ESCÁNDALO ALEX SAAB

Testaferro de Maduro se declara inocente de conspiración en tibunal de Miami

El empresario colombiano Álex Saab, señalado de ser testaferro de Nicolás Maduro, se declaró inocente este lunes de la acusación en su contra por conspirar para lavar dinero.

La agencia Associated Press informó que Saab ingresó a la sala del tribunal federal de Miami vestido con un mono beige, atado de las piernas junto otros cinco reclusos.

Su abogado, Neil Schuster, se presentó ante la corte como representante del “Diplomático de la República Bolivariana de Venezuela” y luego se declaró inocente.

Juez de EE. UU. acepta retirar 7 de los 8 cargos contra Álex Saa

El juez Robert N. Scola Jr. accedió a retirar 7 de los 8 de cargos contra Alex Saab a petición de la Fiscalía de Estados Unidos en el proceso judicial que enfrenta el presunto testaferro de Nicolás Maduro en una corte de Miami, en Florida.

Según los documentos a los que ha tenido acceso la Voz de América, la petición se hizo efectiva este lunes por la mañana por el fiscal Kurt Lunkenheimer.

La Fiscalía de Estados Unidos solicitó desestimar 7 de los 8 cargos contra el empresario colombo-venezolano Álex Saab, acusado de varios delitos relacionados con el lavado de dinero.

En ella, se solicitaba retirar formalmente todos los cargos salvo el de conspiración de lavado de dinero. En su escrito, el fiscal expuso que esa petición obedecía al cumplimiento de las “garantías” pactadas entre los gobiernos de Estados Unidos y Cabo Verde mientras se tramitaba su extradición al país norteamericano, que se hizo efectiva el 16 de noviembre.SEE ALSO:Minuto a minuto: Alex Saab, ante la Justicia de Estados Unidos

Lunkenheimer indicó que esta petición solo atendía al caso de Alex Saab. Así que el resto de acusados, entre ellos el empresario colombiano Álvaro Pulido, seguirían con los mismos cargos en este proceso.

Esta petición se produjo el mismo día en el que estaba prevista la audiencia de lectura de cargos contra Álex Saab y que fue pospuesta para el 15 de noviembre. Su abogado, Henry Bell, dijo que espera reunirse personalmente con Saab en la prisión federal del sur de la Florida ahora que el acusado ya ha completado su cuarentena obligatoria por las medidas impuestas por el coronavirus.

El letrado, hace unos días, confirmó a varios medios de comunicación, entre ellos la agencia Reuters, que el hombre, de 49 años y considerado el principal testaferro del presidente venezolano Nicolás Maduro, se declararía este lunes no culpable de los cargos de lavado de dinero.

De declararse culpable, esto supondría el paso previo a una colaboración con la Fiscalía para obtener penas mucho menores, de ser condenado, aunque parece que éste no será el caso, explicó el letrado Alejandro Rebolledo a la Voz de América.

“La primera fase de delitos contra la delincuencia organizada es ofrecerle a quien está acusado que coopere y en virtud de esos aportes, se le pueden ofrecer una serie de beneficios”, comentó.

Alex Saab pide que se limite acceso a audiencias por Zoom

El empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro y acusado de lavado de cientos de millones de dólares provenientes de negocios corruptos con el gobierno de ese país, no quiere que lo vean con traje de preso, por lo que le pidió a un juez federal que limite el acceso por video a las audiencias.

En una moción de 12 páginas, la defensa de Saab aseguró que el empresario colombiano “no está buscando eliminar el acceso público, que es un derecho constitucional, sino que le solicita a la corte que cumpla con un papel de portero para impedir que se continúen violando las normativas” que prohíben fotos o videos en las audiencias judiciales.

Lo que busca es que sólo un puñado de periodistas acreditados pueden acceder a las audiencias que se transmiten por Zoom junto con abogados y familiares, y que el resto del público y los medios lo hagan por teléfono. Su próxima audiencia es el 1 de noviembre y allí podrá declararse culpable o inocente.

Saab tuvo su primera audiencia por Zoom la semana pasada ante el magistrado John O’Sullivan, quien le notificó que enfrenta ocho acusaciones de asociación ilícita por lavado de dinero y lavado de activos. Más de 300 personas participaron en la audiencia, entre ellas los abogados, el juez, fiscales y también periodistas, activistas y opositores del gobierno venezolano.

El empresario, de 49 años, fue extraditado la semana pasada tras haber permanecido 16 meses bajo arresto en Cabo Verde, en África, donde fue detenido en junio de 2020.

La fiscalía estadounidense alega que Saab ha amasado una fortuna de más de 350 millones de dólares a través de negocios corruptos en los que habría sobornado a funcionarios venezolanos y falsificado documentos para obtener multimillonarios contratos de construcción de viviendas económicas en Venezuela.

En una carta que leyó su esposa luego de su extradición, Saab dijo que no ha cometido ningún delito y que no va a colaborar con Washington.

El colombiano se conectó a la audiencia de la semana pasada desde una sala de la prisión federal donde permanece detenido en Estados Unidos. Estaba solo, sentado detrás de una mesa, vestido con traje anaranjado de presidiario. Llevaba el cabello oscuro y largo hasta el cuello y cubrebocas. Sus palabras no fueron escuchadas ya que sólo había audio en inglés para la traductora, que interpretaba en simultáneo lo que él decía.

Tras describirlo como un “diplomático venezolano” y “una figura polarizadora en el ámbito mundial”, la defensa explicó en la moción que el caso de Saab ha atraído la atención de medios de comunicación de todo el mundo.

Entre los participantes, “muchos, o tal vez la mayoría de ellos, eran miembros de la prensa que cubren el caso de Saab”, otros eran blogueros o personas “ansiosas por publicar fotografías o videos” de Saab, dijo el abogado Henry Bell.

En la audiencia el juez le recordó a los participantes que de acuerdo con las leyes está estrictamente prohibido grabar o tomar fotos o videos de partes o la totalidad de las audiencias. Sin embargo, alegó la defensa de Saab, “decenas de medios y otros ignoraron las instrucciones de la corte y tomaron fotos y videos de la primera aparición del señor Saab” ante los tribunales.

Para fundamentar su alegato, Bell presentó una lista que incluya al menos 35 publicaciones en Twitter, Instagram y otros medios de fotos y videos de Saab en esa primera audiencia.

“La corte no debería permitir esas conductas desafiantes y actuar para garantizar que no sucedan nuevamente”, dijo el abogado.

“Aunque la realidad asociada con la pandemia de COVID-19 ha forzado a las cortes a realizar algunos procedimientos a través de Zoom, no se puede ignorar o violar” la ley, indicó la defensa de Saab.

Tras una larga explicación, la defensa le pidió al juez que limite el acceso a Zoom a “sólo las partes necesarias, la familia del acusado y organizaciones periodísticas acreditadas”. El público debería tener acceso, agregó, sólo a través del teléfono.

Sepa quien es la esposa de Alex Saab, también investigada por lavado de dinero

“Soy estudiante y como hobby, para reunir dinero, soy modelo (…) Me gustaría ser presentadora o columnista”.

Así se presentaba Camilla Fabri a sus 19 años en un video a orillas del mar publicado en YouTube en 2014, en el que promocionaba su participación en el programa #selfielasfida.

Nacida en las afueras de Roma en 1994, la joven ignoraba en ese momento que cinco años después de filmar aquel cándido video, su nombre aparecería en los principales medios de su país, no como columnista, sino por acusaciones de lavado de dinero.

Tras haber declarado sueldos como vendedora a tiempo parcial, en 2019 dentro de sus gastos se incluían un alquiler mensual de 5.800 euros y un vehículo Range Rover Evoque valorado en más de 50.000 euros, según reportó el diario Corriere della Sera.

Pero lo que más desconcertaba a las autoridades italianas era un apartamento vinculado a la joven modelo en via Condotti 9, una de las calles más exclusivas de Roma. La propiedad es valotada en 4,9 millones de euros según consignan medios italianos.

De Italia a Venezuela

“¿Cómo una aspirante a actriz y vendedora con un trabajo parcial y un sueldo de 1.840 euros declarados anualmente podría permitirse tales lujos?”: fue una pregunta que se hicieron en su momento varios medios italianos.

Hoy, la joven de 27 años es noticia al otro lado del Atlántico, específicamente en Venezuela, donde hizo una aparición pública este domingo asegurando que su esposo había sido “secuestrado”.Imagen policial de Saab.© Reutes Imagen policial de Saab.

Hablaba de Alex Saab, un colombiano de 49 años de origen libanés, acusado de ser uno de los principales testaferros de distintos entramados de corrupción dentro del gobierno venezolano.

Saab fue extraditado a EE.UU. durante el fin de semana, desde Cabo Verde, y este lunes un juez de Miami le negó la libertad bajo fianza.

Desde la popular Plaza Bolívar de Caracas, Camilla Fabri leyó una carta emitida por su esposo, Alex Saab.

“Enfrentaré el juicio con total dignidad. Deseo dejar claro que no tengo nada que colaborar con Estados Unidos, no he cometido ningún delito”, dijo Saab a través de la carta.

Fabri además dejó claro que estaba en “pleno uso de razón” y no era suicida: “por si acaso me asesinan y dicen que me suicidé”, leyó.

“A Estados Unidos lo que más le molesta es que mi esposo jamás se doblegará. Jamás.”, aseguró.

En su natal Italia, las autoridades le incautaron activos por cerca de 10 millones de euros, incluida la suntuosa propiedad en la via Condotti 9 de Roma y algunas valiosas obras de arte del artista pop Edward Spitz.

“Una red internacional de corrupción”

La incautación fue ordenada en octubre 2019 por la jueza de instrucción Francesca Ciranna, tras investigaciones de una unidad de la policía italiana especializada en finanzas, quienes trabajaron para llegar al origen de la fortuna y dieron con un complejo sistema internacional de lavado de dinero originado en Venezuela, reportó el diario La Repubblica en noviembre de ese año.© Getty Images Camilla Fabri en la plaza Bolívar de Caracas.

“El capital generado por una red internacional de corrupción y blanqueo de capitales con sede en Venezuela, investigados por la justicia estadounidense, llegó a Italia”, escribió el periodista Francesco Salvatore.

Al momento de publicar esta información no se ha podido confirmar en que estado se encuentra la investigación en Italia.

Según los medios venezolanos y colombianos, Camilla Fabri contrajo nupcias con Alex Saab en 2014 y tienen dos hijas, de cuatro y un año de edad..

En su libro, “Alex Saab: la verdad sobre el empresario que se hizo multimillonario a la sombra de Nicolás Maduro”, el periodista colombiano Gerardo Reyes relata que el empresario vinculado al chavismo conoció a la modelo italiana en un restaurante en Francia. Pocos después comenzaron a salir.

Para el 1 de noviembre

El libro cuenta que el matrimonio de Saab con su ahora exesposa, Cinthya Certain, había comenzado a desmoronarse en 2012, mientras el empresario se hacía cada vez más rico.

Según Washington, Saab transfirió unos US$350 millones fuera de Venezuela a cuentas que controlaban en Estados Unidos y otros países.

Saab fue arrestado en junio de 2020 en Cabo Verde, un archipiélago africano donde el avión privado en el que viajaba con destino a Irán hizo una escala técnica.

El gobierno de Maduro intentó por todos los medios impedir que la extradición de Saab a Estados Unidos se llevase a cabo, e incluso lo nombró embajador plenipotenciario y representante permanente alterno de la Misión de Venezuela ante la Unión Africana

La última de estas medidas fue nombrar a Saab como miembro del equipo negociador en las conversaciones en México.

El juez fijó el lunes 1 de noviembre como fecha para la comparecencia de Alex Saab ante la justicia estadounidense.

En VIVO| Álex Saab comparece ante el juez del Distrito Sur de Florida, John O’Sullivan

El empresario colombiano Álex Saab comparece este lunes ante el juez John J. O’Sullivan del Tribunal del Distrito Sur de Florida.

La audiencia se realiza de manera virtual, mediante la videoconferencia por ZOOM.

Con información de Monitoreamos.com

https://bitlymonitor.com/destacado/en-vivo-alex-saab-comparece-ante-el-juez-del-distrito-sur-de-florida-john-osullivan

¿Quién es Alex Saab y de qué lo acusan? Lo señalan como testaferro de Maduro

En noviembre de 2011, los entonces presidentes de Venezuela y Colombia, Hugo Chávez y Juan Manuel Santos, mantuvieron una reunión para la historia.

Chavéz cantó, Santos logró abrir la puerta de un proceso de paz con la guerrilla que le daría el Nobel de la Paz y un empresario colombiano firmó un acuerdo de inversión social que sería el origen de uno de los presuntos esquemas de corrupción más sonados de los últimos tiempos en Venezuela.

Ese empresario se llama Alex Nain Saab Morán.

Y en junio de 2020 se convirtió de nuevo en noticia, después de que fue arrestado en Cabo Verde, un archipiélago africano donde el avión privado en el que viajaba hizo una escala para repostar cuando de dirigía a Caracas desde Teherán.

La razón de esa captura era que Saab estaba acusado entre otras cosas de lavado de dinero y era pedido por la justicia estadounidense.

Pero sobre todo, es señalado no solo por EE.UU., sino por otros países incluido Colombia, de ser uno de los principales testaferros de distintos entramados de corrupción dentro del gobierno venezolano.

Y después de un año y medio de recursos legales tanto de su defensa como del gobierno de Venezuela -lo nombró miembro de su equipo diplomático- para evitar la extradición, este sábado las autoridades de Cabo Verde lo pusieron en un avión con destino a Estados Unidos, para que enfrente allí las acusaciones que tiene en su contra

En el momento de su captura, la Cancillería de Venezuela condenó a través de un comunicado en Twitter el arresto que calificó de “arbitrario” e “irregular” y consideró que se suma “a las acciones de agresión, bloqueo y asedio de EE.UU.” contra ese país latinoamericano.

Y durante las conversaciones que se están llevando a cabo entre la oposición venezolana y el oficialismo chavista en México, con la intermediación del Gobierno de Noruega, el gobierno de Nicolás Maduro había puesto como una de las condiciones la presencia de Saab como uno de los miembros del equipo del oficialismo.

De hecho, al conocerse la noticia de su extradición hacia EE.UU., el gobierno de Venezuela decidió no continuar en la ronda de negociaciones.

Jorge Rodríguez, alto funcionario del gobierno y jefe de la delegación chavista en la mesa de diálogo fue quien confirmó la retirada.

Rodríguez ha asegurado que la extradición de Saab significa “una agresión inaceptable que viola principios legales internacionales y que contradice el ánimo constructivo que debe privar en toda negociación política“.

Pero, ¿quién este es empresario colombiano que para muchos es una ficha clave para conocer los niveles de corrupción que hay dentro del régimen chavista en Venezuela?

De Colombia a los Clap

Saab, de 49 años, era solicitado por la Interpol, acusado de delitos como conspiración, lavado de activos y enriquecimiento ilícito en nueve países.

De ser encontrado culpable, podría ser condenado en Estados Unidos hasta a 20 años de cárcel.

Y es que la investigación que llevó a su arresto en medio del océano Atlántico viene desde Estados Unidos, donde fiscales federales de Miami lo acusan de lavado de dinero en el proyecto que se firmó bajo la presencia de Chávez y Santos aquel 28 de noviembre.

Además, el gobierno estadounidense acusa a Saab de servir de testaferro de Maduro en una amplia red de narcotráfico, lavado de dólares y adjudicación fraudulenta de millonarios contratos oficiales.

Aquel 28 de noviembre fue una de las pocas veces que el mundo vio la cara de este barranquillero de origen libanés que suele ser descrito como un hombre de bajo perfil y que conoció a la dirigencia chavista gracias a su amistad con la política colombiana Piedad Córdoba, cercana a Chávez y pieza clave del proceso de paz en Colombia.

Presentado en la reunión bilateral como representante legal del Fondo Global de Construcciones, una empresa colombiana, Saab quedaría encargado de importar desde Ecuador y Colombia materiales prefabricados para la Gran Misión Vivienda, el proyecto chavista que dice haber construido 2,6 millones de casas para familias humildes.

En ese momento, el precio del petróleo seguía alto, Chávez empezaba una campaña presidencial que disparó el gasto público y Venezuela aún no sufría la crisis económica que desde 2013 redujo su economía a casi la mitad.

Las autoridades de EE.UU. aseguran que las viviendas a cargo de Saab no se construyeron y, si lo hicieron, fue con sobrecostos.

Según Armando.Info, un portal de investigación periodística venezolano, Saab recibió US$159 millones del gobierno venezolano para importar materiales de vivienda entre 2012 y 2013.

Pero solo entregó productos por el equivalente de US$3 millones, según los periodistas venezolanos que debieron exiliarse tras dicho reportaje.

Saab era uno de los empresarios beneficiados por el sistema de control de cambio conocido como Cadivi, que entregaba divisas a tasas preferenciales que luego podían revenderse en el mercado ilegal.

La defensa de Saab, entre la que se encuentra el polémico abogado colombiano Abelardo de la Espriella, cercano al uribismo, aseguró que no existe nexo entre el barranquillero y la filial ecuatoriana del Fondo Global de Construcciones que realizó los supuestos delitos.

“Mi cliente es un emprendedor del negocio de alimentos”, le dijo la abogada de Saab, María Domínguez, a la agencia Bloomberg recientemente.

…a “testaferro” de Maduro

En efecto, otro de los contratos que firmó Saab con el gobierno venezolano, ya con Nicolás Maduro como presidente, tenía como fin abastecer al pueblo venezolano.

Para ese entonces, 2016, la escasez de alimentos básicos se hizo común en los supermercados venezolanos, una consecuencia, según Maduro, de una guerra económica fraguada desde Estados Unidos y Colombia para derrocar al socialismo.

La estrategia del gobierno para enfrentar dicha “guerra” fue centralizar la importación y distribución de alimentos básicos bajo el esquema de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Cada venezolano registrado en este esquema parcialmente organizado por las Fuerzas Armadas recibiría una caja con arroz, pollo y aceite, entre otras cosas, importados por contratistas del gobierno. Saab era uno de esos contratistas.

En mayo de 2018, investigaciones periodísticas revelaron que Saab y otro empresario colombiano, Álvaro Enrique Pulido Vargas, se habían beneficiado de contratos millonarios con el gobierno de Maduro en el CLAP.

En julio de 2019, el Departamento de Justicia de EE.UU. presentó cargos contra Saab y Pulido, a los que acusa de haber lavado hasta US$350 millones que supuestamente defraudaron a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

De acuerdo a la exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz, exaliada de Chávez y hoy crítica del oficialismo venezolano, el colombiano operaba como testaferro de una empresa de Maduro en dichos negocios.

Según las autoridades estadounidenses, Saab usó una red de compañías fantasma en países como Panamá, Colombia, México, Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Hong Kong para ocultar las ganancias ilícitas de esos contratos para importación de alimentos.

Cuando las investigaciones sobre esas empresas avanzaron, en medio de la ola de sanciones financieras de EE.UU. a funcionarios venezolanos, Saab trasladó sus empresas a Turquía, según Armando.Info, portal de investigaión, diigido or periodistas venezolanos en el exilio.

Presidente Duque: detención de Saab es un triunfo en la lucha contra el narcotráfico

El presidente de Colombia, Iván Duque, se pronunció sobre la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Álex Saab, señalado de ser testaferro de Nicolás Maduro.

“Extradición de Alex Saab es un triunfo en la lucha contra el narcotráfico, el lavado de activos y la corrupción que ha propiciado dictadura de Nicolás Maduro. Colombia ha apoyado y seguirá apoyando a los EE.UU. en investigación contra red de crimen trasnacional liderada por Saab”, aseguró el mandatario colombiano en un mensaje de Twitter.

Saab fue trasladado a Estados Unidos abordo de un avión del Departamento de Justicia, que despegó la tarde de este sábado desde el aeropuerto internacional Amílcar Cabral, en la isla de Sal en Cabo Verde.Detenido durante una escala técnica de su avión en Cabo Verde el 12 de junio de 2020, Saab es acusado por Estados Unidos de manejar una vasta red para que el dictador Maduro y su régimen pudieran desviar en su beneficio ayuda alimentaria con destino a Venezuela. Junto con su socio Álvaro Pulido, también solicitado, Saab habría presuntamente transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas extranjeras de su propiedad o bajo su control. Encara hasta 20 años de cárcel si es hallado culpable.

Saab se presentará en una corte de Miami mañana lunes

El empresario colombiano Álex Saab, quien fue extraditado ayer sábado desde Cabo Verde hacia Estados Unidos, comparecerá por primera vez ante la Justicia por la causa que se sigue en su contra por lavado de dinero.

Saab, señalado de ser testaferro de Nicolás Maduro, será presentado el lunes 18 de octubre a la 1:00 pm, hora local de Miami, ante la Corte del Distrito Sur de Florida, informó una vocera del Departamento de Justicia estadounidense.

Arrestado durante una escala técnica de su avión en Cabo Verde el 12 de junio de 2020, Saab es acusado de manejar una trama corrupta con la importación de alimentos para el régimen de Nicolás Maduro. Junto con su socio Álvaro Pulido, también solicitado, Saab habría presuntamente transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas extranjeras de su propiedad o bajo su control. Encara hasta 20 años de cárcel si es hallado culpable.