ECONOMÍA EEUU

Biden designaría a Janet Yellen secretaria del Tesoro

 El presidente electo Joe Biden ha elegido a la expresidenta de la Reserva Federal Janet Yellen para ser la nueva secretaria del Tesoro, un papel crucial en el que ella ayudaría a dar forma y dirección a las políticas económicas del exvicepresidente en una época muy complicada, según una persona al tanto de los planes de la transición.

Yellen, ampliamente admirada en el mundo financiero, sería la primera mujer a cargo del Departamento del Tesoro en una línea que se remonta hasta Alexander Hamilton en 1789. Su nominación fue confirmada a The Associated Press por una persona que habló a condición de guardar el anonimato para poder declarar sobre los planes de Biden.

Como secretaria del Tesoro, Yellen enfrentaría una tambaleante economía estadounidense que se ha visto debilitada por la recesión causada por la pandemia y ahora en garras de una epidemia viral en aumento que intensifica la presión sobre los negocios e individuos. Crece la preocupación de que la economía pudiera caer a una “doble recesión” este invierno al tiempo que las autoridades de estados y ciudades restablecieron restricciones a negocios y el confinamiento a consumidores para evitar contraer el Covid-19.

Una figura transgresora en un ámbito económico dominado por hombres, Yellen, de 74 años, fue también la primera mujer en asumir la presidencia de la Reserva Federal, de 2014 a 2018. Luego se convirtió en asesora de la campaña presidencial de Biden en una inusual partida de una exlíder de la Fed que la llevó a la arena política.

El cargo al frente del Tesoro agregaría un nuevo capítulo en la amplia y diversa carrera de Yellen en la legislación financiera. Como secretaria, ella representaría al gobierno en los asuntos financieros a nivel mundial y encabezaría un departamento en expansión cuyas responsabilidades van de las finanzas del gobierno y la recolección de impuestos hasta los mercados de divisas, la regulación bancaria y la impresión de billetes. Ella también sería una asesora clave de Biden y portavoz pública para la agencia económica del presidente electo.

Yellen además asumiría la formidable tarea de ayudar a negociar la política económica con el senador Mitch McConnell, el republicano de Kentucky que seguirá siendo el líder de la mayoría en el Senado en caso de que su partido gane al menos una de las dos contiendas electorales en Georgia a principios de enero de 2021.

Sepa porqué bajaron peticiones de ayudas al desempleo

El coronavirus continúa causando estragos en la Unión Americana, y es que, aunado a los más de once millones de contagios y 246 mil fallecidos, el brote trajo consigo una gran crisis laboral y económica para el país de las barras y las estrellas.

De acuerdo a cifras del Departamento del Trabajo, durante el pico de la pandemia, alrededor de 33 millones de estadounidenses presentaron solicitudes para obtener la ayuda al desempleo, mismas que hoy en día han disminuido considerablemente a comparación de las cifras presentadas en el verano.

Para finales del mes de Octubre, eran 21 millones de solicitudes las que se encontraban activas a través de programas estatales y federales, es decir, más de 10 millones menos. Sin embargo, esto no significa que las solicitudes hayan disminuido precisamente porque los ciudadanos hayan encontrado empleo.

Ayudas al desempleo: Las razones por las que las peticiones han disminuido

No hay beneficios

Y es que, aunque gran parte de la disminución de estas sí se debe a la reapertura de la economía, de acuerdo a Susan Houseman, directora de investigación del W. E. Upjohn Institute for Employment Research, el descenso de las solicitudes también se ha dado porque muchos estadounidenses simplemente se han quedado sin beneficios por falta de recursos en los estados, o bien, se estancaron o fallaron en el proceso para pasar a diferentes programas.

Puntos Ciegos

Aunado a ello, expertos en el tema también afirman que existe una alta probabilidad de que la tasa de desempleo sea artificialmente baja, debido a que las estadísticas oficiales pueden estar omitiendo a millones de trabajadores desempleados que no han solicitado la ayuda federal.

Fallas en el Sistema

Además de los puntos ciegos, otra razón de la disminución de solicitudes se debe a las “grietas” o “fallas” en el sistema. “Hay [también] toneladas de oportunidades para que la gente pierda los beneficios”, señaló Michele Evermore, analista senior de políticas del Proyecto Nacional de Ley de Empleo.

Fuente: As.com

Solicitudes iniciales de ayuda por desempleo mantienen tendencia a la baja

El Departamento de Trabajo dio a conocer que la semana que finalizó el 7 de noviembre, 709,000 estadounidenses solicitaron por primera vez ayuda por desempleoSon 42 mil menos que la semana previa.

La cifra es casi cuatro veces el nivel anterior a la crisis, pero ya está muy por debajo del pico de casi 7 millones alcanzado a fines de marzo, cuando los estados implementaron por primera vez medidas de confinamiento para frenar la propagación de COVID-19. Los economistas encuestados por Refinitiv esperaban 735,000 nuevas solicitudes esta semana.

Las solicitudes de desempleo no han sido tan bajas desde la semana que terminó el 14 de marzo, cuando 282,000 estadounidenses solicitaron ayuda, poco antes de que la crisis provocada por el virus desencadenara una avalancha de despidos.

Más de 66 millones de estadounidenses, aproximadamente el 40% de la fuerza laboral del país, han solicitado ayuda desde que comenzaron los bloqueos por coronavirus a mediados de marzo.

El número de personas que aún reciben prestaciones por desempleo se redujo a 6.78 millones, una disminución de alrededor de 436,000 trabajadores con respecto a la semana anterior. La disminución sugiere que los empleadores están llamando a sus trabajadores de vuelta.

Aún así, parte de la caída en los llamados reclamos continuos puede representar a trabajadores que han agotado la cantidad máxima de pagos disponibles a través de los programas estatales de desempleo (alrededor de seis meses) y ahora reciben beneficios a través de un programa federal separado que extiende la ayuda por 13 semanas. El Congreso creó los beneficios federales adicionales a principios de este año con la aprobación de la Ley CARES.

Aún hay aproximadamente más de 10.1 millones de estadounidenses sin trabajo que en febrero, antes de que se decretara la pandemia.

No importa quién gane las elecciones presidenciales, el dólar seguirá débil

Para el dólar estadounidense, que se ha mantenido débil durante gran parte del gobierno de Donald Trump, el ganador del proceso electoral que está por concluir será irrelevante. Los recortes de impuestos, un déficit mayor y el descenso de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal lo han mantenido a la baja y no parece que la tendencia se revierta con un probable triunfo del demócrata Joe Biden.

El dólar sigue siendo una refugio seguro en tiempos de turbulencia. La economía estadounidense registró un crecimiento inusual en el tercer trimestre luego de una caída récord en el segundo trimestre. Esa es una razón clave de por qué el dólar no caería mucho más, incluso si un candidato impugna el resultado de las elecciones en la Corte, como parece que lo hará Trump, señala un análisis de CNN.

“Dudo que vaya a haber una mayor erosión del dólar, se espera su estabilización”, dijo Phil Toews, director ejecutivo de la firma de gestión de activos Toews Corp., en entrevista con CNN Business.

El dólar subió brevemente este año antes de que el covid-19 frenara de golpe la economía de Estados Unidos. Pero hasta ahora ha bajado un 3% en 2020. La caída del dólar ha contribuido a la fortaleza de las grandes empresas. Un dólar más débil presenta beneficios para empresas como Apple, Coca-Cola y Procter & Gamble porque hace que sus bienes y servicios sean menos costosos de comprar en los mercados extranjeros. También hay un beneficio contable. Las empresas pueden reportar mayores ingresos de los mercados extranjeros cuando traducen las ventas internacionales a dólares en sus publicaciones de ganancias trimestrales.

El gobierno de Biden probablemente presionaría por un estímulo aún mayor para los consumidores y los pequeños negocios, especialmente si los demócratas toman el control del Senado. Este gasto probablemente debilitaría el dólar un poco más o, como mínimo, lo mantendría relativamente aplanado.

Biden es partidario de aumentar el gasto gubernamental en infraestructura, así como invertir en programas de energía solar, eólica y otras energías verdes. El aumento en el gasto podría compensar cualquier ingreso adicional que llegue a las arcas del Gobierno si Biden recupera dinero de algunos de los recortes de impuestos de Trump.

Un gobierno del demócrata probablemente adoptaría una postura más suave sobre los aranceles para aliados como Europa, México y Canadá. Eso sería bueno para el dólar. También sería más diplomático con China para abordar cuestiones económicas más allá del comercio, como el robo de propiedad intelectual.

También debes considerar lo que probablemente hará la Reserva Federal. Hay cada vez más sugerencias para que Biden o Trump designen a Jerome Powell para un segundo mandato como presidente de la Reserva Federal.

El mandato de Powell vence en febrero de 2022. Por esta razón, probablemente tendría que ser designado nuevamente el próximo año para tener suficiente tiempo de obtener la confirmación del Senado.

Si Powell permanece en esa posición, los inversores probablemente esperarán que las tasas se mantengan bajas por más tiempo, lo que ejercerá más presión sobre el dólar.

Walmart retira armas y municiones de estantes en sus tiendas

Walmart ha retirado las armas de fuego y las municiones de los estantes de sus tiendas en Estados Unidos debido a la “agitación civil” que se vive en algunas áreas.

La mayor cadena minorista del país vende armas de fuego en aproximadamente la mitad de sus 4.700 establecimientos.

“Hemos visto algunos incidentes aislados de agitación civil y, tal como lo hemos hecho en varias ocasiones en los últimos años, hemos retirado nuestras armas y municiones del piso de ventas como precaución, por la seguridad de nuestros asociados y clientes”, dijo Walmart en una declaración enviada por correo electrónico a The Associated Press el jueves.

La compañía dijo que los productos seguirán a la venta.

La medida se anuncia luego de varios días de protestas, vandalismo y un toque de queda nocturno en Filadelfia antes de las elecciones, luego de que la policía mató a tiros a un hombre de raza negra que tenía antecedentes de problemas mentales.

Walmart tomó una medida similar tras la muerte de George Floyd a manos de la policía, la cual desató una ola de protestas contra la violencia policial y la injusticia racial.

El año pasado, Walmart dejó de vender balas para pistolas y fusiles de cañón corto y les pidió a sus clientes que no llevaran armas de fuego en sus tiendas, incluso donde es permitido por las leyes estatales. La compañía además puso fin a su venta de pistolas en Alaska, en único estado donde las vendía.

EEUU: las solicitudes semanales de desempleo caen a su nivel más bajo desde marzo

El número de estadounidenses que perdieron su trabajo y solicitaron beneficios de desempleo a mediados de octubre se redujo a un nuevo mínimo durante la pandemia de coronavirus como una buena señal para la economía, pero la disminución se debió en parte a que hubo menos solicitudes de reclamo en California después de una congelación temporal de las mismas.

La explicación

Las solicitudes iniciales de desempleo presentadas a través de programas estatales cayeron en 55,000 de 787,000 en los siete días que terminaron el 17 de octubre, marcando la primera vez que han caído por debajo de las 800,000 solicitudes desde que comenzó la epidemia del coronavirus en marzo.

Los nuevos reclamos de la semana anterior también se redujeron a 842,000 de 898,000, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

Lo que hace el último informe más difícil de descifrar es la inclusión de nuevas demandas de desempleo de California después de una pausa de quince días ya que el estado dejó de aceptar solicitudes de desempleo de manera temporal con una gran carga de trabajo al actualizar sus sistemas informáticos e instalar nuevas medidas de detección de fraudes.

California representa casi el 20% de todas las nuevas solicitudes de desempleo en el país, pero se ha acercado al 30 por ciento durante la pandemia del coronavirus.

¿Qué pasó?

California dijo que las nuevas solicitudes de desempleo sumaron 158,877 sin realizar un ajuste en la última semana, por debajo de las 176,083 de hace dos semanas.

Las cifras del estado se habían congelado en 226,179 solicitudes de acuerdo al resumen nacional del Departamento de Trabajo de Estados Unidos mientras la entidad trabaja para mejorar su sistema de compensación por desempleo.

Las últimas cifras semanales del estado lo acercan a su tendencia habitual en relación con el resto de la nación, pero no está claro si la pausa tuvo algún efecto en las nuevas solicitudes.

Las continuas demandas de desempleo presentadas a través de programas estatales se redujeron en 1.02 millones de 8.37 millones durante la semana que terminó el 10 de octubre. Este es otro dato mínimo que es registrado durante la pandemia.

El descenso no es tan bueno como parece

Un gran número de personas que ya no reciben beneficios estatales han sido trasladadas a un programa federal que ofrece una compensación extendida. Los reclamos federales se han casi triplicado desde agosto a 3.3 millones.