ELECCIONES EN ECUADOR

Guillermo Lasso: “Desde el 24 de mayo me dedicaré a la construcción de un proyecto nacional para Ecuador”

Guillemo Lasso esperó hasta bue entrada la noche para salir a agradecer al pueblo ecuatoriano por la votación que lo convierte en presidente electo del Ecuador. Había permanecido gran parte de la jornada de ayer domingo 11 de abril de 2021 en su domicilio de la vía Samborondón, con su familia y amigos.

“Este es un día histórico en que todos los ecuatorianos han escogido su futuro y el deseo de mejores días para todos”. Así comenzó un discurso cargado de emoción, agradecimientos y de un mensaje de unidad nacional, que duró 20 minutos, en uno de los salones del Centro de Convenciones, en el norte de Guayaquil.

Ahí lo habían esperado sus simpatizantes desde que se cerraron las urnas a las 17:00 y habían recibido con cautela los resultados no oficiales de uno de los ‘exit poll’, a boca de urna, que le daban ventaja en el balotaje. Lasso cumplió con aparecer en público solo cuando los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) se hubieran consolidado y le dieran un margen superior sobre el otro candidato de la alianza Unes, Andrés Arauz. Con el 98,29% de las actas escrutadas, el postulante de la alianza Creo-PSC tiene 52,49% de los votos nacionales y Arauz 47,51%, según la página web del organismo electoral.

“Gracias por formar parte del Ecuador del encuentro, desde el fondo de mi corazón y ser su presidente”. “Hoy es un día de celebración, la democracia ha triunfado. Los ecuatorianos han usado su derecho a elegir y han optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos 14 años en Ecuador. Desde el 24 de mayo asumiremos con responsabilidad el desafío de cambiar los destinos de nuestra patria y lograr para todos el Ecuador de oportunidades y de prosperidad que todos anhelamos”.

Recordó que desde hace años “ha soñado con la posibilidad de servir a los ecuatorianos”. Guillermo Lasso, de 65 años, logra un triunfo presidencial en su tercer intento, postuló en el 2013 y en el 2017, cuando llegó a la segunda vuelta y perdió frente a Lenín Moreno. “Trabajaremos con decisión para que todos los 17 millones de ecuatorianos nos beneficiemos con el cambio de un país democrático, libre, próspero, un país de libertades, un país donde nadie tiene que tener miedo; hoy de noche todos podemos dormir en paz y en calma”.

“Yo no llego con una lista de a quienes perseguir ni ver en la cárcel, yo quiero ver a todos los ecuatorianos libres, que no tengan miedo al Gobierno, que no tengan miedo a disentir con el presidente de la República, que expresen sus opiniones con libertad”. “Como lo he expresado muchas veces no he entrado a la política para acumular honores ni riquezas, como lo dije ya ni para perseguir a otros ni para ganarle una discusión a nadie, solo me mueve el deseo de servir a todos en especial a los más vulnerables y desde el 24 de mayo, como su presidente, me dedicaré a la construcción de un proyecto nacional que continúe escuchando a todos porque este proyecto será de todos los ecuatorianos”.

Lasso enumeró una larga lista de agradecimientos por el triunfo, además de a Dios. A militantes del movimiento Creo, a César Monge, su presidente y su “hermano”; a su equipo de trabajo, y también a Jaime Durán Barba y Santiago Nieto, quienes lo asesoraron en la segunda vuelta, algo que no había sido reconocido públicamente en este tramo de la campaña. Antes había mencionado el respaldo del PSC a favor de su proyecto político y al liderazgo de Jaime Nebot, quien estaba a su lado, en la tarima, a diferencia de la primera vuelta en que sus aliados no lo acompañaron en el mismo salón. También dio las gracias a los dirigentes de agrupaciones políticas, grupos solidarios e independientes y excandidatos presidenciales que pidieron el voto a su favor.

Lasso: “Los ecuatorianos optaron por un rumbo diferente”

Guillermo Lasso, el vencedor de los comicios presidenciales de este domingo en Ecuador, es un exbanquero que ha abogado por la “unidad” y el “diálogo” entre todos los ecuatorianos como fórmula para resolver los graves problemas que aquejan a su país, agravados por la pandemia del coronavirus.

De 65 años, ha conseguido llegar a la Presidencia en su tercer intento, tras imponerse en un dramático escrutinio por un margen de cinco puntos a su rival correísta Andrés Arauz, dando un giro a la política de un país que no veía un Gobierno derechista desde antes de 2003.

“Los ecuatorianos han optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos catorce años en Ecuador”, manifestó desde el palacio de convenciones en Guayaquil, al declararse vencedor de las elecciones.

Líder del movimiento centroderechista Creando Oportunidades (CREO), que fundó en 2012, sostiene que los esquemas de izquierda y derecha “han perdido vigencia globalmente”, si bien llegó a estas elecciones aliado con el derechista Partido Social Cristiano.

Pero se ha hecho con el poder con la propuesta de lograr un crecimiento económico con justicia social y volcándose a un centro político que le ha sido fundamental para ganar aliados impensables.

Lasso había pasado a la segunda vuelta tras obtener el 19,74 % de los votos en los comicios del 7 de febrero, en los que Arauz logró aventajarle por más de 12 puntos, lo que en principio lo posicionaba en desventaja.

Y es que con dos derrotas en las presidenciales de 2013 y 2017, el político conservador aseguró haber tomado nota de las necesidades del pueblo.

MEDIO SIGLO DE EXPERIENCIA

Nacido en Guayaquil en el seno de una familia de clase media, este accionista del Banco de Guayaquil dice comprender las angustias de la pobreza pues también sufrió escasez en su juventud, cuando debió trabajar para apoyar a sus padres y pagar sus estudios.

Y aunque no concluyó la universidad, realizó un diplomado en Administración de Empresas en el Instituto de Desarrollo Empresarial y, en 2011, la Universidad de las Américas de Ecuador le concedió el título de Doctor Honoris Causa.

De hablar sereno, es amigo personal de personajes como José María Aznar o Mario Vargas Llosa, y acumula una experiencia de medio siglo tanto en el sector privado como en el público.

En 1989 fue presidente ejecutivo de Banco Guayaquil, donde fundó en 2008 el Banco del Barrio, reconocido por el BID como el mayor proyecto de Bancarización de América Latina.

En 2012 renunció a la dirección del Banco, del que sigue siendo uno de sus principales accionistas, para dedicarse a la política, aunque su pasado como banquero ha sido siempre arma de doble filo en manos de sus detractores.

Sus adversarios le recuerdan que en 1999 fue “superministro” de Economía de Jamil Mahuad, quien instauró la dolarización tras la peor crisis financiera del país, y que tuvo consecuencias devastadoras a nivel económico, político y social.

Pero él suele aclarar que, por diferencias con Mahuad, ocupó el cargo solo un mes y que el Banco de Guayaquil fue responsable con sus clientes y no sucumbió a la crisis.

En su paso por la vida pública, Lasso fue también gobernador de la provincia de Guayas entre 1998 y 1999.

Cierran campañas en Ecuador para segunda vuelta presidencial del domingo

El derechista Guillermo Lasso y el izquierdista Andrés Arauz cerraron ayer jueves (08.04.2021) sus campañas para el balotaje presidencial del próximo domingo, evocando la crisis sanitaria y económica que sacude a Ecuador por la pandemia.

Desde el malecón del puerto de Guayaquil (suroeste), Lasso, un exbanquero conservador, sostuvo que la nación “vive ahora la mayor crisis de su historia: sanitaria, económica, de valores y de seguridad ciudadana”.

Por su parte, Arauz, delfín del expresidente socialista Rafael Correa (2007-2017), desde el sur de Quito disparó contra el gobierno del mandatario Lenín Moreno, al que acusó de haberse “vendido a los banqueros” tras haber llegado al poder impulsado por el correísmo.

Señaló que Ecuador vive el “abandono total de un gobierno negligente, que nos ha dejado desamparados” en medio de la pandemia, que deja más de 341.000 contagios (1.963 por cada 100.000 habitantes) y unos 17.100 muertos, según datos oficiales.

Con el río Guayas de fondo y embarcaciones ondeando la bandera ecuatoriana, Lasso, acompañado de su esposa, se refirió también a la polarización en el país.

“Venimos de 14 años, de dos gobiernos (de Correa y Moreno) que se dedicaron a enfrentar y a dividir a los ecuatorianos y no existe nada más peligroso que el odio y la venganza”, dijo el politico de 65 años.

Arauz y Lasso van a segunda vuelta en presidenciales de Ecuador

El economista de izquierda Andrés Arauz y el exbanquero de derecha Guillermo Lasso disputarán el balotaje presidencial del 11 de abril en Ecuador tras los comicios de hace dos semanas, anunció el Consejo Nacional Electoral (CNE) ayer domingo.

Arauz, delfín del exmandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), ganó la primera vuelta con 32,72% de los votos, seguido de Lasso con 19,74% y del líder indígena de izquierda Yaku Pérez con 19,39%, según la proclamación de resultados a cargo del secretario del CNE, Santiago Vallejo.

El conteo fue aprobado con el voto de cuatro de los cinco miembros del organismo electoral presentes en una reunión que se reinstaló el sábado y se prolongó hasta la madrugada del domingo.

El triunfador del balotaje reemplazará al gobernante Lenín Moreno, exaliado de Correa y cuyo período de cuatro años concluirá el 24 de mayo.

Pérez, un abogado ambientalista de 51 años, sostiene que un fraude de la derecha lo marginó del balotaje luego de ser desplazado por Lasso del segundo puesto durante el escrutinio preliminar, por lo que ha planteado infructuosamente ante el CNE un recuento de votos.

El dirigente indígena podría insistir en su pedido en una fase de impugnaciones que por ley el CNE abrirá a partir de la promulgación de resultados del comicio presidencial del 7 de febrero, en el que participaron 16 candidatos.

Ecuador deja en suspenso recuento de votación de las presidenciales

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador dejó este martes en suspenso el recuento de la votación de la primera vuelta de las presidenciales planteado por el líder indígena de izquierda Yaku Pérez, quien sostiene que hubo fraude para marginarlo del balojate del 11 de abril.

“Este pleno del Consejo Nacional Electoral, lamentablemente, no da respuesta al pedido, ni aprueba ni niega el informe presentado por el área técnica” sobre la solicitud de recuento, anunció la presidenta del organismo, Diana Atamaint.

El pedido quedó en suspenso al no lograrse mayoría en la votación del pleno del CNE, que sesionó durante la noche. De los cinco miembros, hubo dos a favor del pedido de Pérez, uno en contra, otro se abstuvo y otro estuvo ausente.

El consejero José Cabrera, quien votó en contra, señaló que primero se debe “terminar con el escrutinio, proclamar resultados y que allí se interpongan los recursos de impugnación” previstos en la ley.

Pérez, un abogado ambientalista de 51 años, había presentado formalmente la solicitud de recuento de votos en 17 de las 24 provincias del país. La revisión de la votación alcanzaba a unos seis millones de votos, que representan un 45% de los 13,1 millones de electores inscritos en el padrón oficial del país andino de 17,4 millones de habitantes.

Sigue conflicto electoral en Ecuador por el segundo lugar en las elecciones presidenciales

El conflicto electoral que mantienen el candidato indígena Yaku Pérez y el conservador Guillermo Lasso por la disputa del segundo lugar de las elecciones presidenciales del pasado 7 de febrero en Ecuador amenaza con recrudecer la pugna si se rompe un acuerdo entre ambos para el recuento de votos.

La confederación de la nacionalidad kichwa de la sierra andina del país Ecuarunari anunció una movilización inmediata de su bases para “defender la democracia” y contra el “fraude” que dicen se ha cometido contra Yaku, su candidato.

La movilización, según señaló el presidente de Ecuarunari, Carlos Sucozhañay, incluirá una “avanzada” a Quito, donde se encuentra la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Anuncio que, a partir de las doce de la noche (de este lunes), habrán movilizaciones territoriales y una avanzada a la ciudad de Quito”, precisó Sucozhañay al reiterar que el movimiento indígena no permitirá un “fraude electoral” ni que “jueguen con la voluntad popular”.

A la Ecuarunari se sumó la Confederación de Organizaciones Indígenas de la Costa Ecuatoriana (Conaice), varias asociaciones de la Amazonía y el movimiento Pachakutik, el brazo electoral del movimiento indígena.

El anuncio de la movilización indígena, respaldada por otros sectores sociales, despertó la sensación de una reedición de los levantamientos de años pasados encabezados por las organizaciones campesinas.

En octubre de 2019, el Gobierno del presidente Lenín Moreno tuvo que recular en la aplicación de unos ajustes económicos comprometidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras una de esas potentes movilizaciones indígenas.

Y tras el anuncio indígena, se conoció que el Consejo Nacional Electoral, que este lunes debía tener una reunión de su pleno para dar paso al recuento de votos, aplazó la cita para ultimar detalles del proceso.

El conflicto electoral comenzó el mismo 7 de febrero, cuando el CNE anunció de forma extraoficial que el candidato progresista Andrés Arauz, afín al expresidente Rafael Corra, había ganado la votación, con 13 puntos porcentuales de diferencia sobre Yaku que, a su vez, tenía una ligera ventaja sobre el conservador Lasso.  https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1360365748057702403&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Fsigue-conflicto-electoral-en-ecuador-por-segundo-lugar%2Fa-56581549&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=889aa01%3A1612811843556&width=550px

Pruebas y evidencias de fraude

El escrutinio inicial, sin embargo, puso ligeramente a Lasso por delante de Yaku, que reclamó el recuento y denunció un supuesto fraude en su contra.

Para zanjar las discrepancias, el CNE y un grupo de observadores internacionales auspiciaron un encuentro entre Lasso y Yaku, que terminó con un acuerdo para que se permitiera el recuento de la mitad de votos en 16 provincias y de la totalidad del sufragio en la de Guayas, cuya capital es Guayaquil, un tradicional bastión del conservadurismo.

El pasado sábado, Yaku presentó “pruebas” y “evidencias” del supuesto fraude, como se había comprometido con Lasso.

Sin embargo, a día seguido, Lasso puso reparos al acuerdo y en una carta enviada al CNE consideró que en el pacto deberían intervenir, además de los dos, los otros catorce candidatos que participaron en las elecciones del pasado 7 de febrero.

Arauz, primero de esa elección, reaccionó este lunes y por intermedio de la portavoz de su grupo político, Jhajaira Urresta, aseguró que apoyará todo lo que permita garantizar la transparencia del proceso electoral, pues remarcó que la voluntad popular debe ser “respetada hasta las últimas consecuencias”.

Urresta también pidió que todos los partidos y movimientos políticos que participaron en la elección presidencial tengan la posibilidad de estar presentes en el recuento de votos, y no descartó la posibilidad de que con la revisión la votación de Arauz y su coalición electoral puedan aumentar la ventaja.

Pelea por el segundo puesto en elecciones de Ecuador abre la incertidumbre política

La puja por el segundo puesto en los comicios presidenciales del domingo pasado en Ecuador mantenía este martes en vilo al país y abre interrogantes entre los líderes políticos sobre qué estrategias les pueden favorecer en el balotaje del próximo 11 de abril.

Con el 99,44 % de las actas escrutadas, el aspirante del correísmo, Andrés Arauz, se mantiene como ganador de las elecciones con el 32,09%, seguido por el dirigente indígena y ambientalista Yaku Pérez, con el 20,06 %, y el conservador Guillermo Lasso, con el 19,50 % de los sufragios.

Quienes terminen como los dos primeros deberán competir en una segunda vuelta el 11 de abril, pero aún quedan 223 urnas por contar y 3.080 por revisar, dado que se han presentado en ellas algún tipo de incidencias.

La tensión generada motivó al Consejo Nacional Electoral (CNE) a convocar a los tres candidatos a una reunión en la que estuvieron presentes representantes de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA, para analizar inquietudes y ofrecer información acerca de cómo se desenvuelve el recuento de votos en los recintos en los que se produjeron inconsistencias.

PÉREZ, MÁS TRANQUILO

“Nos han informado cuál es el procedimiento que van a seguir en estos próximos días, que es, básicamente, el reconteo en aquellas mesas con novedades”, manifestó Pérez, el primero en asistir por la mañana a la cita en la sede del CNE en Quito.

El dirigente indígena había señalado desde el domingo incongruencias en los porcentajes adjudicados en algunas provincias a su candidatura y apuntó a una “confabulación”.

Sin embargo, hoy matizó ese discurso y aseguró que el CNE les facilitó una clave para que su movimiento pudiera revisar los datos de las actas publicadas en la nube del sistema electoral, lo que, dijo, garantizaba la transparencia.

Puso como ejemplo de inconsistencias una ocurrida en una junta del cantón Cayambe, en la provincia andina de Pichincha, donde según sus observadores habían alcanzado 62 votos y “se nos adjudicaron solamente 2”.

También refirió que se han registrado incidencias similares en otras provincias como la costera de Manabí, tradicional feudo del correísmo.

A la expectativa de ver si pasa a la segunda vuelta, Pérez se desmarcó de los señalamientos previos sobre que Lasso formaría parte del intento de complot en su contra y dijo haber escuchado a numerosos electores asegurándole su voto en el balotaje, así como el interés de empresarios en dialogar con él.

En esta ocasión sí acusó directamente al expresidente Rafael Correa (2007-2017) de “meter la mano” en el recuento electoral y aconsejó a su pupilo, Arauz, que “en vez de escuchar tantos consejos desde Bélgica (donde vive el exmandatario), (que) escuche consejos de los ecuatorianos”.

ARAUZ PIDE PROPUESTAS

El candidato del correísmo fue el segundo en acudir a la convocatoria con el órgano electoral, encuentro tras el cual no dio declaraciones.

Poco antes, en una comparecencia reiteraba que se enfrentará en el balotaje con quien el pueblo haya decidido, a la vez que pidió que la campaña sea pacífica y se base en propuestas.

A su juicio, el resultado electoral del domingo refleja que aproximadamente el 70 % de la población optó por opciones vinculadas a la justicia social, “un gran bloque histórico que representan el progresismo, la unidad plurinacional y la socialdemocracia”.

La mayoría de los ecuatorianos “no quiere seguir por la ruta del neoliberalismo”, consideró Arauz.

Mucho más crítico fue su mentor político, Correa, que indicó que se están manipulando las actas para dar la impresión de que Pérez marcha en segundo lugar, aunque se mostró convencido de que acabará en tercero.

“Están inflando artificialmente a Pérez, están manipulando las actas porque meten primero las actas de la sierra y dan una impresión que no existe”, valoró en entrevista con Efe en México.

Ante la posible llegada de un indígena a la competencia presidencial, Correa dijo que “ojalá pudiera llegar a la segunda vuelta un indígena, (pero) Yaku Pérez no es indígena”.

¿RACISMO SOLAPADO?

Precisamente desde sectores afines al correísmo se está abriendo un debate en redes y medios de comunicación en torno a la identidad del dirigente del movimiento indígena Pachakutik, lo que está provocando airadas réplicas acerca de cómo se define ese concepto y si la misma discusión encierra un racismo solapado.

Correa aseguró que él sería el primero en “desear que algún día Ecuador tuviese un presidente indígena, pero un presidente indígena de verdad, eso es deseable, pero lo sustancial es que sea honrado capaz y patriota y nada de eso es (Pérez)”.

El último candidato en reunirse con observadores de la OEA y representantes del CNE, en horas de la tarde y en su caso de forma telemática desde Guayaquil, era Lasso.

El dirigente del movimiento liberal cristiano CREO mantiene desde las elecciones un perfil discreto y ha pedido a sus seguidores esperar a que se conozcan los resultados definitivos del escrutinio.

Pero ya antes de la votación había adelantado públicamente que si Pérez pasaba al balotaje, le daría su apoyo.

Continúa la puja en Ecuador por segundo lugar en elecciones

El candidato de centroderecha de Ecuador, Guillermo Lasso, pidió ayer esperar a que el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclame los resultados oficiales del escrutinio para definir los aspirantes a la Presidencia que pasan a una segunda ronda de votaciones el próximo 11 de abril.

Lasso dijo que, ante la cantidad de actas de votación que aún deben ser revisadas por el CNE sobre la primera ronda de los comicios presidenciales, que tuvieron lugar este domingo, es necesario esperar a que termine el proceso oficial y aceptar el resultado que proclame la autoridad.

Según el CNE, con el 98,5 por ciento de las actas de votación procesadas, el progresista Andrés Arauz alcanza el primer lugar con el 32,15 por ciento de la votación; seguido del indígena Yaku Pérez, con el 19,91 por ciento; y Lasso con el 19,58 por ciento, entre los candidatos con mayor opción de entre los dieciséis que se presentaron para los comicios.

Según la normativa, al no alcanzar el ganador los votos suficientes el domingo, deberá terciar en una segunda ronda presidencial con el segundo más votado en la primera vuelta.

Más de 13 millones de ecuatorianos estaban convocados para elegir presidente, vicepresidente, 137 miembros de la Asamblea Nacional y cinco del Parlamento Andino.

La polémica ha surgido por el estrecho margen de diferencia entre el segundo y el tercero, es decir, entre Pérez y Lasso.

Este último hizo notar que en el procesamiento oficial de las actas hay un 13,36 por ciento que presentan incidencias y que, por tanto, no forman parte de la cuenta oficial de votos.

Según la plataforma digital del CNE, con el 98,68 por ciento del escrutinio completado, hay 528 actas aún por contar y 5.246 con incidencia que deben ser contadas de nuevo. 

El dirigente indígena Yaku Pérez, está cerca de conseguir la segunda posición y acceder al balotaje.

“Hay posibilidades de pasar”, dice Lasso

Para el candidato, que habló de unos 1,7 millones de electores, se trata de un “número significativo de votantes” que podría alterar el resultado final, sobre todo en la definición del segundo lugar.

Por ello, Lasso, un accionista bancario, dijo que le parecía lógico esperar a que “el Consejo Nacional Electoral termine de revisar” las actas.

“Hay todavía la posibilidad de pasar a segunda vuelta, que la asumiremos como tal cuando el Consejo Nacional Electoral, la autoridad competente, lo anuncie”, subrayó.

Y no dudó en remarcar que aceptará el resultado, sea cual fuere, y que asumirá con “entereza” una derrota que lo elimine de la segunda vuelta electoral.

También ratificó su “espíritu democrático” y “republicano” y pidió a los demás candidatos una “actitud civilizada” hasta que el CNE termine la revisión.

Ecuador: elecciones presidenciales van a segunda vuelta en reniña disputa entre la izquierda y la derecha

El Consejo Nacional Electoral (CNE) cerró esta noche el conteo rápido de binomio presidencial de las elecciones generales de este 7 de febrero, con un empate técnico entre los candidatos Guillermo Lasso de las listas 21-6 y Yaku Pérez de la lista 18.

El vicepresidente del Consejo, Enrique Pita concluyó que después de los resultados del conteo rápido que elaboró la institución hay un empate técnico que se mantiene, después de dos cortes.

“Lo que está sucediendo es que hay un empate técnico con una leve ventaja del candidato Lasso que está siendo ratificada por el escrutinio oficial que se está generando en los registros del Consejo”, precisó Pita.

Explica que con el caso del escrutinio oficial, con el 10% de actas procesadas Pérez tenía un porcentaje de votación del 19, 15%, mientras Lasso tenía 19, 46%.

El CNE realizó su conteo rápido basándose en una muestra del 2. 425 actas de las Juntas Receptoras del Voto. Y en el último y final corte divulgado a las 21:16 con un procesamiento de 2. 344 actas que representa el 96, 7% de dicha muestra.

En ese contexto se ubicó a los primeros cinco candidatos (de los 16 participantes) con las siguientes tendencias:

  • Andrés Arauz 31, 74%
  • Guillermo Lasso 20, 05%
  • Yaku Pérez 19, 85%
  • Xavier Hervas 2, 14%.
  • Pedro Freile 2, 14%

Después de estos resultados, el CNE esperará el escrutinio oficial proveniente de las Juntas Receptoras del Voto (JRV) para determinar los porcentajes de votación de cada uno de los 16 presidenciales, y con ello oficializar los resultados para, de ser el caso, convocar a una segunda vuelta electoral, prevista en el calendario electoral para el próximo 11 de abril.

Pasadas las 23:00, las pantallas instaladas en el Centro de Mando ubicado en el Swissotel de Quito, se apagaron. La transmisión de los resultados del escrutinio se realizaba a través de las páginas oficiales del CNE.