mayor estímulo del gobierno podría haberlos ayudado a mantenerse a flote y mantener a los trabajadores empleados.

John Thune, senador de Dakota del Sur y segundo en rango del liderazgo republicano, y el senador republicano de Alabama Richard Shelby, que preside el Comité de Asignaciones de la Cámara alta, dijeron el miércoles que están tratando de completar esta semana una acción sobre un proyecto de ley de financiamiento del gobierno que aprobó el marte la Cámara de Representantes.

Eso debería permitir que los legisladores abandonar la ciudad durante gran parte del mes de octubre y que los miembros que buscan la reelección comiencen la campaña en sus comunidades, aunque se espera que regresen para emitir sus votos para confirmar la elección del presidente Donald Trump para la Corte Suprema.