ECONOMÍA POST PANDEMIA

Sepa por que hay empleados que no quieren volver a la oficina pese a los llamados de sus jefes

A medida que algunas economías mundiales retornan a sus operaciones, han surgido desacuerdos en cuanto al modo de vuelta al trabajo.

A principios de junio, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, envió un memorando a todos sus empleados que decía que debían volver a la oficina en septiembre de este año. Se esperaba que los trabajadores asistieran a la oficina durante tres días a la semana, con dos días de trabajo remoto.

Algunos empleados no estuvieron de acuerdo y respondieron con su propia carta dirigida a la alta gerencia: el mensaje era de frustración sobre la nueva política y expresaba también que esta había llevado a algunos empleados a renunciar.

Las políticas de Apple antes de la pandemia del covid-19 desalentaban el trabajo remoto, pero ahora los trabajadores están desafiando lo que llaman “una desconexión entre lo que el equipo ejecutivo piensa que es el trabajo remoto/de ubicación flexible y las experiencias vividas por muchos de los empleados de Apple”.

No son los únicos que se resisten a los planes de retornar a la oficina.

El equipo de trabajo en la revista Washingtonian, con sede en Estados Unidos, paró operaciones de modo virtual luego de que la directora ejecutiva, Cathy Merrill, publicó una columna de opinión que parecía amenazar la seguridad laboral de los empleados si estos se negaban a volver a la oficina los cinco días de la semana.

Otros empleadores siguen manteniendo una postura estricta, aunque la semana pasada, el director de Morgan Stanley, James Gorman, dijo que estaría “muy decepcionado si la gente no ha encontrado la forma de volver a la oficina” a partir de septiembre. “Si eso pasa, tendremos otro tipo de conversación”.

La Uninón Europea autoriza los viajes no esenciales desde Estados Unidos y 12 países más

El Consejo de la Unión Europea (UE), órgano en el que están representados los países del club comunitario, incluyó este viernes a Estados Unidos y otros 12 países a la lista de estados seguros desde el punto de vista epidemiológico, cuyos ciudadanos pueden viajar a la UE por placer y no solo por motivos esenciales.

La propuesta de añadir a Estados Unidos había sido planteada por Portugal, país que preside el Consejo este semestre, y fue aprobada este miércoles en una reunión de los embajadores de los Estados miembros ante la UE (Coreper).

Ahora la luz verde de la institución europea se ha hecho efectiva con la publicación de la lista actualizada, que se revisa cada dos semanas.

Los otros países para los que países de la UE pueden levantar gradualmente las restricciones desde este viernes son Albania, Australia, Israel, Japón, Líbano, Nueva Zelanda, Macedonia del Norte, Ruanda, Serbia, Singapur, Corea del Sur y Tailandia.

Además, en un comunicado, el Consejo apuntó que también se autoriza los viajes no esenciales de las zonas administrativas especiales chinas de Hong Kong y Macao, a las que hasta hora se les exigía el principio de reciprocidad, mientras que esta condición continúa manteniéndose para China.

De esa manera, los ciudadanos procedentes de estas zonas podrán entrar en la UE con independencia de que se apliquen o no las mismas condiciones a los europeos que viajen a ellas.

También se recomienda permitir los viajes no esenciales procedentes de Taiwán.

La UE había prohibido la entrada a los visitantes de EE.UU. y otros países considerados de alto riesgo durante la pandemia, lo que congeló el flujo habitual de visitantes. Solo en 2019 más de 17 millones de personas viajaron a Europa desde Estados Unidos.

Los criterios para determinar los terceros países para los que se deberían levantar las restricciones de viaje fueron actualizados el pasado 20 de mayo.

Para decidir a cuáles se meten en esa lista se tienen en cuenta la situación epidemiológica y la respuesta general a la COVID-19, así como la fiabilidad y disponibilidad de la información.

Para los ciudadanos de los países que figuran en la lista, cada Estado miembro decide si imponerles o no una cuarentena a la llegada a su territorio.

Con información de la Agencia EFE

Banco Mundial: EEUU y China impulsarán crecimiento a fines de 2021

El nuevo reporte semestral de perspectivas económicas del Banco Mundial presentado este martes (08.06.2021) asegura que la economía planetaria crecerá un 5,6 por ciento este año, por encima del 4 por ciento previsto en enero, aunque lo hará de manera desigual con un fuerte rebote de Estados Unidos y China, en plena recuperación tras la crisis desatada por el coronavirus. Como contrapartida, las economías emergentes tendrán una expansión más débil.

“Aunque damos la bienvenida a las señales de recuperación global, la pandemia continúa imponiendo pobreza y desigualdad en la gente de los países en desarrollo en todo el mundo”, señaló David Malpass, presidente del Banco Mundial. “La reanudación del crecimiento a corto plazo no puede compensar la pobreza que la pandemia ha infligido a los más pobres y su impacto desproporcionado en los grupos vulnerables”, añadió.

La entidad estima que los países más pobres tardarán años en recuperar el terreno perdido, y recomendó tomas medidas para acelerar el paso. “Los esfuerzos coordinados a nivel mundial son esenciales para acelerar la distribución de vacunas y el alivio de la deuda, en particular para los países de bajos ingresos”, sostuvo Malpass al presentar el informe.

5,2 por ciento para América Latina

Se espera que cerca del 90 por ciento de las economías avanzadas retomen sus ingresos per cápita en 2022, proceso que será más lento en los mercados emergentes. La economía de Estados Unidos registrará una expansión del 6,8 por ciento este año, tras la contracción del 3,5 por ciento en 2020; China lo hará un 8,5 por ciento, mientras que la zona euro crecerá este año un 4,2 por ciento (-6,6 por ciento en 2020).

En el caso de América Latina, el BM prevé un repunte del 5,2 por ciento este año, por encima de las previsiones del 3,2 por ciento de hace seis meses, aunque matiza que dependerá del “progreso en la vacunación, la relajación de las medidas de restricción y un aumento de los precios de las materias primas”, entre otros factores. Para 2022, en tanto, estima un crecimiento en la región del 2,9 por ciento.

Pedidos semanales ayuda desempleo EEUU caen por debajo de 400.000; empleo privado aumenta

El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de beneficios por desempleo cayó por debajo de un año, lo que apunta al fortalecimiento de las condiciones del mercado laboral.

Eso fue resaltado por otros datos del jueves que mostraron que las nóminas privadas aumentaron al máximo en 11 meses en mayo, impulsadas por una fuerte demanda en medio de una rápida reapertura de la economía.

Los datos respaldaron las expectativas de que el crecimiento del empleo se hubiese acelerado en mayo, aunque la escasez de trabajadores y materias primas sigue amenazando la recuperación del mercado laboral.

“La reapertura económica continúa y debería ser positiva para el crecimiento del empleo”, dijo Rubeela Farooqi, economista en jefe para Estados Unidos de High Frequency Economics en White Plains, Nueva York. “Pero los desequilibrios de oferta y demanda están creando fricciones en el mercado laboral que podrían ser un obstáculo en el corto plazo”.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron en 20.000 a un nivel desestacionalizado de 385.000 para la semana al 29 de mayo. Fue la lectura más baja desde mediados de marzo de 2020, cuando se impusieron cierres obligatorios de negocios no esenciales para frenar la primera ola de infecciones por coronavirus.

Economistas consultados por Reuters estimaban 390.000 solicitudes para la última semana. La quinta disminución semanal consecutiva fue liderada por Texas y Florida.

Las solicitudes han caído desde un récord de 6,149 millones a inicios de abril de 2020. Sin embargo, se mantienen muy por sobre el rango de 200.000 a 250.000 que se considera compatible con las condiciones saludables del mercado laboral.

Podrían disminuir aún más ya que los gobernadores republicanos en al menos 24 estados, incluidos Florida y Texas, están finalizando los programas de desempleo financiados por el gobierno federal para los residentes a partir del próximo sábado.

La pandemia de COVID-19 está cediendo debido a la vacunación, lo que permite a las autoridades levantar las restricciones a las empresas y acelerar la reapertura de la economía. Eso ha llevado a un aumento en la demanda que está presionando contra las limitaciones de la oferta.

Pero la contratación parece haber mejorado en mayo, con el Informe Nacional de Empleo de ADP mostrando que las nóminas privadas se incrementaron en 978.000, la mayor alza desde junio del año pasado, tras aumentar 654.000 en abril. Economistas estimaban un crecimiento de 650.000 puestos de trabajo en mayo.

Los pronósticos para el dato de nóminas no agrícolas que se conocerá el viernes fueron atenuados por datos del martes que mostraron una moderación en la contratación en las fábricas, con los manufactureros quejándose de que el ausentismo laboral y los cierres a corto plazo debido a la escasez de piezas y trabajadores estaban limitando el potencial del sector.

Los trabajadores son escasos pese a que casi 10 millones de estadounidenses están oficialmente desempleados. Se ha culpado a los generosos beneficios de desempleo financiados por el gobierno, los problemas con el cuidado de los niños y los temores de contraer el virus, así como las jubilaciones relacionadas con la pandemia.

Estudio: economía de América Latina se recuperará más lenta tras la pandemia

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hizo este lunes un pronóstico optimista sobre la recuperación de la economía global tras la pandemia del coronavirus, pero advirtió que muchos países, entre ellos los de América Latina, tardarán más para regresar a los niveles anteriores.

Aunque el informe prevé un crecimiento del producto global de casi un 6% este año, dice que son demasiados los países que no alcanzarán regreso a la normalidad para finales de 2022.

Según la OCDE, “es un auge impresionante tras la contracción del 3½ por ciento de  2020”, pero persisten “muchos factores adversos”.

“Resulta sumamente inquietante que no estén llegando suficientes vacunas a los países emergentes y de bajos ingresos. Esto expone a estas economías a una grave amenaza, porque tienen menos capacidad para apoyar la actividad económica que las economías  avanzadas”.

De los países latinoamericanos que forman parte de la OCDE, el más avanzado es Chile, que podría recuperar su nivel anterior a la pandemia a mediados de este año, mientras que Brasil y Colombia se proyectan para el segundo semestre de 2022.

Más atrás aparecen Costa Rica y México para mediados de 2023, y finalmente Argentina con un pronóstico que se extiende hasta más allá de 2025.

Impulsada por un plan de estímulos multimillonario, la economía de Estados Unidos se prevé que crecerá este año 6,9%, de un pronóstico anterior del 6,5%, pero solo se expandirá 3,6% en 2022, de 4,0% previsto en marzo pasado.

En general, la OCDE dice que “16 meses después del inicio de la pandemia, muchos países controlan mejor los nuevos brotes del virus. Los gobiernos han administrado cerca de 2.000 millones de dosis de vacunas, y la capacidad mundial de ensayo, producción y administración de vacunas ha mejorado rápidamente”.

“En términos más generales, mientras la gran mayoría de la población mundial no esté vacunada, todos nosotros seguiremos siendo vulnerables a la aparición de nuevas variantes.”, advirtió la OCDE. “La imposición de nuevos confinamientos y la intermitencia de las actividades económicas podrían socavar gravemente la confianza.

Mientras tanto, “la economía mundial navega actualmente hacia la recuperación, con múltiples fricciones. El riesgo de que no se alcance o no se generalice un crecimiento pospandémico suficiente es elevado.

Estas son las profesiones que se perderán o que crecerán si sigue la pandemia

Cuando se ve la luz al final del túnel en torno al empleo y la crisis económica provocada por la COVID-19 en sectores como el turismo y la hostelería, un nuevo estudio procedente de Estados Unidos plantea distintos escenarios en función de los ‘coletazos’ y consecuencias que acabe dejando la pandemia en el mundo laboral.

Un equipo de economistas de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. (BLS, por sus siglas en inglés) analizó recientemente las implicaciones para el empleo si los hábitos adoptados durante la pandemia se hacen más permanentes -comer menos fuera de casa, trabajar más en remoto e incluso acudir a los médicos a distancia- y las noticias no son buenas para los puestos de trabajo menos cualificados, como camareros o dependientes de tienda.

El estudio, aunque planteado en Estados Unidos, tiene muchos paralelismos para la economía global y también de España. En él se ve cómo el sector servicios puede sufrir una pérdida de empleo frente al auge de los trabajos digitales.

En 2029 podría haber millones de puestos de trabajo menos de los que habría. Cientos de miles de ellos estarían en los sectores de la alimentación y el comercio minorista, fuentes de trabajo tradicionalmente fiables para los que tienen menos formación y habilidades, lo que de hecho instaura algunas de las pérdidas de empleo del año pasado en la estructura de la economía pospandémica.

Hostelería y comercio minorista, donde se perderían más empleos

El sector del comercio minorista, por ejemplo, es uno de los más afectados. Ya se preveía que perdería unos 370.000 puestos de trabajo en los próximos años debido al cambio a las compras online. Según el estudio del BLS, esta cifra se triplicaría hasta alcanzar los 1,1 millones de puestos de trabajo (en Estados Unidos) en el escenario de más impacto posterior a la pandemia, es decir, con un 10% de caída de las ventas en las tiendas.

Antes del inicio de la COVID-19, la BLS esperaba que los restaurantes y bares emplearan a 876.000 personas más en 2029 que las proyectadas en 2019, que sirvieron de referencia para el estudio del impacto de la pandemia. Con un supuesto impacto del 12% en la demanda, la mano de obra en ese sector se reduciría en realidad en 376.000 personas.

Profesiones tecnológicas y científicas, las beneficiadas

Por el contrario, las áreas profesionales digitales y científicas estarían entre las ganadoras si se mantuvieran las tendencias de la pandemia, añadiendo unos 300.000 puestos de trabajo más de aquí a 2029.

El informe también advierte de que la economía en cuestión que surja tras la pandemia no dependerá solo de su evolución, sino también de las políticas públicas que marquen los gobiernos.

“La pandemia del COVID-19 ha causado enormes trastornos a corto plazo en la economía y el mercado laboral de Estados Unidos y también de forma global, pero sus repercusiones a largo plazo siguen sin estar claras”, describe el estudio. Las proyecciones son “un primer intento de identificar las industrias y ocupaciones sujetas a una incertidumbre comparativamente alta como resultado de la pandemia”.

Si miramos los empleos que más crecerán, estos son Administrador de Redes (+11%), Médicos (+22%), Desarrolladores Web (+15%) o Bioquímicos (+8%).

Por su parte, camareros, personal de tienda en venta directa o personal de hoteles podrían ver sus puestos de trabajo caer entre un 10% y un 22%, en función del escenario de la pandemia.

Fuente: El Economista.es

El FMI propone un plan de USD 50.000 millones para poner fin a la pandemia

El FMI propuso ayer viernes un plan de 50.000 millones de dólares para poner fin a la pandemia de covid-19, con la meta de vacunar al menos al 40% de la población mundial para fines de 2021.

“Nuestra propuesta fija objetivos, estima los requisitos de financiamiento y establece una acción pragmática”, dijo Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), en la Cumbre de Salud Global celebrada en Roma en el marco del Grupo de los 20 países industrializados y emergentes.

De cara a una recuperación económica mundial sostenible a largo plazo, el plan apunta a que al menos el 60% de la población mundial esté vacunada para fines de 2022.

La estimación de 50.000 millones de dólares es una combinación de al menos 35.000 millones de dólares en subsidios, más recursos de los gobiernos y otros fondos, dijo el FMI.

El monto parece muy modesto en comparación con los planes de estímulo masivo implementados por los países ricos, incluido el último en Estados Unidos por 1,9 billones de dólares aprobado a fines de marzo.

También es “bajo” dados los posibles beneficios de un final anticipado de la pandemia, que sería de “alrededor de 9 billones de dólares” para la economía mundial para 2025, estimaron los economistas del FMI Gita Gopinath y Ruchir Agarwal en una teleconferencia con periodistas. 

“Uno de los mensajes clave de nuestra propuesta es que la cantidad necesaria no es muy alta”, enfatizó Gopinath, dado que ya se realizaron las costosas inversiones para desarrollar vacunas efectivas.

Gopinath y Agarwal, autores del plan, subrayaron que ahora se acepta que no habrá un “final duradero” para la crisis económica sin un final de la crisis sanitaria. Por lo tanto, a todos los países les interesa poner definitivamente fin a esta crisis.

– “En beneficio de todos” –

“Desde hace tiempo venimos advirtiendo de una peligrosa divergencia en la situación económica”, señaló Georgieva. “Esto no hará más que empeorar a medida que se amplíe la brecha entre los países ricos que tienen acceso a las vacunas y los países pobres que no lo tienen”.

A finales de abril, menos del 2% de la población en Africa había sido inmunizada, mientras que más del 40% de la población en Estados Unidos y más del 20% en Europa habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19, según el FMI.

La pandemia, que está afectando especialmente a India, podría hacer descarrilar la recuperación económica mundial.

Para devolver al mundo a la senda del crecimiento, el FMI formuló una serie de propuestas, la primera de las cuales consiste en ayudar a los países en desarrollo a mejorar sus campañas de vacunación. 

La idea es “controlar significativamente la pandemia en todas partes en beneficio de todos”, dijo Georgieva.

Para cumplir los objetivos de vacunación de la población mundial, el FMI insiste en la necesidad de conceder subvenciones adicionales al mecanismo mundial de distribución de vacunas Covax, mediante donaciones de dosis excedentes y garantías del libre flujo transfronterizo de materias primas y vacunas. 

El mecanismo Covax, del cual forma parte la Organización Mundial de la Salud (OMS), se creó para tratar de evitar que los países ricos acapararan la mayor parte de las dosis de vacunas anticovid, pero hasta ahora ha resultado ineficaz.  

El FMI admite que son los países ricos los que están convocados a contribuir más al plan de 50.000 millones de dólares.

Pero, según Georgieva, también son los países ricos los que “probablemente verían el mejor retorno de la inversión pública en la historia moderna, captando el 40% de los incrementos del PIB y alrededor de un billón de dólares en ingresos fiscales adicionales”.

Cepal estima que la pandemia ha cerrado 2,7 millones de empresas en América Latina

Cálculos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, indican que la pandemia ha ocasionado el cierre de 2,7 millones de empresas en la región, es decir el 19% del total, pero las medidas de distanciamiento social y las limitaciones a la movilidad afectan de forma desigual a todas las actividades económicas.

El turismo, la cultura, el comercio y el transporte son los sectores más golpeados, los que suponen el 24,6% del Producto Interno Bruto y el 34,2% del empleo.

Por el contrario, las actividades menos afectadas son la agricultura, la ganadería y la pesca, la producción de alimentos, los productos médicos y las telecomunicaciones.

Adicionalmente, el 92% de la producción intensiva en tecnología sufre un impacto fuerte por la crisis, una clara señal de alarma a mediano plazo, al resurgir el riesgo de quedarse al margen de las tendencias mundiales, encaminadas hacia la digitalización.

En materia laboral, apuntó la Organización Internacional del Trabajo, la Covid-19 provocó que al menos 26 millones de personas perdieran su empleo durante 2020, en tanto aseguró que el cierre de actividades económicas, la reducción del comercio, la inversión y las remesas, tienen su reflejo en el incremento de la desigualdad y la pobreza.

Previo la pandemia América Latina consiguió reducir esos índices, ahora el número de pobres aumentará en 28,7 millones de personas, hasta alcanzar la cifra de 214,4 millones de pobres, en tanto, la pobreza extrema afectará a 15,9 millones más, sumando en total 83,4 millones de personas.

Tras unos años en los que el índice de Gini bajó de 0,53 a 0,46 entre 2001 y 2019, la pandemia ocasiona enormes costos sociales muy desigualmente distribuidos.

Ante ese difícil escenario, los organismos de las Naciones Unidas coinciden en que la recuperación dependerá de la evolución de la economía mundial y del dinamismo de los flujos internacionales en comercio y finanzas hacia la región.

EEUU autoriza probar viajes de cruceros con pasajeros voluntarios

Estados Unidos autorizó este martes a la industria de cruceros a realizar viajes simulados con pasajeros voluntarios como una forma de agilizar una posible reactivación de esta industria para mediados de julio desde los puertos del país.

Según las autoridades sanitarias, si las navieras pueden garantizar que la gran mayoría de los miembros de la tripulación (98 %) y de los pasajeros (95 %) estén vacunados, es posible que puedan reiniciar para esa fecha, después de una parálisis de más de un año.

Por ahora, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) actualizaron hoy la Ordenanza de Condiciones para la Navegación (CSO, en inglés), emitida por el ente federal en octubre pasado, y que proporciona instrucciones técnicas para realizar los viajes simulados.

Entre las instrucciones están los procedimientos para ayudar a los operadores de cruceros a mitigar el riesgo de propagación de la covid-19, de acuerdo con un comunicado de los CDC.

Se incluyen los requisitos y recomendaciones sobre medidas de prevención, vigilancia de la covid-19 a bordo, pruebas de laboratorio, prevención y control de infecciones, uso de mascarillas, distanciamiento social, interacción con los pasajeros, así como experiencias y procedimientos de embarque y desembarque.

Con la emisión de esta guía actualizada, los operadores de cruceros ahora tienen todos los requisitos y recomendaciones necesarios para iniciar viajes simulados antes de reanudar los viajes de pasajeros restringidos, señalaron los CDC.

Además, esta nueva versión incluye la solicitud del certificado de navegación, condicionado al CSO, que es el paso final antes de iniciar los viajes con pasajeros.

Los CDC actualizarán los documentos en línea para incorporar cambios en la cuarentena y las lecciones aprendidas de los viajes simulados, entre otros aspectos a seguir.

Se espera reanudar viajes en cruceros en julio

Los CDC comunicaron el pasado jueves a las navieras en una carta que les permitirán hacer caso omiso del viaje de prueba para aquellos barcos que tengan vacunados en su mayoría a la tripulación y a los pasajeros.

La industria naviera se mostró por eso confiada en una posible reanudación en julio de los cruceros desde puertos de EE.UU., suspendidos desde marzo de 2020 a causa de la covid-19, después de que las autoridades sanitarias de este país anunciaran una relajación del marco para volver a navegar.

Desde el 12 de abril pasado, los CDC y “altos directivos de otras agencias federales relevantes” han participado en reuniones dos veces por semana con representantes de varias líneas de cruceros, detalla el comunicado.

Los objetivos de estas reuniones, añade, han sido entablar un diálogo e intercambiar información sobre el impacto de las vacunas y otros avances científicos desde que se emitió el CSO.

Al menos dos buques de la naviera Royal Caribbean han realizado paradas en Miami para vacunar a miembros de su tripulación, anunció este martes la compañía.

“Va a ser extremadamente importante que nuestra tripulación esté vacunada”, admitió en una publicación en Facebook Michael Bayley, presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean International.

En marzo pasado la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), que representa al 95 % de las compañías con cruceros oceánicos, urgió a los CDC a levantar la restricción y permitir la planificación de una reanudación gradual de las operaciones de cruceros a partir de julio próximo.

CLIA señaló que julio está “acorde” con el pronóstico del presidente Joe Biden, de cuándo Estados Unidos estará “más cerca de la normalidad”.

A comienzos de abril, los CDC actualizaron las medidas que rigen por la pandemia para los cruceros desde puertos de EE.UU., pero mantuvieron la recomendación a la población de no embarcarse por placer.

Según CLIA, entre marzo y septiembre de 2020 esas empresas presentaron pérdidas globales de $77,000 millones de dólares, $23,000 millones de dólares en salarios y 518,000 puestos de trabajo.

Reportan que las ventas de minoristas se dispararon en marzo gracias al cheque de estimulo

Un nuevo lote de cheques de estímulo hizo que las compras de los consumidores aumentaran en marzo, ya que la economía de Estados Unidos continuó creciendo luego de que el Congreso aprobara los apoyos generalizados.

Las ventas minoristas anticipadas aumentaron un 9.8% en el mes, informó el Departamento de Comercio. Eso en comparación con la estimación del Dow Jones de un aumento del 6.1% y una disminución del 2.7% en febrero.

Los artículos deportivos, ropa y alimentos y bebidas lideraron las ganancias en el gasto y contribuyeron al mejor mes para el comercio minorista desde la ganancia del 18.3% de mayo de 2020 que se produjo después de la primera ronda de controles de estímulo.

Un informe separado mostró que las solicitudes de seguro de desempleo por primera vez se desplomaron, el Departamento de Trabajo informó 576,000 nuevas solicitudes de desempleo para la semana que terminó el 10 de abril.

Ése fue el índice más bajo desde los primeros días de la pandemia Covid-19 y representó una fuerte disminución del total de la semana anterior de 769,000.

A medida que el panorama laboral mejora, los consumidores tomaron el dinero de los cheques de estímulo de $1,400 y gastaron agresivamente.

El gasto del mes fue generalizado, lo que aumentó las ventas en casi un 28% desde marzo de 2020, cuando comenzaron los cierres de negocios relacionados con la pandemia.

Biden propuso plan de infraestructura para crear “millones de empleos”

El presidente de Estados Unidos de América, Joe Biden, propuso ayer miércoles invertir 2 billones de dólares en infraestructura, con el objetivo declarado de crear “millones” de puestos de trabajo y enfrentar a China en el escenario económico mundial y luchar contra el cambio climático.

“Es grande, sí. Es audaz, sí. ¡Y podemos hacerlo!”, afirmó el mandatario demócrata, quien desde que llegó al poder hace menos de tres meses busca probar su voluntad de reforma.

“Esto creará la economía más resistente, fuerte e innovadora del mundo”, agregó, enfatizando que quiere “ganar” la competencia con China.

“Estas son inversiones que no podemos dejar de hacer”, subrayó desde Pittsburgh, Pensilvania, donde hace dos años lanzó su campaña hacia la Casa Blanca.

La primera fase de su programa “Build Back Better” (Reconstruir mejor) implica inversiones que se extenderían a lo largo de ocho años y se financiarían con un aumento del impuesto a la renta empresarial del 21 por ciento actual al 28 por ciento.

“No se trata de penalizar a nadie”, dijo Biden. “No tengo nada contra los millonarios y los multimillonarios. Yo creo en el capitalismo estadounidense”.

“Estoy abierto a otras ideas”, aseguró, siempre y cuando no impliquen aumentos de impuestos a las personas de ingresos más bajos.

Su plan incluye inyectar 620.000 millones de dólares en transporte, modernizar más de 32.00 kilómetros de carreteras y autopistas y reparar unos 10.000 puentes en Estados Unidos.

Esta nueva ofensiva legislativa llega poco después de que el Congreso aprobara un plan de recuperación para hacer frente a la pandemia de COVID-19, también estimado en cerca de unos 2 billones de dólares.

Pero este discurso de Biden es solo el comienzo de una amarga batalla en el Congreso, cuyo resultado es incierto. Con mayorías demócratas estrechas, las negociaciones prometen ser complicadas.

Ya las primeras voces disonantes provienen del ala izquierda del propio Partido Demócrata. Para la congresista de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez, los montos son simplemente “insuficientes”.

Para el senador republicano de Wyoming John Barrasso, en cambio, este proyecto es sólo un “caballo de Troya” para permitir a los demócratas “gastar más y subir los impuestos”.

La única certeza es que los próximos meses pondrán a prueba las cualidades negociadoras de Biden, un buen conocedor del funcionamiento de Washington por su pasado como legislador y vicepresidente. 

Nuevas infraestructuras

El plan prevé amplificar “la revolución de los vehículos eléctricos” con, por ejemplo, el pasaje a la electricidad del 20 por ciento de los famosos autobuses escolares amarillos.

También buscará que las nuevas infraestructuras sean más resistentes a los cambios vinculados al calentamiento global.

Nadie duda de la necesidad de renovar infraestructuras que en muchos casos datan de la década de 1950. Pero construir un consenso político no es tarea fácil. Los dos predecesores de Biden, el republicano Donald Trump y el demócrata Barack Obama, también habían hecho grandes promesas en materia de infraestructura, que terminaron quedando en letra muerta.

El exrival de Biden en las primarias demócratas y ahora secretario de Transporte, Pete Buttigieg, sostiene que esta vez los astros conseguirán alinearse.

“Tenemos una oportunidad extraordinaria de lograr el apoyo de los dos partidos para pensar en grande y dar pruebas de audacia en infraestructuras”, dijo.

“No se precisa explicarle a los estadounidenses que debemos trabajar en infraestructura y la realidad es que no se puede separar la dimensión climática” de este desafío, afirmó.

En una agresiva declaración, Trump acusó a su sucesor de proponer una estrategia de “capitulación económica total”.

Denunciando una “monstruosidad”, estimó que el aumento del impuesto a las empresas sería “un gran regalo” para China.

“El cruel ataque de Joe Biden al sueño americano nunca debe convertirse en ley (…). ¡Nuestra economía será destruida!”, concluyó.

Biden aseguró que un aumento al 28 por ciento en el impuesto a corporaciones aún dejaría la tasa más baja de lo que fue durante casi 70 años entre la Segunda Guerra Mundial y 2017, el año en que llegó Trump al poder.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos, que hasta ahora había acogido con beneplácito muchas de las decisiones de Biden, desde el regreso al Acuerdo de París sobre el clima hasta el plan de rescate para la economía, también expresó su claro desacuerdo con la iniciativa.

Si bien aprueba el deseo de hacer de la infraestructura una prioridad, cree que el presidente demócrata está “peligrosamente” equivocado en la forma de financiar su programa.

Aseguran que Biden subirá de impuestos, a tasas mayores de la esperada

Después de meses de rumores y semanas de debate dentro de la Casa Blanca, el presidente de EEUU, Joe Biden, está a punto de presentar el que será su segundo gran proyecto legislativo de su mandato. Este miércoles, en la zona industrial de Pittsburgh, en su Pensilvania natal, Biden presentará su plan de inversión e infraestructuras y una subida de impuestos para pagarlo. Un proyecto que ha ido aumentando de tamaño con las semanas y que quiere igualar en ambición al New Deal de Franklin Roosevelt o a la Gran Sociedad de Lyndon Johnson, los dos grandes referentes demócratas del Siglo XX con los que el actual presidente aspira a codearse en los libros de Historia.

El proyecto contaba con un presupuesto de unos 3 billones de dólares, pero ha ido aumentando con las semanas y se espera que finalmente alcance los 4 billones de coste. Este miércoles, lo que Biden pondrá sobre la mesa será la primera parte: grandes inversiones en infraestructuras, como carreteras, puentes o redes eléctricas, con un foco especial en la energía renovable. Por ejemplo, la senadora Elizabeth Warren ha propuesto inversiones de 500 millones para descarbonizar las flotas de autobuses locales del país, y la crisis eléctrica vivida en Texas el mes pasado anima a los que quieren aumentar la inversión en baterías eléctricas y redes de suministro.

Para más adelante queda la segunda parte: una reforma del sistema sanitario, cuidado infantil y otros programas de bienestar social, según explicó el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. Esta parte es una de las más simbólicas para el partido, e incluiría hacer permanentes las ayudas a familias con hijos en riesgo de pobreza o el establecimiento de bajas remuneradas por maternidad, así como una mejora del ‘Obamacare’, la ley sanitaria aprobada en 2010 por el anterior Gobierno demócrata.

Un paquete mastodóntico que se une a los 1,9 billones que ya ha inyectado el nuevo Gobierno en la economía con el programa de estímulo aprobado hace unas semanas. Por ello, y para evitar disparar el déficit del país, que los recortes de impuestos de Donald Trump llevaron ya a cifras históricas, los consejeros de Biden han ido aumentando constantemente el otro lado del balance: los ingresos. Las subidas de impuestos también apuntan a ser históricas, con cifras que rondan los 3 billones de dólares.

El plan de Biden, que ha ido deslizando en las últimas semanas, es subir los impuestos a los ciudadanos que cobren más de 400.000 dólares anuales y a las grandes empresas, deshaciendo gran parte de los recortes aprobados en 2017 por Trump y aumentando otras cuantas tasas. Una reforma fiscal al alza que sería la mayor en cuatro décadas, y probablemente la mayor de la historia si se realiza de una sola tacada.

Biden tiene claro es que su escasa y frágil mayoría puede desaparecer algo menos de dos años, y quiere hacer todo lo que pueda ahora

Políticamente, aprobar una subida total sería brutal para cualquier partido en EEUU. Pero Biden cuenta con dos esperanzas a su favor: el hecho de que las encuestas muestran un enorme apoyo popular a la gestión del mandatario en la economía y el coronavirus, los temas que más preocupan a la población, lo que le da un mayor margen de maniobra; y la esperanza de que la sombra de Trump domine las elecciones legislativas de 2022 y polarice tanto al electorado que le ahorre el castigo que todo presidente suele sufrir a mitad de mandato.

Con información de El Economista.es