La cifra de casos confirmados de COVID-19 en Florida superó los 200,000 luego de haberse duplicado durante las pasadas dos semanas, de acuerdo con el periódico The Miami Herald.

Si bien es cierto que en el estado se han incrementado la cantidad de pruebas que se han llevado a cabo, igual ha habido un aumento en la tasa de pruebas positivas.

Por ejemplo, la tasa de pruebas positivas diarias durante la semana del 21 al 27 de junio fue de 9.94%. La semana siguiente la tasa se disparó a 14.47%, según el periódico.

Este domingo cerca de 10,059 nuevos casos fueron confirmados en el estado de acuerdo con el listado del Departamento de Salud de Florida, lo que lo convierte en el tercer día con mayor cantidad de casos en 24 horas.

El epicentro del estado es Miami-Dade, en donde se han registrado 47,011 casos y 1,043 muertes.

La Universidad de Johns Hopkins advirtió que el disparo en casos que se ha registrado en Miami-Dade lo coloca como el séptimo condado en Estados Unidos con mayor cantidad de casos.

Las ciudadanas en reiteradas ocasiones mencionaron que la ordenanza no les aplicaba porque solo repartían bolsas de basura

Pese a que el estado no ha comenzado a contabilizar a través de sus instrumentalidades gubernamentales la cifra de personas hospitalizadas, Miami-Dade ha registrado un total de 1,538 – un incremento de 600 en 21 días, consigna el periódico.

Este sábado el estado topó los 11,458 casos confirmados de COVID-19, por lo que rozó por unas pocas decenas la mayor cantidad de casos positivos registrada en un día que fue de 11,571 en Nueva York en abril pasado.

Frente a la inacción tanto del gobernador Ron DeSantis, como del presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, la congresista, Debbie Mucarsell-Powell exigió a los dos que pararan de desmotivar el uso de mascarillas y ofrecer mensajes contradictorios a los ciudadanos. Igual pidió DeSantis que el uso de mascarillas fuese obligatorio.

La congresista puntualizó en su cuenta de Twitter que “Florida ha roto todos los récords”. “El gobernador ha fallado en proteger la vida de los floridanos”.