ESCÁNDALO EN CAPITOLIO

El trumpista que cargó el atrio de Pelosi queda en libertad bajo fianza

Adam Johnson, el simpatizante del presidente Donald Trump que aparece cargando el atrio de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, en una de las imágenes icónicas del asalto al Capitolio, salió en libertad bajo fianza este lunes.

Johnson, de 36 años y detenido el pasado 8 de enero, compareció este lunes en una corte federal de Tampa, en el oeste de Florida, de donde salió tras firmar una orden de fianza de 25.000 dólares que no tendrá que pagar a menos que incumpla alguna de sus citaciones judiciales.

Tras permanecer en una cárcel federal del Condado Pinellas, el hombre y padre de cinco hijos abandonó hoy la corte serio y vistiendo camiseta, pantalón corto y sandalias, acompañado de sus dos abogados, quienes señalaron que desde el día de la invasión al Capitolio ha recibido amenazas de muerte.

Johnson afronta cargos por entrar o permanecer en un edificio restringido sin autoridad legal, robo de propiedad del Gobierno y entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio.

El magistrado federal Christopher Tuite ordenó hoy que Johnson no viaje fuera de los límites del Distrito Medio de Florida mientras el caso sigue en curso, y solo autorizó que se traslade a Washington DC, donde tiene prevista su siguiente vista judicial para el 19 de enero.

El fiscal federal Patrick Scruggs expresó sus preocupación de que el acusado deba estar en la capital un día antes de que el presidente electo, Joe Biden, inaugure de manera formal su mandato, a lo que el abogado defensor Dan Eckhart aseguró que Johnson no acudirá a la ceremonia de investidura.

“Todos los involucrados en el asalto al Capitolio la semana pasada deben rendir cuentas de sus acciones, incluido el Sr. Johnson”, enfatizó Scruggs.

La fotografía de Johnson, en la que aparece sonriente y con el atrio de Pelosi, es una de las más publicadas entre las que fueron tomadas durante los sucesos ocurridos el pasado 6 de enero en el Capitolio, donde murieron cinco personas, una de ellas un policía, y numerosas resultaron heridas.

Ese día, poco antes de que los partidarios de Trump rompieran el cerco de seguridad e invadieran el Congreso, azuzados por el presidente saliente, los legisladores se aprestaban a sellar el triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre pasado y cuyos resultados ya habían sido certificados por el Colegio Electoral.

Los líderes demócratas del Congreso claman por destituir a Trump tras el caos

Los líderes demócratas del Congreso clamaron este jueves por la destitución del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, después del caos vivido la víspera en Washington DC, donde una turba de seguidores del mandatario irrumpió en el Capitolio en unos hechos que se saldaron con cuatro muertos.

“Insto al vicepresidente (Pence) a que destituya de inmediato al presidente invocando la Enmienda 25. Si el vicepresidente y el Gabinete no lo hacen, el Congreso puede estar preparado para salir adelante con un juicio político”, apuntó la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, en una rueda de prensa.

Pelosi indicó que Trump “incitó una insurrección armada contra EE.UU.”: “Una profanación del Capitolio de EE.UU., que es el templo de EE.UU., de nuestra democracia estadounidense y de la violencia que tuvo como blanco el Congreso”.

El miércoles, cientos de seguidores de Trump, que no ha reconocido su derrota en las elecciones al alegar sin pruebas que hubo un fraude, irrumpieron en el Capitolio durante una sesión conjunta de ambas cámaras, cuando iban a contar los votos del Colegio Electoral y ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios del 3 de noviembre, en unos actos en los que cuatro personas murieron.

ENMIENDA 25 O SOBRE LA INCAPACIDAD DEL PRESIDENTE

Durante la jornada de ayer, Trump tuiteó justificando la actitud de sus seguidores y en un momento dado les pidió que fueran “pacíficos”, poco antes de que la red social decidiera suspender temporalmente su cuenta.

Además, Trump culpó a su vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión en el Congreso, del caos generado por no haberse otorgado poderes que no le concede la Constitución para revocar la victoria electoral de Biden durante la sesión legislativa.

En sus declaraciones, Pelosi hizo referencia a la Enmienda 25 de la Carta Magna de EE.UU., que regula los casos de incapacidad del presidente y su sucesión.

Para invocar dicha enmienda se necesitaría que el vicepresidente, en este caso Pence, y una mayoría del Gobierno vote para destituir a Trump, alegando su incapacidad “para ejercer los poderes y deberes del cargo”, en un paso sin precedentes.

En una rueda de prensa, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, reveló que él y Pelosi habían llamado a Pence para convencerle de que invoque esa enmienda para destituir a Trump, pese a que solo quedan días para la investidura de Biden, el próximo 20 de enero.

“Estuvimos en espera (al teléfono) durante 25 minutos y entonces nos dijeron que el vicepresidente no se pondría al teléfono, así que lo estamos haciendo público, porque debería hacerlo y hacerlo de inmediato (invocar la enmienda 25)”, dijo Schumer.

El senador demócrata consideró que si ni Pence ni el Gabinete actúan para echar a Trump de la Casa Blanca, el Congreso debería reunirse para iniciar un juicio político contra Trump tan pronto como sea posible.

En ese sentido, Pelosi destacó en su propia intervención ante los periodistas que el mandatario saliente es “una persona muy peligrosa que no debería continuar en el puesto”.

“Esto es urgente. Esta es una emergencia de la mayor magnitud”, dijo.

REPUBLICANOS, CRÍTICOS CON TRUMP

Mientras, crecen las voces entre los republicanos críticas con la conducta de Trump.

Uno de ellos es uno de sus principales aliados en el Congreso, el senador Lindsey Graham, quien lamentó que los logros de Trump en estos cuatro años se hayan visto ensombrecidos por lo ocurrido el miércoles.

El asalto al Capitolio “será una parte importante de su Presidencia. Es una herida autoinflingida. Fue ir demasiado lejos”, opinó Graham.

Por su parte, el gobernador republicano de Maryland, Larry Hogan, fue más contundente y aseguró este jueves que Trump debería ser destituido.

“Creo que no hay duda de que EE.UU. estaría mejor si el presidente dimitiera o fuera destituido del cargo, y si Mike Pence, el vicepresidente de EE.UU. dirigiera una transición pacífica del poder durante los próximos 13 días hasta que el presidente Biden jure”, resaltó.

En paralelo al debate político, las investigaciones sobre los sucesos en el Capitolio avanzan y este jueves el fiscal general de EE.UU. en funciones, Michael Sherwin, no descartó que Trump pueda ser procesado por los mismos.

Preguntado por un periodista durante una llamada con la prensa sobre si estaban llevando pesquisas sobre el papel de Trump, Sherwin respondió: “Estamos mirando a todos los actores aquí y a todo el mundo que tuvo un papel, y si las pruebas se ajustan a los elementos del delito, van a ser imputados”.

Desde la Casa Blanca, su portavoz, Kayleigh McEnany, quiso desvincular al presidente y al Gobierno de los disturbios: “Aquellos que asediaron violentamente nuestro Capitolio son lo opuesto a todo lo que esta Administración defiende”, dijo McEnany en una breve declaración a la prensa.

“La violencia que vimos ayer en el Capitolio de nuestra nación fue terrible, reprobable y contraria a la manera estadounidense. La condenamos, el presidente y esta Administración, en los términos más enérgicos posibles”, indicó McEnany.

Esto no ha impedido que las deserciones de la Casa Blanca de Trump comiencen y este jueves la secretaria de Transporte, Elaine Chao, anunció su dimisión.

Chao, casada con el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, es el primer miembro del gabinete presidencial que dimite tras los altercados del miércoles y apenas a dos semanas de que Trump concluya su mandato.

¿Quién es Q-Shaman, el hombre con cuernos que lideró la irrupción al Capitolio de EEUU?

Fueron segundos, pero la escena se convirtió en símbolo de la violenta insurrección en el Capitolio de simpatizantes del presidente estadounidense, Donald Trump. Q-Shaman, un hombre disfrazado de bisonte, con un gorro con cuernos y sin camiseta presidió momentáneamente el Senado de Estados Unidos, puño en alto, en medio del caos.

Esta rocambolesca secuencia la protagonizó Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon que se hace llamar “Yellowstone Wolf” en su canal de YouTube, en el que defiende que existe una supuesta red de pornografía infantil y tráfico sexual de menores dirigida por los demócratas, entre otras ideas.

Comparación con Jesús o Gandhi

Pese a que había sido visto en otras concentraciones a favor del mandatario republicano, los días de protesta enfrente del centro de conteo de votos en Maricopa fueron su primera gran aparición pública, en la que captó la atención de grandes medios del país.

En ese contexto, argumentó que su intención era “defender los votos de Trump en Arizona” mediante la “desobediencia civil”, como hicieron otros grandes líderes históricos.

Estamos haciendo frente a la narrativa global de que Biden ganó mediante desobediencia civil, como Gandhi, Jesús, o Martin Luther King hicieron”, dijo, con la cara pintada de la bandera de EE.UU.

Extraoficial: Gabinete de Donald Trump analiza destituirlo

Miembros del gabinete del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, discutieron la posibilidad de destituir al mandatario después del asalto de sus partidarios al Capitolio, informaron ayer miércoles por la noche medios estadounidenses.

Las discusiones se centraron en la 25ª enmienda a la Constitución de Estados Unidos, que permite la destitución de un presidente por parte del vicepresidente y el gabinete si se lo considera “incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo”.

Invocar esta enmienda requeriría que el vicepresidente Mike Pence encabezara el gabinete en una votación para destituirlo.

CNN informó que líderes republicanos, cuyos nombres no reveló, dijeron que la 25ª enmienda había sido analizada y que describieron a Trump como “fuera de control”.  CBS y ABC también citaron fuentes anónimas para sustentar sus reportes.

La reportera de CBS Margaret Brennan dijo que “nada formal” había sido presentado a Pence, en tanto la periodista de ABC, Katherine Faulders, dijo que “múltiples” fuentes le habían dicho que hubo discusiones sobre esta medida sin precedentes.

La incitación de Trump a sus partidarios a protestar por el triunfo de Biden, sus afirmaciones infundadas de que perdió las elecciones presidenciales del 3 de noviembre debido a un fraude masivo, y otros comportamientos erráticos del mandatario republicano han generado dudas sobre su capacidad para gobernar.

Si bien solo quedan dos semanas de su mandato, después de los ataques al Congreso el miércoles, el influyente diario The Washington Post y legisladores demócratas pidieron que se invocara la 25ª Enmienda.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1347018039758352391&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Fgabinete-de-donald-trump-analiza-destituirlo-seg%25C3%25BAn-medios%2Fa-56153844&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Trump “no está mentalmente sano”

“La responsabilidad de este acto de sedición recae directamente en el presidente, quien ha demostrado que su permanencia en el cargo representa una grave amenaza para la democracia estadounidense. Debería ser destituido”, dijo el Post.

“El presidente no está en condiciones de permanecer en el cargo durante los próximos 14 días. Cada segundo que retiene los vastos poderes de la presidencia es una amenaza para el orden público y la seguridad nacional”, apuntó.

Los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes enviaron una carta a Pence instándolo a actuar para destituir a Trump, diciendo que el presidente había avivado un acto de insurrección y “trató de socavar nuestra democracia”.

Al señalar un discurso incoherente que pronunció Trump el miércoles, la misiva indicó que el mandatario “reveló que no está mentalmente sano y que todavía no puede procesar y aceptar los resultados de las elecciones de 2020”.

Otros culparon a Trump de avivar el terrorismo. “El presidente incitó a un ataque terrorista interno en el Capitolio. Es una amenaza inminente para nuestra democracia y debe ser destituido de su cargo de inmediato”, dijo la legisladora demócrata Kathleen Rice en un tuit. “El gabinete debe invocar la 25ª Enmienda”, escribió.

“El gabinete debe dejar de esconderse detrás de filtraciones anónimas a los reporteros y hacer lo que la Constitución exige que haga: invocar la 25ª Enmienda y destituir a este presidente de su cargo”, tuiteó la senadora demócrata Elizabeth Warren.

Líderes internacionales condenan el asalto al Capitolio de EEUU

Varios líderes internacionales han condenado este miércoles el asalto al Capitolio de Estados Unidos, subrayando su compromiso con la “democracia” y una transición “pacífica” de poderes entre administraciones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha tildado lo ocurrido de “vergonzoso”. “Escenas vergonzosas en el Congreso de Estados Unidos”, ha señalado a través de un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, donde ha remarcado que el país norteamericano “defiende la democracia en todo el mundo” y “ahora es vital que haya una transferencia de poder pacífica y ordenada”.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha considerado que el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus seguidores “deben aceptar finalmente la decisión de los votantes estadounidenses y dejar de pisotear la democracia”.

Desde Francia, el ministro de Exteriores, Jean Yves Le Drian, que ha condenado lo ocurrido, ha considerado que “los violentos actos” contra las instituciones estadounidenses “son un grave ataque contra la democracia”. “La voluntad y el voto de las estadounidenses debe respetarse”, ha remachado en un mensaje publicado en la citada red social.

Mientras, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha asegurado seguir el desarrollo de la situación “con gran preocupación”. “La violencia es incompatible con el ejercicio de los derechos democráticos y las libertades”, ha añadido, mostrando su “confianza” en la “fortaleza y robustez” de las instituciones estadounidenses.

La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, ha calificado de “increíbles” las imágenes llegadas desde Washington y ha aseverado que el asalto al Capitolio es un “inaceptable ataque a la democracia”. “Sobre el presidente Trump reposa la gran responsabilidad de parar esto”, ha zanjado.

También la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha señalado que lo ocurrido en el edificio, que alberga ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, es “absolutamente horrible”, antes de expresar su “solidaridad” con los estadounidenses “que están del lado de la democracia y el traspaso pacífico y constitucional del poder”. “Vergüenza para quienes han incitado este ataque a la democracia”, ha remachado.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha afirmado que Chile “rechaza las acciones destinadas a alterar el proceso democrático” en Estados Unidos, al tiempo que ha condenado la “violencia” y la “indebida interferencia con las instituciones constitucionales”. Así, ha añadido que “confía en la solidez de la democracia estadounidense para garantizar el imperio de la ley y estado de derecho”.

Asimismo, el presidente colombiano, Iván Duque, se ha expresado en la misma línea que Piñera y ha señalado que Colombia tiene “plena confianza” en la “solidez” de las instituciones del país norteamericano, “así como en los valores del respeto por la democracia y el imperio de la ley compartidos por nuestros países desde el inicio de nuestra vida republicana”.

“Rechazamos los actos de violencia presentados el día de hoy durante el acto de recuente del voto del colegio electoral en el Congreso de Estados Unidos”, ha añadido, manifestando su “solidaridad y respaldo” a los miembros del Congreso y las instituciones de la nación norteamericana.

En Venezuela, el Ejecutivo de Nicolás Maduro ha difundido un comunicado en el que ha expresado su “preocupación” por lo ocurrido, antes de condenar la “polarización política y la espiral de violencia que no hace sino reflejar la profunda crisis por la que actualmente atraviesa el sistema político y social” de Estados Unidos.

“Con este lamentable episodio, Estados Unidos padece lo mismo que han generado en otros países con sus políticas de agresión”, ha argüido, asegurando que el país caribeño espera que “en breve cesen los hechos de violencia y el pueblo estadounidense pueda finalmente abrirse un nuevo camino hacia la estabilidad y la justicia social”.

Desde Argentina, el presidente, Alberto Fernández, ha manifestado su “repudio” a los “graves hechos de violencia y el atropello al Congreso” de la nación norteamericana. En este contexto, ha trasladado la confianza del país latinoamericano en una “transición pacífica” de poder presidencial que “respete la voluntad popular”. Del mismo modo, ha expresado el “más firme respaldo” de Argentina al presidente electo, Joe Biden.

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Rodrigo Maia, ha calificado el asalto de “invasión” y ha señalado que representa un “acto de desesperación por parte de una cadena antidemocrática que perdió las elecciones”. “Cada vez es más claro que el único camino es la democracia, con diálogo y respetando la Constitución”, ha dicho en Twitter.

Además, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha rechazado “los actos de violencia” cometidos en Washington y ha considerado que “debe respetarse el Estado de Derecho tradicional de Estados Unidos, la institucionalidad y las garantías al debido proceso”. “En democracia, el reconocimiento de la voluntad de los ciudadanos es imperativo”, ha continuado.

Entretanto, Costa Rica ha señalado que “sigue de cerca” los acontecimientos en Washington. En una serie de mensajes publicados en la cuenta de la citada red social del Ministerio de Exteriores, el Ejecutivo costarricense ha trasladado que “confía en la solidez histórica de la institucionalidad democrática de Estados Unidos, así como en el profundo sentimiento de respeto por el Estado de Derecho”.

“Costa Rica reitera su condena a todo acto de violencia que interfiera con el sano desarrollo del sistema democrático”, ha agregado.

ORGANISMOS INTERNACIONALES

Además, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha condenado “enérgicamente” los “actos de violencia” registrados en el Capitolio. De forma paralela, ha urgido al Estado a “restablecer la seguridad y el funcionamiento parlamentario”, así como a “investigar rigurosamente los hechos y a las personas que han incitado la violencia y los ataques contra instituciones democráticas, castigando a los responsables y garantizando que no se repetirán”.

“La CIDH pide a los involucrados que eviten usar la violencia y usen los canales institucionales para sus demandas”, ha continuado, urgiendo a los líderes estadounidenses y a los líderes de las protestas a “respetar los procesos e instituciones democráticas”.

Por su lado, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha “condenado” y “repudiado” lo que ha tildado de “atentado contra las instituciones”. “El ejercicio de la fuerza y el vandalismo contra las instituciones constituye un grave ataque contra el funcionamiento democrático”, ha indicado en un comunicado.

Así, la OEA ha exhortado a “recuperar la necesaria racionalidad y a cerrar el proceso electoral conforme a la Constitución y a los procedimientos institucionales correspondientes”. “La democracia tiene su pilar fundamental en la independencia de los poderes del estado, los cuales deben actuar completamente libres de presión”, ha zanjado.

El asalto ha coincidido con la ceremonia convocada en el Congreso para certificar el resultado de las elecciones de noviembre y, por tanto, la victoria del aspirante demócrata a la Presidencia, Joe Biden. El propio Trump ha reafirmado durante la jornada que “nunca” reconocerá la victoria del demócrata.

Fallece la mujer herida de bala en el asalto al Capitolio de EE.UU.

 Una mujer que fue herida de bala este miércoles durante el asalto de manifestantes pro Donald Trump al Capitolio ha fallecido, según indicaron fuentes policiales a varios medios estadounidenses.

La mujer fue trasladada de emergencia con una fuerte hemorragia desde el interior de la sede legislativa durante el asalto de centenares de manifestantes por la fuerza y que se prolongó durante varias horas de tensión.

Según estas fuentes, un miembro de las fuerzas de seguridad disparó contra la mujer dentro del Capitolio durante el caos durante la toma de las instalaciones por una multitud.

El asalto se produjo poco después de que las dos cámaras convinieran para certificar los votos del Colegio Electoral que han dado como ganador de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre al demócrata Joe Biden sobre Donald Trump.

Los miembros de seguridad y policiales del Capitolio desenfundaron armas en el interior de la sede del Legislativo mientras los legisladores y el propio vicepresidente, Mike Pence, que iba a presidir las sesiones de este miércoles, eran evacuados de emergencia.

Varios miembros de las fuerzas de seguridad apuntaron con sus armas a manifestantes desde el interior del pleno de la Cámara de Representantes, una escena inédita en la historia reciente de Estados Unidos.

Finalmente, los agentes sobrepasados dejaron que los manifestantes camparan a sus anchas durante varias horas por el edificio del Capitolio, llegando a ocupar las oficinas de los legisladores o llevarse parte de los símbolos de la sede más importante del gobierno estadounidense.

Trump pidió en un video publicado en las redes sociales que los manifestantes regresaran a casa “en paz”, pero reiteró las acusaciones de fraude, sin fundamento, que han llevado a miles de personas a ocupar Washington.

Durante la mañana, el presidente arengó a sus seguidores y volvió a asegurar que le han robado la victoria electoral ilegalmente.

Trump ha animado a oponerse a la victoria electoral de Biden de todas las maneras posibles, incluso presionando al vicepresidente a rechazar el resultado, verificado por todos los estados de la Unión, para oponerse por primera vez en la historia del país a la certificación electoral.

Alcaldesa de Washington decreta toque de queda

El Capitolio de Estados Unidos es nuevamente seguro, después de que fueron expulsado del recinto todos los partidarios del presidente Donald Trump que violaron uno de los edificios más emblemáticos del país, y llevaron el caos a la capital de la nación, después que Trump instó a sus partidarios a luchar contra el recuento ceremonial de los votos electorales en el Congreso, que confirmará la victoria del presidente electo Joe Biden.

La alcaldesa de Washington DC Muriel Browser dijo en una conferencia pública sobre la seguridad de la ciudad que el toque de queda será impuesto con rigor en el Distrito de Columbia y quienes no lo respeten serán detenidos.

La capital de Estados Unidos entrará en toque de queda a las 6 p.m. (ET), anunció la alcaldesa.

Durante el toque de queda nadie estará autorizado a estar en las calles, excepto las fuerzas del orden y los representantes de medios acreditados.

La alcaldesa se refirió al asalto realizado el miércoles al Capitolio de Estados Unidos como una conducta ilegal y urgió a los residentes a estar alertas y avisar a las autoridades de cualquier acto sospechoso. Pero sobre todo, a mantener la calma.

“Como ustedes han visto en los videos trasmitidos, la conducta que hemos presenciado hoy en el edificio del Capitolio es ilegal, es peligrosa, es lamentable y antipatriótica. Pero sobre todo, es ilegal, cualquiera que realice estas actividades, no será tolerado y debe ser sujeto a la ley”, advirtió Browser.

“Hemos visto hoy un amotinamiento ilegal que no será tolerado”, advirtió en la conferencia el Jefe del Dpto. de la Policía Metropolitana Robert Contee.

Al menos 13 personas fueron arrestadas en el asalto al Capitolio por alborotadores pro-Trump, dijo el miércoles el jefe del Departamento de Policía Metropolitana, Robert Contee.

Las autoridades reportaron la muerte de una mujer que resultó herida de bala en las afueras del Capitolio.