Los canadienses dieron al Partido Liberal del primer ministro, Justin Trudeau, una victoria el lunes en las elecciones parlamentarias, pero su intento por lograr la mayoría de los escaños de la cámara fracasó.

Los Liberales se encaminaban a lograr más representantes que cualquier otra formación. Trudeau, de 49 años, canalizó el estelar poder de su padre, el icono liberal y fallecido exprimer ministro Pierre Trudeau, en su primera victoria en las urnas en 2015 y ha llevado al partido a otros dos triunfos en las urnas desde entonces.

Los Liberales llevaban la delantera en 156 distritos, los Conservadores en 123, el Bloc Québécois en 29, el izquierdista Nuevo Partido Democrático en 28 y los Verdes en dos.

Trudeau no consiguió escaños suficientes para evitar tener que depender de la ayuda de otros partidos para sacar adelante sus proyectos de ley. El primer ministro llegó a los comicios con un gobierno en minoría estable que no estaba bajo amenaza de ser derrocado.

La oposición fue implacable a la hora de acusar a Trudeau de convocar una elección anticipada innecesaria — dos años antes de la fecha prevista — por sus ambiciones personales.