El nuevo presidente de República Dominicana, Luis Abinader, se juramentó este domingo para gobernar durante los próximos cuatro años el país caribeño, en una ceremonia a la que acudió el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo.

“Juro ante Dios y ante el pueblo, por la patria y por mi honor, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes de la República”, expresó Abinader durante el acto de juramentación como presidente, en presencia de Pompeo y primeros mandatarios como Jovenel Moïse, del vecino Haití.

El nuevo mandatario dominicano, que arribó a la sede del Congreso en un vehículo eléctrico Tesla junto a su esposa, juró ante una audiencia trajeada del blanco total que dicta el protocolo dominicano y con mascarillas.

El sucesor de Danilo Medina ofreció un discurso en el cual hizo especial énfasis en atender los siguientes rubros: la emergencia provocada por el coronavirus, la reactivación económica, la corrupción, la educación, la seguridad y en fortalecer las relaciones estratégicas con Estados Unidos, la Unión Europea y su vecino Haití.

República Dominicana registra hasta este domingo 86.309 casos confirmados y 1.453 muertes por el nuevo coronavirus, según cifras oficiales. El propio Abinader dio positivo por COVID-19 en junio.

Tras pedir un minuto de silencio por los fallecidos a causa del virus, prometió que bajo su gestión el sistema sanitario no colapsará.

“La prioridad es la de crear condiciones para recuperar la producción y el empleo” ante la crisis económica provocada por la pandemia, expresó, apuntando que mantendrá los subsidios sociales para los trabajadores y los incentivos fiscales de emergencia aplicados por la crisis.